Visita a la Quinta da Regaleira, Sintra
Europa Portugal

Visita a la Quinta da Regaleira, el palacio más misterioso de Sintra

Escrito por la
el
12 agosto, 2021

Pasadizos, grutas, túneles, escaleras de caracol entre torreones. Parterres en un laberinto de jardines románticos que parece nunca acabar. Un mundo de fantasía. ¿Es el escenario de “Alicia en el país de las maravillas”? No, aunque podría serlo. Descender las escaleras en espiral del Pozo Iniciático recrea la bajada a los infiernos de Dante en “La Divina Comedia”, de la luz a la oscuridad. Así es una visita a la Quinta da Regaleira, un palacio del ocultismo, el lugar más misterioso y a la vez fascinante que ver en Sintra. Mágica e inolvidable.

Túnel iniciático, visita a la Quinta da Regaleira en Sintra

Túnel iniciático, visita a la Quinta da Regaleira en Sintra

Breve historia de la Quinta da Regaleira.

Año 1892. Sierra de Sintra. En este paraje boscoso salpicado de castillos y casas solariegas de ricos y nobles de Lisboa, un empresario brasileño –António Augusto Carvalho Monteiro– va a dar rienda suelta a su excentricidad. Contrata al arquitecto italiano Luigi Manini para construir un palacio de ensueño, onírico: la Quinta da Regaleira. Remodelada sobre una antigua propiedad campestre que perteneció a la baronesa da Regaleira, Carvalho diseña una casa de recreo abrazada por cuatro hectáreas de lujosos jardines con lagos, grutas y edificios enigmáticos. Los símbolos de la masonería y los templarios de los que era fiel devoto están presentes en detalles ocultos, distribuidos por los diferentes espacios de la quinta. Hoy, tras pasar por varios dueños el palacio pertenece al Ayuntamiento de la ciudad y está abierto al público como museo.

Palacio, Quinta da Regaleira

Palacio, Quinta da Regaleira

Qué visitar en la Quinta da Regaleira.

“Entrad, pero advierto que vuelve afuera el que atrás mirase”.

Un pequeño palacio.

Sorprende lo “pequeño” en tamaño que son las estancias de la residencia principal de la quinta, en contraste con la gigantesca extensión del jardín. Edificado en estilo neomanuelino, por fuera recuerda a un castillo de cuento de hadas. Balcones, ventanas, columnas y puertas se muestran exquisitamente talladas en motivos vegetales. Las flores, enredaderas, lazos, hojas de piedra parecen una extensión de un jardín con vida propia que trata de adueñarse también de la casa. La visita al interior del palacio permite recorrer varias estancias como la Sala de los Reyes, la del Renacimiento o el “Salón de Caza”, dotada de una impresionante chimenea. También se pueden observar los bocetos y apuntes que usó el arquitecto Manini en la construcción de la Quinta da Regaleira.

Detalle del palacio de la Quinta

Detalle del palacio de la Quinta

Capilla de la Santísima Trinidad.

A unos pasos de la casa se alza una capilla en piedra blanca, también en ese estilo típico portugués que ensambla elementos neogóticos, románticos y mitológicos, bebiendo de un pasado medieval ya extinguido. Y es que su dueño se declaraba cristiano gnóstico, corriente religiosa que se inspira en las antiguas sectas de los comienzos del cristianismo, basadas en el conocimiento espiritual más que en las enseñanzas ortodoxas. Esta simbología, enraizada con los caballeros del Temple, está patente en cada rincón de la Quinta.

Capilla, Quinta da Regaleira

Capilla, Quinta da Regaleira

El Pozo Iniciático.

“No te detenga el miedo, por mucho que pudiese no te impedirá que bajes” La Divina Comedia.

Se dice de este pozo o “torre invertida” que fue usado por los mismos masones, congregación secreta a los que pertenecía el mismo Carvalho Monteiro, para sus rituales. O tal vez solo era un simple aficionado a la astrología y las ciencias ocultas… Lo cierto es que las escaleras, en forma de espiral con columnas talladas, descienden a lo largo de nueve pisos en un giro hipnótico hasta el fondo. En el suelo está grabada una rosa de los vientos sobre la Cruz de la Orden de Cristo. La bajada al “infierno” no acaba aquí: se trata de una ceremonia que permite “renacer”, por lo que en lugar de subir por las escaleras de vuelta a la luz, desde el fondo del pozo los pasadizos conectan con el lago de la cascada, la capilla o incluso la casa, a través de un laberinto solo descifrable por quien lo diseñó para tal fin.

Bajada al Pozo Iniciático

Bajada al Pozo Iniciático

Bajo los peldaños del pozo iniciático se hallaron 23 nichos, para lo cual no se tiene explicación: otro de los misterios de la Quinta da Regaleira.

Pozo Imperfecto.

Cerca se encuentra otro pozo, mucho menos conocido, con agujeros irregulares en sus paredes. Quién sabe si ensayo del anterior o para ritos menores: el Pozo Imperfecto.

Pozo Imperfecto

Pozo Imperfecto, Visita a la Quinta da Regaleira en Sintra

“Deambular” por los jardines de la Quinta da Regaleira es un placer. Perder la noción del tiempo, disfrutarla sin prisas… Un bosque “ordenado” en los alrededores que abrazan la casa; más salvaje y caótico cuanto más alejado. Así encontraremos lugares tan mágicos como:

El lago de los cisnes.

Parece adentrarse al mundo submarino -con rocas traídas de la costa de Peniche- con aves acuáticas que se desplazan añorando al universo Tchaikovski. El lago con cascada, circundado por grutas subterráneas y pequeños cubos de piedra sobre los que saltar. La visita a la Quinta da Regaleira puede resultar muy divertida para los más pequeños.

Quinta da Regaleira, un lugar de fantasía

Quinta da Regaleira, un lugar de fantasía

¿Más rincones mágicos? La torre da Regaleira, en la parte alta de la finca, pretende aportar a quien la sube “encontrarse en el eje del mundo”.  El portal de los Guardianes, con la Terraza de los Mundos celestiales o el rellano de los dioses. Donde las estatuas de las divinidades grecorromanas otorgan la belleza de lo inmortal, vigilando los jardines. Hermes, mensajero de los dioses y personificación de la sabiduría, recibe al visitante que se dispone a “perderse” por este vergel de fantasía.

Estatuas clásicas en el jardín de la Quinta da Regaleira

Estatuas clásicas en el jardín de la Quinta da Regaleira

Visitar la Quinta da Regaleira. Datos prácticos:

  • El palacio y sus jardines se ubican a unos 15 – 20 minutos caminando del centro neurálgico de Sintra, el Palacio Nacional.
  • Horario de visita: de 10 a 18.30 horas. La Quinta da Regaleira cierra el 24 y 31 de diciembre y 1 de enero.
  • Precio de la entrada para la visita a la Quinta da Regaleira: 10€ adultos / 5€ de 6 a 17 años y para mayores de 65.
  • Consejos para visitar la Quinta da Regaleira: es un palacio muy popular y en temporada alta (verano) suele estar saturado de turistas. ¡Te recomiendo evitar los meses vacacionales! También llevar ropa cómoda y dedicarle al menos una mañana o tarde.
  • Puedes reservar tu excursión a Sintra aquí:

 

Vistas de la Quinta

Vistas de la Quinta

“Descendamos ahora al ciego mundo –dijo el poeta todo amortecido-: yo iré primero y tú vendrás detrás”.

¡No viajes a Portugal sin seguro de viaje! Seguro con garantías COVID. 

Desde la Pandemia por COVID-19 aconsejo asegurar el viaje por los imprevistos que puedan suceder como  cancelaciones, test en destino, hospitalización, cuarentena… Yo recomiendo Mondo Seguros de viaje ya que ofrece coberturas COVID y un chat médico con atención 24 horas en español. Si lo compras a través de mi web tienes un 5% de descuento. Lo puedes conseguir pinchando aquí:

Sigue viajando por Portugal en el blog. Te puede interesar:

Qué ver en Portugal de norte a sur: lugares imprescindibles

Código ético: este artículo contiene enlaces de afiliados. Esto significa que si compras o reservas a través de mi web obtengo una comisión sin que por ello se incremente el precio final. Así me ayudas a seguir con el blog. Todo lo que he escrito sobre la visita a la Quinta da Regaleira en Sintra está basado en mi propia experiencia.

TAGS

DEJA UN COMENTARIO