Viajar a Marrakech, especias

Marrakech, el Imperio de los sentidos

Corre corre que no llegamos… Quedan dos horas y cinco pruebas y el laberinto de callejuelas del zoco de Marrakech nos está jugando una mala pasada. Espera, para. ¡Ya hemos pasado por aquí! Estamos dando vueltas sin sentido… Esto es un caos. Aquí no hay quien se oriente. Ay, los mapas no sirven para viajar a Marrakech. Caras de desconcierto. Risas nerviosas. Señalo: creo que es por allí. Alguien nos quiere ayudar: ¿qué buscan? El número 33. Es este. Negamos con la cabeza. Otra voz nos confunde: por aquí, por aquí… Tampoco. Desaliento. ¡No vamos a encontrar la lámpara maravillosa nunca! Tranquila, muyaya, es sólo un juego… ¿Sólo un juego? 

viajar-a-marrakech-perdidos-en-la-medina

“Perdidos” en la Medina. Foto: Tierras insólitas.

Marrakech, noviembre 2016. Plaza de Jemaa el-Fna, terraza de Le grand balcon Café Glacier. Bebo mi té de menta despacito, saboreando el momento. Atardece. Las luces parpadean en esta plaza de vida palpitante que se agita bajo mis pies. Cientos de banderas de color rojo intenso ondean al ritmo de tambores y ocarinas. El humo comienza a subir de los puestos y se esparce por la plaza formando un techo vaporoso. Desde los alminares llaman a la oración con ese eco hipnótico.

atardecer-en-jemaa-el-fna

Atardecer en Jemaa el Fna

Sí, lo he vuelto a hacer: viajar a Marrakech de nuevo. Esta vez acompañada de mis amigos de Tu Blog de Viajes y con unos anfitriones queridos y conocidos: Nuria y Hamid de Viajes Marrakech, quienes sonríen cómplices sin querer desvelar las sorpresas que nos aguardan durante los próximos días. Apuro mi té que me sabe a felicidad, a reencuentro, a pura emoción.

Té de menta en Marrakech

Té de menta en Marrakech

Viajar a Marrakech, el Imperio de los sentidos. 

Retornar a Marrakech es experimentar de nuevo la anarquía, el caos que reina en el corazón de ciudad, entre telas, comidas, burros y motos, destellos dorados de falsas alhajas y lámparas andalusíes. Un teatro mutante que hay que sortear para conseguir llegar al tranquilo Riad, un oasis entre el bullicio donde descansar para volver a salir. ¿A dónde? Vamos a conocer la verdadera Medina. Pero esta vez no vale pasear: hay que sumergirse en ella, sentirla. ¿Cómo? Con una gymcana para viajar a Marrakech con los cinco sentidos. Dos equipos; seis pruebas. ¡Comienza la cuenta atrás!

Zoco de Marrakech, Foto de: Tierras Insólitas

Zoco de Marrakech, Foto de: Tierras Insólitas

Viajar a Marrakech con el tacto.

En un extremo de la Medina se encuentran los curtidores, esas piscinas de colores donde se trabaja el cuero manualmente, tan fotogénicas como el fuerte hedor que desprenden. Lo mejor es hacerse con un buen ramo de menta que lo disfrace. Aquí la piel se moldea para más tarde ser pintada, decorada y recortada hasta convertirse en una mochila o cartera. O incluso en una babucha perdida… Que hay que encontrar palpando para superar la primera prueba.

Los curtidores.

Los curtidores. Foto: Los viajes por el mundo.

Viajar a Marrakech con el olfato.

Junto a la Madraza, la gran escuela coránica de azulejos y cenefas que me recuerda a la Alhambra y ya descubrí en mi primer viaje a Marrakech se encuentra la farmacia bereber. En sus salas de alquimia se fabrican cientos de especias, tés y remedios naturales como unos pequeños cristales de eucalipto para el constipado. ¿Serías capaz de distinguir el comino del cilantro? ¿El azafrán del jengibre?

viajar-a-marrakech-con-el-olfato-especias

Especias de Marrakech

Viajar a Marrakech con la vista…

Ya hemos dejado atrás los atrevidos colores de las especias, que atrapan los objetivos en la plaza. Las chilabas para los días de fiesta, rojas, azules y amarillas. Las callejuelas nos devuelven al zoco de los metales, donde brilla la plata y suena el martillo. Nuestra misión ahora: encontrar la lámpara maravillosa, espero que con genio de los deseos. Yo ya sé qué pedirle…

Zoco del metal

Zoco del metal

Viajar a Marrakech con el gusto…

El sabor de un cous cous con pollo recién hecho. Un delicioso tajine de kefta. Ya lo escribí con otras letras: me apasiona la gastronomía marroquí. Aprender a elaborar estos manjares es harina de otro costal: como todo arte ancestral requiere sus tiempos, sus normas. La ceremonia del té no es para menos, se trata de un ritual de hermanamiento donde se comparte algo más que buena conversación y azúcar. Sabroso y dulce: hervir, colar, mezclar, volver a hervir… Ay, no voy a revelar el secreto. Sólo diré que poniendo amor queda exquisito, ¡listo para servir!

viajar-a-marrakech-te-de-menta

Aprendiendo a hacer un té a la menta

Viajar a Marrakech con el oído…

Comienza a oscurecer y un patio de la Medina se anima con el sonido del Gwana, la música tradicional bereber. Hora de bailar y cantar al ritmo que marcan las Karkabas, una melodía ancestral que nos transporta con sus notas muy lejos, a las arenas frías del desierto de Merzouga en una noche de fuego y estrellas.

Música y bailes de Marruecos

Música y bailes de Marruecos

Viajar a Marrakech: regatear en el zoco…

No has estado en Marrakech si no superas la prueba definitiva, la que aúna TODOS los sentidos más la noble virtud de la paciencia: el arte del regateo. Conseguir la mejor mano de Fátima en relación calidad – precio con un puñado de dirhams en el bolsillo no es tarea fácil, pero cuyo triunfo sabe mejor que un dulce té.

Irene de Tragaviajes comprando en el zoco de Marrakech

Irene de Tragaviajes comprando en el zoco de Marrakech

El fin de la jornada lo ponen los cantes y bailes en una cena con espectáculo, en el mítico Dar Essalam por donde han pasado personajes como Churchill o Hitchcook… Y a dormir entre anécdotas y risas. Al día siguiente nos espera un sueño azul y blanco en Essaouira, la Perla del Atlántico.

De nuevo en Marrakech

De nuevo en Marrakech

¡No viajes a Marruecos sin seguro! Yo recomiendo Intermundial. Si lo compras a través de mi web tienes un 10% de descuento usando el código LACOSMOPOLILLA10. Puedes comprarlo pinchando aquí:

Seguros Intermundial La Cosmopolilla
Echa un vistazo a mis otros artículos sobre Marruecos:

Código ético: este artículo contiene enlaces de afiliados. Esto significa que si compras o reservas a través de ellos recibo una pequeña comisión sin que por ello se incremente el precio final. Así me ayudas a seguir con el blog. Todo lo que recomiendo sobre viajar a Marrakech está basado en mi experiencia. 

22
Deja un comentario

avatar
11 Comentarios
11 Respuestas
0 Seguidores
 
Comentario con más reacciones
Comentario más polémico
12 Autores
cosmopolillaNuriaVirCristinaCarmen Autores recientes
Vir
Invitado/a
Vir

Qué bonito Patri, me has transportado totalmente a Marrakech 🙂 y eso que no he estado nunca!! Qué bonita experiencia que vivisteis!

Nuria
Invitado/a

Me has hecho revivir la ciudad en la que vivo!!! Me encanta tu post, Un fuerte abrazo Patri

¡No olvides contratar tu seguro de viaje!