Gullfoss, la cascada Dorada, las cascadas más bonitas de Islandia
Europa Islandia

Las cascadas más bonitas de Islandia

Escrito por la
el
29 enero, 2021

Semi congeladas en invierno, con lágrimas de hielo en un paisaje blanco como si fueran la antesala a un palacio de cristal. Rodeadas en verde y de atronador rugido en primavera, con el deshielo. Enmarcadas tras un arcoíris en verano, bajo ese sol que nunca deja de brillar. Las cataratas en Islandia son prodigiosas, con una belleza indescriptible, sin encontrar competencia en ningún otro país europeo. Claro que no he visitado todas las cascadas del mundo -ya me gustaría- pero me atrevo a afirmar que, hasta ahora, sólo he encontrado más apabullantes que Gullfoss o Skógafoss las de Iguazú, en la frontera entre Brasil y Argentina. Pero como ahora estamos hablando de la Isla del Hielo y el Fuego, vamos con un listado de las cascadas más bonitas de Islandia, ¡esas que no te puedes perder!

Cascadas de Islandia en invierno

Cascadas de Islandia en invierno

Tiritar a los pies de Seljalandsfoss, alucinar con las columnas de basalto por donde se desploma Svartifoss, en pleno Parque Nacional Skaftafell, son algunos de los recuerdos imborrables adquiridos gracias a mi Ruta por Islandia en furgoneta. Un viaje maravilloso a un país de naturaleza salvaje y extrema, al que nunca me cansaré de volver.

Cascada de Gullfoss en invierno

Cascada de Gullfoss en invierno

Algunas de las cascadas más bonitas de Islandia son:

  1. Gullfoss.
  2. Öxarárfoss.
  3. Seljalandsfoss.
  4. Skógafoss.
  5. Svartifoss.
  6. Godafoss.
  7. Dettifoss.
  8. Kirkjufellsfoss.

Fuente: Google maps.

¡No viajes a Islandia sin seguro de viaje!

Por lo que pueda pasar, yo recomiendo InterMundial. Si lo compras a través de mi web tienes un 20% de descuento usando el código LACOSMOPOLILLA10. Lo puedes conseguir pinchando aquí:

Cascadas más bonitas de Islandia.

Junto con los glaciares y volcanes, las cascadas son los puntos fotográficos más impresionantes que ver en Islandia, tanto si se viaja en verano como en invierno. El paisaje muta tanto de una a otra estación que podría tratarse de dos planetas diferentes. Así es Islandia, contraste y belleza brutal.

Cascadas de Islandia, parque nacional de Skaftafell

Cascadas de Islandia, parque nacional de Skaftafell

1 – Gullfoss, la cascada Dorada.

Mi cascada favorita de Islandia y por una buena razón. Nunca olvidaré aquel diciembre de 2011 cuando pisé por primera vez la isla del Hielo y el Fuego. Tenía poco tiempo y sólo pude explorar Reikiavik y alrededores: un mítico baño en las aguas sulfurosas de la Laguna Azul y una excursión al Círculo Dorado. Al estar cerca de la capital islandesa (una hora y media en coche) Gullfoss es una visitar recurrente. Entonces, en aquel primer viaje, me encontré con ella totalmente a solas, a 17 grados bajo cero y una nieve blanda donde se me hundían las botas al caminar. Qué maravilla contemplar los carámbanos de hielo del río Hvitá en dos saltos desde la pasarela, mientras cielo y horizonte se teñían de rosa atardecer. Épico.

Atardecer en la cascada de Gullfoss, Islandia

Atardecer en la cascada de Gullfoss, Islandia

Junto a la plataforma donde se ve la cascada de Gullfoss, hay un parking (cuando estuve gratuito) y una cafetería – tienda (Panorama Restaurant) donde tomar un café o té caliente que se agradece enormemente para recuperar la temperatura corporal.

2 – La cascada de Öxarárfoss, entre la lava de Þingvellir.

Sureste de Islandia. Aún más cerca de Reikiavik se localiza esta pequeña cascada de 22 metros de altura en pleno Parque Nacional de Þingvellir. El río Öxará discurre por un campo de lava entre grandes bloques negros, cubiertos de blanco en invierno. El parking para estacionar es de pago y, una vez dejado el vehículo, hay que seguir el sendero durante unos 30 minutos. El problema de ir en invierno es que puede estar completamente congelado e inhabilitado, como me sucedió: tuve que darme la vuelta tras caminar un rato con pies de plomo y ver que era imposible.

Öxarárfoss, cascadas de Islandia

Öxarárfoss, cascadas de Islandia, fuente: Pixabay

3 – Seljalandsfoss, el “Río Líquido”.

Una de las cascadas más espectaculares del sur de Islandia, parada obligatoria en la Ring Road, es el gran salto de 60 metros de altura del río Seljalandsá. En verano es posible pasar por debajo del agua siguiendo el sendero circular; en cambio, en invierno hay que conformarse con contemplarla desde el mirador a su izquierda. El parking es de pago y cuenta con cámaras de vigilancia para dispensar multas a aquellos vehículos que no pasen por caja.

Seljalandsfoss, las cascadas más bonitas de Islandia

Seljalandsfoss, las cascadas más bonitas de Islandia

Las cascadas de Seljalandsfoss y Skogafoss se pueden conocer reservando esta excursión:  un recorrido de un día completo por la costa sur de Islandia.

Cascada de Seljalandsfoss, Islandia

Cascada de Seljalandsfoss, Islandia

4 – Skógafoss, la cascada del tesoro.

Cuenta una leyenda que el primer colono vikingo en estas tierras del sur de Islandia escondió un tesoro en una caverna oculta tras la cortina de agua de la cascada. Muchos han buscado el tesoro sin éxito, aunque se dice que un muchacho de una granja cercana consiguió dar con el paradero del cofre, pero al tomarlo del asa desapareció en la corriente. Historias apartes, también ubicada en la ruta sur de la isla Skógafoss es una de las cascadas más bonitas de Islandia por méritos propios: con 60 metros de alto y 25 de ancho resulta una de las más grandes del país.

Skógafoss, la cascada del tesoro, las cascadas más bonitas de Islandia

Skógafoss, la cascada del tesoro, las cascadas más bonitas de Islandia

Junto a Skógafoss hay un camping (abierto todo el año) donde se puede pernoctar para quien realice la ruta por Islandia en campervan o furgoneta. ¡Imagina despertar con esas vistas, antes de que lleguen a la cascada los turistas!

Skódafoss, las cascadas más bonitas de Islandia

Skódafoss, las cascadas más bonitas de Islandia

5 – Svartifoss, la cascada Negra.

Zona de glaciares de Islandia. Las formas hexagonales de las columnas de basalto por las que se precipita esta cascada inspiraron a los arquitectos islandeses para la construcción de edificios emblemáticos como la fachada de la iglesia Hallgrïmskirja -en el punto más alto de Reikiavik- o el Teatro Nacional. El paisaje volcánico donde se enmarca esta popular cascada es un parque nacional, el de Skaftafell, cerca del inmenso lago glacial de Jökulsárlón y la playa de los Diamantes.

Svartifoss, la cascada Negra, las cascadas más bonitas de Islandia

Svartifoss, la cascada Negra, las cascadas más bonitas de Islandia

la iglesia Hallgrïmskirja en Reikiavik se inspira con las columnas de basalto de Islandia

la iglesia Hallgrïmskirja en Reikiavik se inspira con las columnas de basalto de Islandia

6 – Godafoss, la cascada de los Dioses.

Viajamos ahora al norte de la isla. Otro salto con leyenda y sin duda de las cascadas más bonitas de Islandia es la de los Dioses, localizada entre Akureyri -cuarta ciudad del país en habitantes- y el lago Myvatn. Según la tradición local, su nombre proviene por ser sus aguas el lugar elegido por Þorgeir Ljósvetningagoði, uno de los gobernantes de Islandia, para arrojar los iconos de las antiguas deidades vikingas. Corría el año 1000 de nuestra era e Islandia acababa de abrazar la religión cristiana con este gesto tan simbólico como definitivo.

Godafoss, la cascada de los dioses

Godafoss, la cascada de los dioses, las cascadas más bonitas de Islandia, Fuente: pixabay

7 – Dettifoss, una cascada de película.

Un extraterrestre humanoide crea vida junto a las aguas de una cascada, la de Dettifoss. Comenzaba así el filme de ciencia ficción Prometheus, dirigida por Ridley Scott en 2012. Claro que más tarde nos familiarizamos con el blanco polar de Islandia en la pantalla gracias a Juego de Tronos: Al otro lado del Muro. Y es que esta esta desolada zona donde se ubica también el lago Mývatn ofrece unos recursos visuales tan potentes que trasladan con la mente a otro mundo. La fuerza del agua en Dettifoss es abrumadora: con sus 100 metros de ancho se trata de la cascada más caudalosa de Europa.

Dettifoss, cascada más caudalosa de Europa

Dettifoss, cascada más caudalosa de Europa, fuente: Pixabay

8 – Kirkjufellsfoss, el paraje más fotografiado de Islandia.

Confieso que tenía (y tengo) una obsesión con el Kirkjufell, esa montaña icónica -volcán extinto- que a menudo sale en las fotografías de Islandia. A sus pies discurren varios saltos de agua no muy altos pero consiguiendo un conjunto perfecto difícilmente insuperable. Esa foto es de banco de imágenes: Kirkjufell estaba en mi ruta para el penúltimo día en Islandia, justo antes de regresar a Reikiavik, pero una tormenta de nieve y viento de 24 horas nos impidió hacer desplazamientos durante una jornada, retrasando todo el itinerario. Para mi próximo viaje -porque seguro que habrá un próximo- saldaré mi deuda colocando este icónico monte y sus cascadas en el primer lugar a visitar.

Kirkjufellsfoss

Kirkjufellsfoss, las cascadas más bonitas de Islandia. Fuente: Pixabay

Te puede interesar:

¿Irlanda o Islandia?

Juego de Tronos en Islandia y Auroras Boreales: mejores excursiones que hacer en Reykjavík

10 sitios top donde comer en Reykjavík

10 Consejos para viajar a Islandia barato

Fin de año en Reykjavík: así fue mi Nochevieja en Islandia

Código ético: este post contiene enlaces de afiliados. Esto significa que si reservas a través de estos enlaces obtengo una comisión sin que por ello se incremente el precio final. Así me ayudas a continuar con mi web de viajes. Todo lo que he escrito en este artículo las cascadas más bonitas de Islandia está basado en mi propia experiencia. 

ETIQUETAS

DEJA UN COMENTARIO

Patricia Rojas
Barcelona

¡Hola! Soy Patri, periodista y apasionada de los viajes. Andaluza de Motril (Granada) desde 2013 escribo en lacosmopolilla.com relatos de lugares y gentes del mundo. En mi web encontrarás completas guías de países y ciudades, consejos para ahorrar viajando, rutas en coche o artículos sobre gastronomía local. ¿Viajamos juntas?