América México

Riviera Maya, unas vacaciones de ensueño en el Caribe mexicano

Escrito por la
el
8 noviembre, 2017
Cobá, qué ver en Riviera Maya

Cobá, qué ver en Riviera Maya

Hoy me he despertado con el rumor del mar. Unas olas suaves, tranquilas, apenas imperceptibles. Como el de las gotas de lluvia la noche anterior aseando las puntiagudas hojas de las palmeras. Descorro las cortinas y hay una fiesta de dorado y púrpura en el cielo. Amanece un nuevo día en el Caribe mexicano. En este paraíso bañado por un mar turquesa y delicioso. De esos que no necesitan filtros ni Photoshop: es auténtico. Me visto mientras pienso en desayunar un fresco zumo de papaya, inyección de vitaminas para el día que me espera recorriendo Riviera Maya, descubriendo todos esos rincones de cultura milenaria y exuberante naturaleza. A las 8.00 parte la ruta… ¿Te subes al autobús conmigo?

Playa del hotel Barceló Maya

Playa del hotel Barceló Maya Grand Resort

Qué ver en Riviera Maya: arte y cultura, el legado de los hijos de Kinich. 

Los mayas viven. La fama de este pueblo instalado en Mesoamérica ha traspasado fronteras gracias a sus ciudades legendarias, representadas con el icono más emblemático: la pirámide de Chichén-Itzá. Los descendientes de este pueblo de astrónomos, matemáticos y guerreros aún hoy habitan en el Yucatán, conservando sus costumbres, tradiciones, lenguaje y gastronomía. Mi fascinante viaje al corazón del mundo maya se centra en las ciudades de Chichén-Itzá, Tulum y Cobá. Pero hay muchos más conjuntos arqueológicos localizados en el sur de México, alrededor de doscientos, como Uxmal, Palenque, Calakmul o Yaxchilán.

Pirámide de Chichén-Itzá, qué ver en Riviera Maya

Pirámide de Chichén-Itzá, qué ver en Riviera Maya

Chichén-Itzá, Maravilla del Mundo.

Fue el cenote sagrado, un pozo de agua color verdoso a cielo abierto, el que dio nombre a la ciudad «Boca del pozo de los brujos del agua», allá por el año 500. Esta era una de las entradas al Inframundo, donde se escondía los dioses de la lluvia dispuestos a bendecir las cosechas de maíz, la alimentación base de los mayas, o maldecir con terribles sequías. Para aplacar su furia y suplicar por la abundancia se sacrificaban niños arrojándolos al pozo, en una ceremonia ritual vinculada al mito de la creación.

Cenote de Chichén-Itzá

Cenote de Chichén-Itzá

Construida, destruida por guerras y vuelta a ser levantada, el recorrido por Chichén-Itzá no deja indiferente. Puedo imaginar el desconcierto mezclado con asombro del que serían presa los conquistadores españoles que se adentraron por sus calles de piedra, ya deshabitadas, luchando contra el avance implacable de la selva. Hoy estos senderos los ocupan puestos de artesanía y recuerdos, que los nativos tratan de vender con frases recurrentes.

Máscaras en Chichén-Itzá

Máscaras mayas, Chichén-Itzá

El paseo nos conduce por el Templo de las Monjas, con otra boca al Inframundo rodeada de dientes; el misterioso edificio de El Caracol, usado como observatorio astronómico; la Plataforma de los Cráneos o el «estadio» donde se realizaba el Juego de Pelota…

El Caracol, Chichén-Itzá

El Caracol, Chichén-Itzá

Hasta llegar a la gran explanada de hierba y la Pirámide de Kukulkán, llamada también «El Castillo». Un templo de nueve niveles y una gran escalinata hasta la estructura superior, a la que ya está prohibido ascender. Sólo desde la distancia se puede contemplar el lugar sagrado donde se rendía culto al dios con forma de serpiente emplumada, el cual se presentaba con la luz solar dos veces al año, en cada Equinoccio.

Chichén-Itzá, El Castillo

Chichén-Itzá, El Castillo

Tulum, la ciudad maya al borde del Caribe.

De la selva tropical volvemos a orillas del Caribe. Frente al mar, sobre unos acantilados de roca, se alzó Zamá, cuyo significado era «Amanecer».  Después sería sustituido por Tulum, cuando ya los templos no eran más que ruinas y las iguanas, los únicos habitantes de los salones de piedra.

Tulum, qué ver en la Riviera Maya

Tulum, qué ver en la Riviera Maya

La belleza de Tulum, por su ubicación, es indiscutible. Mis pies caminan entre columnas y restos de edificios derrumbados por los siglos hasta la colina, coronada por el Templo de los Vientos. El edificio principal es El Castillo, templo ceremonial dedicado al dios Sol y el planeta Venus, lucero del alba como quiso ser esta ciudad construida en el ocaso del Imperio maya, cuando conquistadores de allende los mares comenzaban a llegar con ansias de riquezas.

Tulum, Riviera Maya

Tulum, Riviera Maya

Cobá, tesoro oculto en la selva del Yucatán.

Cuarenta kilómetros al noroeste de Tulum, nos adentramos de nuevo en la selva mexicana. Cobá es uno de los yacimientos mayas más extensos y antiguos: habitada desde antes del año 100, alcanza 80 kilómetros cuadrados de superficie. Llegó a tener 50.000 habitantes en su época de apogeo. Toda una gran ciudad.

Gran Pirámide de Cobá, qué ver en Riviera Maya

Gran Pirámide de Cobá, qué ver en Riviera Maya

De difícil acceso por encontrarse rodeada de ciénagas, hoy es posible adentrarse por sus veredas hasta la gran pirámide, en bicicleta o bici-carro. Ascender por los escalones irregulares hasta su cúspide es toda una experiencia; maravillosas las vistas. No se aprecian pero ahí están, ocultos entre los árboles: templos ceremoniales, un observatorio astronómico, plataformas rituales y un Juego de Pelota, mucho más pequeño que el de Chichén-Itzá.

El Juego de Pelota, Cobá

El Juego de Pelota, Cobá

¡Sin duda este «atracón de cultura» es una de las experiencias imprescindibles en la Riviera Maya!

Qué ver en Riviera Maya: naturaleza virgen.

Nada más bajar del avión soy consciente de la gran masa forestal que me rodea. A pesar de los rascacielos de Cancún y otras ciudades menores, la mayor parte de Riviera Maya es naturaleza en estado puro: cenotes, arrecifes de coral, playas vírgenes reserva de la vida marina, islas paradisíacas… Distribuidos en varios Parques Nacionales que se pueden visitar, siempre de forma responsable y sostenible. Sin duda sumergirse en este impresionante entorno es de las mejores experiencias que experimentar y hacer en Riviera Maya.

Tortugas marinas en Akumal

Tortugas marinas en Akumal

Isla Contoy: la isla paraíso de Riviera Maya. 

Una de las excursiones que teníamos claras era ir a Contoy. Conocida como «La isla de los pájaros», está declarada Parque Nacional y protegida desde los años 60 por el gobierno. Su superficie de manglares, lagunas y dunas de arenas permanece deshabitada, al menos por humanos. Sí por las tortugas verdes y carey, quienes cruzan medio océano cada año para depositar su descendencia junto a la orilla. Su cielo azul pertenece a pelícanos y golondrinas de mar, fragatas y cormoranes, entre otras 150 especies de aves marinas.

Manglares de isla Contoy

Manglares de isla Contoy

Playa de Contoy

Playa de Contoy

¿Cómo llegar a Contoy? Lo hicimos con una excursión de un día combinada con Isla Mujeres, en un pequeño barco con el que también disfrutamos de snorkel en el arrecife Ixlaché, la segunda barrera de coral más grande del mundo, que atraviesa las costas del Caribe. El snorkel lo hice vestida. ¿Por qué? Porque está prohibido usar cremas solares en el Parque Nacional, ya que sus componentes químicos contaminan el mar y producen cáncer a las tortugas marinas. Tampoco está permitido usar repelente de insectos.

Snorkel en los arrecifes de coral de Riviera Maya

Snorkel en los arrecifes de coral de Riviera Maya

Cozumel y la Playa del Cielo.

Sin ser virgen como Contoy, la «Tierra de las golondrinas» es la tercera isla más grande de México. Ubicada frente a Playa del Carmen, los barcos tardan 45 minutos en completar la distancia hasta el puerto de Cozumel. Un pueblo tranquilo cuya economía se basa en el turismo, con tiendas y restaurantes, playas bonitas y, lo más interesante, poder sumergirme de nuevo a contemplar el fascinante bosque coralino del Caribe, surcado por mantas y peces de colores. Cerca de la punta sur se ubica la Playa del Cielo, una extensión de agua azul turquesa reserva de estrellas de mar. Como ya expliqué en mi artículo sobre Bocas del Toro y la playa de las Estrellas, está prohibido tocarlas y sacarlas del agua, puesto que se mueren. Otro momento culmen del viaje Cozumel y, para mí, otro de los imprescindibles que ver en Riviera Maya.

Cozumel, qué ver en Riviera Maya

Cozumel, qué ver en Riviera Maya

Playa del Cielo, Cozumel

Playa del Cielo, Cozumel

Akumal: la reserva de las tortugas marinas.

«Ya no hay excursiones para turistas a Akumal», nos informó la agente. La reserva empezó a estar saturada y las tortugas enfermaban o se marchaban, estresadas con tanto trajín. De momento se puede acudir a la playa por tu cuenta, hacer snorkel y observar a las tortugas. Los vigilantes del parque natural están atentos. ¿Por cuánto tiempo permanecerá abierto? No sabemos. Parece que el equilibrio entre el turismo y la conservación del entorno caminan por la cuerda floja debido a los abusos, la mala educación y las malas formas. No se puede molestar a las tortugas, jamás tocarlas. Sin embargo, delante de nuestros ojos un turista lo hizo: nadó hasta tocar el caparazón de la tortuga, con la consiguiente bronca del resto, indignados. Pero ya lo había hecho .¿Tanto cuesta respetarlas? Si amas la naturaleza ¿por qué perturbarla?

Cómo llegar a Akumal.

Para llegar a Akumal cogimos un taxi desde el hotel. Los precios están establecidos: 18$, unos 20 minutos de trayecto. Hay autobuses públicos o furgonetas azules que se cogen al borde de la carretera entre Tulum y playa del Carmen, pero son mucho más lentos. No teníamos tiempo: esa tarde volábamos de regreso a Madrid. Alquilamos un equipo de snorkel en la misma playa, por 5$: gafas, tubo, aletas y chaleco. Y vivimos una experiencia increíble.

Cenotes: un baño en aguas dulces y cristalinas.

El suelo calcáreo de la península del Yucatán absorbe el agua de lluvia y forma estas cuevas inundadas o pozos de agua dulce, en los que es posible zambullirse en un entorno de fantasía. Hay decenas de cenotes por toda la Riviera Maya, vinculados a sacrificios, ritos y leyendas como el cenote sagrado de Ik Kil, el «lugar de los vientos». Por su cercanía a Chichén-Itzá, lo visitamos en el mismo tour a esta ciudad. Precioso, aunque bastante saturado de turistas. Otros mucho más tranquilos son el cenote Edén o el cenote Azul, justo al otro lado de la carretera del hotel Barceló donde nos alojamos.

Cenote de Ik Kil

Cenote de Ik Kil

Ciudades coloniales: Valladolid. 

Otro imprescindible que ver en Riviera Maya y/o alrededores, dentro de la península del Yucatán, son las maravillosas ciudades coloniales como Valladolid, nuestra última parada en la excursión a Chichén-Itzá. En sus calles de coloridas y señoriales casas aún se aprecian en las esquinas las piedras con las que fueron construidas, extraídas de los templos mayas de Zací, palabra que significa «gavilán blanco». En ella se prendió la chispa de la Revolución Mexicana en 1910.

Calles de Valladolid, México

Calles de Valladolid, México

Iglesia de San Gervasio, Valladolid

Iglesia de San Gervasio, Valladolid

Relax y ocio en Playa del Carmen.

«Me voy a México, ¡me tienes que decir qué ver en Riviera Maya!» Mi amigo Javi, quien ha estado viviendo 9 meses allí, fue contundente: «Cancún es Benidorm. Pero a Playa del Carmen tienes que ir. Hay muy buen rollo». Con tiendas de artesanía, taquerías, restaurantes de locales y guiris mezclados en armonía, una playa larga y cuidada, una iglesia pequeña y encantadora… ¡Y arte urbano por doquier! Una gran muestra de graffitis dándole alegría a esta ciudad agradable, tranquila, en la que pasar un día de compras, relajada en la playa o degustando comida local. Al anochecer sus chiringuitos a pie del Caribe se prenden de velas y música en directo. Gracias, Javi, me encantó Playa del Carmen.

Mural de Frida Kahlo en Playa del Carmen

Mural de Frida Kahlo en Playa del Carmen

Playa del Carmen al atardecer

Playa del Carmen al atardecer, qué ver en Riviera Maya

Riviera Maya. Datos prácticos. 

¿Es seguro Riviera Maya?

Muchos viajeros muestran reticencias a la hora de viajar a México y se preguntan por la seguridad en Riviera Maya. Por mi experiencia puedo decir que Riviera Maya es muy segura. Nunca tuvimos sensación de inseguridad tanto en las excursiones que hicimos como en los lugares que visitamos por nuestra cuenta. Por Playa del Carmen, Isla Mujeres, Cozumel o Valladolid caminamos tranquilamente sin tener ningún problema, tomando fotografías como cualquier turista, así como nos bañamos en la playa y fuimos en taxi hasta Akumal.

El viaje al paraíso: cómo llegar a Riviera Maya.

La compañía Evelop vuela directa de Madrid a Cancún. Son 11 horas de vuelo que se me pasaron, nunca mejor dicho, volando. Gracias al servicio Turista Plus disfrutamos de un embarque preferente, poder elegir el menú de la comida y un trato exquisito por parte de la tripulación. Aunque he de decir que ya había volado anteriormente con esta compañía, a Isla Mauricio, en clase turista y el trato también fue el mejor.

Embarcando en Evelop rumbo a Cancún

Embarcando en Evelop rumbo a Cancún

Llegando al paraíso

¡Llegando al paraíso!

Alojamiento en Riviera Maya: Barceló Maya Grand Resort. 

Nuestra «casa» en Riviera Maya: el Barceló Maya Grand Resort,  ¡y qué casa! De instalaciones inspiradas en la arquitectura maya, al borde mismo del azul Caribe en una playa de postal, de palmeras y aguas cristalinas… Un placer para los sentidos: para el paladar, en sus múltiples restaurantes temáticos de cocinas del mundo (el mejor, para mí, el mexicano por supuesto); para el tacto al pisar las blancas arenas; el oído, al escuchar el rumor del mar al amanecer; para la vista el perderse en ese paisaje de ensueño… Y para el olfato, ¿hay un olor mejor que el de las vacaciones en el paraíso? Lloramos al irnos, y no es una exageración andaluza.

Disfrutando en la playa del Hotel Barceló Maya

Disfrutando en la playa del Hotel Barceló Maya Grand Resort

Riviera Maya, Barceló Maya Grand Resort

Riviera Maya, Barceló Maya Grand Resort

Consejo: deja al menos un día para disfrutar del resort.

¡Cuántas cosas que hay que ver en Riviera Maya! Cierto. Y tantas excursiones en las que hay que levantarse al alba pueden acabar por agotarnos. No hay que olvidar que estamos de vacaciones. Mi consejo es que al menos guardes un par de días para descansar en el resort: deja el reloj en la habitación. Túmbate en la playa. Haz un poco de paddle surf aprovechando la baja marea. Date un capricho y prueba varios de sus restaurantes, ¡y el bar de la piscina! Para terminar ¿qué tal una sesión de spa? Te prometo que al atardecer sólo podrás pensar, cóctel en mano, qué bella es la vida…

Zona Spa del Hotel Barceló Maya

Zona Spa del Hotel Barceló Maya Grand Resort

¡No viajes sin seguro! Yo recomiendo Intermundial. Si lo compras a través de mi web tienes un 20% de descuento usando mi código LACOSMOPOLILLA10. Lo puedes conseguir pinchando aquí


Sigue viajando por México en el blog:

Agradecimientos: muchas gracias a B the travel brand por haber hecho realidad este viaje de ensueño por Riviera Maya. 

0 0 vote
Article Rating
TAGS
guest
11 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
Johan

Me encanto la fotito en el agua de fondo las tortugas y el agujero azul muy lindoo ¡¡¡

Lucia Lopez
Lucia Lopez
Reply to  Johan

A mi también me han gustado mucho mucho las fotos!! Viajaré en Junio!!!! XD no puedo esperar!

fernanda
fernanda

planeando mi viaje en Junio, gracias por la recomendaciones, Isla Contoy cuanto dura mas o menos , voy a estar alojada en Isla Mujeres, seguramente desde ahi podre contratar tour?