El año más viajero de mi vida

El año más viajero de mi vida

Querida abuela, todos los años he ido a verte por Navidad y te contaba los viajes que había hecho, los lugares que había conocido. Este es el primero que no voy a hacerlo. Por 2016 pasaste casi de puntillas, y en enero te despediste para siempre. Recuerdo cuando presumías de mí ante los otros abuelos: “ha venido a verme mi nieta, la viajera”. Tú siempre me decías “niña, viaja, que la vida es muy corta y pasa volando”. Es por ello que te gustará saber que este ha sido el año más viajero de mi vida. El año en que mis alas han crecido y se han hecho fuertes, sin miedo a abrirse y despegar.

“Los científicos dicen que estamos hechos de átomos pero a mí un pajarito me contó que estamos hechos de historias”. Galeano.

Una foto publicada por la cosmopolilla (@lacosmopolilla) el

En este, el año más viajero de mi vida, he caminado hasta el fin del mundo, azotada por el viento. Allí donde no hay más que océano y abismo. Allí donde las cascadas mueren en el mar.  

De camino al fin del mundo he parado en Ézaro, la cascada que cae al mar #galiciaesmágica Una foto publicada por la cosmopolilla (@lacosmopolilla) el

Me convertí en princesa de cuento por un día en un pueblo medieval llamado Rotemburgo. Me perdí en un mar de olivos, verde que te quiero verde, en las serranías del sur de Jaén, por rutas de castillos y batallas.

 

Rothenburg es uno de los lugares por los que pase en mi #rutaromántica por #Alemania. Mañana te cuento más en el blog! #Feliznoche

 

Una foto publicada por la cosmopolilla (@lacosmopolilla) el

En el año más viajero de mi vida me dejé llevar por las calles de Copenhague, solo porque sonaba demasiado bien…

Llueve en el canal, la corriente enseña el camino hacia el mar… #Copenhagen Una foto publicada por la cosmopolilla (@lacosmopolilla) el

Jugué en verdes praderas, acaricié la hierba con mis manos entre montañas nevadas anunciando el fin del invierno. Esparcí dientes de león al aire, formulando deseos imposibles entre mis labios.

¡Buenos días! ¿Pedimos un deseo? Yo ya tengo el mío… #felizmiercoles Una foto publicada por la cosmopolilla (@lacosmopolilla) el

Exploré una isla multicolor al otro lado del océano donde el agua siempre es turquesa. Hogar de tortugas centenarias, esconde cascadas submarinas y tierra pintada con tizas de color. Escuché lenguajes extraños orando a Brahma, Visnú y Shiva, en un lago sagrado envuelto en música, flores e incienso.

Ofrendas en Grand Bassin, la pequeña India de Mauricio. Una foto publicada por la cosmopolilla (@lacosmopolilla) el

Y así se escurrió un verano distinto, más largo que nunca, plagado de atardeceres. Redescubriendo el sur con lugares secretos, bailando entre brujas en aquelarres hasta el amanecer.

Retratando la luz. #Atardecer en el #CabodeGata. Una foto publicada por la cosmopolilla (@lacosmopolilla) el

Cumplir un sueño me llevó hasta mares lejanos cuajados de estrellas, un auténtico paraíso. A convivir con pueblos indígenas en lo más profundo de la selva, experiencias que te marcan, te cambian por dentro y te hacen crecer…

Dont take the starfish, please 🙂 Una foto publicada por la cosmopolilla (@lacosmopolilla) el

En el año más viajero de mi vida he nadado entre tortugas y peces de colores. Me he bañado en cascadas perdidas. He avistado ballenas en el Pacífico. Y saludado de vuelta a monos y perezosos: ¡pura vida! Dije que volvería. Y volví.

Colecciona momentos, no cosas. Mi gran momento de hoy: bañarme en una de las tres Cascadas Perdidas de Boquete. Una foto publicada por la cosmopolilla (@lacosmopolilla) el

Otoño que suena a timbres de bicicletas, a canciones de campanas. Caen las hojas amarillas al agua de los canales. La vuelta a Europa se llena de color en el mercado de las flores de Utrech, ¿me puedo quedar aquí a vivir?

Me encanta Utrecht. Es una mini Ámsterdam con 1 coche y 10.000 bicis #cosmoUtrecht Una foto publicada por la cosmopolilla (@lacosmopolilla) el

Pero schhhh escucha. Apura el té. Vamos que no llegamos. Llaman a la oración desde la mezquita. Suenan los tambores en la plaza con alegría. De repente estoy de vuelta en Marrakech, entre risas, amigos. Perdida en el laberinto del zoco entre lámparas, especias… No, no me enseñes la salida. No me quiero ir.

En el año más viajero de mi vida he visto prenderse las luces de Navidad en Flandes, en los mercadillos de Brujas  y de Gante.

¿Qué es lo que más me ha gustado?… ¿Cuántas veces se puede el corazón enamorar? Sí, definitivamente, lo mío va a ser promiscuidad… 

Y así sin darme cuenta me robaste el coraçao 😍 Una foto publicada por la cosmopolilla (@lacosmopolilla) el

En el año más viajero de mi vida he conocido a Néstor en Kuna Yala, quien vive en Nalunega en una choza unifamiliar con sus suegros, 7 hijos y perro lanudo. A Kevin, el pescador de La Palma en Darién.

Mi familia Kuna esta semana en Nalunega. #cosmopanamá #SanBlas   Una foto publicada por la cosmopolilla (@lacosmopolilla) el

Me han regalado sonrisa por sonrisa, sin esperar nada a cambio…

 

Gracias #IslaMauricio por recordarme que la sonrisa es un lenguaje universal que acerca a las personas seamos de donde seamos. #Vacacionesblogger

 

Una foto publicada por la cosmopolilla (@lacosmopolilla) el

Me he inspirado con la sabiduría viajera de Kandy, la abuelita mochilera, quien me enseñó que viajar no tiene edad. Sé que te hubiera encantado conocerla.

“Una vida es libertad. Yo siempre pienso que soy un pájaro”. Entrevista a Kandy, la abuelita mochilera en el blog. Link en la biografía! Una foto publicada por la cosmopolilla (@lacosmopolilla) el

En el año más viajero de mi vida también me he dejado mimar por los entrañables y acogedores vecinos de Frailes en la fiesta del vino.

Lo mejor de #Frailes, su gente. ¿Aún no has leído mi nuevo post en el blog sobre este rincón #andaluz? Link en la bio.   Una foto publicada por la cosmopolilla (@lacosmopolilla) el

Suspiré ante la inmortal sirena viuda, la exiliada, echando de menos a su verdadero amor… (“La sirena viuda“, Benedetti).

Exiliada del mar y abandonada por el príncipe, que se caso con otra, bella y eterna sirenita 🙂 Una foto publicada por la cosmopolilla (@lacosmopolilla) el

En el año más viajero de mi vida he comido un tajine de pulpo a orillas del Atlántico en Sidi Kouki. Una bratwurst en Würzburg mientras vivía un deja-vù con Praga. Unas auténticas patatas fritas en la Grand Place. He saboreado un frío smorrebrod con la eterna duda de ser o no ser. Un gallopinto entre rascacielos, contemplando la lluvia tropical caer. Una contundente francesinha en Oporto. Unos noodles “non spicy, please” en el mercado callejero de Quatre Bornes.

¿Os gusta comer en mercados callejeros? ¡Qué ricos esos fideos en Quatre Bornes con Irene de @tragaviajes! Precio: 80 rp (2€).   Una foto publicada por la cosmopolilla (@lacosmopolilla) el

No he tenido un hijo. No he escrito un libro. Pero sí he plantado un carbayo, que crece junto al Jardín Botánico de Gijón.

 

Compensar la huella de carbono plantando un carbayo, ¡hagamos bosques! #Gijonsostenible16

 

Una foto publicada por la cosmopolilla (@lacosmopolilla) el

He despedido al sol en el Mediterráneo y el Atlántico. En  la ribera del Duero. En la arena del Caribe, del Índico y del Pacífico.

Mi rincón de pensar. #Motril #Granada #cosmopolilla #dreaminggranada   Una foto publicada por la cosmopolilla (@lacosmopolilla) el

En el año más viajero de mi vida he disfrutado de decenas de encuentros y despedidas, cientos de besos y abrazos.. Nervios, ilusiones, sonrisas… Momentos inolvidables. 

Al final viajar es esto. Reír hasta llorar, volar sobre los árboles, compartir momentos… @iatiseguros #TBMAndorra #tbmiati Una foto publicada por la cosmopolilla (@lacosmopolilla) el

He cogido 26 aviones, 16 trenes, incontables autobuses, 8 barcos y un velero.

“Difícil, no imposible”. #Dicenlosbuses 😉 #cosmopanamá Una foto publicada por la cosmopolilla (@lacosmopolilla) el

He cruzado fronteras a pie. Me han sellado el pasaporte 12 veces en el año más viajero de mi vida.

Cruzando el puente sobre el río Sixaola, frontera entre #Panamá y #CostaRica. ¡Menudo aguacero!   Una foto publicada por la cosmopolilla (@lacosmopolilla) el

He hecho y deshecho la mochila unas 52 veces.

 

¡Lista para despegar! ✈ Próxima parada……. Sigue #cosmoflanders 😊 #visitflanders Una foto publicada por la cosmopolilla (@lacosmopolilla) el

Y todo esto he hecho, abuela, en el año más viajero de mi vida… Hasta el momento. Porque el viaje no ha hecho más que comenzar.

47
Deja un comentario

avatar
25 Comentarios
22 Respuestas
0 Seguidores
 
Comentario con más reacciones
Comentario más polémico
26 Autores
AugustocosmopolillaGranPumukiMartha PetzoldtJose Lop Autores recientes
Augusto
Invitado/a

Hola! Buenísima la web, felicidades! Te contacto de tripuniq.com, conectamos a viajeros con expertos locales quienes resuleven dudas de viaje y planifican un itinerario a medida que entragan a través de un app. Contamos con más de 600 expertos en 100 ciudades del mundo. A nuestros clientes les encanta el… Leer más »

1 7 8 9