Qué ver en Michoacán, México
América México

Qué ver en Michoacán, el estado más tradicional de México

Escrito por la
el
20 enero, 2020

Dicen los locales que a Michoacán se viene a celebrar la vida. Curioso cuanto menos, siendo este estado mexicano el lugar de origen de una tradición ancestral y milenaria como es el Día de los Muertos. Fue la excusa de pasar esta fiesta, vivir los ritos, ser partícipe del mito: una noche solemne y fascinante en la que los familiares regresan a visitar y a compartir… Lo que me trajo hasta acá. Entre flores de cempasúchil y catrinas, descubrí varios sitios maravillosos que justifican de por sí una visita -aunque no se venga en esta señalada fecha-. Pueblos mágicos, un lago espejo del cielo, enclaves sagrados para los purépechas o santuarios de la naturaleza que proteger y preservar. A continuación, te cuento esos 10 lugares que ver en Michoacán, un viaje al corazón de la tradición mexicana.

Los viejitos, Pátzcuaro, qué ver en Michoacán

Los viejitos, Pátzcuaro, qué ver en Michoacán

Partimos de Morelia, su capital, cuyo centro histórico fue declarado Patrimonio de la Humanidad, pasando por el coqueto Pátzcuaro, la isla de Janitzio o el lago de Zirahuén a los restos arqueológicos de Tzintzuntzan -tierra de colibrís-. Otro de los 8 pueblos mágicos que se ubican en Michoacán, cuyo cementerio sirvió de inspiración para «Coco», la popular película de Disney.

10 sitios que ver en Michoacán. 

Mapa con los principales lugares que ver en Michoacán (ruta de 5 días).

  1. Morelia.
  2. Cápula.
  3. Pátzcuaro.
  4. Isla de Janitzio.
  5. Santa Fé de la Laguna.
  6. Tzintzuntzan.
  7. Santa Clara del Cobre.
  8. Lago de Zirahuén.
  9. Cuanajo.
  10. Tupátaro.
  11. Angangueo.

Fuente: Google.com/maps

¿Cómo llegar a Michoacán desde ciudad de México?

Tras pasar un día en CDMX, superando el jetlag y visitando los principales atractivos turísticos de la capital mexicana como el Zócalo, el Palacio de Bellas Artes o la Casa-Museo de Frida Kahlo en Coyoacán, tomamos un autobús a Morelia, la capital michoacana. Reservado con antelación (por Internet) con la compañía de autobuses ETN, el trayecto es de cuatro horas (sin paradas); el precio de 570 pesos. Una vez en Morelia, lo mejor es alojarse en un hotel céntrico y salir a conocer su cuidado casco histórico. Para moverse entre los pueblos de Michoacán, se pueden tomar autobuses públicos o, mucho más rápido, alquilar un coche.

¿Es seguro viajar por Michoacán?

Si bien es cierto que, para los europeos, México infunde respeto, hay que decir que la seguridad depende mucho del estado o la zona que se visite. Así como el sur de México: viajar por la Riviera Maya o el estado de Campeche es muy segura para los turistas -es muy raro sufrir percances- el norte del país (cerca de la frontera con EEUU) es donde suele haber mayor conflicto. En Michoacán no tuvimos ningún problema -éramos dos chicas- caminando por los pueblitos mágicos incluso de noche, almorzando en los mercados locales y recorriendo los principales lugares turísticos. La única advertencia que haría sería en Morelia, como gran capital: no aventurarse al caer el sol fuera del centro histórico -el barrio más turístico-. Como siempre digo, hacer caso del sentido común; viajar con precaución; no con miedo.

Patzcuaro, centro histórico, qué ver en Michoacán

Patzcuaro, centro histórico, qué ver en Michoacán

¡No viajes a México sin seguro de viaje!

Por lo que pueda pasar, yo recomiendo InterMundial. Si lo compras a través de mi web tienes un 20% de descuento usando el código LACOSMOPOLILLA10. Lo puedes conseguir pinchando aquí:

Sitios que visitar en Michoacán: 10 lugares imprescindibles.

1 – Morelia, «la ciudad de la cantera rosa».

Así llamó el poeta Pablo Neruda a la capital de Michoacán por el color de su piedra. En en el valle de Guayangareo, centro-occidente de México, se fundó esta urbe que hoy cuenta con más de setecientos mil habitantes con el nombre de Valladolid, según la real cédula expedida por la Juana I de Castilla en el siglo XVI. Su nombre actual se acuñó con fuego y sangre mucho después: hija de Morelos, revolucionario y uno de los padres de la patria mexicana tras luchar por la Independencia del país.

Catedral de Morelia

Catedral de Morelia

Lo más destacado de Morelia es su histórico casco antiguo: es la ciudad mexicana con más edificios catalogados como monumentos arquitectónicos (1113 en total). Esta característica, unida al estilo único del “barroco moreliano” visible en la la Catedral Metropolitana, el Acueducto de Morelia, la iglesia de la Compañía o el que fuera Colegio Jesuita le valieron en los 90 la protección de la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad.

Murales del palacio de Gobernación en Morelia

Murales del palacio de Gobernación en Morelia

Más allá del impresionante Templo de San Francisco y el largo acueducto, pasear por Morelia es una delicia -he de reconocer que a mí me sorprendió por lo bonita-. Merece la pena «perderse» por rincones como la Plazuela o el Jardín de las Rosas, el Callejón del Romance, las calles de fachadas con casas coloniales pintadas en tonos pastel… Darse un capricho en el Mercado de los dulces y, obligada parada, visitar el Palacio de Gobierno de Michoacán con sus impactantes murales que relatan la Historia de México. Tomar el tranvía turístico, en la plaza de Armas, es una buena forma de recorrer, a la par que conocemos la historia, lo más interesante de Morelia.

Callejón del Romance, Morelia

Callejón del Romance, Morelia

2 – Cápula, la feria de la catrina.

Famosa por su alfarería, este pequeño núcleo urbano apenas a 20 kilómetros de la capital se convierte en una visita ideal que hacer cerca de Morelia si tenemos pocos días para conocer Michoacán. Sobre todo si se está próximo al Día de los Muertos: dos semanas antes se monta una espectacular Feria de la Catrina: un evento cultural, artesanal y gastronómico (ya que anexo se organiza un gran mercado) donde se exponen miles de catrinas de barro por las calles. La «forma elegante de vestir a la muerte», creada por José Guadalupe Posada, fue llamada «catrina» gracias al muralista Diego Rivera. Diminutas, gigantes, con traje de novia, apariencia de políticos o rock stars transformados en calaveras, es un acontecimiento sabroso y divertido, excusa perfecta para adquirir una pieza única elaborada por algún artista local.

Feria gastronómica en Cápula

Feria gastronómica en Cápula

3 – Pátzcuaro, «puerta al paraíso». 

Arribamos a Pátzcuaro, uno de los lugares turísticos de Michoacán, dominio del pueblo purépecha. Estos consideraban su enclave como una puerta al mundo de los dioses o la entrada al paraíso. Su nombre significa literalmente: «Donde están las piedras a la entrada de donde se hace la negrura». Pequeño y acogedor, Pátzcuaro es un pueblito de calles empedradas y casas de paredes pintadas en blanco y rojo, al estilo tradicional michoacano. ¡Me conquistó al instante!

Calles de Patzcuaro, Michoacán

Calles de Patzcuaro, Michoacán

Desde la plaza de Vasco de Quiroga -el obispo de Pátzcuaro a comienzos de la era colonial- hasta la de San Agustín, donde la estatua de Gertrudis Bocanegra clama libertad para su pueblo, Pátzcuaro rezuma encanto. Como si fuera una postal anclada en el tiempo con sus árboles centenarios, mansiones, portales, casas nobles y palacios… Cruzar el umbral de antiguos monasterios e iglesias traslada varios cientos de años atrás como en un hechizo, que se rompe al toque de las campanas con el que alzan el vuelo las palomas. En los talleres de la Casa de los Once Patios -antiguo convento de dominicas- aún se sigue tejiendo y elaborando artesanías como antaño. Si tuviera que elegir el lugar más bonito que ver en Michoacán, creo que me quedaría con Pátzcuaro, pueblo mágico de México.

Casa de los Once Patios de Pátzcuaro

Casa de los Once Patios de Pátzcuaro

Alojamiento en Pátzcuaro.

Durante mi viaje por el estado de Michoacán me alojé en Pátzcuaro durante 4 días / 3 noches: el hotel Misión Centro Histórico. Desde Pátzcuaro fui moviéndome al resto de pueblos y, las 2 últimas noches, las pasé en Morelia antes de regresar a Ciudad de México.

4 – La isla de Janitzio. 

Michoacán es tradición; es donde, según los purépechas, se inició la costumbre de la Noche de las Ánimas. Entre sus creencias, afirmaban que las almas al morir volaban por el lago de Pátzcuaro hasta esta isla, convertidas en mariposas. Es por ello que el día y la noche del 1 de noviembre cientos de personas cruzan el lago en barca para visitar Janitzio. Al oscurecer, se inicia una procesión hacia el cementerio portando cirios y velas que hace que toda la isla resplandezca en medio del lago.

Isla de Janitzio, qué ver en Michoacán

Isla de Janitzio, qué ver en Michoacán

El ambiente durante este día grande es asombroso: se pueden ver los «voladores» en la orilla; la danza de los viejitos en la plaza; así como ascender por la escalinata hasta el punto más alto de la isla, donde un gran José Morelos de piedra alza su puño cerrado al cielo. Su estatua, en tamaño es más alta que la del Corcovado o la de la Libertad en Nueva York.

5 – Santa Fé de la Laguna.

¿Viste la película de «Coco»? Fíjate al comienzo, esa plaza, esa iglesia… Las tendrás ante ti, de piedra y cal, en un pueblo que sirvió de modelo para esta tierna ficción en torno a la celebración del Día de los Muertos. Santa Fé de la Laguna es uno de los más especiales lugares que visitar en Michoacán, ya que como asentamiento purépecha se administra por comunidades locales. Su cultura y costumbres se mantienen intactas, por lo que basta un paseo por su pintoresca plaza para observar a sus habitantes con los atuendos tradicionales indígenas. En él sigue viviendo Mamá Coco…

Iglesia de Santa Fe de la Laguna

Iglesia de Santa Fe de la Laguna, qué ver en Michoacán

6 – Tzintzuntzan, el panteón de «Coco». 

Al borde del lago de Pátzcuaro encontramos la capital del antiguo Imperio purépecha. Tzintzuntzan, lugar de colibrís, se consideraba sagrado -se piensa que si ves a un colibrí, es el alma de un familiar fallecido que vino a saludarte; aunque también son mensajeros de los dioses-. Restos de aquella civilización se perciben en las yácatas o pirámides prehispánicas que se conservan en Tzintzuntzan. También pueblo mágico y uno de los más bonitos que ver en Michoacán, en la Noche de las Ánimas sus panteones se iluminan con miles de cirios, flores y música para festejar con los familiares que retornan desde el Más Allá.

Tzintzuntzan en la Noche de las Ánimas

Tzintzuntzan en la Noche de las Ánimas

7 – Santa Clara del Cobre y el lago de Zirahuén.

Otro de los 8 pueblos mágicos de Michoacán que no puede faltar en un recorrido por este estado es Santa Clara del Cobre, villa artesana donde los maestros siguen trabajando la orfebrería de la forma tradicional. Talleres, un museo, tiendas y puestecitos exhiben las piezas que le valieron la fama y el prestigio y que, aún hoy, se mantiene.

Santa Clara del Cobre, pueblo mágico de Michoacán

Santa Clara del Cobre, pueblo mágico de Michoacán

Santa Clara es un pueblo tranquilo, de aire fresco a los pies de la montaña, rodeado de bosque. Este idílico paraje natural cobra su máxima expresión en el lago de Zirahuén, de origen volcánico y aguas azules transparentes.

Lago de Zihuarén

Lago de Zihuarén

8 – Cuanajo, la cuna del mueble artesanal.

Cada pueblo de Michoacán destaca por trabajar una materia diferente. Del cobre pasamos a la madera: en Cuanajo hay auténticos artistas cuyos talleres se pueden visitar, mientras labran sin máquina con la llamada «técnica de uña», característica del lugar. Al contrario que en Pátzcuaro -donde abundan los turistas- o Tzintzuntzan (la denominación de «pueblo mágico» ayuda mucho), sentarse en la porticada plaza principal de Cuanajo aporta calma absoluta: sólo hay gente del lugar.

Cuanajo, qué ver en Michoacan

Cuanajo, qué ver en Michoacan

Nota: los 8 pueblos mágicos de Michoacán son: Jiquilpan, Cuitzeo, Angangueo,Tlalpujahua,Tacámbaro, Santa Clara del Cobre, Tzintzuntzan y Pátzcuaro.

9 – Tupátaro: «la Capilla Sixtina michoacana».

Los turistas que se acercan a Tupátaro tienen claro su objetivo: el Templo de Santiago Apóstol, del siglo XVI. Una joya barroca que, por su decoración, le ha valido el sobrenombre de aquella capilla de Miguel Ángel venerada en el mundo entero. Esta iglesia posee uno de los pocos artesonados del siglo XVIII en México, y un techo decorado con  primorosas pinturas.

Templo de Santiago, capilla de Tupátaro

Templo de Santiago, capilla de Tupátaro

10 – Angangueo: los santuarios de la mariposa monarca.

Terminamos con uno de los grandes espectáculos de la naturaleza y de las mejores cosas que ver en Michoacán. Cada año sucede el milagro -en peligro ahora por el cambio climático- de la migración de millones de mariposas monarcas desde la lejana Canadá al estado de Michoacán para aparearse y pasar el invierno. Desde noviembre a marzo se abren los santuarios en la Reserva de la Biosfera, pudiendo ser visitados siempre con el debido respeto. El pueblo más cercano a El Rosario o Sierra Chincua -donde está los árboles cubiertos de racimos de mariposas- es Angangueo. Otro pueblo mágico que, además de ser hogar de mariposas, conserva los vestigios de su pasado minero.

Código ético: este artículo contiene enlaces de afiliados. Esto significa que si compras a través de mi web obtengo una comisión sin que por ello se incremente el precio final. Así me ayudas a seguir con el blog. Todo lo que he escrito sobre qué ver en Michoacán está basado en mi propia experiencia.

0 0 vote
Article Rating
ETIQUETAS
guest
6 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
jordi

He tenido que ir a buscar al googlemaps dónde está Michoacán. Que maravilla, esta México más apartada del turismo de masas. al menos, del internacional. Me ha encantado la catedral de Morelia, tan típica de centroamérica, pro también esta Isla de Janitzio en medio del lago o el pueblecito de… Leer más »

Belén (Mis viajes y sensaciones)

Ni idea, no sabía que Michoacán estaba en México y que tuviera esta catedral. Un lugar que me has descubierto.

Los viajes de Héctor

No había leído nunca ningún artículo sobre Michoacán, así que me ha resultado de lo más interesante. Sólo conocemos la península de Yucatán, que como bien dices, es una zona muy segura. Pátzcuaro lo apunto porque tiene muy buena pinta, ya que también la recomiendas. Sí que hemos visto Coco,… Leer más »

Patricia Rojas
Barcelona

¡Hola! Soy Patri, periodista y apasionada de los viajes. Andaluza de Motril (Granada) desde 2013 escribo en lacosmopolilla.com relatos de lugares y gentes del mundo. En mi web encontrarás completas guías de países y ciudades, consejos para ahorrar viajando, rutas en coche o artículos sobre gastronomía local. ¿Viajamos juntas?

Miembro de
HTB logo   ANDTB logo   Manifiesto logo