Lugo y la Muralla del tiempo

Muralla de Lugo, qué ver en Lugo

"Allá en tiempos que fueron..." garabateó Rosalía de Castro con su estilizada caligrafía. En pleno romanticismo la poetisa gallega conjuró el pasado en una tierra de raíces tan antiguas y profundas como las de un roble sagrado. El rastro de los pueblos que por aquí vinieron para quedarse puede palparse y seguirse en Lugo, la Lucus Augusti del emperador Paulo Fabio Máximo. El asentamiento urbano más antiguo de Galicia, cuyo patrimonio tan abundante como desconocido me ha sorprendido en los dos días que he dedicado a recorrerla. Leamos lo que en las piedras de su vieja muralla está escrito.

Estela romana del S.III

Estela romana del S.III, qué ver en Lugo

Qué ver en Lugo: los vestigios de una urbe romana.

El centinela que vigila el acceso al Puente Romano del S.I se mantiene impasible. La luz del atardecer se refleja en su escudo plateado. ¡Qué apacible tarde de primavera! Dos amigas conversan mientras saborean una estrella en la terraza. En las huertas y pastos junto al lecho del río las gallinas se preparan para irse a dormir. La calma de las pequeñas ciudades se siente aquí en Lugo, donde todo el mundo se conoce y saluda.

Centinela, puente romano, qué ver en Lugo

Centinela, puente romano, qué ver en Lugo

El río Miño fluye a estas alturas dócil, en suaves meandros. Aún le quedan muchos kilómetros para recibir el bravo empuje de las aguas montañosas y frías del Sil y correr raudo bajo otro puente romano de la ciudad hermana de Orense, tornándose regio en su camino hacia el Atlántico.

Puente Romano, qué ver en Lugo

Puente Romano, qué ver en Lugo

«Un manso río, una vereda estrecha,
un campo solitario y un pinar,
y el viejo puente rústico y sencillo
completando tan grata soledad».

Rosalía de Castro

Balneario de Lugo

Balneario de Lugo

Las Termas Romanas de Lugo.

Unos pasos bordeando la ribera hasta el edificio blanco y moderno del Balneario, heredero de la tradición ancestral de la curación a través de este elemento primario. Y es que en sus cimientos se asientan las termas romanas de Lugo: el Apodyterum, lugar para desvestirse, y las salas de baño con diferentes temperaturas: el Caldarium, el Tepidarium y el Frigidarium. El espíritu de las Ninfas a las que se les rendía culto como agradecimiento por el manantial aún se desprende de las catorce aras quebradas que aparecieron en las excavaciones.

Termas romanas, qué ver en Lugo

Termas romanas, qué ver en Lugo

La Muralla Romana de Lugo.

Vuelvo sobre mis pasos e inicio el ascenso hasta el corazón de Lugo. Por las Costas do Parque, caminando junto al que está dedicado a la poetisa, alcanzo la Porta de Santiago. Ante mí se alza la muralla de Lugo. Un cercado de piedra de los tiempos del emperador Diocleciano. Llegó a poseer ochenta y cinco torres y, con un perímetro de más de dos mil metros, es la única muralla romana del mundo que se conserva íntegra. ¡Arriba! Los tejados de pizarra a la altura de mi mirada. Media hora es suficiente para recorrerla por completo.

La muralla de Lugo

La muralla de Lugo

Centro histórico, qué ver en Lugo

Centro histórico, qué ver en Lugo

Lugo desde la muralla

Lugo desde la muralla

Una historia convulsa.

De esas torres defensivas de la época de los aurigas sólo permanece, en parte, la de A Mosqueira, emblema de la muralla. Las piedras de esta atalaya han sido testigo de cómo se hundió el Imperio, de la llegada de bárbaros del norte en una era oscura de la poco se sabe… De la breve época en que estuvo bajo dominio musulmán a las órdenes de Muza. Entonces cambió de nombre: Lugo por Lek, «mirador». Pronto fue abandonada por los bereberes y tomada por el monarca astur Alfonso I. Sitiada de nuevo por Almanzor, cuenta la leyenda que desde la muralla arrojaron panes y un cordero para hacer creer al califa que disponían de alimentos suficientes, ya que su estrategia se basaba en asediar la ciudad hasta que se rindieran de hambre. El engaño causó efecto y las tropas musulmanas se retiraron.

Torre de A Mosquera, qué ver en Lugo

Torre de A Mosqueira, qué ver en Lugo

Catedral de Lugo.

Por la Puerta de San Pedro me adentro por su entramado de callejuelas medievales hasta la catedral románica, aunque hoy su fachada sea mucho posterior: del S.XVIII. Patrimonio de la Humanidad: por aquí pasa el llamado Camino Primitivo a Santiago. El interior de Santa María es silencioso, guardando a la Virgen de los Ojos Grandes que parece examinar a todos los peregrinos que se aventuran por sus dominios.

La Virgen de Ojos Grandes, Lugo

La Virgen de Ojos Grandes, Lugo

Callejear por el casco antiguo de Lugo es una sorpresa continua: los restos romanos se perciben en cada esquina. Una «piscina» con mosaicos marineros de la que fuera una señorial villa, la columna de un templo, una basílica, los muros de una estructura funeraria…

Piscina romana, qué ver en Lugo

Piscina romana, qué ver en Lugo

Restos de templo romano

Restos de templo romano

El Museo Provincial de Lugo.

Aunque donde se condensa todo es en el museo provincial, visita imprescindible y, además, gratuita. Un viaje en el tiempo para entender la historia de esta Lugo vetusta desde sus inicios al siglo XXI con piezas únicas de más de mil años expuestas en un edificio histórico, el antiguo convento de San Francisco. Perséfone y Dédalo en mosaicos, orfebrería prerromana, lápidas de la necropolis romana, arte paleocristiano… A las inspiraciones más contemporáneas con cuadros de autores relevantes de Galicia.

Claustro, museo provincial de Lugo

Claustro, museo provincial de Lugo

Mosaicos romanos, Lugo

Mosaicos romanos, qué ver en Lugo

El antiguo penal de Lugo.

Fuera de la muralla espera un edificio de la historia más reciente y tétrico capítulo: la cárcel Vieja. Este antiguo penal de Lugo, que se ubica junto a la estación de autobuses, fue donde se encerró, torturó y fusiló a los presos políticos de la República durante la Guerra Civil y la Dictadura franquista: gobernadores civiles, alcaldes, maestros, sindicalistas, intelectuales o artistas cuya voz se perdió entre estas celdas. Recientemente abierta como un Memorial cuya visita es tan estremecedora como necesaria.

Carcel Vieja, qué ver en Lugo

Carcel Vieja, qué ver en Lugo

Comer en Lugo.

Un vino de la Ribeira Sacra acompañado de un pincho de tortilla rellena en la Praza do Campo. Una ración de pulpo a feira en Rúa Nova. Una ronda de vinos con pimientos de Padrón en cualquiera de los ambientados bares de la Rúa da Cruz. La gastronomía gallega es divina y Lugo, una de las mejores ciudades para descubrirla. Tanto por calidad como por precio, si no me apetece pedir raciones ¡las tapas son gratuitas! El dicho no puede ser más explícito: E para comer Lugo. Convencida.

Pulpo a la gallega, Lugo

Pulpo a la gallega, Lugo

Dónde alojarse en Lugo: escapada romántica con Weekendesk.

La excusa perfecta para conocer Lugo, la única provincia de Galicia que aún no había pisado, y conocer la riqueza de su patrimonio ha sido gracias a Weekendesk. Me invitaron a disfrutar de una de las experiencias que ofrecen en su web. Tras de investigar las opciones disponibles en Galicia (con temáticas de montaña, aventura, playa, spa… Y poder así «fabricarte» una escapada a tu medida) no pude resistirme a la escapada romántica en un hotel cuatro estrellas con desayuno y cena incluido: el Hotel Torre de Nuñez. 

Atardecer desde el hotel

Vistas desde la habitación de mi hotel

¡No pudo ser mejor elección! Detalles que marcan la diferencia: de bienvenida, unas deliciosas fresas con chocolate con vistas al atardecer. Para una estancia cómoda y placentera: una enorme habitación de lujo, ¡con bañera de hidromasaje! Nada mejor que relajarse después de pasar el día exprimiendo todo lo que ver en Lugo, que un baño y una exquisita cena con productos locales: vino, marisco, pescado, postres artesanos… Y a seguir viajando con cara de felicidad, muy descansada.

Fresas con chocolate, hotel Torre de Nuñez

Fresas con chocolate, hotel Torre de Nuñez

Sigue viajando por Galicia en el blog:

Código ético: este es un post patrocinado y contiene enlaces de afiliados. Esto significa que he recibido de manera gratuita productos o servicios mencionados en este artículo o una compensación económica por mencionar la marca. Mis opiniones son independientes y están basadas en mi percepción real sobre el producto o servicio. Gracias a este sistema, puedo seguir adelante con el blog.

Deja un comentario

avatar