Qué ver en el barrio Gótico de Barcelona
Cataluña España

El barrio Gótico de Barcelona en 20 paradas

Escrito por la
el
22 agosto, 2022

Ciutat Vella de Barcelona. El corazón de la urbe medieval se despliega desde el mar en un laberinto de callejuelas que dirigen nuestros pasos hasta la seo barcelonesa, la catedral de la Santa Cruz y Santa Eulalia. Repleto de monumentos históricos que hablan de las huellas romanas y un pasado espléndido, el Gótico es de mis sitios favoritos junto con el barrio del Born para pasear. Donde descubro un sitio nuevo cada vez, un sorprendente rincón, un detalle. Te propongo una ruta a pie de medio día con los mejores lugares que ver en el barrio Gótico de Barcelona: 20 paradas imprescindibles.

Patio de la Casa del Arcediano

Patio de la Casa del Arcediano

Si bien hablar de «Barrio Gótico» no es estrictamente correcto, ya que hay muchos edificios restaurados o reconstruidos sobre los medievales en estilo neogótico -por ejemplo la catedral de Barcelona- controversias aparte el encanto de las travesías y los edificios de la zona más vieja de la ciudad es indiscutible. Aunque el legado Gaudí es lo más famoso de la ciudad, el Gótico es una visita esencial que hacer en Barcelona, sobre todo para quien aterriza en ella por primera vez. Si sigues mis pasos podrás descubrir una iglesia con huellas de la Guerra Civil en su fachada o una necrópolis romana en medio de la ciudad.

Ruta por el barrio Gótico de Barcelona.

Comenzamos la ruta a pie por el barrio Gótico de Barcelona en la plaza Cataluña, el límite con el distrito del Eixample, donde se ubica el paseo de Gracia con las casas modernistas de La Pedrera o la Casa Batlló de Gaudí. Nos metemos a callejear por el corazón medieval de la ciudad condal. Nuestra primera parada, un antiguo monasterio del siglo XII con iglesia, claustro y sala capitular.

1 – Iglesia de Santa Ana.

Declarada Bien de Interés Cultural, esta iglesia románica ubicada en la calle del mismo nombre es una joya que a muchos turistas -y barceloneses- pasa desapercibida. El monasterio fue fundado por la Orden de Canónigos Regulares del Santo Sepulcro en el año 1141 para custodiar una reliquia traída de Tierra Santa; la iglesia se construyó poco después dentro de las dependencias monásticas. Hoy, encajonada entre edificios modernos, conserva la estructura románica original del templo y la portada en estilo gótico, del año 1300. Sin embargo, el cimborrio tuvo que reconstruirse tras sufrir un incendio durante la Guerra Civil.

Iglesia de Santa Ana

Iglesia de Santa Ana

2 – Casa Martí.

Seguimos callejeando por el barrio Gótico y nos detenemos ante una fachada modernista en estilo neogótico: la Casa Martí, cuya planta baja acoge el famoso restaurante Els Quatre Cats. Levantada por la familia industrial del textil Martí Puig a finales del XIX, la taberna inspirada en el cabaret parisino Le Chat Noir pronto se convirtió en un local frecuentado por los intelectuales de Barcelona. El mismo Pablo Picasso era cliente habitual durante los años que vivió en Barcelona. Hoy sigue funcionando como restaurante, con una carta renovada con platos y tapas de la gastronomía catalana. No es barato, pero por lo histórico es el típico lugar donde darse un capricho.

Taberna de los Cuatro Gatos

Taberna de los Cuatro Gatos

3 – Ateneo de Barcelona.

El Ateneu barcelonés es nuestra tercera parada en esta ruta a pie por los sitios que ver en el barrio Gótico de Barcelona. Asociación fundada a finales del siglo XIX, sus dependencias están ubicadas en el Palacio Savassona, también conocida como la Casa Parellada. Construida entre 1782 y 1802, en un solar donde antes estaba el desaparecido convento de Santa Teresa, a unos pasos de las Ramblas esta casa señorial en estilo neoclásico fue la residencia del barón de Savassona y su familia hasta principios del siglo XX, cuando la adquirió el Ateneo. El palacio es Bien de Interés Cultural y monumento histórico – artístico. Merece la pena echar un vistazo a su programación cultural.

Ateneo de Barcelona

Ateneo de Barcelona

Atención porque sin salir de esta misma plaza donde el Ateneo hace esquina -la plaza de la Villa de Madrid- podemos ver los restos de una necrópolis romana de los siglos I-III. En los tiempos del Imperio esta era una vía sepulcral secundaria, ya que se encontraba alejada de las murallas de la ciudad. Sorprendente, ¿verdad?

Vía sepulcral de la plaza de la Villa de Madrid, Barcelona

Vía sepulcral de la plaza de la Villa de Madrid, Barcelona

4 – Palau Moja.

Nos dirigimos ahora al número 1 de la calle Portaferrissa: el antiguo palacio del marqués de Comillas hoy alberga la oficina de Turismo y un museo: la Casa del Patrimonio Catalán.

5 – Muralla Romana.

Nos acercamos al corazón del barrio Gótico. Antes de alcanzar las agujas de la catedral, en el Portal del Bisbe se alzan los vestigios de las antiguas murallas de Barcelona, construidas bajo el dominio del Imperio Romano entre los siglos I y IV. Su función: proteger la ciudad de los ataques de francos y germanos. Otros tramos de la vieja muralla que abrazaba Barcino son visibles en la calle Tapinería, la plaza de Ramón Berenguer el Grande y la plaza Nueva: queda una arcada del acueducto que transportaba agua a la ciudad, dos de las torres y parte de la muralla perimetral.

Murallas romanas de Barcelona

Murallas romanas de Barcelona

6 – Catedral de la Santa Cruz y Santa Eulalia. 

El monumento principal que ver en el barrio Gótico de Barcelona es su imponente seo, dedicada a una joven doncella pastorcilla en Sarrià que, según la tradición católica, torturaron los romanos para que renunciara a su fe. Antes hubo una basílica paleocristiana y catedral románica durante el medievo. Sin embargo la actual comenzó a construirse en el siglo XIII. La fachada neogótica es muy posterior: se añadió en el siglo XIX. El interior de la catedral es majestuoso. En el claustro gótico viven 13 ocas blancas (una por cada año que tenía la santa cuando fue torturada). No dejes de subir a las cubiertas: vale la pena por las vistas a la ciudad de Barcelona.

Catedral Gótica de Barcelona

Catedral Gótica de Barcelona

7 – La Casa del Arcediano.

El arcediano es una figura ya extinguida en la jerarquía eclesiástica, ocupándonse de las obras de caridad entre otras funciones que le delegaba el obispo. A unos pasos de la catedral de Barcelona podemos ver su suntuosa vivienda del siglo XII, con precioso patio interior de columnas y escalinata. Un dato curioso revela la fachada: el buzón modernista es de finales del XIX, cuando el edificio pasó a ser la sede del Colegio de Abogados de Barcelona. Al arquitecto de moda Lluís Domènech i Montaner -famoso por un icono del Modernismo: el Palau de la Música Catalana -se le encargó la decoración. La simpática tortuga del buzón dicen que es un guiño malicioso sobre lo lento de la justicia. La entrada es gratuita así que anímate a pasar.

Buzón de la casa del Arcediano, qué ver en el barrio Gótico de Barcelona

Buzón de la casa del Arcediano, qué ver en el barrio Gótico de Barcelona

8 – Mural del Beso.

«El mundo nace en cada beso». Un gigantesco fotomosaico obra del fotógrafo Joan Fontcuberta y el ceramista Antoni Cumella en 2014 ocupa una pared de la plaza de Isidre Nonell. Se trata de unos labios formados por 4.000 teselas de cerámica con fotografías enviadas por los lectores de El Periódico de Catalunya con la temática «Vivir libre». Uno de los lugares preferidos del barrio Gótico para las fotos de Instagram.

Mural del Beso, Barcelona

Mural del Beso, Barcelona

9 – Palacio Episcopal de Barcelona.

Uno de los edificios más antiguos de Barcelona, original del siglo XIII aunque reformado en épocas posteriores. Mandado a construir por el obispo Arnau de Gurb, se realizó en estilo románico anexo a la misma muralla medieval. Hoy sigue siendo la residencia oficial del Arzobispo de Barcelona.

10 – Pont del Bisbe.

Muy posterior -de 1928- es el fotogénico puente del Obispo de estilo neogótico que une la Generalitat con la Casa dels Canonges, con misterio incluido: uno de los elementos decorativos es una calavera atravesada por una daga, sin que nadie sepa muy bien cuál es su significado.

Pont del Bisbe, qué ver en el barrio Gótico de Barcelona

Pont del Bisbe, qué ver en el barrio Gótico de Barcelona

11 – Plaça de Sant Felip Neri.

A la plaza más curiosa y pintoresca que ver en el barrio gótico de Barcelona se accede por un estrecho pasaje. Construida sobre un antiguo cementerio medieval, en la fachada de la iglesia barroca de Sant Felip Neri se aprecian los agujeros de la metralla de las bombas que cayeron durante la Guerra Civil. En ese trágico bombardeo murieron 42 personas, la mayoría niños, que habían buscado refugio en el subterráneo de la iglesia.

Plaza de Sant Felip Neri, qué ver en el barrio Gótico de Barcelona

Plaza de Sant Felip Neri, qué ver en el barrio Gótico de Barcelona

Apunta uno de los sitios más antiguos de Barcelona: encajonadas en un patio interior se elevan las columnas que pertenecieron al templo dedicado al culto de César Augusto, el primer emperador romano. 

12 – Pastelería La Colmena.

Paraíso (o perdición) de golosos. En la misma plaza del Ángel encontramos un dulce pecado con más de 150 años desde que abrió sus puertas. Tras varias generaciones de reposteros y una decoración vintage la pastelería La Colmena fabrica caramelos artesanos, dulces típicos catalanes como la encasada, cocas tradicionales, chocolates y muchas más delicias que se materializan al cruzar el umbral de este templo de la exquisitez. Muy recomendable.

Encasadas en La Colmena

Encasadas en La Colmena

13 – La plaza del Rey.

Edificios góticos y renacentistas formaban parte del antiguo Palacio Real de Barcelona. ¿Quiénes vivían en él durante la Edad Media? Los condes de Barcelona y también fue la residencia de los reyes de Aragón durante sus visitas a la ciudad. La plaza era un patio abierto al que tenía acceso el pueblo llano, ya que en él se celebraban mercados y festejos populares. En las mismas escaleras de acceso al palacio, intentaron asesinar al rey Fernando el Católico en 1492. De este conjunto aún podemos ver el palacio del Lloctinent y El Tinell, con el mirador del Rey Martín y la capilla de Santa Águeta en la pared lateral. La Casa Padellás, del siglo XVI, ocupa la otra cara de una de las plazas con más historia que ver en el barrio Gótico de Barcelona.

La plaza del Rey, Barcelona

La plaza del Rey, Barcelona

Nota: te puede interesar este artículo sobre Sos del Rey Católico, la villa natal de Fernando II de Aragón.

14 – Plaza de Sant Jaume.

Una de las plazas más concurridas del barrio Gótico y sede de las instituciones: en ella se alza el Ayuntamiento de Barcelona y el palacio de la Generalitat de Cataluña. Su construcción data de 1823: en este lugar estaba ubicada el cementerio y la iglesia de Sant Jaume, que fue traslada a la calle Ferrán.

Recomendación gastronómica: en las callejuelas de los alrededores de la plaza Sant Jaume encontramos el Cachaca Restaurante, (Carrer d´Ataülf, 5), uno de los mejores italianos de Barcelona. Hay que reservar, ya que es muy pequeño.

15 – El Call de Barcelona.

Con este nombre se conoce a las antiguas Juderías de los territorios catalanes, valencianos y baleares. El entramado de callejuelas tras el Ayuntamiento era la zona donde vivían los judíos en el medievo -se calcula que llegó a haber 4.000 -hasta que fueron expulsados en 1492 por orden de los Reyes Católicos. Huellas de esta milenaria cultura son aún palpables en los mikves -baños rituales- situados en la calle actual de Banys Nous, número 10, edificio del siglo XII en muy buen estado de conservación. Hoy en esta travesía se ubican anticuarios y galerías de arte. En la calle Honorat solían vivir los rabinos y judíos de mayor estatus económico. Hay que caminar hasta el número 5 de la calle Marlet para encontrar la Gran Sinagoga, una de las más antiguas de Europa.

El Call de Barcelona

El Call de Barcelona

Recomendación: ¿te gusta el té? No te pierdas el Caj Chai, en la placeta de Manuel Ribé, a unos pasos de la Gran Sinagoga. ¡El mejor Chai de Barcelona!

16 – Santa María del Pi.

Cuenta la tradición que una imagen de la virgen fue encontrada dentro del tronco de un pino. Y uno de estos árboles se plantó en la plaza frente a la iglesia: vivó durante varios siglos hasta que en 1802 un soldado le clavó una ballesta. El origen de este templo se remonta al siglo X; sin embargo, la vieja iglesia románica fue sustituida por la gótica actual en el siglo XIV. El rosetón y parte del interior ardió durante la Guerra Civil. Actualmente es complicado visitar el interior, ya que la mayoría de días permanece cerrada; sin embargo, de vez en cuando se realizan conciertos de música clásica a la luz de las velas. Para mí es una de las plazas con más encanto del barrio Gótico: en sus alrededores hay comercios tradicionales y típicas «granjas» como Dulcinea, donde desayunar o merendar un delicioso chocolate caliente.

Plaza del Pi

Plaza del Pi, ruta a pie por el barrio Gótico de Barcelona

17 – Plaza Real de Barcelona.

A unos pasos ya de Las Ramblas encontramos esta emblemática plaza de forma trapezoidal, bordeada de palmeras. De estilo neoclásico y con animadas terrazas, las farolas fueron diseñadas por el mismo Gaudí. En el centro, la fuente de las Tres Gracias, de finales del siglo XIX.

Plaza Real, qué ver en el barrio Gótico de Barcelona

Plaza Real, qué ver en el barrio Gótico de Barcelona

18 – La plaza de George Orwell.

Barcelona quiso honrar al popular escritor británico autor de «Rebelión en la granja» y  «1984» dándole su nombre a esta plazuela. Eric Arthur Blair -su nombre real- vivió en la ciudad justo antes de que estallara la Guerra Civil y combatió del lado republicano. Esta experiencia la relató en «Homenaje a Cataluña», publicado en 1938. Por esta zona hay varias tabernas genuinas donde tomar unas cervezas o un vermut.

Plaza de George Orwell, ruta a pie por el barrio Gótico de Barcelona

Plaza de George Orwell, ruta a pie por el barrio Gótico de Barcelona

19 – Basílica de la Merced.

La Virgen de la Merced es la patrona de la diócesis de Barcelona, cuya festividad se celebra el 24 de septiembre. El culto viene de antiguo: según la leyenda, se apareció a tres personajes en la ciudad condal, entre ellos el rey Jaime I el conquistador. Este es el origen de una orden que mandó alzar el templo en el medievo; aunque la basílica actual es barroca.

Basílica de la Merced

Basílica de la Merced

20 – Oficina de Correos de Barcelona en Vía Layetana.

Terminamos este paseo por los lugares esenciales que ver en el barrio Gótico de Barcelona en la esquina de la vía Layetana. Un edificio neoclásico donde hay una oficina de correos no parece un sitio especialmente turístico, a no ser que quieras enviar una postal. Merece la pena echar un ojo a su espléndido interior, con una bella cúpula más digna de un palacio, antes de seguir nuestro camino hacia el mar: este es el límite con la Barceloneta. Zona marinera repleta de chiringuitos donde pasar el resto del día que nos queda, darnos un baño o disfrutar de un atardecer en la orilla del Mediterráneo. ¡No imagino mejor plan!

Mapa de lugares que ver en barrio Gótico de Barcelona:

  1. Iglesia de Santa Ana.
  2. Casa Martí.
  3. Ateneo barcelonés.
  4. Palau Moja.
  5. Muralla romana.
  6. Catedral de Barcelona.
  7. La Casa del Arcediano.
  8. Mural del Beso.
  9. Palacio Episcopal de Barcelona.
  10. Pont del Bisbe.
  11. Plaza de Sant Felip Neri.
  12. El templo de Augusto.
  13. La plaza del Rey.
  14. Plaza de Sant Jaume.
  15. El Call de Barcelona (la Judería).
  16. Santa María del Pi.
  17. Plaza Real.
  18. La plaza de George Orwell.
  19. Basílica de la Merced.
  20. Oficina de Correos de Barcelona en Vía Layetana.

Puedes ampliarlo en Google maps.

Sigue viajando por el blog. Te puede interesar:

La Garriga: una escapada termal a los pies del Montseny

Pueblos, iglesias románicas y rutas de senderismo: qué ver en la Vall de Boì

TAGS
2 Comentarios
  1. Responder

    Irene

    23 agosto, 2022

    Me encanta el post, muy buenos lugares a visitar fuera de lo más tradicional y con detalles increíbles de la ciudad

    • Responder

      cosmopolilla

      30 agosto, 2022

      Gracias bonita 🙂 algunos me los enseñaste túuu un besazo

DEJA UN COMENTARIO