Sobre el cielo de Narvik brilló la Aurora

La Aurora Boreal en Noruega Ártica

Cuenta una leyenda sami que en las noches del frío invierno un zorro de fuego corre por las mesetas árticas. Su pelaje es blanco como la nieve; a nuestros ojos nos sería imposible distinguirlo. En su carrera, chispas de luz se desprenden de su larga cola al arremolinarse la nieve a su paso, iluminando el cielo con destellos: la Aurora Boreal.

La Aurora Boreal en Noruega Ártica, Narvik

La Aurora Boreal en Noruega Ártica, Narvik

-¿Cuánto tiempo es para siempre?
-A veces, sólo un segundo…

(Lewis Carrol)

Un sorbo caliente con un toque de alcohol me calienta la garganta. El bocado a un dulce de canela me recuerda mis días de abril en la ciudad de la Sirenita, que ahora queda mucho más al sur. Las luces brillantes de Narvik destellan bajo el mirador. El cierre perfecto para mi primer día en el Círculo Polar Ártico, tras una excursión nocturna con raquetas de nieve, caminando por ese paisaje de cuento de Navidad que son los bosques de Laponia Noruega. Una de esas actividades que te hacen sentir viva, despierta. Adorar viajar porque cada día es distinto al anterior. Nuestros anfitriones nos invitan al lavvu – tipi noruego- para sentarnos al calor de la hoguera. Mis ojos se cierran con la danza hipnótica de las llamas; el madrugón para volar hasta Narvik empieza a hacer mella. Y entonces, sucede… Una voz me despierta de mi letargo: Go out!

Lavvu, Noruega Ártica

Lavvu, Noruega Ártica

La Aurora Boreal en Noruega Ártica, un sueño hecho realidad.

¿Qué se siente al alcanzar un sueño? ¿Cómo describir esa emoción, esa incredulidad mezclada con la certeza de que sí: esta vez es real?

Salí del lavvu y allí estaba: la Mujer de Verde bailando en el firmamento Ártico, sobre los nevados tejados de las cabañas. Enmarcando el océano y las montañas blancas de la bahía de Narvik. Un chorro de agua que una ballena pintó en el cielo, dirían los estonios. O quizás un camino hacia el otro mundo, ese que recorren los espíritus al abandonar este mundo, como creían los esquimales. La luz reflejada en las armaduras de las legendarias guerreras valkirias según los vikingos. Puede que bajo este mismo cielo, en este mismo instante, una pareja de japoneses esté concibiendo un hijo que será bendecido por la fortuna gracias al fuego del dragón verde.

La Aurora Boreal en Noruega Ártica, Narvik Mountain Logde

La Aurora Boreal en Noruega Ártica, Narvik Mountain Logde

Con las manos nerviosas disparo la cámara, tratando de inmortalizar este momento. No atino de pura excitación. Se cae el trípode en la nieve. La aurora no está quieta: se mueve dibujando ondas traslúcidas, a través de las que fulguran las estrellas intentando competir. Tiemblo y no es de frío. Se me saltan las lágrimas. No me sorprendo: sólo quien lo ha vivido lo entiende. Esto es mucho más que magia boreal. Es la belleza de lo inalcanzable, de lo único, de lo efímero. Aunque viera auroras todas las noches de mi vida, ninguna sería igual a la anterior…

La Aurora Boreal en Noruega Ártica

En Andenes, Vesteralen, volvió a asomar la Aurora

La aurora se disuelve, tan rápidamente como surgió: ¿acaso no fue real? No sé si ha pasado un minuto, una hora o un siglo; el hechizo de las luces del norte me ha hecho perder la noción del tiempo. Vuelvo mi alojamiento en el centro de Narvik, el Quality Hotel, inmensamente feliz: no todas las noches se cumple un sueño recurrente. Un sueño escurridizo al que perseguí un diciembre en Islandia, sin conseguirlo, convirtiéndose casi en una obsesión. Me doy una ducha; he perdido la pulsera atrapasueños que me regaló un hippie mientras deambulaba sola por las murallas de Cartagena. Y ya no puedo dormir. No puedo dejar de mirar la ventana con el corazón galopante… Esperando, deseando, que pinte de nuevo el horizonte color esmeralda.

Sobre el cielo de Narvik brilló la Aurora… Y yo… Yo estuve allí.

Aurora Boreal en Noruega Ártica, Narvik

Aurora Boreal en Noruega Ártica, Narvik

“-Temo que jamás vuelva a verte.
– En el jardín de la memoria, en el patio de los sueños, es ahí donde nos encontraremos.”
(A través del espejo)
 

¿Por qué se produce la Aurora Boreal?

Las misteriosas luces del norte es uno de los espectáculos naturales más bellos de la Tierra. Desde la antigüedad no han dejado de suscitar mitos en torno a ellas; incluso sedujeron a Aristóteles. Dos días más tarde de mi encuentro con la Dama de Verde, en el Aurora Space Center de Andoya, Vesteralen, asistimos a una explicación menos romántica pero sí más didáctica y científica. Las Auroras Boreales son producto de las partículas emitidas durante las tormentas solares. Estas radiaciones en forma de viento solar son atraídas por los campos magnéticos de los polos. Al chocar contra la atmósfera se produce este despliegue de luz y color que fascina a los humanos del norte del mundo desde el principio de los tiempos.
La Aurora Boreal en Noruega Ártica, Aurora Space Center

La Aurora Boreal en Noruega Ártica, Aurora Space Center

Consejos para ver la Aurora Boreal en Noruega Ártica:

  • La Aurora Boreal es visible durante los meses de invierno (de octubre a marzo) en las latitudes polares.
  • Cuanta más actividad solar, mayor probabilidad de auroras.
  • Hay aplicaciones móviles como Aurora Alerts Northern Lights que informan la actividad geomagnética y la geolocalización de las Auroras Boreales en el mapa para salir en su búsqueda.
  • Es importante un cielo despejado, sin nubes.
  • Se aconseja alejarse de la contaminación lumínica de las ciudades. Avistamos la Aurora Boreal desde el Narvik Mountain Lodge.
  • Más información sobre la Aurora Boreal en Noruega Ártica: Northern Norway.
  • Si quieres viajar a Laponia Noruega no te pierdas mis preparativos del viaje.
La Aurora Boreal en Noruega Ártica. Fuente: Northern Norway.

La Aurora Boreal en Noruega Ártica. Fuente: Northern Norway.

Gracias a Turismo de Noruega por hacer posible este viaje a Noruega Ártica.

36 Comentarios

  1. Responder

    Vir

    27 marzo, 2017

    Un momento absolutamente mágico, porque en realidad no hay otra palabra para describirlo, al menos desde la parte sentimental de los humanos jejeje Un abrazo!

    • Responder

      cosmopolilla

      27 marzo, 2017

      Así es, como escribo sólo lo sabe, lo que se siente, quien lo ha vivido… Un abrazo 🙂

      • Responder

        juan terron (eltataviajero)

        28 marzo, 2017

        Enhorabuena. Lo mejor que puede hacer una persona es elegir cumplir sus sueños. Un abrazo.
        Juan

        • Responder

          cosmopolilla

          29 marzo, 2017

          Muchas gracias, Juan. A seguir viajando y cumpliéndolos 🙂

  2. Responder

    irene

    27 marzo, 2017

    Felicidades, por fin cumpliste uno de los sueños tan esperados, y por eso perdiste la pulsera atrapasueños. Como bien dices sólo el que la ha podido ver sabe que sensaciones produce algo tan y tan mágico. Esa conexión con lo cósmico, con la naturaleza… Me han encantado las leyendas. Yo me hice la misma pregunta , ¿son quizás esas luces, las personas que nos han dejado ya? Un abrazo y a por más sueños. El año que viene a cazar más auroras!

    • Responder

      cosmopolilla

      27 marzo, 2017

      Muchas gracias, Irene. Sí, la pulsera debía de servir para solo un sueño, allí estará tirada en la nieve ja ja ja me encanta eso de “conexión cósmica”, realmente tienes la sensación de irrealidad y de que es magia lo que estás viviendo… ¡Hay que repetir que me quedé con ganas de más! Desde luego, de todas las leyendas de la aurora yo también me quedo con la esquimal aunque sea la más “oscura”. Un abrazoooo

  3. Responder

    Sara de Viajar Lo Cura Todo

    27 marzo, 2017

    Qué bonito, yo las pude ver durante mi Erasmus en finlandia, aunque la primera vez me tuvieron que avisar porque eran muy débiles. ¡Me apunto a eso de ser cazadora de auroras!

    • Responder

      cosmopolilla

      27 marzo, 2017

      Je je claro, si es de pequeña intensidad se ve una nube blanca brillante, las que vi en Narvik eran verdes a simple vista ¡una maravilla! El invierno que viene yo desde luego quiero volver 🙂 besos

  4. Responder

    unmundopara3

    27 marzo, 2017

    Que manera más espectacular de transmitirnos tu experiencia. Este sueño viajero creo que lo tenemos todos y seguro que si algún día soy yo la que está allí viendo bailar a esa princesa verde, también lloraré, temblaré y no me lo poder creer.

    Precioso post y maravilloso lugar!

    • Responder

      cosmopolilla

      27 marzo, 2017

      Muchas gracias, seguro que la verás y, como yo, llorarás y te emocionarás ¡Noruega Ártica es increíble!

  5. Responder

    David

    27 marzo, 2017

    Hohoho otra mujer de verde más en el mundo viajero. Me alegro mucho que la pudieras ver, pero tengo que decirte que ya has caído y no hay vuelta atrás. Verás los efectos al cabo de los días, notarás unas ganas locas de volver, seguirás mirando el índica kp y vuelos en días de actividad solar alta, Es una adicción ésta de la que no hay cura. Buen relato como siempre. Besitos

    • Responder

      cosmopolilla

      29 marzo, 2017

      Ay, sí, estoy enferma mirando las fotos de Noruega en Instagram y la gente que está viendo auroras ahora y el índice kp… Esto es un vicio ¡hay que volver! Un besazo

  6. Responder

    jordi (milviatges)

    27 marzo, 2017

    Madre mía, no sabía si coemntar el post o hacerte vudú! Que pasada de foto y que relato más bonito. Dan ganas de ir, anque soy muy friolero. Ya veo que Noruega da para varios viajes!

    • Responder

      cosmopolilla

      29 marzo, 2017

      Noooo vudú no, por favor 😉 te puedo asegurar que he pasado más frío en Madrid, con ropa térmica y un buen abrigo se está fenomenal 🙂

  7. Responder

    DinkyViajeros

    27 marzo, 2017

    Qué forma más bonita de contar tu experiencia. Realmente has conseguido transportarnos hasta Noruega, aunque sólo sea por un ratito… 😉

    No teníamos ni idea de que hubiera apps para “cazar” auroras, jejeje.

    Saludos!

    • Responder

      cosmopolilla

      29 marzo, 2017

      ¡Gracias! Ya sabéis, ahora hay que transportarse pero de verdad 😉 lo de cazar auroras con el móvil es mejor que Pokemon Go jajajajja

    • Responder

      cosmopolilla

      29 marzo, 2017

      jajjaja sin duda ahora hay que ir “de verdad” lo de cazar auroras es mejor que jugar al Pokemon Go 😉

  8. Responder

    EuropeosViajeros

    27 marzo, 2017

    Con la emoción que describís todos la experiencia dan ganas de ir a vivirla.

    • Responder

      cosmopolilla

      29 marzo, 2017

      Sin duda, es algo mágico 🙂

  9. Responder

    Tierras Insólitas

    28 marzo, 2017

    Muy bien explicado la sensación de ver auroras, sobre todo para los que no hemos estado. Un abrazo!!!

    • Responder

      cosmopolilla

      29 marzo, 2017

      ¡Gracias! Un besazo

  10. Responder

    Viajes por el Mundo

    28 marzo, 2017

    Qué bueno! Tendré que esperar al año que viene para poder intentar ver yo tb a la señora de verde!!!! Molaaaaa! Me alegro que al final las pudieras ver! Besos

    • Responder

      cosmopolilla

      29 marzo, 2017

      Gracias, Luis. Esta experiencia hay que vivirla 🙂

  11. Responder

    Bea

    28 marzo, 2017

    ¡Increíbles tus palabras para transportarnos allí contigo!
    Me ha encantado el relato y muy buena la recopilación de consejos, nos los apuntamos a la lista para el día que nos toque poder cumplir este sueño viajero.
    Por cierto, nos tienes que dar la descripción de ese misterioso hippie que tiene las verdaderas pulseras atrapasueños para encontrarlo y que nos pase unas pocas jejeje No está nada mal el pago de una pulsera perdida por un sueño cumplido 😉
    ¡Un abrazo!

    • Responder

      cosmopolilla

      29 marzo, 2017

      Muchas gracias, Bea. El hippie apareció por la muralla de Cartagena vendiendo pulseras al atardecer, habrá que volver para intentar conseguir otros sueños viajeros.
      Un abrazo

  12. Responder

    Cristina

    28 marzo, 2017

    Solamente tú podías utilizar eso de “la mujer verde bailando”… precioso Patri… mira que a mi Noruega en su día me dejó ni fu ni fa, pero con tanta aurora que veo últimamente creo que igual termino regresando. Un abrazote.

    • Responder

      cosmopolilla

      29 marzo, 2017

      Gracias, Kris. ¿A que parte fuiste? A mí como me gusta tanto la naturaleza creo que Noruega es mi sitio 😉 deseando explorar más zonas como los míticos fiordos. Un abrazo

  13. Responder

    Jose Lop

    28 marzo, 2017

    Hola Patri!!

    Después de estos días siguiéndote por las redes y de leer tu post ya estamos pensando en que fechas vamos a ir el próximo invierno a buscar Auroras. Lo malo es que en principio solo podemos en Navidades y no es muy buena época… Por cierto aun no sabía como se formaban.

    Un abrazo

    • Responder

      cosmopolilla

      29 marzo, 2017

      Hola Jose, ¡muchas gracias! Diciembre se pueden ver, es cuando más oscuridad hay, lo malo puede ser el tiempo, que nieve mucho y al estar nublado no se vean (como me paso a mí en Islandia…) Pero por intentarlo no se pierde nada y la experiencia de estar en ese paisaje es indescriptible. Yo también me apunto a cazar auroras, ¡engancha! Besos

  14. Responder

    Yroxas

    29 marzo, 2017

    Que bonito, mi sueño de toda la vida, en diciembre estaré por Tromso para intentar verla por fin 😀

    • Responder

      cosmopolilla

      29 marzo, 2017

      Gracias, para mí fue un gran sueño hecho realidad. Espero que las veas en Tromso, es un buen lugar desde luego 🙂

  15. Responder

    Belén (Mis viajes y sensaciones)

    29 marzo, 2017

    Este sería uno de mis sueños, que espero cumplir algún día, aunque Noruega es carísima. Pero de momento me conformo con ver tus fotos, una maravilla. Saludos

    • Responder

      cosmopolilla

      31 marzo, 2017

      Gracias, Belén. Yo creo que aunque Noruega sea un viaje caro merece la pena, ¡no lo olvidarás en la vida! 🙂

  16. Responder

    Maria Jose

    30 marzo, 2017

    Amiga no sabes cuánto me alegro de que hayas podido cumplir tu sueño auroreal! ;D Te hemos seguido y nos hemos emocionado contigo. Nosotros nos lo hemos puesto como reto para este año o el próximo. Íbamos a ir a Islandia en mayo, pero por temas laborales lo hemos pospuesto a octubre. ¡Ojalá veamos a la mujer de verde bailando en el firmamento! Un besote!

    • Responder

      cosmopolilla

      31 marzo, 2017

      ¡Muchas gracias! Ojalá la veáis porque ya nunca la olvidaréis 🙂 un besazo

  17. Responder

    Maruxaina

    5 abril, 2017

    Qué emoción…cómo me alegro que hayas cumplido un sueño!!!Sinceramente no es un destino que estuviese en mis prioridades pero últimamente con tus fotos y relatos,y los de TragaViajes, habéis hecho que suba muchos puntos 😉
    Precioso relato Patri, un besazo!!

DEJA UN COMENTARIO

POST RELACIONADOS