Tobera, ruta en coche por Las Merindades de Burgos
Castilla y León España

Cascadas, ermitas y monasterios medievales: ruta por Las Merindades de Burgos

Escrito por la
el
30 marzo, 2020

Atardece en las ruinas del monasterio de Santa María de Rioseco. Hemos aparcado al comienzo de la cuesta, donde llega el rumor de un joven río Ebro, atrapado entre desfiladeros. Las últimas luces del día aportan un aura fantasmal y romántica a los pilares desnudos devorados por la maleza. El eco de nuestros pasos se desvanece al pisar la hierba que cubre hoy el que fuera esplendoroso claustro medieval. Acabo de comenzar mi ruta en coche por Las Merindades de Burgos, al norte de la provincia, y ya estoy asombrada -e impaciente- por todo lo que me espera en esta zona donde naturaleza y monumentos confluyen en uno de los paisajes más bellos de Castilla. Mi destino es Espinosa de los Monteros, pueblo señorial en el límite con Cantabria y «base» de estos días descubriendo sus tesoros. El recorrido promete.

Monasterio de Rioseco, Las Merindades

Monasterio de Rioseco, Las Merindades

¿Y qué voy a encontrarme en Las Merindades? Sugerentes cascadas que invitan al descanso, siendo remanso de paz en verano o primavera. La ciudad más pequeña de España: Frías. Uno de los complejos kársticos más extensos del mundo: las misteriosas cuevas de Ojo Guareña con la ermita pintada de San Bernabé. Villas monumentales con castillos levantados por familias de la alta nobleza: los Velasco… Es increíble pensar cómo una comarca condensa tantos atractivos de naturaleza y patrimonio. De todos los roadtrips que he hecho por España, y van unos cuantos, conocer todos estos lugares que ver en Las Merindades de Burgos me ha hecho situarlo como uno de los tops. Y es que sumergirse en el verde profundo de un paisaje más propio de la cornisa cantábrica que de Castilla, regado de arte románico, es todo un privilegio. ¿Te apuntas?

Paisaje de Las Merindades

Paisaje de Las Merindades

Mapa de Las Merindades, norte de Burgos.

  1. Espinosa de los Monteros.
  2. Montaña Pasiega (Estacas de Trueba).
  3. Cuevas de Ojo Guareña.
  4. Puentedey.
  5. Cascada de la Mea.
  6. Medina de Pomar.
  7. Monasterio de Rioseco.
  8. San Pedro de Tejada.
  9. Ermita de San Pantaleón de Losa.
  10. Monte de Santiago y Salto del Nervión.
  11. Cascada de Pedrosa de la Tobalina.
  12. Ciudad medieval de Frías.
  13. Cascada de Tobera.
  14. La villa de Oña.

Fuente: Google maps.

Qué ver en las Merindades en 3 ó 4 días, ruta en coche.

Empezamos el itinerario por el punto más al norte, Espinosa de los Monteros y sus valles pasiegos limítrofes con Cantabria, para movernos en dirección sur. Terminaremos nuestra ruta en coche por Las Merindades en dos de los municipios pertenecientes a las «Raíces de Castilla»: la villa de Oña y la ciudad de Frías, considerada como uno de «Los pueblos más bonitos de España». Comencemos.

La villa de Oña

La villa de Oña

La monumental Espinosa de los Monteros.

El frío aprieta al llegar de noche a Espinosa de los Monteros. Villa apacible, con menos de 2.000 habitantes, presume de tener el mayor número de monumentos catalogados de toda la provincia de Burgos, tras la capital. La ruta heráldica tras las huellas de sus distinguidos ocupantes en los tiempos de esplendor, conduce de la medieval Torre de los Velasco al Palacio renacentista de los Fernández-Villa. El Palacio de los Marqueses de las Cuevas de Velasco fue mandado a construir por el rey Felipe IV. Otro monumental edificio, el Palacio de Chiloeches, domina la plaza de Sancho García, el corazón del pueblo cuya tranquilidad sólo se rompe al toque de las campanas de la iglesia de Santa Cecilia.

Espinosa de los monteros

Espinosa de los monteros. Ruta en coche por Las Merindades de Burgos

Alojamiento en Las Merindades. 

Como no podía ser de otra forma, en Espinosa de los Monteros nos alojamos en otro de esos castillos transformado hoy en Posada RealTorre Berrueza, un hotel rural con mucho encanto así como un excelente desayuno y cena.

Posada Real en Espinosa de los Monteros

Posada Real en Espinosa de los Monteros

En las lindes de Cantabria: la Montaña Pasiega.

El paisaje que rodea Espinosa de los Monteros no puede ser más bucólico. Ríos de agua limpia y fresca. Prados verdes con vacas pastando. Altas montañas cubiertas de nieve en las cumbres. Típicas cabañas con el tejado de lastra… Se puede circular en coche hasta Lunada -la estación de esquí- o Estacas de Trueba, para admirar un paisaje de pura naturaleza con el encanto rural de antaño. En el kilómetro 21, bajo el puente, se ubica la fotogénica cascada de Guarguero. Más vale llevar abrigo: el invierno llega pronto y demora en marcharse de estos lares.

Valles pasiegos de Las Merindades

Valles pasiegos de Las Merindades

Las Cuevas de Ojo Guareña.

A 16 kilómetros de Espinosa se ubica uno de esos lugares imprescindibles que ver en Las Merindades de Burgos: el Monumento Natural de Ojo Guareña. 110 kilómetros de galerías subterráneas donde la principal atracción que hay para visitar -además de un sorprendente paisaje- es la Cueva y Ermita de San Bernabé. Un singular templo cuyas paredes rocosas están decoradas con murales de los siglos XVII y XVIII. Puedes leer más información en este artículo que escribí sobre visitar las Cuevas de Ojo Guareña.

Las Cuevas de Ojo Guareña

Las Cuevas de Ojo Guareña

La Cueva Palomera también es accesible, previa reserva, con guía habilitado a través de unas galerías casi vírgenes. Se puede consultar el horario de visitas en la web oficial: Merindad de Sotocueva.

Murales de la ermita de San Bernabé

Murales de la ermita de San Bernabé, ruta en coche por Las Merindades de Burgos

Puentedey sobre el río Nela.

Seguimos capturando más fotogramas encantadores recorriendo Las Merindades. ¿Puede haber un rincón más cautivador que Puentedey? El «Puente de Dios» que el agua durante miles de años esculpió en la roca, formando un arco natural sobre el que se sostiene el pueblo. Además de subir al mirador de San Andrés, junto al cementerio, merece la pena acercarse a la cascada de la Mea, en una sencilla ruta a pie o a 5 minutos en coche en dirección a Quintanilla Valdebodres -según vayamos de fuerzas y tiempo-. Sin duda uno de los pueblos con más encanto de la provincia de Burgos.

Puentedey, Las Merindades

Puentedey, Las Merindades

Medina de Pomar, el municipio más poblado de Las Merindades.

Siguiendo al río Nela alcanzamos el núcleo de población más importante de la comarca, ubicada en el corazón de Las Merindades. La Ciudad de los Manzanos fue «lugar del rey y fue siempre de los reyes», como se señala en las crónicas medievales. En aquellos tiempos en que la dinastía de los Trastámaras reinaban Castilla, fue concedido como señorío al Camarero Mayor del Rey, Pedro Fernández de Velasco. Es por ello que Medina de Pomar hoy cuenta con un envidiable patrimonio, palpable en las casas blasonadas de su casco histórico.

Alcázar de los condestables de Castilla, Medina de Pomar

Alcázar de los condestables de Castilla, Medina de Pomar

El alcázar de los Condestables de Castilla, que alberga hoy el Museo histórico de las Merindades. La calle Mayor recuerda que esta ciudad amurallada fue refugio de un cansado emperador, Carlos V, de camino a su último retiro. El panteón de la familia Velasco, ya extinta, que dominó Medina de Pomar y los territorios de Las Merindades durante siglos, se encuentra en el monasterio de Santa Clara, a las afueras de la ciudad amurallada.

Medina de Pomar

Medina de Pomar

A mí particularmente me gustó Medina de Pomar por conservar intacto su encanto antiguo y, a la vez, estar salpicada de toques de modernidad. Gracias a las muestras de arte urbano, con murales en paredes y pinturas en paneles con forma de manzana, dotando a sus calles y plazas de alegría y color.

Las ruinas del Monasterio de Rioseco.

Seguimos avanzando por sinuosas carreteras en un inspirador paisaje. En esta ruta en coche por Las Merindades burgalesas otra parada esencial es el valle de Manzanedo. Un agreste y aislado panorama dio cobijo durante la Edad Media a monjes del Císter, que vivieron a orillas del Ebro dedicados al huerto y la oración en el Monasterio de Santa María de Rioseco. Abandonado durante la desamortización de Mendizábal en el siglo XIX, durante los años siguiente fue cayendo en la ruina y el olvido. Hoy su maltrecho esqueleto arroja una idea de la inmensidad y la belleza que un día fue. Una organización de voluntarios intenta rescatarlo en las últimas décadas, siendo posible sumarse a los trabajos de reconstrucción que realizan cada verano de manera altruista.

monasterio de Rioseco

Monasterio de Rioseco, ruta en coche por Las Merindades burgalesas

San Pedro de Tejada.

Merindad de Valdivielso, Puente-Arenas. Estamos ahora en el sur de Las Merindades para contemplar una joya románica como es la ermita de San Pedro de Tejada. A los pies de la sierra de la Tesla se construyó este templo en sillería a principios del siglo XII. Con una planta de cruz y una torre, no hay que perder detalle del alero, donde se adivinan esculpidos en piedra una serie de músicos, animales o acróbatas. Visitarla por dentro es posible -abre todos los días en periodo estival y durante los fines de semana el resto del año-. Muy recomendable hacerlo a la hora del atardecer, cuando el sol poniente penetra por la ventana, iluminando el altar. Aunque su retablo, de principios del siglo XVI, se exhibe hoy en el museo de Burgos.

San Pedro de Tejada

San Pedro de Tejada, fuente: @turismoburgos

Ermita de San Pantaleón de Losa.

Otro tesoro románico de Las Merindades, vinculado al mito del Santo Grial y los caballeros templarios. Enmarcada en la sierra Salvada -la tradición ubicaba el Grial en un lugar llamado Mont-Salvant– de lejos, la loma sobre la que se erige esta ermita se asimila a la quilla de un barco. Ascender hasta la puerta de San Pantaleón ya ofrece el regalo de un paisaje extraordinario. Su portada de rica decoración invita a penetrar a la pequeña y misteriosa iglesia, compuesta por dos naves, la primitiva románica y otra gótica. Imprescindible.

San Pantaleón de Losa

San Pantaleón de Losa, ruta en coche por Las Merindades de Burgos

Monte de Santiago y Salto del Nervión.

Otro día más recorriendo Las Merindades. Muchos kilómetros de naturaleza que dejan pasmada y, sin embargo, aún queda hueco para impresionarse ante el salto del agua más alto de España con 222 metros de altura, el del Nervión, por una vertical pared de roca pura. Eso sí: sólo lleva agua en épocas de lluvia. Así pues, para asegurarse de contemplar la cascada que marca el límite entre Burgos y Álava, lo mejor es llamar al ayuntamiento al que pertenece: el municipio burgalés de Berberana.

Cascada de Pedrosa de la Tobalina.

Que en esta ruta en coche por Las Merindades burgalesas había variedad de cascadas, ya lo avisé al comienzo del artículo. Ubicada en Pedrosa, las aguas del río Jerea, afluente del Ebro, se desploman en un rincón de absoluta armonía para los sentidos.

Cascada de Pedrosa de Tobalina

Cascada de Pedrosa de Tobalina, fuente: Turismo de Burgos

Frías, la pequeña ciudad medieval. 

Retomamos la ruta ahora hacia Frías, pequeña ciudad medieval detenida en el tiempo. Su puente da acceso a uno de los catalogados como «Pueblos más bonitos de España», por el estado de conservación de sus calles y castillo. Fortaleza que corona el cerro y domina la ciudad. Adivinad a quién perteneció… Sí, a la familia de los Velasco, también duques de Frías. Las calles de la vieja Judería, plazas, conventos, las «casas colgadas»… Dibujan un lugar digno de un cuento. Por algo es de los lugares más populares y visitados de Las Merindades y todo Burgos.

Frías, ruta en coche por Las Merindades de Burgos

Frías, ruta en coche por Las Merindades de Burgos

Próxima a Frías, hay que parar para contemplar una de las cascadas más bonitas de la provincia de Burgos: la cascada de Tobera.

Cascada de Tobera, ruta en coche por las Merindades

Cascada de Tobera, ruta en coche por las Merindades, fuente: @turismoburgos

Alojamiento en Frías.

La ciudad de Frías es otra localización excelente, en la parte sur de Las Merindades, para reservar alojamiento y, desde ella, explorar en coche los alrededores. Las casas rurales o pequeñas hospederías regentados por la población local, siempre son la mejor opción, para apoyar al pequeño propietario.

La villa de Oña.

Llegamos al final de esta ruta de varios días explorando los mejores planes que hacer en Las Merindades con un colofón a la altura: la villa de Oña. Surcada por otro afluente del Ebro, el río Oca, a los pies de los montes Obarenes, Oña realmente se ubica entre la comarca de La Bureba y Las Merindades. Pero, estando en la zona, sería pecado mortal no hacerle una visita. ¿Motivos? San Salvador, monasterio que hizo de panteón real de los reyes de Castilla durante la Edad Media. Los sepulcros, tallados en madera de estilo gótico – mudéjar compiten en belleza con las pinturas flamencas que los acompañan. En el claustro gótico se respira la paz monacal del que le dotó Simón de Colonia, arquitecto responsable de la Capilla de los Condestables de la Catedral de Burgos.

Monasterio de San Salvador de Oña

Monasterio de San Salvador de Oña

Aquí nos despedimos ya de Las Merindades. Si vamos con tiempo suficiente, podemos acercarnos hasta Orbaneja del Castillo, famoso pueblo burgalés por su hermosa cascada que lo atraviesa. Eso sí, mejor visitarlo entre semana: en días festivos se dice que está anegado de turistas. Algo que contrasta -a mi parecer- con el sosiego de todos esos escenarios fabulosos de esta ruta entre cascadas, ermitas y pueblos antiguos. Créeme que cuando cambie la estación -del ocre al blanco, del blanco al verde- tocará regresar en busca del agua, las montañas y todos esos paisajes que se habrán transformado de manera mágica y sorprendente. Dime la verdad… ¿Esperabas el norte de Burgos así?

Paisaje del norte de Burgos, Las Merindades

Paisaje del norte de Burgos, Las Merindades

Sigue viajando por Castilla y León en el blog:

Agradecimientos: gracias a Turismo de Burgos por invitarme a realizar esta ruta en coche por Las Merindades. Todo lo que he escrito en este artículo está basado en mi propia experiencia. 

3.7 3 votes
Article Rating
ETIQUETAS
guest
11 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
Baldu
Baldu

Muy interesante. Pero no se ha incluido el Valle de Mena. También es de las Merindades. Y tiene muchas cosas interesantes que ver.

María José López
María José López

Puedo poner en un grupo de BURGOS fotos y escritos tuyos para que la gente de Burgos vaya a visitar los sitios xq estoy es cultura y creo que hay que compartir pero me han llamado la atención por hacerlo sin mala intención espero tú respuesta muchas gracias

Cristina
Cristina

Gracias x el reportaje!Yo añadiría Poza de la Sal,una villa medieval cerca de Oña,q además forma parte de la ruta Raíces d Castilla.

Patricia Rojas
Barcelona

¡Hola! Soy Patri, periodista y apasionada de los viajes. Andaluza de Motril (Granada) desde 2013 escribo en lacosmopolilla.com relatos de lugares y gentes del mundo. En mi web encontrarás completas guías de países y ciudades, consejos para ahorrar viajando, rutas en coche o artículos sobre gastronomía local. ¿Viajamos juntas?

Miembro de
HTB logo   ANDTB logo   Manifiesto logo