10 Consejos para viajar a Islandia barato

Consejos para viajar a Islandia barato, glaciares

¿Cuánto puede costar un viaje a Islandia? Creo que es la pregunta que más me han hecho mientras realizaba esta ruta por la isla del Hielo y el Fuego a través de las redes sociales. Que es un destino soñado, con paisajes sobrecogedores nadie lo duda. Sus cascadas congeladas, glaciares azules y volcanes nevados desatan pasiones tanto como ir a la caza de la escurridiza Aurora Boreal. Ahora bien, el precio y el frío, lo que más inquieta. ¿Es tan caro Islandia como dicen? Sí, no os voy a engañar. Es uno de los países con mayor bienestar del mundo; el nivel de vida allí es elevado y mucho. Pero si, como yo no queréis dejar de conocer esta asombrosa isla, a continuación os dejo 10 consejos para viajar a Islandia barato y no acabar en la ruina.

Playa de los Diamantes en Islandia

Playa de los Diamantes, consejos para viajar a Islandia barato

Recomendaciones para viajar a Islandia barato. 

A la hora de planificar el viaje, cómo ahorrar en Islandia no sólo es cuestión de buscar el hostel más barato o no darse caprichos. Se trata de renunciar -tan sólo por unos días- a la comodidad de una cama mullida en un buen hotel (que tan económicos resultan en Asia o Marruecos…) e incluso una buena ducha-. A cambio, no hay nada como disfrutar de la aventura y volver a esa época de la niñez de campamentos y viajes en familia ¡al menos yo me sentí así! ¿Y lo bonito que es contemplar la osa mayor en el firmamento justo antes de dormir?

Desayuno en la furgoneta

Desayuno en la furgoneta

Lo mejor de Islandia es que sus principales bellezas son gratis: el lago glaciar Jökulsárlón, la playa de los Diamantes, el parque geotermal de Geysir o la voluptuosidad de las cascadas de Gullfoss o Skógafoss. Aunque en algunos lugares como el acceso a Seljalandsfoss hay que pagar por estacionar.

1.  Olvídate de las agencias: viajar a Islandia por tu cuenta.

Esto es una perogrullada: como en cualquier destino, un viaje a Islandia por libre sale mucho más económico que contratando a una agencia. Claro que éstas proveen de servicios de aventuras y experiencias que de otra forma no podrías tener: andar sobre un glaciar, rutas de senderismo por las Tierras Altas o explorar una caverna de hielo. Pero si quieres hacer un viaje lowcost, desde luego lo mejor es que lo organices tú de principio a fin.

Avión estrellado de Islandia

Avión estrellado de Islandia

2. Vuelos a Islandia.

Para encontrar un vuelo barato a Islandia, cuanto antes se reserve mucho mejor. Te recomiendo buscar en Norwegian, compañía que nombrada como mejor aerolínea de bajo coste líder en Europa en 2019. Ofrece vuelos directos a Reikiavik, la capital islandesa, desde ciudades como Barcelona, Alicante, Gran Canaria o Tenerife a precios bastante asequibles.

Avión de Norwegian en Reikiavik

Avión de Norwegian en Reikiavik

3. Viajar en temporada baja a Islandia.

Otra clave bastante decisiva para conseguir un viaje barato a Islandia es la época. En verano -julio y agosto- los precios se disparan debido a la afluencia de turistas. Otoño y primavera es mejor época para viajar a Islandia debido a que las temperaturas no son tan bajas como en pleno invierno y desde luego hay más horas de luz. La temporada más baja es en periodo invernal, enero o febrero. Pero, sin duda, con la gran ventaja de encontrar muchos menos turistas en las principales atracciones y los precios de alojamientos más asequibles. Otro aliciente: la temporada baja es la mejor época para ver auroras boreales en Islandia. En pleno verano es imposible verlas ya que hay luz solar durante casi todo el día.

Cascada de Seljalandsfoss

Cascada de Seljalandsfoss

4. Alojamiento en albergues.

¿Ya tienes el vuelo a Islandia? Si sólo vas a visitar la capital es posible hacer un viaje a Reikiavik lowcost reservando una cama en habitación compartida en el albergue más barato de la ciudad: el hostel de Hlemmur Square a 10 minutos caminando del centro. Con cocina y justo enfrente un supermercado, el ambiente internacional y poder compartir experiencias con otros viajeros siempre es un extra.

5. Alquilar una campervan en Islandia.

Aunque sin duda la solución ideal para viajar a Islandia barato es alquilar una furgoneta, tanto si se va en familia, grupo de amigos o pareja. En temporada baja al alquiler de una furgoneta pequeña (para 2 personas) cuesta sobre 70€ el día. Las camper están completamente equipadas con calefacción, cocina y cama, aunque no tienen baño. La experiencia de realizar una ruta por Islandia en furgoneta es una aventura divertida y asombrosa. Con la libertad de moverte a tu aire y cambiar los planes al momento -ya sea por un temporal o porque la aplicación de Northern Lights avise de una Aurora Boreal incipiente a varios kilómetros de distancia. Nosotros la alquilamos con Campeasy Iceland y ha sido una experiencia genial.

Consejos para viajar a Islandia barato, alquilar una furgoneta

Consejos para viajar a Islandia barato, alquilar una furgoneta

Al coste de la furgoneta hay que sumar la gasolina -de precio está como en España-, aunque los de la empresa de alquiler nos dieron una tarjeta de descuento en las N1. También el pernoctar en campings, ya que la acampada libre está prohibida en toda Islandia (excepto en algunas zonas de las Tierras Altas donde se hace trekking). El precio de los campings suele rondar las 1.500 isk por persona. Ahora bien, al viajar en invierno hay muchos no operativos. Esto significa que se puede estacionar pero no están abiertos los aseos ni las duchas. Nosotros no pagamos ni una noche de camping en Islandia, así que para asearnos tuvimos que acudir a las gasolineras y en las termas públicas.

6. La comida en Islandia.

¿Cuánto cuesta una comida en Islandia? Para un guiri, los mayores caprichos que existen en Islandia son tomarse una pinta de cerveza en un bar, bañarse en la Blue Lagoon  y comer / cenar en un restaurante. Para que te hagas una idea: una cerveza en un bar del centro de Reikiavik cuesta unas 950 coronas (6,9€). Desayunar un capuchino y un bollo de canela, 9€. Una cena en un restaurante para dos, con entrante, un plato de pescado y una cerveza por comensal puede salir por 10 ó 12 mil coronas (40€ por persona). Aunque siempre hay fish and chips y locales de comida rápida en Reikiavik.

Café Loki, Reikiavik

Café Loki, Reikiavik. Consejos para viajar a Islandia barato: evitar los restaurantes.

Mi recomendación: factura una mochila con comida que pese poco desde España (sopas de sobre, café soluble, etc) y compra en los supermercados Bonus. Los paquetes de noodles instantáneos (que en Islandia cuestan menos de 1€) nos arreglaron muchas comidas y cenas en nuestra furgoneta, con vistas a algún pueblo del sur. Eso sí, un par de días tuvimos que darnos un «homenaje»: cenamos en un bonito restaurante de Höfn a la luz de las velas, un bacalao delicioso. Y tuve que regresar al Sebaron (en el puerto de Reikiavik) a tomar una rica sopa de langosta, como recuerdo a mi primer viaje a Reikiavik en 2011.

8. Cerveza barata en Islandia: el duty free del aeropuerto. 

En aquella mi primera vez viajando a Islandia aluciné cuando vi cómo los islandeses al bajarse del avión cogían un carrito de la compra y lo llenaban de alcohol en el duty free de Keflavik. Después entendí por qué: si no quieres renunciar a tomar unas cervezas o si quieres ahorrar un poco, es tu misión al desembarque.

Cervezas en el Seabaron

Cervezas en el Seabaron, Reikiavik

9. Buscar termas públicas.

Bañarse en las aguas termales que, gracias al suelo volcánico, hay por toda la isla es un inmenso placer. Toda una experiencia disfrutar del agua caliente al aire libre, rodeada de nieve. Sin embargo las más populares como la Blue Lagoon o la Secret Lagoon en el Círculo Dorado, resultan un buen capricho sólo para turistas. Los locales usan pequeñas termas escondidas en la naturaleza -por supuesto gratuitas- que hay que buscar. Durante mi viaje por Islandia probé dos: Djúpavogskörin en la parte este de Islandia y Hrunalaug (Hruni hot springs), muy cerca de la Secret Lagoon. ¡Pero hay muchas más! Sólo hay que preguntar a los autóctonos o buscar en Google maps.

Termas al aire libre de Islandia

Termas al aire libre de Islandia

10. Contratar un seguro de viajes.

A la hora de viajar, en lo que no se debe escatimar es en comprar un seguro de viaje que nos cubra ante cualquier imprevisto. ¡Imagina cuánto puede costar una visita al médico en Islandia en caso de una emergencia! Por lo que pueda pasar, yo recomiendo InterMundial. Si lo compras a través de mi web tienes un 20% de descuento usando el código LACOSMOPOLILLA10. Lo puedes conseguir pinchando aquí:

11. Presupuesto para viajar a Islandia.

Así pues, un presupuesto básico para viajar a Islandia barato durante una semana (2 personas) puede resumirse en:

  • Billete de avión (Barcelona – Reikiavik con Norwegian): 240€. 
  • Alojamiento: 15€/noche en el hostel de Reikiavik.
  • Furgoneta: 35€/día (70€ la camper para 2).
  • Seguro de la furgoneta: 75€.
  • Gasolina: 90€.
  • FlyBus: 66€ ida y vuelta (del aeropuerto a Reikiavik).
  • Comida (supermercados): 40€.
  • Dos cenas («capricho»): 70€.
  • Entradas: 25€ (visité el museo de las Sagas en Reikiavik y subí a la torre de la Hallgrímskirkja).
  • Seguro de viaje: 24€.
  • Párkings: 20€.
  • TOTAL: 875€. 
Vistas de Reikiavik desde la torre de la iglesia

Vistas de Reikiavik desde la torre de la iglesia

Nota: en mi viaje por Islandia no saqué coronas, pague todo con mi tarjeta de débito. No necesité dinero en efectivo en ningún momento. Como he comentado anteriormente, al viajar en invierno por Islandia acampamos en campings que estaban cerrados. No tuvimos que pagar ninguna noche.

Después de leerme… ¿Te atreves a hacer un viaje barato a Islandia?

Código ético: este artículo contiene enlaces de afiliados. Esto significa que si compras a través de mi web obtengo una comisión sin que por ello se incremente el precio final. Así me ayudas a seguir con el blog. Todo lo que he escrito en este artículo sobre estos consejos para viajar a Islandia barato está basado en mi propia experiencia.

Deja un comentario

avatar

¡No olvides contratar tu seguro de viaje!