Ruta de 15 días por Rumanía, el país de Los Cárpatos

Castillo de Corvino, Ruta de 15 días por Rumanía

No dudo cuando me preguntan qué tal por Rumanía, si me gustó, si merece la pena. Se trata de un país que me sorprendió para bien y que no me importaría regresar para seguir explorándolo. Su variedad de paisajes, con las altas y misteriosas montañas de Los Cárpatos y ese aura de leyenda; valles fluviales, las playas de mar Negro (a las que no llegué), monumentales ciudades, granjas rurales y villas de cuento ancladas en el tiempo de la Edad Media… Su gente es amable, su comida contundente y deliciosa… ¡y con los precios más económicos de Europa! Lo cual además lo convierte en un destino muy asequible. A continuación, te cuento mi viaje a este fascinante país ideal para recorrer en coche: mi ruta de 15 días por Rumanía. ¿Eres supersticiosa? No olvides un puñado de ajos. El castillo del conde Drácula y su ciudad natal nos esperan.

Castillo de Drácula, ruta de Drácula por Transilvania, Rumanía

Castillo de Drácula, Transilvania

Monasterios ortodoxos donde parpadean la luz de decenas de cirios, proyectando sombras en mosaicos antiguos. Historias de un sangriento príncipe que venció a la muerte -y ciertamente Bram Stoker con su pluma convirtió al mito de Drácula en inmortal- considerado por los locales como héroe por plantar cara a los turcos. Lo cierto que hay mucha más Rumanía más allá de Transilvania y el folclore. Mi recomendación es trazar una ruta complementaria, que aúne naturaleza con ciudades patrimonio, castillos con pequeños pueblos de encanto genuino.

Plaza Unirii, Timisoara, ruta de 15 días por Rumanía

Plaza Unirii, Timisoara, ruta de 15 días por Rumanía

Mapa: 15 días en Rumanía. 

  1. Bucarest.
  2. Brasov.
  3. Castillo de Bran.
  4. Sighisoara.
  5. Alba Iulia.
  6. Sibiu.
  7. Oradea.
  8. Timisoara.
  9. Castillo de Corvino o Hunyad.
  10. Târgu Mures.
  11. Castillo de Peles.

Fuente: Google maps.

Cómo llegar a Rumanía.

La puerta de entrada al país suele ser su capital: Bucarest. Los vuelos desde España resultan económicos. Desde Madrid y Barcelona hay conexiones frecuentes con aerolíneas de bajo coste como Wizzair o Ryanair. Con un par de meses de antelación, el billete con Ryanair me salió por 75€ ida y vuelta. En cualquier caso, yo siempre comparo precios y horarios de diferentes compañías con el buscador de Skyscanner.

Palacios de Bucarest, Rumanía

Palacios de Bucarest, Rumanía

La moneda en Rumanía. 

A pesar de que pertenece a la Unión Europea y no es necesario el pasaporte para viajar a Rumanía, aún no disponen de euros. La moneda en Rumanía es el Leu y la equivalencia: 1€ son 4,72 Lei (plural de Leu); 15 Lei = 3€. Como dije en la introducción a esta ruta de 15 días por Rumanía, viajar por el país de Los Cárpatos resulta muy económico.

Moverse por Rumanía. 

Una vez en el aeropuerto de Bucarest, para trasladarte a la ciudad puedes coger el autobús local al centro o un taxi/UBER. Yo me descargué la app de Bolt y me resultó muy barato moverme por la ciudad, aunque en el área metropolitana también hay metro. Otra forma es reservar previamente un traslado privado desde el aeropuerto a la Bucarest. Aunque, para hacer esta ruta por Rumanía en 15 días te recomiendo que alquiles un vehículo a tu llegada para poder moverte por tu cuenta. Si no quieres conducir, también hay transporte público aunque hay que tener en cuenta los tiempos. Por ejemplo, un tren de Bucarest a Timisoara se demora unas 8 – 10 horas en llegar. Tendrías que seleccionar menos lugares, aquellos preferentes a la hora de diseñar el itinerario.

Centro histórico de Oradea, Rumanía

Centro histórico de Oradea, Rumanía

¡No viajes a Rumanía sin seguro de viaje!

Por lo que pueda pasar, yo recomiendo InterMundial. Si lo compras a través de mi web tienes un 20% de descuento usando el código LACOSMOPOLILLA10. Lo puedes conseguir pinchando aquí:

Viaje a Rumanía: itinerario de 15 días. 

Días 1 – 3: Bucarest, la capital rumana. 

Varias personas que han viajado recientemente a Rumanía me han confesado que se dirigieron directamente a Transilvania y que no pararon en Bucarest, su capital. Me atrevo a afirmar que se trata de un error. Considero que la llamada «Little Paris» es un punto esencial para comenzar a explorar el país, para empaparse de su Historia y su cultura, entender sus contrastes. Si bien tiene fama de ser gris o decadente, de no tener «mucho que ver», Bucarest se está modernizando a pasos rápidos. La fusión de viejos edificios comunistas con las fachadas que sobreviven de aquel pasado esplendoroso marcado por el Art Decó la dotan de una singularidad muy única.

Centro de Bucarest

Centro de Bucarest

Sin duda lo más bonito que ver en Bucarest es pasear por el centro histórico -dos días son más que suficientes para conocer lo más importante de la ciudad- admirando la fachada del Palatul CEC, junto al Museo de Historia Nacional de Rumanía. Entrar al monasterio Stavropoleos, una preciosa iglesia ortodoxa y claustro del siglo XVII. Tomar unas fotografías en la tan de moda librería Carturesti Carusel (seamos sinceras; libros no vamos a comprar… A no ser alguno en inglés). O caminar por los pasajes en torno a la Calea Victorie como el Macca – Vilacrosse.

La librería más bonita de Bucarest

La librería más bonita de Bucarest

El Bucarest de pasado comunista se advierte en la mitica plaza de la Revolución, junto a la que se ubican importantes monumentos como el Palacio Real o el Ateneo. Imposible no dejarse impresionar por el Parlamento de Bucarest: con una superficie de 340.000 metros cuadrados, se trata del edificio administrativo civil más grande del mundo. Se puede acceder a su interior reservando una visita guiada con antelación. Fuera del centro histórico, también se sitúan lugares interesantes para conocer como la Catedral de la Salvación (sin finalizar) el Arco del Triunfo o el monasterio Antim. Si te interesa ampliar información, descubre en este completo artículo todo lo que ver en Bucarest en 2 días.

Palacio del Parlamento de Bucarest

Palacio del Parlamento de Bucarest

Alojamiento en Bucarest: mis hoteles recomendados:

  • Pura Vida Sky Bar & Hostel: hostel para viajeros con bajo presupuesto, en busca de ambiente mochilero e internacional y en pleno centro histórico.
  • Ibis Bucuresti Gara de Nord: hotel básico de la cadena Ibis, precio medio. Situado junto a la Gara de Nord, un tranquilo barrio, al centro se puede ir en metro o media hora caminando.
  • Novotel Bucharest City Centre: hotel gama media – alta, cómodo y céntrico: la ubicación es perfecta, frente al Pasajul Victoria, la fotogénica calle de los paraguas de colores de Bucarest.
Pasajul Victoria, la calle de los paraguas de colores de Bucarest

Pasajul Victoria, la calle de los paraguas de colores de Bucarest

Del 4 al 7: Transilvania. Brasov y Sighisoara. 

Tras dos días explorando Bucarest (pongamos que el primero, de llegada e instalación, no cuenta), dejamos atrás la ciudad para sumergirnos en lo más conocido de Rumanía: las montañas de Los Cárpatos. Su panorama de picos afilados, valles abruptos, ríos ocultos entre la densa vegetación que sólo se les intuye por el sonido del agua y esos bosques de abetos tan espesos que el sol no penetra… Ha forjado durante siglos un entorno ideal para los misterios. Transilvania es una vasta región en la que la naturaleza gana la batalla. Aún así, es poseedora de pequeñas ciudades históricas y monumentales con una arquitectura heredada del Imperio Austriaco: no es de extrañar que al pasear por Brasov o Sibiu tengamos un dejavù con Sajonia o Baviera.

Brasov, ruta de Drácula por Transilvania

Brasov, ruta de Drácula por Transilvania

Campo base en Brasov.

Situada al sureste de Transilvania, la pequeña ciudad de Brasov se convierte en un punto ideal para hacer «campamento base» durante 3 ó 4 días y movernos en coche hasta los lugares más emblemáticos: el castillo de Bran, fortaleza medieval señalada por la tradición como «el castillo del conde Drácula» (aunque en realidad, nunca vivió en él). La ciudad romana de Alba Iulia; la bella Sighisoara, villa natal de Vlad Tepes, príncipe de Valaquia en quien se inspiró Bram Stoker para escribir su famosa novela epistolar. O conducir un día hasta Sibiu.

Torre del Reloj, Sighisoara

Torre del Reloj, Sighisoara

En todo caso, hay que tener en cuenta que gracias a Hollywood el castillo de Bran es uno de los lugares más visitados de toda Rumanía. Para verlo con tranquilidad, te recomiendo que acudas a primera hora de la mañana porque cuando llegan todos los tours, se satura. Adquiere previamente tu entrada rápida al castillo de Bran para no hacer cola en taquilla.

El castillo de Bran

El castillo de Bran

Si eres fan de la literatura y/o el cine vampírico, no te pierdas el itinerario completo tras las huellas del príncipe de Valaquia, incluyendo el lago Snagov o la fortaleza de Poenari: Ruta de Drácula por el corazón de Transilvania

8 – 10: Oradea, la ciudad de Gran Varadino en la frontera húngara.

La siguiente parada en esta ruta de 15 días por Rumania nos lleva la ciudad que fue fundada por los romanos como Gran Varadino: Oradea. Con un centro histórico ecléctico en el que se combinan los edificios barrocos con otras joyas construidas durante la Belle Epoque, es un placer visual recorrer la Strada Republicii hasta la plaza de la Unión, admirando palacios de estilo vienés y Art Noveau. Un palacio episcopal y la catedral católica junto con la Ciudadela son los ingredientes para un par de días explorando esta pequeña urbe asentada en el río Crisul. Los alrededores de Oradea son de pura naturaleza entre los que en verano se pueden encontrar granjas de aromática lavanda.

Edificios Art Noveau del centro de Oradea

Edificios Art Noveau del centro de Oradea

Hotel en Oradea.

Situado junto al río Crisul, a quince minutos caminando al centro histórico de Oradea, me alojé durante dos noches en el Hotel Double Tree by Hilton, con un magnífico spa donde relajarse tras caminar toda la ciudad.

11 y 12: Huellas de la Revolución en Timisoara. 

Extensas fincas de girasoles pintan de amarillo intenso la carretera que une Oradea con Timisoara, la ciudad de las flores donde se inició la Revolución Rumana que consiguió el derrocamiento del dictador Nicolae Ceaușescu. Así, una de sus visitas imperdibles es el Memorial de la Revolución, donde se recoge el testimonio de aquella época mostrado por los supervivientes. Una emotiva lección de Historia que cala hondo y que se completa con la la Catedral Metropolitana de Timisoara, situada al fondo de la icónica plaza de la Victoria.

Memorial de la Revolución, qué ver en Timisoara

Memorial de la Revolución, qué ver en Timisoara

Ahora nos encontramos junto a la frontera serbia, en una ciudad que fue adelantada a su tiempo, como muestra el monumento a la Bombilla que atestigua que Timisoara fue la primera de toda Europa en poseer alumbrado público. Hoy sigue siendo animada y cosmopolita, gracias a su vida cultural y universitaria. De calles y plazas a veces un tanto destartalada, se trata de una urbe de palacios desconchados por los que circula el viejo tranvía.

Qué ver en Timisoara, Rumanía

Timisoara, Rumanía, ruta de 15 días por Rumanía

La plaza Unirii de Timisoara: la más bella de Rumanía.

A mí Timisoara fue una de las ciudades que más me gustó de las que vi en Rumanía y culpa de ello la tuvo la plaza Unirii. Un rectángulo en el que compiten en belleza el colorido pastel de la fachada de la casa Brück, el Palacio Barroco, la catedral Católica Romana y la Iglesia Serbia Ortodoxa, junto a las que se asientan cafeterías y terrazas. Como eje central, la columna barroca Monumentul Sfânta Treime. No es de extrañar que con tanto monumento barroco también se le conozca a Timisoara como «La pequeña Viena».

La plaza Unirii es la más bonita de Rumanía, Timisoara

La plaza Unirii es la más bonita de Rumanía, Timisoara

Alojamiento y moverse por Timisoara.

Timisoara es una ciudad mediana. Su casco histórico se puede recorrer perfectamente a pie, en bicicleta o en tranvía turístico, deteniéndose en los principales puntos de interés. En hoteles como el que me hospedé (el NH hotel Timisoara) ponen a disposición de los huéspedes bicicletas de forma gratuita.

Día 13: castillo de Hunyad y Târgu Mures.

Seguimos esta ruta por Rumanía en 15 días en coche y nos vamos acercando ya de regreso a Bucarest. De nuevo toca cruzar Transilvania, ocasión ideal para ver algunos de los lugares emblemáticos que nos habíamos dejado pendientes como el castillo de Corvin o Hunyad. Un palacio medieval de cuento que perteneció al rey de Hungría y en cuyas mazmorras estuvo preso Vlad Draculea durante siete años.

Patio del castillo de Corvin, ruta de 15 días por Rumanía

Patio del castillo de Corvin, ruta de 15 días por Rumanía

La histórica Târgu Mureș es un punto ideal para hacer pernocta a medio camino y, si da tiempo, explorar el centro de la que fuera residencia real del rey de Hungría Matías Corbino en el siglo XV.

Día 14: regreso a Bucarest (con parada en el castillo de Peles). 

Última jornada de coche y antes de volver a donde comenzamos, la capital rumana, merece la pena visitar uno de los castillos más emblemáticos del país: el castillo de Peles, hoy museo nacional del país. En la página oficial, Muzeul National Peles, puedes consultar los horarios de apertura al público. Sin duda el broche de oro para un viaje inolvidable a una pequeña parte de Rumanía de la que siempre -te lo aseguro- querrás más. Todo llega…

Castillo de Peles, Rumanía

Castillo de Peles, Rumanía

Agradecimientos: muchas gracias a Experience Romania por hacer posible este viaje por el increíble país de Los Cárpatos. Todo lo que he escrito en este artículo sobre esta ruta por Rumanía en 15 días está basado en mi propia experiencia. 

1
Deja un comentario

avatar
1 Comentarios
0 Respuestas
0 Seguidores
 
Comentario con más reacciones
Comentario más polémico
0 Autores
Autores recientes
trackback

[…] Si hace nada recomendábamos un castillo en concreto de este país, hoy nos vamos con La Cosmopolilla en una ruta por Rumanía, el país de los Cárpatos […]

¡No olvides contratar tu seguro de viaje!