10 cosas que debes saber antes de viajar a Japón

10 cosas que debes saber antes de viajar a Japón

Irasshaimase al país del Sol Naciente. A la tierra del manga y del anime; de Goku, Doraemon o Guerrero Luna. Islas de volcanes, metrópolis apabullantes donde conviven templos milenarios con calles de neones deslumbrantes. Un pie en Tokio me basta para percatarme de que una europea del sur como yo ha aterrizado en otra galaxia. Un mundo de extrañas costumbres, sabores, olores y colores que estimulan mis sentidos. Japón es un viaje  enardecedor. Pronto comenzaré la serie de capítulos de crónicas sobre este gran destino. Como aperitivo, unos apuntes sobre curiosidades, rarezas y otra serie de detalles a tener en cuenta para una primera inmersión. ¡Te cuento 10 cosas que debes de saber antes de viajar a Japón!

Doraimon en Tokyo

Doraemon en Tokyo

10 cosas que debes de saber antes de viajar a Japón

Poder almorzar en un supermercado, los refrescos (y golosinas) más locas, máquinas expendedoras por doquier o el rito de purificarse antes de orar a los dioses… En Japón la sorpresa aguarda en cada esquina.

1 – Prohibido fumar en la calle.

¡Pero qué limpio está todo! La extrema pulcritud del pavimento y todos los espacios públicos me hace situar a Japón en el ranking de países más impolutos que he visitado. Pero… ¿Dónde están las papeleras? No, no las hay. Tampoco un papel en el suelo o una colilla. Y es que está prohibido fumar por la calle, sólo se permite en pequeños espacios acotados. Por el contrario, en algunos restaurantes está permitido… ¡El mundo al revés!

Calles de Takayama

Calles de Takayama

2 – Un baño público en cada esquina. 

En los templos, parques, en las estaciones de metro, tren y en plena calle. En Japón no hay problemas para encontrar un aseo público cada pocos metros. Son gratis y todos tienen papel y jabón además de estar recién fregados. Se agradece, y mucho. Gran ejemplo a seguir. Los w.c. cumplieron mis expectativas en cuanto a tecnológicos: los chorritos, la taza caliente y la música ¡son adictivos! ¿Dónde puedo conseguir uno así para mi casa de España? Otro apunte curioso, el inodoro siempre está separado (en diferentes habitáculos, incluso plantas) de la zona de ducha.

Baño tradicional en Koyasan, duchas y bañera

Baño tradicional en Koyasan, duchas y bañera

3 – Se conduce por la izquierda.

Esto no es exclusivo de Japón, como también sucede en Reino Unido, MaltaIrlanda, isla Mauricio o Indonesia el sentido de la circulación discurre por la izquierda. Precaución tan sólo para cruzar la calle, coger una bicicleta o a la hora de alquilar un vehículo.

Bici en el monte Fuji

Bici en el monte Fuji

4 – ¡A lucir calcetines!

A la entrada de templos y hoteles hay que descalzarse, ya que a pesar de la limpieza de las calles los japoneses no quieren contaminar con la suciedad del exterior su casa o lugares de culto. En la mayoría de alojamientos ofrecen zapatillas de «andar por casa» a libre disposición de los huéspedes.

Zapatos a la entrada de un alojamiento - templo

Zapatos a la entrada de un alojamiento – templo

5 – De las fuentes de los templos ¡no se bebe!

Un torii, puerta que indica que entramos a un recinto sagrado, da la bienvenida al templo. Hay que inclinarse antes de cruzarlo, a modo de respeto. En la explanada, una fuente con cazos es usada para la purificación. Se lavan manos y cara y, aunque veas a japoneses beber, ese agua no se traga; es sólo para enjuague bucal.

Tanque de purificación de un templo

Tanque de purificación de un templo

6 – Japón y Budismo.

Y hablando de templos, la religión mayoritaria en Japón es el Budismo japonés seguida del Shinto, variante de la primera y nativa del país del Sol Naciente, que venera a los kami o espíritus de la naturaleza. La mayoría de los santuarios en Japón permanecen abiertos las 24 horas y se pueden visitar de manera gratuita, tanto si se es creyente como si no. Incluso es posible asistir a rituales y la ceremonia de los monjes, como contaré cuando escriba sobre mi experiencia en un monasterio de Wakayama. En los templos se permiten las fotografías, excepto a la parte más sagrada donde se ubica el Buda.

Templos de Kyoto

Templos de Kyoto, que debes de saber antes de viajar a Japón

7 – El paraíso de las máquinas expendedoras.

¡Japón es el país con mayor número de máquinas expendedoras por habitante del mundo! Estos cubículos rectangulares en los que se puede encontrar casi de todo – desde entradas para un concierto a ropa interior- forman parte del mobiliario urbano como las bocas de metro o los jardines. Las más frecuentes son las de snacks y refrescos, de los sabores más insólitos: Kit kat nunca vistos en estas latitudes, agua con aroma a frutas, fanta de yogur tropical… ¿Un aprendizaje? En Japón los conceptos «dulce» y «salado» son algo difusos.

Kit Kat de sabores

Kit Kat de sabores

8 –  Gastronomía japonesa, mucho más que sushi.

¡A quién no le apasiona la comida japonesa! De moda en las últimas décadas, en España la oferta culinaria apenas es un atisbo de la riqueza y variedad de platos regionales. El cotizado sushi y sashimi, la tempura o el teriyaki son una mínima parte de todo lo que se puede degustar en Japón. Además, los restaurantes suelen estar especializados en un plato, que trabajan a la perfección: los deliciosos Okonomiyaki, las «pizzas de Japón», el Ramen, los unagi o la soba, por no hablar de los diferentes tipos de tofu que probé en las zonas budistas y vegetarianas de Koyasan.

Ramen, una delicia japonesa, que debes de saber antes de viajar a Japón

Ramen, una delicia japonesa, que debes de saber antes de viajar a Japón

Respecto a comer en Japón, tras 22 días viajando por este país he llegado a la conclusión de que:

  • El pescado está delicioso, es fresco y barato.
  • La carne, por el contrario, no la preparan demasiado bien (casi siempre pasada) y es cara. Cuidado con las brochetas o bollos rellenos de carne que venden en los supermercados, suelen ser de piel de pollo o cartílago. Para mi paladar, el famoso kobe o la ternera de Hida, estaba sabrosa pero, ¡tampoco era para tanto!
  • La fruta es carísima. Incluso en los mercados locales, las manzanas o melocotones se venden por piezas, costando una unidad 300 – 500 yenes (de 2,30 a 4 euros). Lo más barato son los plátanos, que los traen de Filipinas.
  • Si, como yo, eres amante de la cerveza, algo que debes de saber antes de viajar a Japón es que se le aplica el mismo impuesto que el sake u otros licores de alta graduación. Por lo tanto, degustar una fresca Asahi o Sapporo sale por 500 ó 600 yenes.
  • Sin embargo, comiendo en lugares locales un menú normal con agua y un plato de Ramen, no cuesta más que un vaso de cerveza.
  • Respecto al «protocolo» en la mesa, es de «buena» educación sorber los fideos de la sopa; pero no está bien visto clavar los palillos en el arroz, ya que se traduce como una ofrenda a los muertos.
Cerveza y atún

Japón, donde un plato de atún cuesta menos que una cerveza

9 – Las conexiones en Japón.

En Japón hay wifi en casi todas partes, incluso públicos en estaciones de trenes y algunas ciudades. Mantenerse conectado no es difícil. Algo que se agradece ya que adquirir una SIM no resulta barato. Para la corriente, necesitaremos un adaptador de 2 ranuras tipo EEUU. 

10 – Sólo tarjetas de crédito.

¡Socorro! La tarjeta no me funciona… Esto es algo habitual. Las tarjetas de débito no se aceptan en cajeros automáticos ni los datáfonos a la hora de pagar la cuenta. Algo que me ha llamado poderosamente la atención es que apenas aceptan pago con tarjeta en muchos restaurantes y alojamientos, ni siquiera en el metro o el tren, ¡a pesar de ser Japón! La verdad, yo pensaba que iba a ser como Islandia, que hasta un chicle se puede pagar con tarjeta… Así pues, dato importante que debes de saber antes de viajar a Japón: lo mejor es llevar efectivo y cambiar en el país. Total, ni la seguridad ni los robos son un problema en Japón.

Tren de Tokyo

Tren de Tokyo

10+1 … Y a pesar de todo, Asia.

Con extrema limpieza y orden, pero Japón no deja de ser Asia. Los japoneses son increíblemente educados y amables (aunque no hablan mucho inglés), muy silenciosos y respetuosos. Resulta chocante ir en un vagón de metro atestado y que impere el silencio, nadie te empuje para salir ni para entrar (los japoneses son muy de colas) y reine la amabilidad y armonía incluso en un atasco. Sin embargo, por pequeños (y grandes) detalles sé que estoy en Asia y no en Occidente (cosa que tiene su encanto): baños de suelo, el cableado por fuera, los mercados callejeros o que se pueda comer a cualquier hora. Y una distribución arquitectónica poco planificada. Esto es, al lado de un templo milenario una gran mole de centro comercial o edificios mega modernos junto a las casitas más tradicionales de Kyoto. ¡Así es Japón!

Calles del centro de Tokyo

Calles del centro de Tokyo, cosas que debes de saber antes de viajar a Japón

En próximos artículos, todos los detalles de la ruta completa por Japón.

Echa un vistazo a:

¡No viajes a Japón sin seguro! Yo recomiendo Intermundial. Si lo compras a través de mi web tienes un 20% de descuento usando mi código descuento LACOSMOPOLILLA10.Lo puedes conseguir pinchando aquí


6
Deja un comentario

avatar
4 Comentarios
2 Respuestas
0 Seguidores
 
Comentario con más reacciones
Comentario más polémico
4 Autores
cosmopolillaNetikertyDinkyViajerosjordi Autores recientes
trackback

[…] 10 cosas que debes de saber antes de viajar a Japón | La Cosmopolilla […]

¡No olvides contratar tu seguro de viaje!