La cascada de Ézaro en Galicia
España Galicia

La cascada de Ézaro, una prodigiosa catarata en el Monte Pindo

Escrito por la
el
24 marzo, 2022

Este río (el Xallas) corre por lo alto de las montañas y como no puede meterse en el mar horizontalmente, hace una prodigiosa catarata al despeñarse en el mar por las faldas del Monte Pindo y frente al Cabo Finisterre”. Escribió en su cuaderno de viaje el Padre Sarmiento -fraile erudito de la Ilustración- acerca de la cascada de Ézaro. Los marineros que navegaban con sus barcos cerca de este punto de la Costa da Morte contaban asombrados que aún mar adentro observaban una especie de fumarola o chorro de humo que ascendía desde la tierra al borde del océano. Y es que esta vertiginosa catarata en época de lluvias se convierte en una canción atronadora, un paisaje sobrecogedor casi donde acaba la Tierra. Subir al mirador de Ézaro es una de las mejores vivencias que hacer cerca de Finisterre o Fisterra, el antiguo fin del mundo.

La cascada de Ézaro, una catarata que se desploma en el mar. 

Nos encontramos en O Ézaro, aldea marinera perteneciente al municipio de Dumbría en A Coruña. Ubicada lejos de su capital de provincia -100 kilómetros- es de estos pequeños pueblos pesqueros que miran al bravo mar con respeto y desafío. En plena Costa da Morte, azotada por el viento y las tormentas, realmente se siente al detener aquí el vehículo que sí: estamos llegando al fin del mundo. Así lo creyeron las legiones de romanos cuando conquistaron Galicia. La soledad, la frialdad de un día de invierno, el gris de la paleta del cielo puede ser un escenario un tanto lúgrube, dotar de dramatismo… Sin embargo a mí se me antoja la Galicia pura, cargada de belleza indómita.

Ézaro, Costa da Morte

Ézaro, Costa da Morte

El Monte Pindo se alza imponente frente al mar, como una pared vertical llegando a los 627 metros de altura. Para los celtas, esta cima era una especie de «Olimpo», un lugar sagrado donde comunicarse con los dioses de la naturaleza. El río Xallas baja desde las montañas y, en su camino al mar, se desploma por la pared de este monte de manera abrupta: la cascada de Ézaro es un salto de 40 metros de altura. Para llegar, se puede aparcar el coche junto a la oficina de turismo de Dumbría: desde aquí son 10 minutos caminando a pie hasta encontrar de frente la catarata. Una pasarela de madera nos acerca hasta el agua: si es época de lluvias, el acceso es limitado. El estruendo y el vapor de agua resulta un espectáculo grandioso. Sin embargo, en verano el caudal suele ser menor.

El río Xallas y la cascada de Ézaro

El río Xallas y la cascada de Ézaro

El mirador de Ézaro.

La cascada de Ézaro es una de las pocas cascadas en la Europa continental que muere en el mar. El contemplarla, principal motivo de la parada en una ruta por la Costa da Morte. Sin embargo, ya que estamos aquí, antes de continuar el camino merece la pena subir hasta el mirador de Ézaro -a pie o en coche-. La carretera es sinuosa, 2 kilómetros en continuo ascenso; las vistas que esperan, un regalo. El océano infinito, la costa escarpada y, al fondo, el acantilado del fin del mundo adentrándose en el mar: el cabo Finisterre.

Mirador de Ézaro

Mirador de Ézaro

Datos prácticos: alojamiento en Fisterra.

Un hotel especial: ¿sabías que es posible alojarse en el faro de Finisterre? El edificio anexo al faro ha sido remodelado como hotel boutique con 5 habitaciones, restaurante y una terraza con vistas a la inmensidad del océano aquí donde se acaba el mundo, punto 0 del Camino de Santiago: el Hotel O Semaforo.

Faro de Finisterre

Faro de Finisterre

Más información en la web oficial de Turismo de Galicia.

Sigue viajando por Galicia en el blog. Te puede interesar:

De Santiago a la playa de las Catedrales: ruta por Galicia en coche

ETIQUETAS

DEJA UN COMENTARIO

Patricia Rojas
Barcelona

¡Hola! Soy Patri, periodista y apasionada de los viajes. Andaluza de Motril (Granada) desde 2013 escribo en lacosmopolilla.com relatos de lugares y gentes del mundo. En mi web encontrarás completas guías de países y ciudades, consejos para ahorrar viajando, rutas en coche o artículos sobre gastronomía local. ¿Viajamos juntas?