Qué ver en Portugal de norte a sur: lugares imprescindibles

Que ver en Portugal

Portugal, cuanto más voy más me gustas. Fuiste mi primera vez, primer pasaporte -aún no existía la UE- a principios de los 90. Era pequeña, casi no te recuerdo, aunque conservé varios escudos y la hazaña de cruzar el Miño hacia un país extranjero que relaté en el cole durante meses. Cómo no te voy a querer. He perdido la cuenta de las veces que te he visitado. Cosmopolita Lisboa, con sus cuestas de elevadores y miradores al gran Tajo antes de morir en el océano. Un vino verde en Oporto, junto a la ribera. Las playas doradas del Algarve. Los pueblos auténticos de la Ruta Vicentina en el Alentejo. Qué de momentos inolvidables me has regalado… Ah, sí. ¡Hay tanto que ver en Portugal! Por no hablar de tu deliciosa y variada gastronomía, con 365 formas diferentes de preparar el bacalao (una para cada día del año). Con tu permiso, Portugal querido, voy a contar cuáles son, para mí, esos lugares imprescindibles que no pueden perderse aquellas personas que quieren conocerte. Volverán a tu vera, seguro.

Qué ver en Portugal, lugares imprescindibles

Qué ver en Portugal, lugares imprescindibles

Portugal de norte a sur. 

Naturaleza, patrimonio, parques nacionales con palacios de cuento, quintas misteriosas envueltas en la bruma, acantilados abruptos donde señalan que «aquí acaba el mundo»… En su primera visita a este increíble país la gente suele decantarse por Lisboa u Oporto, las dos principales ciudades de Portugal. Yo también lo hice. Sin embargo, volví para descubrir un país extraordinario en lugares «perdidos» donde la vida rural y tranquila es lo cotidiano. Te hablaré de todos; tú decides la ruta.

Ponte Velha, Castro Laboreiro, qué ver en Portugal

Ponte Velha, Castro Laboreiro, qué ver en Portugal

Visitar Portugal en coche. 

Las dos ciudades de entrada al país suelen ser los aeropuertos de Lisboa, Oporto o Faro, en el Algarve. Si vas a visitar únicamente las ciudades, te recomiendo que te muevas en transporte público (metro), rápido y económico. Incluso para pueblos cercanos como Aveiro, la Venecia portuguesa, se puede llegar en tren desde Oporto; lo mismo sucede con Sintra desde Lisboa. Sin embargo, si quieres conocer lugares un poco menos típicos o hacer una ruta por Portugal en coche te recomiendo que alquiles un vehículo para poder moverte por tu cuenta.

Melgaço, Portugal

Melgaço, Portugal

Norte de Portugal: Oporto. 

Oporto está de moda. Gracias a los vuelos de bajo coste y su merecida fama de ciudad linda y divertida se ha convertido en la escapada perfecta para un puente o fin de semana. Dos días bastan para recorrer su pintoresco casco histórico a bordo del tranvía 27, sus plazoletas, iglesias de azulejos como la Capilla de las Almas, la estación de San Bento y cruzar el puente de Dom Luis hasta Gaia, desde donde se obtienen las mejores panorámicas de la ciudad a orillas del Duero, bajo la luz del atardecer, pintada de gaviotas y tejados rojos. En este artículo te cuento todo lo que hacer en Oporto. Sin duda una ciudad para repetir (¡yo he ido ya tres veces!)

Half Rabbit de Bordalo

Half Rabbit de Bordalo

Nota: reserva un tour guiado por Oporto en español, visitando a pie lugares increíbles fuera de los circuitos turísticos.

Guimaraes, la «cuna» de Portugal. 

Si hay una ciudad con Historia y tradición en el país luso, esa es Guimaraes. Castro milenario que ya existía como asentamiento romano en los tiempos de Trajano, se cuenta que en el siglo XII nació el primer rey de Portugal entre sus murallas. Su bien conservado casco histórico es Patrimonio de la Humanidad, un entramado de callejuelas que conducen al castillo y al palacio de los duques de Bragança. A tan sólo una hora en tren de Oporto, Guimaraes se convierte en la excursión ideal para un viaje de ida y vuelta.

Castillo de Guimaraes

Castillo de Guimaraes, qué ver en Portugal

Toma nota: a Guimaraes puedes ir por tu cuenta en tren o coche desde Oporto. Otra opción es reservar una excursión de un día a Guimaraes visitando también la bonita ciudad de Braga.

Aveiro, la «Venecia» portuguesa.

Al sur de Oporto se ubica una de las ciudades marineras más visitadas de Portugal, gracias a sus canales surcados por coloridos moliceiros que le han dado la fama de la «Venecia portuguesa». Aunque tal vez excesivamente turística, especialmente los fines de semana y en época estival, Aveiro resulta encantadora. A pie de playa, en Costa Nova, se localizan las fotogénicas casas a rayas que triunfan en Instagram. ¡No hay quien se resista!

Aveiro, la Venecia portuguesa, qué ver en Portugal

Aveiro, la Venecia portuguesa, qué ver en Portugal

Apunta: desde Oporto puedes reservar un tour para conocer Aveiro y Costa Nova con un crucero por los canales.

Melgaço, el destino de naturaleza más radical de Portugal. 

Si Oporto, Guimaraes y Aveiro son lo más turístico del norte de Portugal, ahora te voy a hablar de un destino «secreto». Si lo tuyo es la naturaleza apunta Melgaço en el interior, en la orilla sur del río Miño, justo en la raya de Galicia. Rodeado de montañas y la frondosidad del Parque Nacional de Peneda – Gerês, Melgaço y sus pequeñas freguesías como Castro Laboreiro se perfilan como el destino de turismo de aventura para aquella gente cansada de lo típico y que busca, además de patrimonio y el buen comer, subir las pulsaciones con actividades como barranquismo, bicicleta, escalada o rafting. También hay rutas de senderismo para apreciar un paraje extremadamente bello que pasa de colinas de viñedos -es zona de Albariño- a peñascos rocosos, desfiladeros con animales salvajes o cascadas junto a molinos de piedra. ¿Te atrae la idea? Echa un vistazo a qué hacer en Melgaço y su entorno.

Rafting en el Miño, qué hacer en Melgaço Portugal

Rafting en el Miño, Melgaço, qué ver en Portugal

Puedes reservar un tour al Parque Nacional Peneda-Gerés visitando el bosque primitivo de Albergaria y las impresionantes cascadas de Arado y Tahiti.

Centro de Portugal: Lisboa y el Alentejo. 

Lisboa, la capital portuguesa, suena a fado y sabe a pastelito de nata. Carismática como ella sola, es de esas urbes que atrapa ya sólo con su ambiente bohemio, pinceladas de arte urbano y buen rollito. Es difícil de explicar, sólo digo: Lisboa es de esas ciudades en las que me gustaría vivir un tiempo. 

La Sé, qué hacer en Lisboa

La Sé, Lisboa

La vieja Sé, frente a la que discurre el tranvía desde hace más de un siglo. El castelo de San Jorge con sus impresionantes vistas. El barrio de los descubridores con la mítica Torre de Belem y el monasterio donde yace Vasco de Gama, héroe nacional y marinero que surcó los mares. Tomar un vino verde y unos bocaditos en el recién reformado mercado da Ribeira. Sin duda Lisboa, la ciudad de las siete colinas, es uno de esos imprescindibles que ver en Portugal. Los atardeceres desde sus miradores, con vistas al Tajo y los tejados rojizos, son inolvidables.

Atardecer en el Mirador do Castelo, Lisboa

Atardecer en el Mirador do Castelo, Lisboa

Sintra, la ciudad de los palacios. 

A una hora en tren de Lisboa se encuentra uno de mis lugares favoritos de Portugal. Sintra enamora. Una preciosa villa Patrimonio de la Humanidad en la que vivía bajo la montaña la aristocracia portuguesa. El Palacio Nacional, la Misteriosa Quinta da Regaleira con sus ritos de ocultismo o el Palacio da Pena, la última residencia de los reyes de Portugal antes de que marcharan al exilio, hacen de Sintra un lugar en el que merece la pena hacer noche. Lee más sobre qué visitar en Sintra.

Palacio da Pena, Sintra

Palacio da Pena, Sintra

Consejo: reserva una entrada sin colas al Palacio da Pena, sobre todo si vas a visitarlo en temporada alta.

El Cabo de Roca. 

«Aquí empieza el mar y termina la Tierra». El cabo da Roca es la punta más occidental de Europa. Un majestuoso acantilado vigilado por un faro, siempre azotado por el viento. El atardecer, cuando el sol es tragado por el mar, es sublime. Se puede llegar en autobús, desde el lateral de la estación de tren, desde Sintra.

Cabo da Roca, Portugal

Cabo da Roca, Portugal

Anota: si no tienes mucho tiempo y no puedes hacer noche en Sintra, lo mejor es que reserves un tour de un día desde Lisboa para conocer el Palacio da Pena, la Quinta da Regaleira, el Cabo da Roca y Cascais.

La Ruta Vicentina. 

Un Portugal auténtico, insólito, se desnuda ante la viajera que se aventura al Alentejo, zona habitualmente «olvidada» por los turistas. Al sur de Lisboa comienza la costa alentejana, conocida como la Ruta Vicentina ya que existe un sendero tradicional -El camino de los Pescadores- que conduce en varios días de caminata hasta el Cabo de San Vicente. Paradas esenciales: Ilha do Pesegueiro, la coqueta Vila Nova de Mil Fontes, con sus casitas pintadas de blanco y azul o Zambujeira do Mar, entrando ya en el sur de Portugal, región de El Algarve. En la vertiente interior la ruta Vicentina discurre por el Camino Tradicional: San Luis, Odemira u Odeceixe. Toda una sorpresa.

Ruta Vicentina, Alentejo, sur de Portugal

Ruta Vicentina, Alentejo, sur de Portugal

Qué ver en el sur de Portugal: el Algarve.

Bienvenidas al sur, al paraíso atlántico de sol portugués llamado Algarve. Aguas azules y frescas con arenales dorados. Acantilados de roca amarilla, grutas, islas a donde no llegan los coches. Faro, Albufeira y Lagos son las principales ciudades, muy turísticas. Faro, además de playas, tiene un pequeño pero pintoresco casco histórico amurallado. Para amantes del surf, Carrapateira. A mí me gusta la ría Formosa, mucho más tranquila, con la apacible Fuseta, Olaho y su barrio de pescadores, la preciosa Tavira con su casco histórico coronado por un castillo y Cacela Velha, mirando al océano desde un altozano, ya muy cerquita de la frontera con Huelva.

El Algarve

Fuseta, El Algarve, qué ver en Portugal

En Fuseta se puede tomar una barquita y desplazarse hasta la Isla Desierta, siempre con comida, agua y sombrilla, ya que su nombre indica que, efectivamente, no hay más que arena y mar en ella. Igual sucede en Tavira, con Isla de Tavira y desde Olhao se puede llegar por vía marítima a Culatra o da Armona. El Algarve es sinónimo de vacaciones perfectas.

Cueva de Benagil, El Algarve

Cueva de Benagil, El Algarve. Fuente: Pixabay

Toma nota: descubre la famosa gruta de Benagil en un crucero en catamarán desde Portimao.

Sugerencias de rutas por Portugal.

Antes de planificar la ruta conviene preguntarse: ¿me apetece naturaleza o ciudad? ¿Combinación de ambas? ¿Recorro Portugal en coche o con transporte público? ¿A qué ciudad llego? Dependiendo si el punto de inicio de la ruta es Lisboa, Oporto en el norte o el Algarve en el sur.

La Torre de Belem, Lisboa

La Torre de Belem y sus colas en agosto

Qué hacer en Portugal en 10 días. 

  • Zona Norte: 3 días en Oporto, un día en Aveiro, un día en Guimaraes, un día en Braga, resto en Melgaço y Castro Laboreiro. Otra opción es, en lugar de a Melgaço, hacer una ruta por el Parque Natural de la Sierra de la Estrella.
  • Zona centro: 3 días en Lisboa, un día en Sintra, Cascais, Estoril y los pueblos del norte de la Ruta Vicentina El Alentejo).
  • Zona sur: recorrer el Algarve desde el Cabo San Vicente hasta Cacela Velha, con parada en: Sagres, Lagos (Farol da Ponta da Piedade), playa de Benagil, Albufeira, Faro, Olaho, Tavira y Cacela Velha.
Playa de Odeceixe, Algarve

Playa de Odeceixe, Algarve

Un gran pendiente para mí: ¡el Portugal insular! Sueño con viajar a las islas Azores y Madeira, ya que aún no las conozco. Espero poder visitarlas pronto ya que sólo he oído maravillas.

Alojamiento en Portugal.

Mis hoteles y hostales recomendamos, tras probarlos personalmente:

  • El hotel Mercure de Lisboa. Está algo alejado del centro pero es realmente cómodo, ya que los hostales de la Baixa suelen tener peor calidad/precio y ser ruidosos.
  • Alojamiento en Melgaço: el Hotel Monte Prado Minho, un cuatro estrellas con spa en plena naturaleza, con vistas a la montaña y pasarelas de madera paralelas que dan al Miño, cuyo rumor se cuela por el balcón.
  • ¿Dónde dormir en Sintra? Existen varios alojamientos para diferentes gustos y bolsillos. Yo me hospedé en el Moon Hill Hostel, junto a la estación de tren y el Ayuntamiento, ideal para mochileras, bajo presupuesto y/o viajeras en solitario. Para ir con pareja en plan romántico, me daría un capricho en el Hotel Sintra Jardín, un antiguo palacio.
  • Alojamiento en El Alentejo (Ruta Vicentina): pura naturaleza en Naturarte Campo (San Luis).  La finca rural de la Quinta do Chocalhinho (Odemira). En la ruta costera comodidad absoluta en Guarda Ríos (Vila Nova de Milfontes).

La gastronomía de Portugal. 

¿Qué se come en Portugal? Platos que no te puedes perder:

  • La francesinha de Oporto, un contundente sandwich capaz de saciar a la persona más glotona.
  • Los pasteles de nata, aunque haya que hacer cola en la famosa pastelería de Belem para probar los artesanos pasteles de Belem.
  • El bacalao, plato estrella de Portugal, en sus variantes más populares: bacalao à Brás; bacalao Dorado y bacalao a Lagareiro.
  • El pulpo también es muy recurrente y lo preparan de forma exquisita.
  • Descubre más sobre la gastronomía de Portugal.
Pastel de bacalao en Sintra

Pastel de bacalao en Sintra

Código ético: este artículo contiene enlaces de afiliados. Esto significa que si compras o reservas a través de mi web obtengo una comisión sin que por ello se incremente el precio final. Así me ayudas a seguir con el blog. Todo lo que he escrito sobre qué ver en Portugal está basado en mi propia experiencia.

7
Deja un comentario

avatar
4 Comentarios
3 Respuestas
0 Seguidores
 
Comentario con más reacciones
Comentario más polémico
5 Autores
cosmopolillaDinkyViajerosMaleta para tresKrisYaguete Autores recientes
DinkyViajeros
Invitado/a

¡No tenemos perdón! Con lo cerca que lo tenemos y nunca hemos estado en Portugal… Hace poco han inaugurado rutas aéreas directas desde Málaga a Oporto, así que tu post nos ha venido genial para empezar a ilusionarnos con una futura escapada a Porto, Guimaraes y Aveiro. Por supuesto también… Leer más »

¡No olvides contratar tu seguro de viaje!