Anfiteatro de Clunia, qué ver en Burgos provincia
Castilla y León España

De Aranda de Duero a la raya con Cantabria: qué ver en Burgos provincia

Escrito por la
el
14 julio, 2021

Imagina un paisaje que se torna de suave y ondulado a orillas del Duero en afilado y abrupto por donde se esconde un Ebro incipiente. Añade bodegas centenarias, monasterios misteriosos, ermitas medievales, pueblos de cuento, una de las ciudades romanas más importantes de Hispania, cascadas, desfiladeros, cañones… Así de estimulante resulta hacer una ruta por Burgos en coche de sur a norte, siguiendo la A-1 hasta la capital burgalesa para continuar por la N-623; vuelta por la N-232. Esa es mi propuesta: un roadtrip haciendo stop en algunos de los más increíbles rincones que ver en Burgos provincia. ¿Arrancamos?

Covarrubias, Burgos

Covarrubias, Burgos

8 paradas esenciales con otras tantas intermedias: Aranda de Duero, capital de una de las mejores comarcas vinícolas de Castilla. Lerma, la villa Ducal. Orbaneja del Castillo, el pueblo de la cascada. Espinosa de los Monteros y sus valles pasiegos, en la raya con Cantabria. ¡Qué maravillosa comarca Las Merindades! La vuelta hacia el sur por el triángulo de las “Raíces de Castilla”: Frías, Oña y Poza de la Sal. Atapuerca y sus yacimientos Patrimonio de la Humanidad. Covarrubias, uno de los pueblos más bonitos de España. Para finalizar esta ruta por Burgos provincia: Peñaranda de Duero, cerrando así el círculo de nuevo en La Ribera. 500 kilómetros de ida y vuelta en un itinerario apasionante entre naturaleza e historia.

20 lugares que ver en Burgos provincia.

  1. Aranda de Duero.
  2. Gumiel de Izán.
  3. La villa ducal de Lerma.
  4. Quintanilla del Agua.
  5. La ciudad de Burgos.
  6. Orbaneja del Castillo.
  7. Monasterio de Rioseco.
  8. Monumento natural de Ojo Guareña.
  9. Espinosa de los Monteros.
  10. San Pantaleón de Losa.
  11. La villa de Oña.
  12. La ciudad de Frías.
  13. Tobera.
  14. Poza de la Sal.
  15. Yacimientos de Atapuerca.
  16. Pineda de la Sierra.
  17. Covarrubias.
  18. Santo Domingo de Silos.
  19. Caleruega.
  20. Peñaranda de Duero.

Fuente: Google maps.

Ruta por Burgos en coche de la Ribera de Duero a la Cordillera Cantábrica.

Tiempo estimado de itinerario: 10 días. Ve con calma. Disfruta del camino. Sugerencia de recorrido:

Primer día: Aranda de Duero.

Comenzamos esta ruta por Burgos en coche al sur de la provincia: la villa de Aranda de Duero se encuentra pegada a la A-1 y es base ideal para explorar esta comarca que presume de tener una de las mejores denominaciones de vino del mundo: la Ribera del Duero. Cuna también del lechazo asado y un festival legendario -el Sonorama- el principal atractivo de Aranda de Duero es recorrer sus bodegas subterráneas centenarias, excavadas durante la Edad Media bajo el casco histórico. Tradición que también se puede saborear mediante una cata en localidades vecinas siguiendo el curso del gran río de Castilla, como Moradillo de Roa donde existe todo un barrio de bodegas y lagares bajo un cerro.

Barrio de bodegas subterráneas de Moradillo de Roa

Barrio de bodegas subterráneas de Moradillo de Roa, qué ver en Burgos provincia

Alojamiento recomendado en Aranda de Duero: Apartamentos Capricho Aranda, en el mismo centro de la ciudad.

Día 2: Aranda de Duero – Gumiel de Izán – Lerma (46,5 km).

En esta segunda jornada de roadtrip por la provincia de Burgos seguimos la A-1 en dirección norte. Destino: la villa ducal de Lerma, Conjunto Histórico y uno de los pueblos más bonitos de España que brilla con luz propia desde el Barroco gracias al mecenazgo de Francisco de Sandoval y Rojas. El valido y favorito del rey Felipe III fue el primer duque de Lerma, dotándola de monumentos como la Colegiata y el Palacio Ducal (hoy Parador de Lerma). Pero antes de entrar en la vega del río Arlanza -con otra rica denominación de origen de vino burgalesa- y deleitarnos con las calles y vistas que inspiraban a Zorrilla, recomiendo hacer parada en Gumiel de Izán. Pueblo que a menudo pasa desapercibido y sin embargo posee, además casas de arquitectura tradicional con entramado de madera, una ermita románica -Santo Cristo de Reveche- y una bonita iglesia parroquial.

Palacio Ducal de Lerma, qué ver en Burgos provincia

Palacio Ducal de Lerma, qué ver en Burgos provincia

Día 3: Lerma – Quintanilla del Agua – ciudad de Burgos (55km).

Uno de los lugares más curiosos que ver en Burgos provincia -muy recomendable además si se va con niños- es el Territorio Artlanza. La escultura más grande del mundo es la creación del alfarero Félix Yánez en Quintanilla del Agua, recreando una aldea medieval. Merece la pena desviarse un poco del camino al decir adiós a Lerma, antes de tomar de nuevo la A-1 en dirección a Burgos, la ciudad del Cid y monumental capital de la provincia.

Territorio Artlanza en Burgos

Territorio Artlanza en Burgos

Un día completo no basta para explorar todos los tesoros de Burgos ciudad. Pero al menos sí para hacerse una idea de lo que ofrece esta ciudad: con 800 años recién cumplidos la catedral de Burgos es una visita imperdible en el corazón de la ciudad. La que para mí es una de las catedrales más bellas de España exhibe majestuosa su gótica fachada, el Cimborrio “más obra de ángeles que de humanos” en palabras de Felipe II bajo el que descansa el Cid Campeador y doña Jimena, la Escalera Dorada, el entrañable Papamoscas o la capilla de los Condestables de Castilla.

Merece la pena subir hasta el mirador del Castillo para contemplar las vistas, acercarse hasta el monasterio de las Huelgas y tomar unas tapas en el casco histórico que seguro dejan ganas de volver. Puedes echar un vistazo a este artículo que escribí sobre mis lugares recomendados donde comer en Burgos, Ciudad Creativa de la Gastronomía por la UNESCO.

Catedral de Burgos

Catedral de Burgos

Mi alojamiento recomendado en Burgos: el NH Collection Palacio de Burgos se encuentra en el centro de Burgos, junto al río Arlanzón y frente a la catedral.

Día 4: La ciudad de Burgos – Orbaneja del Castillo – Monasterio de Rioseco – Ojo Guareña – Espinosa de los Monteros (143km).

Decimos adiós a las agujas de la catedral y ponemos rumbo al norte por la carretera nacional 623. Nos dirigimos a una de las zonas más bonitas que ver en Burgos provincia. La primera parada, a 67 kilómetros de la ciudad de Burgos: el asombroso pueblo de Orbaneja del Castillo con su atronadora cascada -especialmente en época de lluvias y deshielo- cayendo desde la Cueva del Agua. Estamos muy próximos al Cañón del Ebro, un paisaje de arrebatadora belleza. El rumor del Ebro también acompaña en las ruinas del Monasterio medieval de Rioseco, un enclave fantasmagórico que gracias a los voluntarios se va recuperando lentamente.

Monasterio de Rioseco, qué ver en Burgos provincia

Monasterio de Rioseco, qué ver en Burgos provincia

Siguiente parada: las cuevas de Ojo Guareña, Monumento Natural que se esconde bajo las montañas burgalesas formando uno de los mayores complejos kársticos de la península ibérica (110 kilómetros de galerías). Tanto la cueva como la ermita de San Tirso y San Bernabé -con unas espectaculares pinturas murales- se pueden visitar, poniendo la guinda al paraje agreste y salvaje que encontramos ya a estas alturas, al norte de la provincia de Burgos.

Las cuevas de Ojo Guareña, provincia de Burgos

Las cuevas de Ojo Guareña, lugares que visitar en la provincia de Burgos

Para pernoctar no hay lugar mejor en la zona que Espinosa de los Monteros, villa que posee el mayor número de monumentos catalogados de la provincia tras la ciudad de Burgos: la Torre de los Velascos, el Palacio de los Fernández Villa, la Torre de los Azulejos, el Palacio de los Chiloeches o la Torre Berrueza. Aquí se encuentra uno de los alojamientos con más encanto de la zona: la Posada Real Torre Berrueza.

Día 5: Valles pasiegos – Mirador del Salto del Nervión – San Pantaleón de Losa – Oña (153km).

El paisaje que rodea a Espinosa de los Monteros quita el aliento. Montañas y bosques gran parte del año teñidas de blanco en sus cumbres. Por la carretera 570 se asciende hasta el puerto de la Lunada, en la raya con Cantabria o hasta Estacas de Trueba. Arroyos, prados verdes, vacas, cabañas… Son los valles pasiegos burgaleses, que se pueden contemplar en un agradable paseo de unos 16 kilómetros ida y vuelta. Si vas en invierno, a buen seguro están cubiertos de nieve.

Valles pasiegos de Las Merindades

Valles pasiegos de Las Merindades

Seguimos esta ruta por Burgos provincia en coche hasta otro límite: el de la provincia de Álava. Desde el mirador del Salto del Nervión se puede divisar una de las estampas más increíbles de España: con 222 metros es la cascada más alta. Eso sí, hay que asegurarse antes de que lleve agua: el cauce no es constante y en verano suele estar seco. Consejo: para no hacer el viaje en balde lo mejor es llamar antes al ayuntamiento de Berberana (947351108).

Vamos ahora hacia el sur, por la N-629 en dirección a la villa milenaria de Oña. Pero a mitad de camino se impone otra parada: la ermita medieval de San Pantaleón de Losa, uno de los lugares más misteriosos que ver en Burgos provincia, vinculada al mito del Santo Grial.

San Pantaleón de Losa, qué ver en Burgos provincia

San Pantaleón de Losa, qué ver en Burgos provincia

Para dormir en Oña, mi alojamiento recomendado: un hotel rural con encanto en pleno centro, El Rincón del Convento. En la parte del restaurante sirven menús y cocina castellana tradicional burgalesa en un comedor de piedra con chimenea.

Día 6: Raíces de Castilla: Oña, Frías, Poza de la Sal (74km)

El triángulo compuesto por la mancomunidad de municipios Raíces de Castilla lo componen Oña, Frías y Poza de la Sal. Tres localidades monumentales a las que se podría dedicar varias jornadas por la riqueza de su patrimonio. Destacar de Oña el monasterio San Salvador, panteón real de la nobleza y realeza castellana hace un milenio.

Monasterio de San Salvador de Oña, qué visitar en Burgos provincia

Monasterio de San Salvador de Oña, qué visitar en Burgos provincia

Frías, la ciudad más pequeña de España es de cuento, anclada en el tiempo con sus casas colgantes, castillo y puente medieval sobre el Ebro. Si hay tiempo suficiente, es más que recomendable acercarse hasta Tobera: un ratito basta para enamorarse de su cascada, el puente romano y la ermita. En cuanto a la amurallada Poza de la Sal, villa natal de Félix Rodríguez de la Fuente, bajo el castillo de los Rojas (¿estaré a tiempo de reclamarlo?) posee un bonito centro declarado Conjunto Histórico Artístico. Su nombre proviene de las salinas, explotadas desde antes de la época romana.

Frías, ruta por la provincia de Burgos

Frías, ruta por la provincia de Burgos

Día 7: De Oña Atapuerca – Pineda de la Sierra – Covarrubias (168 km).

Hoy seguimos hacia el sur y llegamos a uno de los sitios por excelencia que ver en Burgos provincia: los yacimientos de Atapuerca. Ubicados a tan sólo 15 kilómetros de la capital burgalesa, los restos óseos hallados en la Sima de los Huesos revolucionaron a principios de los 90 a científicos de todo el mundo: habían encontrado una nueva especie de humano, el Homo antecesor. Las excavaciones se pueden visitar en pequeños grupos y previa reserva. Una inmersión en la Prehistoria que se pueden completar con el moderno Museo de la Evolución Humana en Burgos gran centro didáctico de interpretación de Atapuerca donde se exhiben muchos de los hallazgos.

Museo de la Evolución Humana

Museo de la Evolución Humana

Ahora si vamos bien de tiempo propongo un desvío antes de alcanzar Covarrubias: Pineda de la Sierra, en La Demanda. A 1.205 metros de altitud, atrapada entre montañas, este pueblo además de enmarcarse en un entorno idílico posee Iglesia románica de San Esteban Protomártir, con una galería porticada del siglo XII. Sería magnífico disponer de más días para explorar la sierra de la Demanda en su parte burgalesa: las lagunas glaciares de Neila, Quintanar de la Sierra o la Vía Verde de la Demanda son algunos de sus grandes atractivos de una de las zonas de naturaleza más bonitas de la provincia de Burgos.

Covarrubias, “la cuna de Castilla”.

Llamada así porque el primer conde de Castilla, Fernán González -quien encerró a su hija Urraca en el torreón por enamorarse de un pastor- convirtió a la villa medieval en capital del Infantazgo. Covarrubias enamora en cuanto pisas su empedrado: es uno de los pueblos más bonitos de España. A las afueras se localiza la capilla de San Olav, promesa cumplida a la princesa vikinga Cristina de Noruega. Su sepulcro fue encontrado por casualidad en la Colegiata.

Torreón de Fernán González en Covarrubias

Torreón de Fernán González en Covarrubias

¡Explorar todo lo que ver en Covarrubias puede llevar, sin duda, unas cuantas horas muy bien aprovechadas!

Visita a la Colegiata de Covarrubias

Visita a la Colegiata de Covarrubias

Toma nota de mi alojamiento recomendado en Covarrubias: el Hotel Doña Sancha.

Día 8: Covarrubias – Santo Domingo de Silos – Sad Hill – Caleruega (46km).

Hoy seguimos explorando la comarca del Arlanza: el monasterio de Santo Domingo de Silos, abadía benedictina con más de mil años de historia es un imprescindible que ver en Burgos provincia. Si hay ganas de aventura nos podemos acercar hasta el desfiladero de La Yecla, cuyo recorrido sobre el agua, por las paredes verticales, discurre por una pasarela. Sin dejar de visitar un mítico del western: Sad Hill, el cementerio de la película “El bueno, el feo y el malo” ¡está en Burgos!

El final de la jornada viajera nos llevará de vuelta a la Ribera del Duero: Caleruega, cuna de Santo Domingo de Guzmán -el fundador de la orden de los Dominicos-. ¿Sus principales atracciones? La iglesia románica de San Sebastián, el torreón de los Guzmanes y el Real monasterio de Santo Domingo de Caleruega -aún hoy habitado por monjas dominicas-. Lo que quede pendiente por visitar se puede completar a la mañana siguiente, tras descansar en la Casa Rural el Torreón, un alojamiento con mucho encanto.

Día 9: Caleruega – Clunia Sulpicia – Peñaranda de Duero (29 km).

Últimos kilómetros por recorrer en esta provincia de Burgos pero con mucho jugo: vamos a visitar Clunia Sulpicia, una de las ciudades romanas más importantes de Hispania en la época del emperador Tiberio. En el que hoy resulta un paraje árido y desolado se ubica, aprovechando la pendiente del terreno, un anfiteatro que tenía capacidad para 10.000 espectadores. Desde esta espectacular entrada se accede a los restos de una urbe que brilló entre los siglos I y III de nuestra era. Aún son visibles las termas, el foro, varias viviendas con exquisitos mosaicos.

Restos de la ciudad romana de Clunia Sulpicia en Burgos

Restos de la ciudad romana de Clunia Sulpicia en Burgos

En la bonita Peñaranda de Duero, coronada por un castillo del siglo X, damos por finalizada esta completa ruta en coche por la provincia de Burgos. Puedes seguir viajando por Castilla y León con estas otras propuestas en el blog:

9 rutas increíbles por Castilla y León (1 por provincia)

La cueva de los Franceses, un tesoro subterráneo en la Montaña Palentina

Código ético: este artículo contiene enlaces de afiliados. Esto significa que si compras o reservas a través de mi web obtengo una pequeña comisión, sin que por ello se incremente el precio final. Así me ayudas a seguir con el blog. Todo lo que cuento en este artículo sobre qué ver en Burgos provincia está basado en mi propia experiencia. 

TAGS
1 Comentario
  1. Responder

    CAROLINA

    20 julio, 2021

    ME ENCANTA

DEJA UN COMENTARIO