Qué ver en Medina de Pomar, Burgos
Castilla y León España

Un paseo por Medina de Pomar, el corazón del señorío de los Velasco

Escrito por la
el
18 diciembre, 2020

Un 6 de octubre de 1556 partía el emperador Carlos V de Laredo, a orillas del Cantábrico, en su último viaje a Yuste. Tres días habían pasado cuando cruzó la muralla de Medina de Pomar en tierras burgalesas, hospedándose en el casco histórico de la villa. Cuentan los cronistas que en ella sufrió una indigestión de escabechados que le hizo guardar reposo durante dos días, antes de continuar el camino a su retiro monacal. Así, la llamada ruta de Carlos V pasa por esta localidad nobiliaria, antigua capital de Las Merindades y señorío de los Velasco, condestables de Castilla. Por su importancia histórica y rico patrimonio, es digna de una visita.

El Alcázar, qué ver en Medina de Pomar

El Alcázar, qué ver en Medina de Pomar, Burgos

El Alcázar de los Condestables -hoy Museo Histórico de Las Merindades-, el Arco de la Cadena, las callejuelas del centro histórico, el convento de Santa Clara o incluso el arte urbano que colorea de trazos azules, rojos o blancos los muros de la calle Mayor son algunos de los atractivos que ver en Medina de Pomar. ¿Seguimos la ruta de las manzanas?

Medina de Pomar, Burgos

Medina de Pomar, Burgos

Lugares que ver en Medina de Pomar:

  1. Arco de la Cadena.
  2. Plaza del Corral.
  3. Arco de la Judería.
  4. Plaza Mayor de Medina de Pomar.
  5. Alcázar de los Condestables.
  6. El Monasterio de Santa Clara.

Fuente: Google maps.

Alojamiento en Medina de Pomar.

Un hotel con mucho encanto: la Posada Torre Palacio la Taxuela, en Villanueva la Lastra, a 3 kilómetros de Medina de Pomar.

Casas nobles de Medina de Pomar

Casas nobles de Medina de Pomar

El Arco de la Cadena.

Siguiendo los pasos de aquel último peregrinaje de Carlos V, el visitante que cruza el río Trueba y pasa bajo el Arco de la Cadena se encuentra con una ciudad antigua, rodeada de la llanura castellana y montañas cubiertas de blanco en el horizonte, de donde sopla un viento frío. Por su ubicación, al norte de la meseta y a un paso de la cornisa Cantábrica, Medina de Pomar fue desde la Edad Media una importante vía de comunicación del centro de la península al Cantábrico. Lugar de descanso de reyes, por esta no sólo pasó el emperador: su madre, la mal llamada Juana la Loca se detuvo también en esta villa antes de embarcarse en el puerto de Laredo, rumbo a Flandes, para desposarse con Felipe el Hermoso.

Casco antiguo de Medina de POmar

Casco antiguo de Medina de POmar

Las ruinas de un primitivo castillo en la plaza del Corral arrojan pistas sobre lo que llegó a ser esta villa -ciudad desde 1894-. Un cruce de caminos cuyo destino quedaría marcado en el siglo XIV, cuando el rey Enrique III de Trastámara le otorgó el señorío a Pedro Fernández de Velasco, su camarero mayor, por los favores prestados para conseguir la corona. Poderosa familia que llegarían a ser los Condestables de Castilla.

Castillo medieval, qué ver en Medina de Pomar

Castillo medieval, qué ver en Medina de Pomar, Las Merindades

Nota: te puede interesar este artículo sobre los pueblos más bonitos de la provincia de Burgos.

Las Torres de Medina: el Alcázar de los Condestables.

El poderío de los Velasco es perceptible en los dos principales monumentos históricos que ver en Medina de Pomar: el Alcázar, su residencia; y el monasterio de Santa Clara, panteón familiar.

Murales de Medina de Pomar, Burgos

Murales de Medina de Pomar, Burgos

El visitante que se encuentre ante el inexpugnable castillo conocido también como “Las Torres”– a las que les canto el poeta andaluz Alberti- se sentirá sobrecogido del tamaño y la majestuosidad. De estilo árabe, fue construido en el siglo XIV como fortaleza defensiva, guardando en su interior un lujoso palacio. Poco queda de aquellas ricas estancias por las que se paseaban los Condestables de Castilla -apenas unos frisos con yeserías mudéjares en el Salón Noble-. El Alcázar sería como un gran cascarón vacío, si no albergara en su interior el Museo Histórico de las Merindades. Un recorrido por la historia de la ciudad y esta vasta comarca al norte de Burgos con exposiciones permanentes y temporales.

Museo histórico de las Merindades, Medina de Pomar

Museo histórico de las Merindades, Medina de Pomar

«¡A las altas torres altas
de Medina de Pomar.
Al aire azul de la almena,
a ver si ya se ve el mar!
¡A las altas torres mi morena!»

(Rafael Alberti)

Alcázar de los Condestables de Castilla, qué ver en Medina de Pomar Burgos

Alcázar de los Condestables de Castilla, qué ver en Medina de Pomar Burgos

Centro histórico de Medina de Pomar.

La calle Mayor, decorada con cuadros de artistas locales en un movimiento de revitalización de la pequeña ciudad, conduce hasta la plaza Mayor. Una rectangular ágora castellana con soportales, bares y comercios que en su extremo ofrece al visitante un mirador para recrearse con las vistas del paisaje verde y agreste del norte de Burgos. La intervención de arte urbano que da color a la ciudad, se completa con una serie de manzanas con mensajes distribuidas por todo el casco histórico de Medina, haciendo honor a su nombre.

Plaza Mayor, qué ver en Medina de Pomar Burgos

Plaza Mayor, qué ver en Medina de Pomar Burgos

La plaza Mayor de Medinad de Pomar

La plaza Mayor de Medina de Pomar

El Monasterio de Santa Clara.

Extramuros, se ubica uno de los monasterios más antiguos y relevantes de Castilla. Con siete siglos de historia, fue fundado en el siglo XII por Sancho Sánchez de Velasco y su esposa doña Sancha. La iglesia del convento y las estancias sagradas -donde aún hoy habitan monjas de clausura- son de una belleza y detalles exquisitos. Concebido como panteón, en el siglo XVI la capilla funeraria de la Concepción quiso imitar a la de los Condestables de la catedral de Burgos, la que llaman “Catedral dentro de la Catedral”.

Iglesia del monasterio de Santa Clara, Medina de Pomar

Iglesia del monasterio de Santa Clara, Medina de Pomar

Estrellas en el techo de la capilla funeraria, monasterio de Santa Clara

Estrellas en el techo de la capilla funeraria, monasterio de Santa Clara

El museo del convento de Santa Clara atesora importantes tesoros de arte sacro e imaginería, destacando el Cristo yacente de Gregorio Fernández, máximo exponente de la escultura de la escuela castellana de escultura durante el Barroco.

Cristo yacente, monasterio de Santa Clara

Cristo yacente, monasterio de Santa Clara

El detalle más curioso del monasterio de Santa Clara lo pone la Sala de las Maletas: existe una habitación donde al ingresar las novicias dejaban sus pertenencias para tomar los hábitos hasta el día de su muerte. Hoy, se exhiben varias de estas maletas de diferentes épocas, algunas de ellas con siglos, único legado de las que han entregado su vida a la oración y la clausura.

La sala de las Maletas

La sala de las Maletas, qué ver en Medina de Pomar, Burgos

Sigue viajando por Castilla y León en el blog:

7 planes que hacer en la Montaña Palentina para disfrutar de un otoño diferente

Oña y el Real Monasterio de San Salvador, una joya medieval al norte de Burgos

Wamba: el osario más grande de España está en Valladolid

10 lugares que visitar en Segovia: el encanto de la ciudad del Acueducto

La “Bella Desconocida”: qué ver en Palencia capital

El agua mágica de las cuevas de Ojo Guareña

Qué ver en Covarrubias, el pueblo donde hasta las papeleras son bonitas

Código ético: este artículo contiene enlaces de afiliados. Eso significa que si reservas a través de estos enlaces recibo una pequeña comisión sin que por ello se incremente el precio final. Así me ayudas a seguir con el blog. Todo lo que he escrito en este artículo sobre qué ver en Medina de Pomar, Burgos está basado en mi propia experiencia.

TAGS

DEJA UN COMENTARIO