Dormir en un monasterio de Koyasan, Japón
Alojamientos Japón

Dormir en un monasterio de Koyasan, mi experiencia

Escrito por la
el
11 marzo, 2020

A menudo me preguntan cuál fue el lugar que más me gustó de todos los que conocí en mi Ruta de 20 días por Japón. No dudo en responder: la prefectura de Wakayama. Y es que esta pequeña región de senderos milenarios, montañas, templos Patrimonio de la Humanidad, bosques frondosos y mar… Alberga el corazón espiritual del país del sol naciente: el Monte Koya. Fue en este valle, rodeado de ocho picos, donde el Maestro Kukai en el año 819 fundó su monasterio: Kongobu-ji y con él, el Budismo Shinton. Desde entonces, se estableció una comunidad en torno al cementerio de Okunoin, el más grande de Japón con más de 200.000 mil estupas. Visitar esta sagrada ciudad, con más de 120 templos y pagodas, es una experiencia enriquecedora para el alma que se torna inolvidable al dormir en un monasterio de Koyasan hasta el amanecer, para asistir a la ceremonia de los monjes.

Cementerio de Okunoin en Koyasan

Cementerio de Okunoin en Koyasan

De Osaka a Koyasan: cómo llegar al Monte Koya.

Se demoran dos horas en coche; tres en tren, desde la cosmopolita Osaka al Monte Koya. Mi recomendación: lo mejor es reservar un coche de alquiler a la llegada al aeropuerto de Kansai para moverse con mayor rapidez y por libre. Sobre todo, si además de Koyasan se quiere visitar otros lugares en Wakayama como Kumano Nachi Taisha, la cascada más alta de Japón. Es sorprendente observar cómo el paisaje urbano de rascacielos cambia rápidamente a montañas tapizadas de espesos bosques, con cimas cubiertas de niebla.

Templos de Koyasan, Wakayama

Templos de Koyasan, Wakayama

En cuanto a cómo ir desde Osaka a Koyasan en transporte público: desde la estación Namba de Osaka hay que tomar el tren a Gokurakubashi. La compañía ferroviaria es Nankai, por lo que el JR Pass no tiene validez en este trayecto. En la estación, situada en la base del Monte Koya, hay que tomar un funicular seguido de un autobús local hasta la ciudad sagrada de Koyasan. En total, unas 3 ó 4 horas hasta alcanzar la Daimon Gate. Puerta de bienvenida a la explanada de templos de Danjo Garan, donde desde hace más de mil años se imparten las enseñanzas budistas de Kukai. Puedes echar un vistazo en este artículo a todo lo que ver en Koyasan

La increíble experiencia de alojarse en un monasterio budista en Koyasan. 

Tras explorar los templos, senderos y lugares sagrados del Monte Koya, el mejor descanso es en un típico templo regentado por monjes locales. Y es que la vivencia de visitar Koyasan no estaría completa sin pasar la noche en uno de sus monasterios-logdes. Yo me alojé en el monasterio de Soji-in, justo al lado de la pagoda de Garan, cuyo tejado anaranjado se vislumbraba desde el jardín. Por su ubicación y la comodidad, diría que es uno de los mejores templos para dormir en Koyasan. Las puertas de los templos cierran a las 22 horas, por lo que se recomienda llegar cuanto antes. Las habitaciones son en tatami y futón tradicional, sin apenas lujos ni decoración, acorde a la estética simple de la vida monacal. El baño, compartido. En el monasterio donde me hospedé el baño de mujeres tenía una pequeña piscina termal para relajarse, algo que agradecí tras la jornada intensa y calurosa.

Habitación en el monasterio de Koyasan

Habitación privada en el monasterio-logde de Koyasan

Nuestra habitación constaba de dos partes: una sala de estar donde nos sirvieron una cena variada y deliciosa –la cocina es íntegramente vegetariana según los preceptos del budismo Shingon-. Y una espaciosa estancia con los futones y ventana al jardín. Por la mañana, madrugamos para asistir a la ceremonia de los monjes, en la que no se permite filmar ni tomar fotografías. A continuación, un rico desayuno en la sala común, en silencio. Algo que me sorprendió muy gratamente: la cantidad de texturas y colores de la comida. Puedo decir que ha sido una de las experiencias gastronómicas más diferentes e interesantes de mi vida viajera.

Cena en el monasterio budista de Koyasan

Cena en el monasterio budista de Koyasan

¿Merece la pena dormir en un monasterio de Koyasan? Rotundamente, sí. Es cierto que puede resultar un precio elevado. Pero es una experiencia mística, única, que sólo se puede vivir en el Monte Koya. Una vez que la probé, no me hubiera gustado perdérmela por nada del mundo.

Sala de la ceremonia de los monjes en el monasterio de Koyasan

Sala de la ceremonia de los monjes en el monasterio de Koyasan

Visitar Okunoin, el lugar más sagrado de Japón.

Además de explorar sus templos, en Koyasan no hay que perderse el cementerio de Okuno. El tour nocturno lo hice desde el templo de Eko-in, uno de los lugares más populares a la hora de dormir en un monasterio de Koyasan. Al atardecer, penetramos en ese bosque infinito donde la luz del sol se filtra entre las hojas de los cedros, iluminando la senda hacia el mausoleo del Maestro Kukai, donde los creyentes prenden farolillos y formulan sus peticiones. El venerado fundador del Budismo Shingon hace doce siglos, a quien sus discípulos ofrecen dos comidas diarias según cuentan, nunca murió. Alcanzó el nirvana y sigue meditando a la espera de Maitreya, el Buda del Futuro. Recorrí el cementerio de día (por libre) y de noche, con la visita guiada y lo recuerdo como una experiencia mágica. Dicen que la buena energía de Kōbō-Daishi impregna cada piedra, cada hoja de musgo adherida a la madera… Y realmente, su presencia  -y la de tanta gente con buenos deseos- se siente, impregnándote de paz, esperanza y emoción.

La magia de Okuno

La magia de Okuno

¡No viajes a Japón sin seguro de viaje!

Por lo que pueda pasar, yo recomiendo InterMundial. Si lo compras a través de mi web tienes un 20% de descuento usando el código LACOSMOPOLILLA10. Lo puedes conseguir pinchando aquí:

Te puede interesar:

Código ético: este artículo contiene enlaces de afiliados. Esto significa que si compras o reservas a través de ellos obtengo una pequeña comisión sin que por ello se incremente el precio final. Así que me ayudas a seguir con el blog. Todo lo que escribo y recomiendo sobre dormir en un monasterio en Koyasan está basado en mi propia experiencia. 

ETIQUETAS

DEJA UN COMENTARIO

Patricia Rojas
Barcelona

¡Hola! Soy Patri, periodista y apasionada de los viajes. Andaluza de Motril (Granada) desde 2013 escribo en lacosmopolilla.com relatos de lugares y gentes del mundo. En mi web encontrarás completas guías de países y ciudades, consejos para ahorrar viajando, rutas en coche o artículos sobre gastronomía local. ¿Viajamos juntas?

Miembro de
HTB logo   ANDTB logo   Manifiesto logo