Ruta 7 días sur de Islandia en furgoneta
Europa Islandia

Volcanes, glaciares y cascadas: el sur de Islandia en furgoneta

Escrito por la
el
13 enero, 2020

A mi aire. Cambiando el rumbo según el tiempo inestable de Islandia en invierno. Un café en una playa de lava y nieve. Despertar con vistas a una cascada. Enamorarme de un paisaje que muta en cada amanecer… Hacía años que soñaba con volver a la isla del Hielo y Fuego; me conquistó tras una breve visita un diciembre, 8 años atrás. También quería probar la experiencia de un viaje en camper. ¡Y qué mejor sitio para estrenarme! Con el corazón feliz -y nostálgico- tras regresar de recorrer en una semana el sur de Islandia en furgoneta la recomiendo como una de las mejores vivencias viajeras de mi vida. Creo que es una forma maravillosa de conocer este país, una isla prodigiosa que atrapa a las que amamos la naturaleza. Llámame loca; ya estoy pensando en la próxima: una ruta por el norte, tal vez en verano…

Lago glaciar Jökulsárlón, viaje a Islandia en invierno

Lago glaciar Jökulsárlón

Viaje a Islandia en invierno.

Lo de «loca» no sería la primera vez que lo escucho… Cuando en 2011 se me metió en la cabeza que quería hacer un viaje a Islandia en diciembre las opiniones de mis familiares y amigos no eran otras que «Te vas a morir de frío», «Qué se te ha perdido a ti en Islandia», «Se te ha ido la pinza…» Pero no me amedrenté. Una de mis grandes ilusiones era ver la Aurora Boreal. Y si el principal problema era el frío, pues a abrigarse…

Cascada de Gullfoss, Islandia en invierno

Mi primer viaje a Islandia en 2011

Un viaje «fallido» en busca de la Aurora Boreal a Islandia.

Hice mi escapada a Islandia en invierno pero no, no tuve suerte y las luces del norte se mostraron esquivas. Sí que la contemplé -mi sueño se hizo realidad – danzando en el cielo de verde hace 3 años en un viaje a Noruega Ártica. Si bien la Aurora había sido mi objetivo -u obsesión- en aquella primera incursión islandesa, lo poco que conocí del país me embrujó. Me prometí a mí misma regresar con más tiempo.

Ruta de 7 días por Islandia, cascada de Gullfoss

Cascada de Gullfoss, 2020

Que el frío no te asuste…

Créeme: hay muchos motivos para viajar a Islandia en época invernal -no sólo ir tras la Aurora-. Los paisajes congelados, los volcanes del sur cubiertos de blanco, bañarse en una piscina termal rodeada de nieve… Además, hay mucha menos gente que en temporada alta. Las fotos de Islandia en invierno son una locura: cascadas heladas, el sol poniente en la playa de los Diamantes… ¿Mucho frío? Una temperatura media entre 0 y -5 grados. Como un día de sierra. Lo peor es el viento, cuando sopla fuerte y helado, bajando la sensación térmica.

Glaciar Fjallsárlón, Islandia, nubes estratosféricas

Glaciar Fjallsárlón con nubes estratosféricas

Consejos: ¿Cómo vestirse para viajar a Islandia? ¿Qué botas llevar a Islandia en invierno? Echa un vistazo a este artículo que escribí sobre preparativos para un viaje al Ártico.

Lo peor de un viaje a Islandia en invierno…

Sinceramente, la pega más grande de hacer un viaje a Islandia en invierno son las pocas horas de luz (en diciembre y enero, unas 5 horas). Como contra-prestación: si hay actividad solar y la noche está despejada, con un poco de suerte verás la Aurora.

Islandia por libre en invierno: en furgoneta con CampEasy Iceland. 

Tras pasar fin de año en Reikiavik, la capital islandesa -increíblemente animada- alquilamos una furgoneta para dos personas con CampEasy Iceland. El objetivo, como señalé en la introducción: libertad total de movimiento, movernos por la isla a nuestro aire, cambiando los planes si era necesario debido al tiempo. El ahorro económico también es un factor decisivo: dormir en campings y cocinar en la furgoneta. Pero lo mejor en sí es la propia experiencia: la aventura que supone hacer una ruta en camper por Islandia.

Carreteras del sur de Islandia

Carreteras del sur de Islandia

¿Cómo es la furgoneta? Equipamiento y confort. 

Reservada por la web con 2 meses de antelación, sólo tuvimos que pagar el depósito y elegir el seguro recomendado. La furgoneta, provista de todo lo necesario (edredones, cacharros para cocinar, hornillo, calefacción… incluso WiFi) me resultó realmente cómoda y fácil de usar. La campervan está más que preparada para afrontar un viaje por el sur de Islandia en furgoneta. Dispone de una tablet con GPS e información sobre rutas recomendadas, recorridos según número de días, lugares que ver en Islandia, estado de las carreteras, supermercados, gasolineras, el tiempo, campings de Islandia (verano e invierno), previsión de Auroras…. Y un chat para consultar dudas.

Cena en la furgoneta

Cena en la furgoneta

Dormir en la furgoneta: campings de Islandia.

Importante: la camper no tiene baño, por lo que hay que usar los del camping o las gasolineras. La acampada libre en Islandia no está permitida (pueden multar); de hecho hay carteles de prohibido acampar en los aparcamientos de las principales atracciones turísticas como el lago glaciar Jökulsárlón o la cascada de Seljalandsfoss. Así pues, para dormir en la camper, hay que localizar el camping más cercano.

Camping de Höfn, ruta por el sur de Islandia en Furgoneta

Camping de Höfn, ruta por el sur de Islandia en Furgoneta

Mi experiencia.

En la semana que estuvimos de viaje por Islandia en campervan no tuvimos ni un sólo problema: la furgoneta respondió y funcionó perfectamente. Incluso al levantarnos tras una noche de intensas nevadas (hubo que usar el rascador en las lunas, eso sí…) arrancó a la primera. Destacar además el trato del equipo de CampEasy: son encantadores y resuelven todas las cuestiones, en perfecto inglés y alguno habla español.

Un café en la nieve, sur de Islandia en furgoneta

Un café en la nieve, sur de Islandia en furgoneta

¿Cuánto cuesta alquilar una furgoneta en Islandia?

En invierno, la camper para 2 nos salió alrededor de 70€ al día. En verano, temporada alta, el precio es más elevado. A eso hay que sumar el seguro y la gasolina. En CampEasy proporcionan una tarjeta para tener descuentos en las gasolineras N1 (muy frecuentes en toda Islandia). Es importante, para que funcione bien la calefacción, disponer siempre de, al menos, el tanque de combustible al 25% de su capacidad.

Te puede interesar: echa un vistazo a este artículo sobre 10 consejos para viajar barato a Islandia.

¿Y cómo es conducir por Islandia en invierno?

Los neumáticos de la camper son gruesos: allí están preparados para el hielo y la nieve. Sin embargo, hay que tener precaución. Estamos en latitudes polares, el tiempo cambia rápidamente, son frecuentes los temporales. Hay que consultar cada día la previsión meteorológica y el estado de las carreteras, ya que si se acumula mucha nieve o hielo no son transitables -se vuelven muy peligrosas- e incluso las pueden cerrar. El equipo de CamperEasy Iceland nos avisó durante el viaje que se avecinaba un temporal con vientos huracanados: tuvimos que cancelar nuestros planes y quedarnos un día más en Höfn. Por tanto, se trata de que ser conscientes de que recorrer el sur de Islandia en furgoneta es una experiencia extraordinaria, siempre que se haga uso del sentido común.

En definitiva, mi experiencia con CampEasy Iceland ha sido genial. Ahora, ¡vamos con la ruta de una semana por el sur de Islandia en furgoneta!

Itinerario de 7 días por el sur de Islandia (invierno).

  1. Día 1: Reikiavik, lugares imprescindibles de la capital islandesa.
  2. De Reikiavik a Vík (186 km) parando en Selfoss, las cascadas de Seljalandsfoss, Skógafoss y Solheimasandur (el famoso avión estrellado de Islandia).
  3. Vík a Höfn (271 km) con parada en Reynisfjara, Dyrhólaey y el glaciar Fjallsárlón.
  4. Höfn a Djúpivogur, ida y vuelta (204 km).
  5. De Höfn a Vík (271 km) parando en Jökulsárlón, la Diamond Beach y Svartifoss.
  6. Vík al Círculo Dorado (215 km) Gullfoss y Geysir (noche en Flúdir)
  7. Regreso de Flúdir a Reikiavik, por Þingvellir (113 km)
Avión estrellado de Islandia

Avión estrellado de Islandia

Sobre este itinerario de una semana en Islandia:

Nota importante: hay que tener en cuenta que esta ruta por el sur de Islandia en furgoneta ha sido realizada durante el mes de enero (pleno invierno), con muy pocas horas de luz. Esto hizo que limitáramos los trayectos. No por no conducir de noche: queríamos visitar los lugares más bonitos del sur de Islandia de día. Si este itinerario se planifica en verano o primavera, se puede aprovechar para ver más lugares / añadir paradas de interés.

¡No viajes a Islandia sin seguro de viaje!

Por lo que pueda pasar, yo recomiendo InterMundial. Si lo compras a través de mi web tienes un 20% de descuento usando el código LACOSMOPOLILLA10. Lo puedes conseguir pinchando aquí:

Ruta por Islandia en furgoneta camper.

La costa sur islandesa es un mosaico de paisajes que cortan la respiración -y no sólo por el aire helado-. Glaciares azules, cascadas, playas de arena negra con columnas de basalto, acantilados feroces, campos geotermales donde explota el agua hirviendo, aldeas fundadas por navegantes vikingos, locos o desterrados de sus lejanos fiordos… ¿Preparada para recorrer más de 1.200 kilómetros que quedarán en tu memoria para siempre?

Región de los glaciares de Islandia

Región de los glaciares de Islandia

Día 1: Reikiavik, la risueña capital islandesa.

«Un bote de los sueños, con el que zarpar rumbo a nuevos territorios por descubrir. Un anhelo de esperanza, progreso y libertad.» Palabras que definen la escultura más emblemática de la ciudad: «The sun voyager«, en la bahía de Reikiavik. Un lugar icónico para reencontrarme con este país insular al norte del mundo. Con la promesa de esos sitios aún por conocer.

The Sun Voyager, Reikiavik

The Sun Voyager, Reikiavik

Encantada de verte de nuevo, Reikiavik.

Arribamos a la capital más septentrional del mundo unas horas antes de que acabe diciembre. Celebrar fin de año en Reikiavik es un espectáculo: hay un ambiente de contagiosa alegría con cientos de personas por las calles, fuegos artificiales, música en los pubs y bares… Con la resaca del uno de enero, aprovechamos para recorrer los lugares más típicos de la ciudad hasta que cae la noche: la iglesia de Hallgrímskirkja, el precioso edificio del Harpa, la calle comercial de Laugavegur o el museo de las Sagas. Cenar una deliciosa sopa de langosta en el puerto (el Seabaron es mi favorito) y a descansar en el hostel de Hlemmur Square. Al día siguiente recogemos nuestra casa rodante y comienza la ruta en furgoneta por toda la costa sur islandesa.

Reikiavik

Reikiavik

Toma nota: desde Reikiavik una de las actividades más populares es ir hasta la Blue Lagoon, un balneario geotermal donde es una gozada bañarse en sus aguas azules y vaporosas junto a la nieve.

Laguna Azul de Islandia

Laguna Azul de Islandia

Apunta: estas son las mejores excursiones en Reykjavík. No sólo lagunas termales, también el tour de Juego de Tronos o ir en busca de la Aurora Boreal haciendo caso de las predicciones.

Día 2. De Reikiavik a Vík (186 km). 

¡Empieza la aventura! A las 9.00 de la mañana nos recogen en el hostel para llevarnos a las oficinas de CampEasy Iceland. Recogemos la furgo, nos explican su funcionamiento y nos ponemos en marcha. Nieva, así que vamos despacito. Dejamos atrás la ciudad y ponemos rumbo al sur de Islandia por la carretera principal. Primera parada Selfoss, una pequeña ciudad de seis mil habitantes. Hacemos compra en el supermercado: leche, galletas, sopas instantáneas, pan, embutido, cervezas… Con la nevera y la despensa a tope de provisiones, echamos un vistazo al Memorial y la Tumba de Bobby Fisher, el campeón mundial de ajedrez.

Tumba de Bobby Fisher en Islandia

Tumba de Bobby Fisher en Islandia

Cascada de Seljalandsfoss. 

El día va abriendo cuando paramos (y pagamos) en el parking de una de las cascadas más bonitas de Islandia: Seljalandsfoss. Hay que caminar con cuidado por lo congelado del camino, de restringido acceso por la época. En verano, es posible pasar por debajo. Es preciosa. Y esto sólo acaba de empezar.

Cascada de Seljalandsfoss, Islandia

Cascada de Seljalandsfoss, Islandia

La cascada de Skógafoss.

Cuenta una leyenda que el primer vikingo que colonizó la zona enterró un tesoro en una cueva tras las aguas de la cascada. La tercera visita de nuestro primer día en ruta por el sur de Islandia es la impresionante Skógafoss: con 25 metros de ancho y 60 de alto es una de las cascadas más grande del país. A su entrada, hay un área de descanso con restaurante. El camping permanece abierto todo el año. Una buena opción que sopesamos, pero el tiempo ha mejorado y aún tenemos luz: decidimos continuar y dormir en Vík.

Skógafoss, Islandia

Skógafoss, Islandia

El avión abandonado de Islandia.

Ocurrió en el año 73. Un avión militar DC-3 despegó de Reikiavik. El viento huracanado comenzó a azotar la estructura metálica precipitando la nave contra el glaciar Vatnajökull. Sin embargo, el joven piloto decidió virar hacia el mar, logrando aterrizar de emergencia en la playa de Solheimasandur, salvando la vida de la tripulación. Desde entonces, el fuselaje destrozado yace entre en el hielo en una estampa fantasmal e insólita. Para llegar al avión, son 7 kilómetros de ida y vuelta a pie (unos 40 minutos caminando). Hay un autobús (cuesta unos 20€) para quien quiera evitar el rato de frío y viento intenso.

DC-3 Plane Wreckage, Islandia

DC-3 Plane Wreckage, Islandia

Primera noche en Vík. 

Cuando regresamos a la furgo tras ver el avión se ha hecho la oscuridad. Son casi las 5 de la tarde y hace -4 grados; soplan un viento helado. No tenemos luz, ni casi fuerzas. Nos dirigimos a Vík. A pesar de que estamos al lado, Reynisfjara y Dyrhólaey tendrán que esperar al día siguiente… Para nuestra sorpresa (mea culpa, no habíamos consultado la tablet) encontramos el camping de Vík cerrado. Aún así, aparcamos la furgoneta y decidimos pasar allí la noche. ¿Lo bueno? No pagar por la estancia. Lo malo: no tener a disposición baño ni duchas.

Camping de Vik en invierno, Islandia en furgoneta

Camping de Vik en invierno, Islandia en furgoneta

Día 3: Vík a Höfn (271 km).

Amanece tarde con nieve fresca. Café y apenas hay un poco de luz nos dirigimos a la popular playa de Reynisfjara, famosa por sus columnas de basalto y haber sido escenario de Juego de Tronos. Las olas rugen; las corrientes aquí son peligrosas. Al otro lado, los espectaculares acantilados digna estampa de ser sobrevolada por dragones, de Dyrhólaey.

Columnas de basalto de la playa de Reynisfjara

Columnas de basalto de la playa de Reynisfjara

Ahora seguimos nuestra ruta por el sur de Islandia en furgoneta hacia tierra de glaciares. Cada recodo de la carretera dan ganas de parar a hacer fotos. Caballos islandeses tomando el sol invernal en los campos yermos. Lagos semicongelados, ríos, cortados, las montañas intercaladas en blanco y marrón parecen hendidas por una sierra recién afilada. Es, simplemente, abrumador.

Caballos islandeses

Caballos islandeses

El glaciar Fjallsárlón.

Los visualizo en el horizonte como una lengua de hielo azul: los glaciares. Nos detenemos en el párking de Fjallsárlón y, al subir la colina, su imagen me traspasa con una belleza sublime, absoluta. Es la primera vez que veo un glaciar así, de frente, inmenso. Nubes estratosféricas polares (después supe que se llamaban así) resplandecían en el cielo. A once grados bajo cero la sensación era la de meter la cabeza dentro de un congelador gigante. Se nos hizo casi de noche y me resistía a marchar. ¡Qué espectáculo de la naturaleza! Si me preguntan por un momento favorito de mi viaje a Islandia en campervan, señalaría ese rato que pasé caminando por el borde del glaciar Fjallsárlón.

Islandia 7 días en invierno, glaciar Fjallsárlón

Islandia 7 días en invierno, glaciar Fjallsárlón

Oscuro ya para visitar el lago glaciar Jökulsárlón, echamos un vistazo rápido. La carretera sigue en dirección a Höfn, el segundo puerto en el sudeste de la isla. El camping es un páramo vacío, también cerrado en invierno.

4. Höfn a Djúpivogur, ida y vuelta (204 km).

Mi idea inicial era dar un paseo por el pueblo pesquero de Höfn y emprender la vuelta hacia Jökulsárlón y la Diamond Beach. Pero el mal tiempo nos hace cancelar el plan. Sobre toda la isla se había desatado durante la noche un temporal con nieve y vientos huracanados. Muchas carreteras estaban marcadas en naranja (alerta), rojo (cerrado) o azul (hielo). La única vía en verde era hacia el este de la isla. Decidimos recorrer 100 kilómetros hasta el siguiente pueblo: Djúpivogur. El principal reclamo: darnos un baño en una pequeña piscina termal: Djúpavogskörin. ¡Un auténtico gustazo! Probar las termas o hot tubs en Islandia es una de esas experiencias que hay que hacer sí o sí. A pesar de los cinco segundos de frío antes y después de entrar / salir del agua caliente.

Termas al aire libre de Islandia

Termas al aire libre de Islandia

Tras el baño, vuelta a Höfn y a nuestro triste camping solitario. Ya que es sábado nos damos un capricho. Cenamos en el puerto, en el único restaurante abierto en todo el pueblo (Otto), un bacalao y una delicia de sopa. El viento amaina, o eso parece.

Día 5: De Höfn a Vík (271 km).

El temporal ha remitido y ahora sí, podemos continuar nuestra ruta en camper por Islandia. Con un sol a dos palmos sobre el horizonte puedo disfrutar de la hermosura de Jökulsárlón, el lago glaciar más grande de Islandia y la playa de los Diamantes. El efecto hipnótico de este panorama es indiscutible; su crecimiento desorbitado debido al retroceso del glaciar en los últimos años (de 7 km cuadrados a 18) alarmante: un claro síntoma del cambio climático y el calentamiento global.

Jökulsárlón, viaje a Islandia en invierno

Jökulsárlón, viaje a Islandia en invierno

Toma nota: ¿con ganas de una experiencia diferente? Visita una de las cuevas de hielo del glaciar Vatnajökull en una excursión de 2-2,5 horas desde Jökulsárlón.

Daimond Beach, Islandia

¡La Diamond Beach fue otro de esos grandes momentos de este viaje por el sur de Islandia en furgoneta!

Cascada de Svartifoss.

La aventura a Svartifoss, sin embargo, no culmina y nos vemos obligados a abortar cuando ya la tenemos casi enfrente. Una vez estacionada la furgo, en un área en la que hay que pagar 1500 coronas pero hay baño y se puede acampar, la cascada encajonada en columnas de basalto queda a unos 35 minutos caminando por un escarpado sendero. El problema: en invierno puede ser una pista de hielo. Sin crampones, tenemos que dar la vuelta so peligro de resbalar y acabar al fondo del barranco.

Cascada de Svartifoss

Cascada de Svartifoss, viaje por el sur de Islandia en furgoneta

Día 6: Vík al Círculo Dorado (215 km).

¡Qué rápido se pasa el tiempo cuando cada día es mejor que el anterior! Penúltimo día en nuestra ruta de una semana por el sur de Islandia en furgoneta. Nos levantamos en Vík. Llueve con ganas entre el viento impetuoso. El día se presenta muy desapacible. Continuamos el regreso hacia el oeste por la Ring Road hasta la intersección de la carretera 30. El Círculo Dorado -que yo ya conocía- lo hemos dejado para el final. Nuestro campamento para la última noche en Islandia es el camping de Flúdir, un lodazal desguarecido-si lo llegamos a saber nos hubiéramos quedado en Selfoss, cuyo camping tiene muy buenas opiniones-. Pero al menos estamos muy cerca de Geysir y Gullfoss, esa preciosa cascada semi congelada que deseaba volver a ver.

Cascada de Gullfoss, Islandia

Cascada de Gullfoss, Islandia

Una terma «secreta» en Hruni…

Al caer la noche descartamos la Secret Lagoon, una piscina termal que cuesta 3000 isk, para ir en busca de una pequeña terma local, en medio de la naturaleza: Hrunalaug (Hruni hot springs). Con una pequeña caseta de madera en la que cambiarse, resulta una experiencia extraordinaria relajarnos en el agua humeante completamente solos, con la luna llena en mitad del cielo.

Último día. Regreso de Flúdir a Reikiavik (113 km).

Atravesamos las nevadas carreteras del Parque Nacional de Pingvellir de vuelta a Reikiavik. Con lugares emblemáticos para la historia de Islandia como The law rock, tan pintorescos como la cascada de Öxarárfoss… No disponemos de mucho tiempo para realizar paradas turísticas -sólo un ratito- ya que tenemos que almorzar, entregar la furgoneta y tomar el Flybus al aeropuerto.

Þingvellir, Islandia

Þingvellir, Islandia, ruta 7 días sur de Islandia en furgoneta

La verdad, he estado toda una semana recorriendo Islandia y me ha sabido a poco. Miro desde el cristal con pesadumbre la ruta que sigue hacia el norte, con un cartel señalando la lejana Akureyri, antes de tomar el desvío a Reikiavik. No sé qué poder obra en mí, qué magnetismo tiene  – tal vez es esa tierra subterránea que bajo el hielo, burbujea – esta isla varada en medio de ninguna parte en el Atlántico Norte. Este país de crepúsculos mágicos, de tiempo cambiante y paisajes infinitos. Este lugar con el que siento que nunca tendré suficiente, hasta conocer cada rincón, cada pueblo perdido. Tal vez, la próxima, sea con noches blancas y frailecillos anidando en los riscos. ¿Y por qué no?

Fotos Islandia en invierno, viaje a Islandia en campervan

Fotos Islandia en invierno, viaje a Islandia en campervan

Mapa para recorrer el sur de Islandia en furgoneta: 

  1. CamperEasy Iceland.
  2. Selfoss.
  3. Seljalandsfoss.
  4. Skógafoss.
  5. Solheimasandur (avión estrellado de Islandia).
  6. Dyrhólaey.
  7. Reynisfjara.
  8. Vík Campsite.
  9. Svartifoss.
  10. Fjallsárlón.
  11. Jökulsárlón.
  12. Diamond Beach.
  13. Höfn Campsite.
  14. Djúpavogskörin.
  15. Flúdir Campsite.
  16. Hruni hot springs.
  17. Geysir.
  18. Gullfoss.
  19. Þingvellir.

Fuente: Googlemaps

Código ético: este artículo contiene enlaces de afiliados. Esto significa que si compras a través de mi web obtengo una comisión sin que por ello se incremente el precio final. Así me ayudas a seguir con el blog. Todo lo que he escrito sobre esta Ruta de 7 días por el sur de Islandia en furgoneta está basado en mi propia experiencia.

0 0 vote
Article Rating
ETIQUETAS
guest
1 Comment
Inline Feedbacks
View all comments
trackback

[…] con ganas de nieve y bajas temperaturas seguro que os pone los dientes largo este artículo sobre volcanes, glaciares y cascadas del sur de Islandia en furgoneta que nos regala […]

Patricia Rojas
Barcelona

¡Hola! Soy Patri, periodista y apasionada de los viajes. Andaluza de Motril (Granada) desde 2013 escribo en lacosmopolilla.com relatos de lugares y gentes del mundo. En mi web encontrarás completas guías de países y ciudades, consejos para ahorrar viajando, rutas en coche o artículos sobre gastronomía local. ¿Viajamos juntas?

Miembro de
HTB logo   ANDTB logo   Manifiesto logo