Dónde comer en Burgos ciudad de la gastronomía
Castilla y León España Viajar y comer

Devorando Burgos, Ciudad Creativa de la Gastronomía

Escrito por la
el
5 diciembre, 2019

Coge un espejo y mírate. Ante ti una nueva especie: el ‘Homo gastronomus’. Un ser que en millones de años ha evolucionado su forma de alimentarse convirtiendo una necesidad biológica en placer para los sentidos. Si nuestros antepasados – los primeros europeos datados- sobrevivían en las simas de Atapuerca con los víveres a disposición, hoy ese sapiens más allá de transformar su entorno ha convertido en arte la nutrición: ha creado la gastronomía. Una destreza que se cultiva en todas las partes del mundo jugando con la materia a través de texturas, colores y sabores con el fin de seducir al paladar. Y en qué lugar mejor que Burgos, capital de la evolución humana, para hacer un viaje culinario. Más allá de la morcilla y el lechazo, este oficio se reinventa. Tanto, que ha ganado la distinción de Ciudad Creativa de la gastronomía por la Unesco. Vamos de «caza» a por los mejores platos y bocados. Te cuento dónde comer en Burgos en una ruta del deleite.

Aperitivo en el Cobo vintage, Burgos

Aperitivo en el Cobo vintage, Burgos

Dónde comer en Burgos, la Ciudad Creativa de la gastronomía. 

«¿Vas a Burgos? ¡Trae una morcilla!» Es complicado alejarse de la tradición. De esos productos de toda la vida que se asocian automáticamente a la ciudad del Cid. También, innecesario. Los alimentos de siempre son fuente de innovación y conviven con el renacer gastronómico de Burgos. «Te he traído morcilla, sí. Crujiente en forma de nachos». Su creadora, una chef con mucho arte que es la primera a quien voy a visitar en esta ruta de bares y restaurantes burgaleses.

Maricastaña, Burgos

Maricastaña, dónde comer en Burgos

En tiempos de Maricastaña.

Camino por el Paseo del Espolón, «el salón de la ciudad». Antes de cruzar bajo el Arco de Santa María -una de las doce antiguas puertas de la Burgos medieval- me detengo ante el escaparate de un restaurante moderno. De luces cálidas, acogedoras, el Mariacastaña gastrobar se divide en dos espacios: uno de mesas y sillas altas, de madera, ideal para tapear. Al fondo, la sala donde dejarse sorprender con una carta que aúna tradición con actualidad. Primera propuesta: morcilla de Burgos con crema de pimientos de piquillo; totopos de morcilla y pastel de hongos de temporada. Lo que bien empieza, mejor acaba.

Morcilla de Burgos en el Mariacastaña

Morcilla de Burgos en el Mariacastaña

Una cena diferente en el Blue Gallery

Cenar rico y distinto en un barrio de extrarradio. Estas son las propuestas del chef Saúl Gómez para convencerme que no sólo a la vera de la catedral burgalesa se crea y se innova para disfrute de los comensales: una ostra con escabeche de setas; cangrejo con salsa picante; langostino con kimchi coreano; gyozas de lechazo… Lo más típico burgalés aderezado con tintes asiáticos para un local al que merece la pena acercarse.

Ostra en el Blue Gallery

Ostra en el Blue Gallery

La estrella de Burgos: el Cobo Vintage.

El único estrella Michelín de la ciudad de Burgos lleva la firma de Miguel Cobo, santanderino afincado en Burgos famoso gracias a llegar a la final del popular programa de televisión Top Chef. En su laboratorio -más que cocina- experimenta hasta el límite para fusionar lo propio de la tierra de Castilla con el Cantábrico. A su mesa degusto un espectacular menú inspirado en la evolución humana. Ejemplos: angulas de tierra con zamburiñas noisette, y jugo de verduras cítricas, o la croqueta mas deliciosa que he probado en mi vida. No, aunque soy andaluza prometo que no es exageración… Si me preguntas dónde comer en Burgos te responderé que el mejor restaurante es el Cobo Vintage.

Merluza en el restaurante Cobo Vintage

Merluza de «El Vallés» en el restaurante Cobo Vintage

Cantos y pinchos en la Vermutería Victoria.

Son las 22 horas en esta vermutería genuina a dos pasos de la catedral. Como cada noche se repite la tradición: cantar el Himno de Burgos. Para quienes no lo sabemos una pequeña ayuda: las estrofas aparecen escritas en la parte de atrás de las servilletas. Pintoresco y divertido, es sólo una anécdota que se completa en un local fresco, con vermut clásico y pinchos deliciosos recreación de una velada perfecta e informal con amigos de siempre. Inolvidable.

Pinchos en la vermutería Victoria, dónde comer en Burgos

Pinchos en la vermutería Victoria, dónde comer en Burgos

El huerto de Roque es indie. 

No hay que andar mucho desde la Victoria a uno de mis bares favoritos de Burgos. Soy fácil: ya con la música me ha ganado y que pinchen Lori Meyers mientras degusto un Ribera puede ser el plan más perfecto del mundo mientras fuera llueve. Si además añadimos una cata de vinos del lugar con Lust for wine acompañada de platos sugerentes no se puede pedir más. Advertencia: hay que probar el mejillón tigre, tan rico que te comerás hasta la cáscara.

Bocados vegetales en el Huerto de Roque, Burgos

Bocados vegetales en el Huerto de Roque, Burgos

La mejor tapa de España en la Jamada.

El ir de tapas en Burgos es religión. La calle de San Lorenzo, la más característica. Una parada obligatoria de la zona: La Jamada. Con una carta creativa que invita a dar un paseo por el mundo sin salir de la ciudad, es obligatorio probar la tapa ganadora. Un bocado triunfador que se llevó el primer premio del campeonato nacional de pinchos y tapas 2019. Obra de Javier Ruiz a base de «pollo escalmendrado», joven promesas de la gastronomía burgalesa.

Tapa ganadora en La Jamada

Tapa ganadora en La Jamada

De pinchos en El Pez.

Totalmente diferente es el ambiente en la tienda de conservas gourmet y bar de barrio con pinchos El Pez. Ubicado cerca de Santa Clara, las frases de la pizarra despiertan una sonrisa entre caña y caña. Anchoas, bonito con pimientos o cecina que saborear en ese genuino bareto del que no me costaría nada hacerme asidua. Yo, volveré cuando retorne a Burgos.

El Pez, Burgos

El Pez, Burgos

Tartas en la Bóveda de Burgos.

Y si después de tanto comer queda hueco para el postre, la oferta de tartas artesanas acompañada de una infusión o cóctel digestivo en La Bóveda de Burgos es la guinda del pastel para gente golosa e insaciable. No es mi caso pero a pesar de que no soy fan del dulce la de queso al horno resulta maravillosa.

Tartas en La Bóveda, Burgos

Tartas en La Bóveda, Burgos

Vinos y cervezas de Burgos.

¿Para beber? Nada mejor para acompañar el listado de los anteriores manjares que la producción local. Cerveza artesana Dolina y vinos de la provincia Burgos: la Ribera de Duero y la D.O. Arlanza, con más personalidad y fortaleza.

Dolina, cerveza artesana de Burgos

Dolina, cerveza artesana de Burgos

Os lo aseguro: beberse y comerse Burgos es una dicha. Luego, para evitar la indigestión, sólo hay que subir al castillo, recorrer las salas del museo descubriendo los misterios de la Evolución Humana o caminar hasta las Huelgas. ¿Puede haber una mejor combinación que patrimonio, arte y gastronomía? En Burgos, lo tienes todo.

Sigue mis gastrorutas en el blog:

Agradecimientos: gracias al Ayuntamiento por la invitación a conocer esta deliciosa faceta de Burgos, ciudad creativa de la gastronomía. Todo lo que he escrito sobre dónde comer en Burgos está basado en mi propia experiencia. 

TAGS

Deja un comentario

avatar