Ourense, la Galicia sin playa que deberías conocer

Qué ver en Ourense ciudad y provincia

A Galicia vengo, como Rosalía, buscando y anhelando el sosiego. Prisionera de Madrid, con lo que sueño despierta dormida vuelvo a soñar. Necesito respirar el aire del prado, escuchar el rumor del Miño y sentir que las flores y los astros murmuran al pasar. Dicen que Galicia es máxica y sus noches están preñadas de conjuros de meigas que se desvanecen con el oleaje allí donde acaba el mundo. Pero hoy no iré tan lejos. Cruzaré la frontera de Castilla y me sentaré en una ciudad vieja a orillas de un bravo río. ¿Ya sabes de cuál te hablo? Quizá no hayas reparado porque es la gran desconocida. Injustamente, yo creo. Y tal vez sea mejor así… Que siga siendo tranquila, auténtica. Dejar pasar a los turistas rumbo a las playas del Atlántico. ¿Me guardas el secreto si te cuento todo lo que ver en Ourense?

Puente romano de Ourense

Puente romano de Ourense

Qué ver en Ourense, ruta por la provincia más desconocida de Galicia.

Pongamos que mi «cuartel general» es Ourense, el municipio más poblado del interior de Galicia. En un par de días recorreré todos los imprescindibles que ver en Ourense ciudad, para desde ella, subir al mirador del Sil en plena Ribeira Sacra, darme un refrescante baño en las pozas de Melón o recorrer las calles empedradas de la judería de Ribadavia. No faltará en esta ruta el buen ribeiro y el pulpo a feira. En Carballiño, por supuesto, donde se dice que sirven el mejor de toda Galicia.

Calles de Ribadavia, Ourense

Calles de Ribadavia, Ourense

Qué ver en Ourense y provincia. Mapa de ruta.

Ruta por la provincia de Ourense: 

  • Ourense ciudad.
  • Las Pozas de Melón.
  • Ribadavia, la antigua capital del Reino de Galicia. 
  • O Carballiño, el pueblo del pulpo.
  • La Ribeira Sacra y cañones del Sil. 
  • Allariz, uno de los pueblos más bonitos de Galicia. 
Castaño centenario de la Ribeira Sacra, Ourense

Castaño centenario de la Ribeira Sacra, Ourense

Ourense, la ciudad del oro.

Fue en As Burgas donde comenzó todo. En torno a esa fuente humeante de agua termal natural los centuriones romanos se asentaron y fundaron la ciudad. Si bien ya existían pequeños castros, dispersos, en todo el valle del Miño. Su nombre: Auriense, debido al oro que abundaba en el propio cauce del río y que los romanos expoliaron hasta el agotamiento. A cambio, dejaron un gran puente, vía de comunicación entre Portugal y el norte de la península. Sabed, pues, que por la ciudad que camináis fue romana y visigoda. Sufrió el empuje de árabes por el sur y normandos por el norte. Pero nunca fue conquistada. En siglos venideros vivió una vida apacible que se prolonga hasta hoy mismo. Pasear por su centro histórico es como un viaje al medievo.

Plaza Mayor de Ourense

Plaza Mayor de Ourense

Qué hacer y visitar en Ourense.

«Tres cousas hai en Ourense, que non hai en España, O Santo Cristo, a Ponte, e as Burgas fervendo auga».
Dicho popular. 

Fuente de As Burgas

Fuente de As Burgas

As Burgas, Ourense termal. 

Dicen que nadie es capaz de recitar un padrenuestro del tirón, sin quitar la mano. Yo no aguanté cinco segundos. Y es que de las fuentes de manantial termal brota el agua humeante, a una temperatura entre 64 y 68 grados. Impregnadas de silíceo y flúor, sus propiedades son curativas para dolencias de la piel, aunque hay quien también las bebe. Ya los romanos las usaron como baños públicos. Hoy existe una pequeña piscina termal, junto al moderno Centro de Interpretación. La más antigua es la fuente o A Burga de Arriba, del S.XVII. La Burga de Abaixo es del siglo XIX, estilo neoclásico.

As Burgas, Ourense

As Burgas, Ourense

La tradición termal de Ourense empieza en As Burgas pero se prolonga hasta las afueras siguiendo el cauce del Miño. Las Pozas de A Chavasqueira es un complejo termal donde la templada temperatura del agua las hace ideales para el baño, entre 38 y 41 grados. Su mineralización media trata dolencias de la respiración y los huesos, por lo que son las termas más populares de Ourense.

La catedral de San Martín. 

Dejando abajo As Burgas y el mercado, especialmente animado los domingos, es una delicia internarse por el Casco Viejo de Ourense. Callecitas estrechas, iglesias de piedra revestidas de musgo, antiguas casas nobiliarias con flores y cristaleras. Y sosiego. Aún en un fin de semana de verano me pregunto ¿dónde están los turistas?

Casco Viejo de Ourense

Casco Viejo de Ourense

Visita imprescindible que ver en Ourense ciudad es la catedral de San Martín. Declarada Monumento histórico – artístico en los años 30, sus pilares comenzaron a alzarse a finales del S.XII. Sobria e imperturbable, su Altar Mayor fue consagrado en el 1188. Hoy es considerada uno de los grandes templos románicos de España. En la fachada principal, en la que destaca el rey David, se perciben influencias del Maestro Mateo. En las alturas, dos torres finalizadas y una que nunca concluyó. Pero la entrada se realiza por la fachada Sur, desde la plaza del Trigo. El reloj de la torre del S.XVI marca los horarios de visita de la catedral de Ourense: de 11:30 a 19:30.

Fachada principal de la catedral de Ourense

Fachada principal de la catedral de Ourense

El interior de la catedral alberga el Pórtico del Paraíso, una versión acortada del prodigioso Pórtico de la Gloria de Santiago de Compostela. Esculturas de los Profetas, los Apóstoles y el Juicio Final destinados a adoctrinar y advertir a los fieles del S.XIII, analfabetos en su mayoría.

Pórtico del Paraíso, catedral de Ourense

Pórtico del Paraíso, catedral de Ourense

Los puentes del río Miño.

De aquel puente romano que se alzó en los tiempos de Augusto sólo quedan algunas piedras en su base. Reconstruido en la Edad Media y, no hace tanto, cerrado al tráfico rodado, caminar sobre A Ponte Vella o el Puente Viejo es una de las atracciones que ver en Ourense. Aunque las mejores vistas de la ciudad se obtienen desde la escalera sinuosa que sube y baja por el trazado arriesgado del Puente del Milenio. Diseñado por Álvaro Varela, fue inaugurado en el 2001 no sin cierta polémica. Aún hoy tiene sus defensores y detractores entre sus vecinos.

Puente del Milenio en Ourense

Puente del Milenio en Ourense

«Os viños», de tapas y pinchos por Ourense. 

Alrededor de la plaza Mayor y la catedral, las callejuelas peatonales son un hervidero de bares y restaurantes donde disfrutar de la deliciosa gastronomía gallega. Animada y concurrida, entre la plaza do Ferro, calle Viriato y los alrededores de calle Lepanto y Rúa da Paz se ubica la zona de Os viños. La verdad es que hay tan buen ambiente que suele costar elegir. También encontrar sitio a hora punta. Mis preferidos: el típico Orellas (y no, no me gusta la oreja, pero su tortilla y empanada es espectacular, y para comer de tapas bastante económico). Para disfrutar de un delicioso pulpo y unas zamburiñas: la Casa do Pulpo.

Empanada gallega y un ribeiro, Ourense

Empanada gallega y un ribeiro, Ourense

Aunque siempre existe la opción rica y barata de comprar una empanada rellena en cualquier panadería de Ourense o una tabla de pulpo a las tradicionales pulpeiras que instalan sus puestos en las plazas los domingos.

Pulpeiros en Ourense

Pulpeiros en Ourense

Qué ver en los alrededores de Ourense.

Desde Ourense capital hay lugares de pura naturaleza para perderse en ella, pueblos y aldeas congeladas en el tiempo. Valles de viñedos. Senderos de helechos y coníferas… Tan sólo a media hora de la ciudad encontramos un paisaje de ensueño como los cañones del Sil. Incluso, aunque sea Galicia sin playa, refrescantes ríos y pozas en los que darse un plácido baño huyendo del calor estival.

Río Cerves, Ourense

Río Cerves, Ourense

Ribadavia, comarca del Ribeiro.

A orillas del río Avia me sorprendió este pueblo medieval de tradición alfarera, con un pintoresco barrio judío. Capital del Reino de Galicia durante el reinado de Don García en el medievo, su castillo y monumental casco histórico dan testigo de su pasado glorioso. Pero a mí la historia que más me marcó de Ribadavia fue que en esta villa vivieron las Schindler gallegas. Lola, Julia y Amparo, más conocidas como las hermanas Touza, protagonizaron una hazaña digna de una película. A comienzos de la Dictadura franquista y en plena Segunda Guerra Mundial, salvaron a 500 judíos que llegaron a Ribadavia huyendo de los nazis. El modus operandi: los escondían en la taberna que regentaban y, durante la oscuridad de la noche, les ayudaban a escaparse por el río en dirección a Portugal. Si tuviera que elegir un pueblo que ver en Ourense provincia, me decantaría por Ribadavia.

Barrio judío de Ribadavia

Barrio judío de Ribadavia

Casas de Ribadavia

Casas de Ribadavia

Pozas de Melón.

Aún después del incendio que asoló este paraíso en 2017, los saltos de agua y pozas naturales que forma el río Cerves a su paso por Melón conforman un paraje maravilloso. En verano los locales se acercan hasta este rincón para disfrutar de un día campestre y zambullirse en las aguas casi tan frías como las de las Cíes. Llegar a las Pozas de Melón es sencillo: hay que estacionar el vehículo en el parking de A Freixa, en el km 605 de la antigua N-120. Un sendero conduce a la área recreativa, un restaurante abierto sólo en época estival y, poco más adelante, las pozas. Por su cercanía a Ribadavia, yo visité ambos lugares en un día.

Pozas de Melón, Ourense

Pozas de Melón, Ourense

O Carballiño, el pueblo del pulpo.

Rodeado de un mágico entorno como es el parque natural del río Arenteiro, O Carballiño es una escapada ideal para hacer desde Ourense ciudad ya que tan sólo dista 28 km. Aunque sólo sea por degustar su famoso pulpo a feira. Según cuenta la tradición, es el más sabroso de Galicia ya que cuando se transportaba en carretas desde el puerto de Vigo al llegar aquí se había reblandecido de forma natural con el traqueteo. Sea cierto o no, cada segundo martes de agosto se rinde homenaje a tan sabroso manjar gallego con la Fiesta del pulpo. Gastronomía aparte, de Carballiño me sorprendió la monumental iglesia de la Vera Cruz, con su aspecto de templo gótico (aunque se finalizó en 1957) y su torre de 52 metros de altura.

Iglesia de la Vera Cruz, O Carballiño

Iglesia de la Vera Cruz, O Carballiño

La Ribeira Sacra y el cañón del Sil. 

El oro que encontraron los romanos en el Miño no sólo eran piedras doradas. También crearon vinos, en las tierras fértiles y escarpadas de las verticales paredes de 500 metros que surca el Sil. Lo llamaron «Amandi». Dos mil años después, se sigue cosechando el delicioso vino de la Ribeira Sacra. Para mí lo más espectacular, es ascender hasta los miradores para apreciar la magnitud del panorama. Aunque también se realizan rutas en barco y catamaranes, admirando el paisaje desde el agua. Saliendo de Ourense, por una preciosa carretera entre tupidos bosques y aldeas sólo hay 40 km hasta el Balcóns de Madrid. Aunque hay muchos más miradores, tanto de la parte de Ourense como la de Lugo, al norte. Y sí… Lo habitual es encontrarlo envuelto en la niebla aún en verano.

Miradores del Sil

Miradores del Sil

Monasterio de Santa Cristina.

En Parada del Sil, entre el verdor del castañar de Merilán se esconden las ruinas de un monasterio románico del S.XII, el de Santa Cristina. Sus orígenes se pierden en las sombras de la Alta Edad Media, aunque se sabe de la existencia de una comunidad monacal en este enclave en el Prerrománico. Estas viejas piedras vivieron su esplendor con los benedictinos en sus primeros años. En el S.XIX, tras las desamortizaciones de Mendizábal, fue abandonado y convertido en granja. Pese al deterioro, la iglesia y el claustro mantienen el encanto de lugar sagrado y olvidado en el tiempo. No quiero imaginar la belleza de estas ruinas cuando en otoño amarilleen las hojas de los castaños centenarios.

Monasterio de Santa Cristina, Ourense

Monasterio de Santa Cristina, qué ver en Ourense

Claustro del Monasterio Santa Cristina

Claustro del Monasterio Santa Cristina

Allariz, uno de los pueblos más bonitos de Galicia.

Mi ruta de las mejores cosas que ver en Ourense provincia me trae de vuelta hasta casi la frontera castellana, y también la portuguesa. Otra escapada de ida y vuelta, tan sólo a 20 km. de Ourense en un breve desvío es Allariz. Conjunto Histórico Artístico desde 1971, en los 90 fue galardonado con el Premio Europeo de Urbanismo por la rehabilitación de su centro histórico. Con un museo de Arte Sacro, un molino rehabilitado del S.XIX junto al río Arnoia, o la casa de los Condes de Aldemira, lo que más me gusta de Allariz es callejear sus travesías. Y eso que tuve mala suerte, ya que el día que visité Allariz me diluvió sin tregua.

Allariz

Allariz

Qué ver en Ourense. Datos Prácticos.

Cómo llegar a Ourense.

La ciudad de Ourense se encuentra al sureste de Galicia. Desde Madrid hay unos 500 km de distancia, unas 4 horas y 40 minutos en coche por la AP6. En transporte público hay tren, pero no AVE, tardando 4 h 45 minutos. También hay autobús, tardando 8 horas o más. Desde Santiago de Compostela, la capital de Galicia, hay varios trenes diarios que tardan unos 40 minutos en completar el recorrido.

Dónde alojarse en Ourense.

Pazo de Bentrances, Ourense

Pazo de Bentrances, Ourense

Sigue viajando por Galicia en el blog:

Código ético: este artículo contiene enlaces de afiliados. Esto significa que si reservas a través de ellos obtengo una pequeña comisión sin que por ello se incremente el precio final. Así me ayudas a seguir con el blog. Todo lo que recomiendo en mi ruta sobre qué ver en Ourense y alrededores está basado en mi propia experiencia como viajera.

7
Deja un comentario

avatar
4 Comentarios
3 Respuestas
0 Seguidores
 
Comentario con más reacciones
Comentario más polémico
4 Autores
cosmopolillaCarmen VarelaRodolfoJeroniZmo Autores recientes
trackback

[…] Qué ver en Ourense ciudad y alrededores | lugares imprescindibles […]