España Galicia

De Santiago a la playa de las Catedrales: ruta por Galicia en coche

Escrito por la
el
13 abril, 2020

Hoy puse música celta y dejé volar la mente con su melodía hasta las costas del Atlántico. Allí donde huele a sal y a lluvia fresca. Se funden el verde de los prados y el azul del océano; se acaban los caminos y la Tierra. Un lugar mágico llamado Galicia donde siempre he sido feliz desde que la pisé por primera vez, cuando sólo era una niña. En cuanto sea libre, regresaré para de gozar esas ciudades y pueblos que me regalaron tan buenos momentos. ¿También tienes ganas de recorrer esta región genuina? He trazado una ruta por Galicia en coche de 10 días por algunos de mis sitios favoritos: desde Santiago de Compostela, con su impresionante catedral tallada en piedra a otra esculpida por el Cantábrico en arena y roca, pasando por el mismo fin del mundo. En el itinerario, algunos rincones secretos de Galicia, esos que sólo conocen los locales. ¡Vamos!

Molinos de Verdes

Molinos de Verdes, ruta por Galicia en coche, A Coruña

Paso 1. Organizar un viaje a Galicia.

Con cuatro provincias -a cuál más bonita- la elección de lugares que visitar en Galicia es compleja. Dependiendo de los días que se tenga y del punto de partida lo ideal sería comenzar en una de sus ciudades principales -el aeropuerto de Santiago, Vigo o A Coruña- y desde él desplazarnos en coche a las Rías Baixas, la Costa da Morte, la desconocida Ourense o la Mariña Lucense ya en el Cantábrico. De todas estas rutas recomendadas por Galicia he elegido las dos provincias del norte: Lugo y A Coruña. Una combinación de paisajes de ensueño y naturaleza salvaje con monumentos, cultura y gastronomía. Un viaje de ida y vuelta desde la capital gallega -Santiago- hasta la famosa playa de las Catedrales por carreteras comarcales, admirando un panorama abrupto. Espero que te guste y que, a la próxima, quieras repetir explorando Pontevedra u Ourense, esa Galicia sin playa que deberías conocer.

Ría de Ferrol

Ría de Ferrol

Un viaje en coche por Galicia: De Santiago a la playa de las Catedrales. 

Partiendo, pues, esta ruta por Galicia en coche desde Santiago de Compostela, te recomiendo que reserves previamente el coche de alquiler para recogerlo nada más aterrizar en el aeropuerto. En cuanto a los alojamientos, si se viaja en temporada alta -verano u otros periodos vacacionales como Semana Santa- también sería lo más acertado para no perder tiempo en su búsqueda o encontrar la desagradable sorpresa de que está todo ocupado. Especialmente en los lugares más apartados, pequeñas aldeas -por la escasez- o enclaves muy turísticos como Ribadeo, donde la afluencia ha hecho que en periodo estival se haya restringido el acceso a la playa de las Catedrales.

Ovejas en Razo, Costa da Morte

Ovejas en Razo, Ruta por Galicia en coche: Costa da Morte

Itinerario: qué ver en Galicia en una ruta de 10 días. 

  1. Santiago de Compostela.
  2. Noia.
  3. Castro de Baroña.
  4. Cascada de Ézaro.
  5. Finisterre.
  6. Playa de los Cristales.
  7. Molinos de Verdes.
  8. Molinos de Ribera (Malpica).
  9. Punta Nariga.
  10. Razo.
  11. A Coruña.
  12. Fragas do Eume.
  13. Ferrol.
  14. San Andrés de Teixido.
  15. Estaca de Bares.
  16. San Martiño de Mondoñedo (Foz).
  17. Playa de las Catedrales.
  18. Mondoñedo.
  19. Lugo.

Ruta por Galicia en coche, mapa. Fuente: Google maps.

Día 1: Santiago de Compostela: la encantadora capital de Galicia. 

Santiago enamora. No podría imaginar mejor enclave para comenzar un viaje por algunos de los lugares más bonitos de Galicia. Tal vez sea por su ambiente, de constante trasiego de peregrinos felices que acuden a abrazar al Santo tras el largo Camino. O tal vez por el espíritu universitario que impregna las travesías principales de alegres tabernas, donde se bebe Estrella de Galicia y vino Ribeiro acompañado de pulpo o mejillones. Puede que por esa gaita que resuena en puentes o callejones… Quizá por todo a la vez.

Peregrino en la plaza del Obradoiro, ruta en coche por Galicia, Santiago

Peregrino en la plaza del Obradoiro, ruta en coche por Galicia, Santiago

La Catedral de Santiago, con la imponente fachada del Obradoiro, es una de las más bellas y monumentales de Europa, cuyo toque de campanas es una llamada a lo celestial. He estado varias veces disfrutando de Santiago, con solazo y con lluvia, y es una urbe para saborearla despacio. Detenerse en sus plazas -Las Platerías, la de Abastos…- claustros y monasterios, leer unos versos de Rosalía a su sombra, con las inspiradoras vistas del Parque Alameda.

Catedral de Santiago de Compostela

Catedral de Santiago de Compostela

Toma nota: los horarios de apertura de los monumentos de la ciudad los puedes encontrar en la web oficial de Turismo de Santiago de Compostela.

Frutería en el centro de Santiago de Compostela

Frutería en el centro de Santiago de Compostela

Segundo día: De Santiago a Noia. (38 km; 40 minutos). 

¡Nos despedimos de Santiago y ponemos en ruta! La carretera serpea por un paisaje boscoso en busca de la desembocadura del río Tambre. No vamos muy lejos: Noia, a 40 kilómetros de la ciudad compostelana. Ubicada al sur de la ría que comparte con Muros, es la más septentrional de las Rías Baixas. Fuera de época estival, la villa medieval de Noia es apacible y silenciosa. El corazón del centro histórico lo ocupa la iglesia de San Martín, en cuya fachada de piedra gris destaca un rosetón gótico. Noia posee un misterioso cementerio Alto Medieval, de los más vetustos de Europa. Según cuenta la leyenda, su tierra la trajeron los marineros desde la misma Palestina. En la necrópolis se conservan laudas gremiales con más de un milenio. Las más valiosas se guardan en el interior de la iglesia de Santa María a Nova.

Laudas gremiales en el cementerio de Noia

Laudas gremiales en el cementerio de Noia

¿Sobra tiempo? Podemos reservar la tarde para acercarnos 20 kilómetros al sur de Noia: Castro de Baroña,  en Porto do Son, son los vestigios de un asentamiento celta durante la Edad del Hierro (siglo I a.C.) Para pernoctar, apunta un alojamiento con encanto en Noia: la Casa do Torno.

Si te parece que los paisajes de Rías Baixas son excepcionales… ¡Prepárate para sucumbir a la fascinación en la Costa da Morte! 

Costa da Morte, ruta en coche por Galicia

Costa da Morte, ruta en coche por Galicia

Día 3: Noia – Fisterra, camino al fin del mundo. (91 km; 1 hora 40 minutos).

Tercera jornada en esta ruta por Galicia en coche y mi propuesta es bordear la ría de Muros hasta el Cabo de Finisterre, siempre por la línea de costa (carretera AC-550). Un paisaje azotado por el frío viento y el océano implacable, cada vez más desolado, según nos acercamos a aquel lugar señalado por los romanos como «Finis Terrae», el fin de la Tierra. Pequeños pueblos de pescadores quedan a un lado de la carretera, entre las montañas y acantilados cubiertos de bosques atlánticos: Lariño, Lira, Sofan, Caldebarcos, Carnota, Quilmas… Hasta llegar al monte O Pindo.

La Cascada de Ézaro.

No es un sueño. Tampoco las Tierras Altas de Escocia o Islandia. Es uno de los lugares más espectaculares de Galicia: el rugido del río Xallas precipitándose al mar en un salto de 40 metros de altura. La Cascada de Ézaro. Carretera arriba, desde el mirador la vista se pierde en la inmensidad del océano más allá de una irregular costa que parece trazada con un compás caprichoso. Ya estamos cerca de nuestro siguiente objetivo y donde acabará el día. El final de los finales: Fisterra. Aunque, para nosotras, sólo será un punto y aparte.

Cascada do Ézaro, ruta por Galicia en coche de 10 días

Cascada do Ézaro, ruta por Galicia en coche de 10 días

El Cabo de Finisterre.

Un hito de piedra al borde del mar señala el kilómetro cero del Camino de Santiago. La senda milenaria acaba en un escarpado acantilado donde los pueblos antiguos rendían culto al sol, antes de ser tragado en una llamarada por las aguas. Emocionante escenario para contemplar una puesta de sol mítica, mientras se prende la linterna de luz del faro más importante de toda la Costa da Morte gallega.

Faro, Cabo Finisterre

Faro, Cabo Finisterre

El «fin de la Tierra». 

Tiempo entonces -o tal vez antes del ocaso- de explorar la pequeña y medieval Fisterra, una villa marinera con capillas de piedra, plazuelas, travesías de tabernas que conducen al puerto y la lonja, protegida antaño de los piratas por el castillo de San Carlos (hoy museo de la Pesca). Echa un vistazo a este artículo que escribí sobre qué ver en Finisterre, el fin del mundo de Galicia.

El puerto de Fisterra, ruta por Galicia en coche

El puerto de Fisterra, ruta por Galicia en coche

Toma nota: ¿dónde dormir en Fisterra? Yo me alojé en «el hotel rural más occidental de Europa»: Hotel Spa Finisterrae. Por vistas y la ubicación -en un altozano sobre la villa- y su rico desayuno, vale la pena.

Hotel en Fisterra

Hotel en Fisterra

Día 4: La Costa da Morte: de Finisterre a Punta Nariga (104 km; 2 horas).

Hoy va a ser un día espléndido. Vamos a conocer algunos de esos rincones secretos de Galicia, de los que poca gente sabe, mientras continuamos en dirección norte rodeando la Costa da Morte gallega. Salimos de Fisterra y en el GPS introducimos un nombre que suena tan bonito como luego resulta: la Playa de los Cristales. Sitio de reflexión sobre el daño que le hacemos los humanos al Medio Ambiente y cómo al final, siempre viene de vuelta. Y es que cerca de esta curiosa cala natural, en el municipio de Laxe, había un vertedero donde se arrojaban las botellas y otros recipientes. Los trozos de cristal que fueron llevados por el mar se depositaron, años después, pulidos por el oleaje.

Playa de los Cristales

Playa de los Cristales, fuente: O Camiño dos faros

Verxel de Bergantiños: Los molinos de Verdes.

¿Hace buen tiempo? Prepara un picnic. Vas a querer quedarte a vivir en el paraje natural e idílico junto a los saltos de agua del río Anllons. Praderas, puentes de madera y piedra que unen pequeñas islas en un frondoso bosque de robles transporta a un escenario de cuento de hadas. Los antiguos molinos harineros hace mucho que ya no funcionan, estando la mayoría en ruinas, cubiertos de musgo y yedra. Visité los Muiños de Verdes un día de primavera con sol, con unos chicos de la escuela de surf de Razo y quedé prendada del lugar; tenía que estar en esta ruta por Galicia en coche sin lugar a dudas.

Muiños de Verdes, A Coruña

Muiños de Verdes, A Coruña

Los Molinos de Ribeira (Malpica).

Del bosque a los molinos al borde del mar. Las cruces de piedra que miran al Atlántico en la Costa da Morte son memoria de aquellos que perdieron su vida en el océano. Bajo la que recuerda el trágico naufragio de la lancha «David» el 8 de julio de 1899, surge una senda cuesta abajo, donde se localizan cinco molinos cuadrados de manpostería en los márgenes de un arroyo que desemboca en el mar. Otro de esos paisajes bravos gallegos, que quita el aliento de su belleza indómita.

Los molinos de Malpica

Los molinos de Malpica, ruta por Galicia en coche, Costa da Morte

Atardecer en Punta Nariga.

Reservamos para la hora del crepúsculo un paraje insólito y lunar, en medio de Galicia. La recóndita Punta Nariga se ubica en un acantilado irregular con formas de fantasía -como el Petroglifo de Punta Nariga- que desafían a la imaginación: parece que por algún sortilegio fueran animales convertidos en piedra. El moderno faro con forma de barco fue construido en 1998, en una explanada donde cada anochecer se prende de magia. No exagero cuando afirmo que este es uno de mis sitios preferidos en la tierriña: para mí, uno de los lugares más bellos que ver en Galicia.

Faro de Punta Nariga, Costa da Morte

Faro de Punta Nariga, Costa da Morte

Después de tantas emociones, toca un sueño reparador. Mi alojamiento recomendado en la zona de Malpica: el complejo Aldeola.

Atardecer en la Costa da Morte, Galicia

Atardecer en la Costa da Morte, Galicia

Día 5: De Razo a la Torre de Hércules. Destino A Coruña (35 km; 41 minutos).

En primavera los prados donde pacen vacas y ovejas en la Punta Chan de Razo se pintan de amarillo gracias al florecer de miles de toxos. Dejamos atrás este enclave de surferos, tras un paseo matutino por su amplia playa de arena dorada, para continuar la ruta por Galicia en coche. Nuestro destino hoy no se ubica muy lejos. Cambiamos el paraje natural por el urbano: la señorial ciudad de A Coruña.

Playa de Razo, A Coruña

Playa de Razo, A Coruña

Un día en A Coruña. 

La leyenda fundacional de la ciudad señala A Coruña como hija de Hércules, quien derrotó al malvado gigante Gerión y en su lugar clavó una antorcha donde hoy se alza la Torre de Hércules. El único faro romano y el más antiguo en funcionamiento del mundo. Aunque al héroe grecorromano se le puede encontrar poco más abajo, dirigiendo la nave de los Argonautas en el Paseo dos Menhires.

La Torre de Hércules

La Torre de Hércules

He estado varias veces en A Coruña y siempre me ha parecido una ciudad agraciada, elegante, con su fachada marítima de casas modernistas y amplias plazas a cielo abierto. Palmeras atlánticas cubiertas de verde en la bahía, donde el castillo de San Antón custodia un interesante museo arqueológico, con piezas históricas de la Prehistoria, romanas o medievales.

Paseo de los Menhires, A Coruña

Paseo de los Menhires, A Coruña

Y como, al final de cada día, vamos buscando atardeceres memorables, en A Coruña no podía faltar: se impone despedir al sol sobre la Rosa de los Vientos, símbolo viajero por excelencia, al amparo de la Torre de Hércules.

La Rosa de los Vientos, A Coruña

La Rosa de los Vientos, ruta en coche por Galicia: A Coruña

Toma nota: un hotel recomendado en A Coruña, con parking incluido en el precio, es el Carris Marineda.

Día 6. A Coruña – Ferrol (50 km).

La brújula sigue marcando el norte. Toca despedir a la condesa de Pardo Bazán en busca de una ciudad industrial que se ha reinventado: Ferrol.

Castillo de San Carlos, Ferrol

Castillo de San Carlos, Ferrol

Te puede interesar: si vas holgada de tiempo en esta ruta por Galicia en coche, antes de arribar a Ferrol te recomiendo hacer una parada en las Fragas do Eume. Un espléndido parque natural compuesto por un bosque atlántico de los mejores conservados de Europa. Exuberante vergel virgen, donde perderse y respirar frescura entre líquenes, helechos, manantiales y cascadas.

Fragas do Eume

Fragas do Eume, fuente: Turismo de Galicia

Ferrol, además de ser inicio del Camino Inglés a Santiago -donde desembarcaban los peregrinos procedentes de las islas Británicas- fue señalada como Felipe V, primer rey de la casa Borbón, como capital del Departamento Marítimo. En ella se instalaron los grandes astilleros. El siglo de las Luces dejó un suculento patrimonio como el Palacio de Capitanía Marítima, el Arsenal Militar, el museo Naval o las casas modernistas del barrio de la Madalena. Echa un vistazo a esta ruta a pie por el Ferrol de la Ilustración.

Arsenal Militar en Ferrol

Arsenal Militar en Ferrol

Las Meninas de Canido. 

¿Amante del Arte Urbano? Entonces no te pierdas el barrio de Canido y sus emblemáticas Meninas, una acción de intervención llevada a cabo por un grupo de artistas locales que se ha convertido en toda una atracción y festival anual.

Las Meninas de Canido en Ferrol

Las Meninas de Canido

Alojamiento en Ferrol: me hospedé en el Gran Hotel de Ferrol.

Día 7: de Ferrol a Estaca de Bares. La bella costa Ártabra. (77 km; 1hora).

A San Andrés de Teixido vai de morto o que non foi de vivo”. Según la tradición gallega, si hay un enclave sagrado que visitar -además de la catedral de Santiago- es San Andrés de Teixido, so pena de hacerlo en la otra vida como parte de la Santa Compaña. Estamos en esta Galicia profunda, donde aún se hacen más palpables esas leyendas, cuentos de meigas y conxuros. Recorriendo la costa Ártabra se hace parada en pequeños santuarios, pueblos como Cedeira y Ortigueira, hasta alcanzar el punto más septentrional de España: el Cabo de Estaca de Bares.

Casas típicas de Galicia

Casas típicas de Galicia

Aquí, al norte del norte, finalizaría la ruta por Galicia en 7 días. La tarde del último día sería para regresar al punto de inicio, devolver el vehículo y volar a casa desde Santiago…

————————————————————————————————————————————–

¿Tienes más días para conocer Galicia? ¡Seguimos! Dejamos atrás la provincia de A Coruña y nos aventuramos por Lugo.

Vacas en la Mariña Lucense

Vacas en la Mariña Lucense

Día 8: De Estaca de Bares a la Mariña Lucense: Mondoñedo. (77 km; 1 hora 20)

Pongamos que nos despertamos en Ortigueira. Ahora la costa que vamos a seguir es la línea quebrada del Cantábrico, hasta nuestra primera parada: Foz, en la Mariña Lucense. Después visitaremos la emblemática playa de las Catedrales para hacer noche en la monumental Mondoñedo.

Caballos, Mondoñedo

Caballos, camino a Mondoñedo

La basílica de San Martiño de Mondoñedo. 

Siglo IX. Este templo románico llegó a ser nada menos que catedral, sede del obispado del reino de Galicia en la Alta Edad Media, época en que casi toda la península estaba bajo dominación musulmana. Sin embargo, años más tarde, la sede se trasladaría tierra adentro, a la catedral de Mondoñedo, debido a la cercanía con la costa y los temidos ataques corsarios. Su interior es una auténtica joya artística, ya que conserva los frescos románicos más antiguos de Galicia.

San Martiño de Mondoñedo, Foz

San Martiño de Mondoñedo, Foz

La Playa de las Catedrales.

Tiempo ahora para deleitarse con otra catedral pero esta vez tallada con las manos del viento y las olas del Cantábrico: una playa esculpida en colosales rocas emergiendo de la arena, formando arcos de treinta metros de altura, junto a los que una se siente diminuta. Sólo se puede acceder con bajamar, cuando el mar se retira y podemos asomarnos a las cuevas con charcos de agua azul turquesa, entre las agrietadas paredes.

Turistas en la playa de las Catedrales, Lugo

Turistas en la playa de las Catedrales, Lugo

As Catedrais está catalogada como una de las playas más bellas del mundo. Esta fama tiene su parte negativa: en verano, para controlar la saturación de turistas se restringe el acceso. Es necesario «sacar hora» para preservar este monumento natural (reserva en la playa de las Catedrales). Al finalizar la tarde llegamos Mondoñedo, donde recomiendo pasar dos noches: es un pueblo que sorprende.

Aldeas de Lugo, ruta por Galicia en coche

Aldeas de Lugo, ruta por Galicia en coche

Apunta: alojamiento en Mondoñedo: yo me alojé en una casa rural familiar en medio del campo y me encantó: la Casa da Penela; me hubiera quedado un mes.

Casa da Penela, alojamiento en Mondoñedo

Casa da Penela, alojamiento rural en Mondoñedo

Día 9: Un día en Mondoñedo.

El municipio de Mondoñedo fue uno de mis grandes descubrimientos gallegos hace unos años. En plena ruta del Camino del Norte a Santiago, ante su imponente catedral del siglo XIII los peregrinos no pueden si no quedar mudos del asombro -nadie se espera que un pueblo pequeño tenga un templo de tal dimensiones-.

Catedral de Mondoñedo, Lugo

Catedral de Mondoñedo, Lugo

Hay mucho que hacer en Mondoñedo: además de visitar tan magnífico templo, perderse por las estrechas travesías del casco antiguo, declarado Bien de Interés Cultural con sus fachadas de piedra y pizarra con galerías de cristal, recorrer el barrio de los Molinos -donde trabajan los artesanos- asomarse al seminario de Santa Catalina…  Se puede incluso practicar espeleología: la cueva del Rey Cintolo es la más grande de Galicia. Y, por supuesto, ¡irse de vinos y pinchos!

La cueva del rey Cintolo es la más grande de Galicia

La cueva del rey Cintolo es la más grande de Galicia

Día 10: Mondoñedo – Lugo (83km; 57 minutos por A8 y A6).

Último día de esta ruta por Galicia en coche para conocer la ciudad romana de Lugo, a mi parecer una de las grandes «olvidadas» gallegas. Empecemos por pasear su Muralla: un cercado de piedra de los tiempos del emperador Diocleciano. Llegó a poseer ochenta y cinco torres y un perímetro de más de dos mil metros. Y ojo a este dato: es la única muralla romana del mundo que se conserva íntegra. 

Muralla romana de Lugo

Muralla romana de Lugo, Ruta en coche por Galicia

Además del impresionante legado romano -termas, mosaicos, el puente sobre el Miño- cuyas piezas maestras se pueden contemplar en el Museo Provincial de Lugo, la ciudad posee una catedral románica, ante la que pasa el Camino Primitivo a Santiago. ¿Más lugares interesantes? El siniestro antiguo penal -la cárcel vieja donde cumplieron condena los presos republicanos durante el Franquismo-. Pero, sobre todo, vivir sus calles. Porque su ambiente de vinos y pinchos a medio día en terrazas y bares es una delicia que sabe a empanada, a tortilla, a pulpo… Y no sé cuántas más maravillas gallegas. Si quieres saber más, en este artículo te cuento los lugares imprescindibles que ver en Lugo.

Catedral de Lugo

Catedral de Lugo

Apunta este alojamiento en Lugo, un hotel cuatro estrellas a precio asequible: el Hotel Torre de Nuñez. Ubicado a las afueras, pero bien conectado con el centro e ideal para estacionar el vehículo.

Museo Provincial de Lugo

Museo Provincial de Lugo

Fin de ruta…

Seguro que estos diez días recorriendo el norte de Galicia te han sabido a poco… A mí siempre me sucede. Además, nos hemos dejado lugares tan maravillosos como la provincia de Ourense, donde la magia gallega se hace palpable en el Cañón del Sil, Ribadavia o Allariz. Y qué decir de las Rías Baixas: Baiona, las islas Cíes… Sí. Yo también me lo pregunto: ¿cuándo volvemos a Galicia para continuar con la ruta? 

Puente romano de Lugo, ruta por Galicia en coche

Puente romano de Lugo, ruta por Galicia en coche

Código ético: este artículo contiene enlaces de afiliados. Esto significa que si compras o reservas a través de mi web obtengo una comisión sin que por ello se incremente el precio final. Así me ayudas a seguir con el blog. Todo lo que he escrito sobre esta ruta por Galicia en coche está basado en mi propia experiencia.

ETIQUETAS

Deja un comentario

avatar
Patricia Rojas
Barcelona

¡Hola! Soy Patri, periodista y apasionada de los viajes. Andaluza de Motril (Granada) desde 2013 escribo en lacosmopolilla.com relatos de lugares y gentes del mundo. En mi web encontrarás completas guías de países y ciudades, consejos para ahorrar viajando, rutas en coche o artículos sobre gastronomía local. ¿Viajamos juntas?

Miembro de
HTB logo   ANDTB logo   Manifiesto logo