presa y puente de Txocoto, qué ver en Elizondo
España Navarra

Entre la leyenda y la realidad: qué ver en Elizondo

Escrito por la
el
29 noviembre, 2021

Sin una intensa lluvia, pero sí rodeada de niebla hice los últimos kilómetros de la carretera nacional de Pamplona a Elizondo, dirección Francia. Al bajar del coche, un frío húmedo me golpeó en la cara. El rumor del río Baztan, arteria vertebradora de este pueblo capital del Baztan se escuchaba como un murmullo persistente en la soledad matinal. Aunque no era capaz de verlo. Vaya día que he elegido para explorar qué ver en Elizondo, pensé. Aunque, por otra parte, esa bruma espesa contribuía al aura de misterio, de leyenda, al pisar un lugar mágico escenario de novela. Como fan de la Trilogía del Baztan de Dolores Redondo, me dispuse a seguir los pasos de la inspectora Salazar en la ficción, tratando de descifrar los siniestros crímenes del basajaun.

Casas de Elizondo, Navarra

Casas de Elizondo, Navarra

Caseríos blancos, los palacios de los indianos de la calle Jaime Urrutia, el Obrador -Mantecadas Salazar- o la iglesia de Santiago son algunos de los enclaves de ensueño o pesadilla donde se sitúan las novelas. “El guardián invisible”, “Ofrenda a la tormenta” o “Legado en los huesos” son la excusa perfecta para sumergirse en este pintoresco pueblo navarro abrazado por las montañas del pre Pirineo y un bosque hechizante, plagado de seres fantásticos. Elizondo es el punto ideal para hacer base y hacer una ruta por el valle del Baztan.

Lugares que ver en Elizondo.

  1. La presa y puente de Txocoto.
  2. Oficina de Turismo del Baztan.
  3. Palacio de Arizkunenea (Casa de la Cultura de Elizondo).
  4. Calle Jaime Urrutia.
  5. Ayuntamiento del Baztan.
  6. Iglesia de Santiago.
  7. Casa de Elena Ochoa.
  8. Panificadora baztanesa: mantecadas Salazar.
  9. Palacio de Datue.
  10. Cementerio de Elizondo.
  11. Cascada de Oñaska.
  12. Alojamiento en Elizondo: el hotel Baztan,

Fuente: Google maps.

Qué ver en Elizondo en un día. Itinerario inspirado en la Trilogía del Baztan.

“Mañana de niebla, tarde de paseo”. Eso me dijeron un día y, efectivamente, tras calentarme con un café en una taberna junto al río y caminar un rato por el centro de Elizondo el sol se elevó en el horizonte disipando las nubes, regalando un cielo azul recién pintado. Como si con la luz se difuminaran los sueños más tenebrosos, esos en los que aparecen las malvadas belagiles, las brujas del valle del Baztan de piel lechosa y ojos penetrantes. ¿Encontraré alguna paseando por el centro de Elizondo?

De paseo por Elizondo

De paseo por Elizondo

La presa de Txokoto.

Elizondo, corazón del valle de Baztan. Un pueblo idílico con fachadas de flores, pintadas en blanco y rojo, donde la escritora Dolores Redondo sitúa la trama de la popular Trilogía. El Baztan, río pirenaico de aguas transparentes donde nadan las truchas, divide la villa en dos. Las casas se distribuyen a ambos lados de sus orillas y el mejor mirador de este eje vertebrador de Elizondo es la presa de Txokoto. El puente es escenario de varios episodios más o menos aterradores en los libros, como el encuentro de Amaia con su desequilibrada madre, antes de un sorprendente final.

puente de Txocoto, Elizondo

Puente de Txocoto, qué ver en Elizondo, valle del Baztan

Al otro lado de la pequeña cascada artificial, por detrás de la presa, se puede obtener una bella panorámica de las casas típicas de Elizondo reflejadas en la superficie mansa del pequeño estanque.

Río Baztan, qué ver en Elizondo, Navarra

Río Baztan, qué ver en Elizondo, Navarra

El Palacio de Arizkunenea.

Año 1730. Un noble baztanés llamado Miguel de Arizcun construyó un palacio junto al río Baztan. De fachada señorial en estilo barroco, no falta el escudo heráldico que da fe de la importancia de esta familia en el valle. Hizo las veces de residencia real en alguna ocasión y hoy es un edificio de titularidad municipal: entre sus muros alberga la Casa de la Cultura, con exposiciones de pintura y fotografía de artistas locales. Es uno de los principales monumentos que ver en Elizondo.

Palacios de Elizondo

Palacios de Elizondo

Este palacio se ubica en una de las calles principales de Elizondo: la de Jaime Urrutia, que tantas veces aparece mencionada en los libros de Dolores Redondo. No hay que perder detalle de las casas solariegas y palacios construidos por los indianos -habitantes de Elizondo que se marcharon a las Américas a hacer fortuna y a la vuelta para presumir de riqueza construyeron suntuosos palacetes-.

Calle Jaime Urrutia, Elizondo

Calle Jaime Urrutia, Elizondo

El Ayuntamiento de Baztan.

El pueblo de Elizondo, además de ser el más poblado es la capital administrativa de este valle de fantasía donde todo es posible. Así, los habitantes de las cercanas Arizkun, Maya, Irurita o Erratzu acuden a realizar sus trámites oficiales a este espléndido edificio situado en la plaza de los Fueros. Lugar de encuentro de los locales, donde se reúnen a tomar el sol del otoño o charlar sobre los asuntos del pueblo.

Ayuntamiento del Baztan, que ver en Elizondo

Ayuntamiento del Baztan, que ver en Elizondo

Calle Braulio Iriarte.

Siguiendo la ruta de la Trilogía del Baztan, a tan solo unos pasos del Ayuntamiento, en el mismo centro histórico de Elizondo, se encuentra la calle Braulio Iriarte. En la ficción, donde está la casa familiar de la tía Engrasi, donde se aloja Amaia Salazar mientras lucha contra los crímenes del Baztan y sus propios fantasmas que la persiguen desde que era una niña. En esta concurrida travesía también se ubica el museo Etnográfico del Baztan, con exhibición de objetos reales y obras de arte que pretenden reflejar cómo era la vida en este valle antaño, incluyendo sus leyendas, música, folclore y tradiciones.

La Casa del Virrey es otra de esas construcciones señoriales que no perderse en un itinerario a pie por Elizondo, en esta misma calle. Con balconada de madera al estilo colonial, perteneció a don Pedro Mendinueta y Múzquiz, el Virrey de Nueva Granada -de ahí el nombre-.

La iglesia de Santiago.

“Amaia salió de la iglesia de Santiago y caminó lentamente, aprovechando que la oscuridad y el intenso frío habían vaciado las calles a pesar de la temprana hora. Atravesó los jardines de la iglesia y apreció la belleza de los enormes árboles que la rodeaban, compitiendo en altura con las dos torres del templo.” (El guardián invisible).

Iglesia de Santiago, Elizondo

Iglesia de Santiago, Elizondo

Sobria, de roca de cantería rojiza del Baztan -de las mismas canteras que según cuentan salió la piedra para construir el Kremlin y la plaza Roja de Moscú- la iglesia de Santiago es el templo más importante que ver en Elizondo. Edificada en el siglo XVI, el interior guarda un retablo dedicado al apóstol Santiago. Y es que por este valle de Navarra pasa una ruta jacobea poco conocida llamada el Camino baztanés (que se une al Camino Francés a la altura de Estella).

La casa de Elena Ochoa.

Tras la iglesia la calle que conduce al obrador o mantecadas Salazar hay una casa blanca con geranios y hortensias. Esta sirvió para dar vida en una de las películas a la casa de Elena Ochoa, persona clave en la trama de misterio y asesinatos con un oscuro fin.

Casa de Elena Ochoa en la ficción, Trilogía del Baztan

Casa de Elena Ochoa en la ficción, Trilogía del Baztan

Mantecadas Salazar.

Obligado probar la torta de txantxigorri -dulce tradicional elaborado con manteca de cerdo, azúcar, huevos, harina, levadura, limón y manteca-. Su fama ha crecido exponencialmente gracias a la novela “El guardián invisible”, la primera de la saga: el asesino depositaba una de estas tortas sobre las víctimas desnudas, suponiendo un quebradero de cabeza para la protagonista y su equipo de policías. Esta panificadora es donde se inspira “El obrador”, otro de los escenarios claves para la historia.

Mantecadas Salazar, El Obrador de Elizondo

Mantecadas Salazar, El Obrador de Elizondo

Palacio de Datue.

Para completar esta ruta por los lugares que ver en Elizondo en un día, y cerrar el círculo, el cementerio de Elizondo es otro lugar que aparece en la saga. Tampoco dejes de acercarte hasta el palacio de Datue. No aparece en los libros o las películas de la Trilogía del Baztan, pero merece la pena asomarse a esta preciosa residencia nobiliaria del siglo XVII localizada a las afueras de Elizondo. Su promotor no fue otro que el virrey de Perú y gobernador de Chile en los tiempos de las colonias, Agustín de Jáuregui.

Dónde comer en Elizondo.

En la calle principal de Elizondo hay varios bares y restaurantes donde se puede comer algo rápido por módico precio -un bocata, pincho o plato combinado- a asadores o restaurantes más sofisticados donde probar las delicias culinarias del valle del Baztan. Entre los mejores restaurantes de Elizondo se encuentran el Casa Galarza y el Santxotena, donde si es época hay que probar los espárragos D.O. Navarra. A mí me encantó la taberna Fransene, un lugar auténtico en la carretera de Elizondo a Garztain, donde solo había señores con boina hablando en euskera. El menú, con platos de verduras y legumbres kilómetro cero.

Yogur artesano en Elizondo

Yogur artesano en Elizondo

Alojamiento en Elizondo.

En el valle del Baztan la mayoría de alojamientos son casas rurales gestionadas por particulares. Si se va fuera de temporada alta hay que tener en cuenta que en pueblos cercanos a Elizondo, como Maya, no hay restaurantes abiertos y para comer o cenar hay que conducir hasta Elizondo, donde están todos los servicios. Yo me alojé en el hotel Baztan, ubicado a las afueras de Elizondo en la antigua carretera del Baztan, ya que reservé con muy poco tiempo y no había mucho alojamiento en Elizondo disponible.

Alrededores de Elizondo.

Hay muchos sitios increíbles que ver en el valle del Baztan. Como escribió Dolores Redondo “el bosque es hechizante, hogar de hadas con pies de pato que dormían todo el día para salir al anochecer”. Internarse por los senderos en busca del mítico basajaun, andado desde el centro de Elizodo hasta la cascada de Oñaska, a 3 kilómetros del centro del pueblo, es uno de los mejores planes.

Sin duda merece mucho la pena hacer un itinerario en coche por los pueblos bonitos del valle del Baztan, a tan solo unos pocos kilómetros de Elizondo: Maya o Amaiur, con su castillo; Arizcun, Erratzu o la bonita ruta a la cascada de Txorrotxin, por un camino llano apto para hacer con niños. Planes en este valle de leyenda hay tantos como hojas del libro que hizo famoso a Elizondo como eje de una trama tan fascinante como aterradora.

la cascada de Txorrotxin

la cascada de Txorrotxin, valle del Baztan

Más información sobre los sitios que ver en Elizondo y alrededores en la web de Turismo de Navarra.

Las brujas de Zugarramurdi, el capítulo más siniestro de la Inquisición en España

Nota: este artículo contiene enlaces de afiliados. Esto significa que si reservas a través de estos enlaces obtengo una comisión sin que por ello suba el precio inicial. Así me ayudas a seguir con el blog. Todo lo que he escrito sobre qué ver en Elizondo en el valle del Baztan está basado en mi propia experiencia y las fotografías y el texto son de mi propiedad.

TAGS

DEJA UN COMENTARIO