Qué ver en Milos Grecia
Europa Grecia

Qué ver en Milos, la isla de la diosa Venus

Escrito por la
el
17 septiembre, 2020

Añoro los días que pasé en Milos. Todo era perfecto. Despertarse en una villa blanca y un desayuno delicioso con zumo recién exprimido y fruta fresca. Navegar. Un plácido baño en el Egeo. Un paseo por una villa marinera… Hasta ver atardecer. ¡Qué fantasía de atardeceres en Milos! En la isla de la diosa Venus -aunque la estatua se encuentre en el Louvre- y las playas infinitas el sol se apaga en un mar de nubes rosas y doradas sobre la silueta ondulada de Antimilos. Para rematar, cena tradicional griega aprendiendo palabras de ese idioma cantarín. ¡Me encanta Grecia! Milos fue la tercera parada de una magnífica ruta de 10 días por las islas griegas. Si me acompañas en este viaje virtual por todos esos lugares increíbles que ver en Milos creo que te enamorará a ti también… ¿Probamos?

El atardecer en la isla de Milos, Grecia

El atardecer en la isla de Milos, Grecia

Estamos en el archipiélago de las islas Cícladas, apenas a tres horas y media en barco de la metrópoli, Atenas. Dentro del amplio abanico de las islas griegas -sólo las Cícladas ya son 220- ¿por qué visitar Milos? Por su patrimonio: en ella fue descubierta la famosa estatua de Afrodita –la Venus de Milo– conservando importantes vestigios de la antigüedad como un anfiteatro romano y unas catacumbas paleocristianas. De otra parte, el paisaje: su fisonomía de isla volcánica ha forjado coladas de lavas que mueren en el mar, grutas subacuáticas y campos bizarros de rocas amarillas y humeantes con fuerte olor a azufre, como si de repente aparecieras en Marte. Y por sus playas: a quien busque la promesa de aguas cristalinas y azules las encontrará en Milos. No en Santorini -pese a la fama, apenas hay playa-.

Playas de Milos, Grecia

Playas de Milos, Grecia

Al igual que ocurre en Paros, la isla donde el tiempo se para, tal vez la pequeña pega de Milos es que precisamente debido a sus fabulosas playas y ser muy accesible desde Atenas, resulta bastante turística. Aunque siempre podemos ir después en busca de la paz absoluta a Amorgos, la isla del Gran Azul, escarpada y “escondida”.

Guía para descubrir la isla de Milos y la pequeña Kímolos. 

  1. Puerto de Adamás.
  2. Plaka, capital de Milos.
  3. Lugar de encuentro de la Venus de Milo.
  4. Teatro griego.
  5. Catacumbas de Milos.
  6. Puerto de Klima.
  7. Sarakiniko.
  8. Mandrakia.
  9. Playa de Tourkothalassa.
  10. Firopotamos.
  11. Playa de Plathiena.
  12. Paralia Alogomandra.
  13. Playa y cuevas submarinas de Papafragas.
  14. Paliochori.
  15. Playa de Tsigrado.
  16. Fyriplaka.
  17. Achibadólimnē y su lago sagrado.
  18. Playa de Provatas.
  19. Gerontas.
  20. Muelle de Pollonia (barcos a Kímolos).
  21. Kímolos.
  22. Polyagios (isla desierta).
  23. Comer en Milos: O Pretinos.
  24. Alevromilos.
  25. Restaurante Marianna.
  26. Utopía Café.

Mapa de lugares que ver en Milos, fuente: Google maps.

Cómo llegar a Milos.

Ubicación: ¿dónde está la isla de Milos en Grecia? A tan sólo a 3 horas en barco desde el Pireo, el puerto de Atenas. Hay varias frecuencias al día: el rápido es el de la compañía SeaJets; con Aegean Speed Lines se tardan 4 horas y 20. Los precios, dependiendo de la antelación con que se reserven, pueden costar desde 30 hasta 80 y 100€. También a Milos se puede llegar en avión desde el aeropuerto de Atenas: Olympic y Sky Express ofrecen vuelos a precios bastante competitivos (40-50€). Lo mejor es comparar precios y horarios en páginas como directferries o el buscador de Skyscanner.

Acantilados de Milos, Grecia

Acantilados de Milos, Grecia

¡No viajes a Grecia sin seguro de viaje! Por lo que pueda pasar, yo recomiendo InterMundial. Si lo compras a través de mi web tienes un 20% de descuento usando el código LACOSMOPOLILLA10. Lo puedes conseguir pinchando aquí:

Una vez en la isla: ¿cuántos días se necesitan para ver Milos?

Tres o cuatro días son suficientes para explorar todo lo que ver en Milos -depende de cuánto tiempo se esté en la playa-. Yo estuve cinco días (cuatro noches), me dio tiempo a recorrer la isla a conciencia visitando Adamás, Plaka, el teatro, las catacumbas y las pequeñas villas pesqueras como Klima, además de disfrutar de algunas de sus maravillosas playas. Un día aproveché para navegar por la costa sur a bordo de un velero -excursión que recomiendo mucho- y el último me escapé a Kímolos, una sorpresa inesperada. Para moverse por la isla lo mejor es hacerlo en vehículo de alquiler, reservando previamente.

Barcas en Kímolos, islas Cícladas, Grecia

Barcas en Kímolos, islas Cícladas, Grecia

Alojamiento en Milos.

La mejor zona para alojarse en Milos es Adamás, el puerto, donde hay tiendas, restaurantes, supermercados y un buen ambiente nocturno para pasear y tomar algo, además de playa para darse un chapuzón sin necesidad de tener que coger el coche. Mi alojamiento recomendado: yo me quedé en el Thalassitra Village Hotel, una preciosa y tranquila villa donde sentirse como en casa gracias a los anfitriones y los simpáticos gatitos.

Desayuno en el Thalassitra hotel Milos

Desayuno en el Thalassitra hotel Milos

Qué hacer y qué ver en Milos: lugares imprescindibles.

Adamás, el puerto de Milos.

La pequeña urbe que recibe a la viajera cuando desembarca en Milos es un coqueto puerto de casitas blancas con terrazas y comercios. Animada, decenas de restaurantes prenden las velas de sus mesas sobre mantel a cuadros cada anochecer, dispuestos a ofrecer lo mejor de la gastronomía de las Cícladas. Aunque Plaka es la capital histórica de Milos, Adamás es el centro neurálgico de la isla, con una pequeña playa: la de Lagada, a la izquierda del puerto. La iglesia de la Santa Trinidad y un moderno museo de la minería componen el cuadro de perfecta villa de vacaciones donde acabar cada jornada saboreando un helado en Aggeliki, la mejor heladería de la isla.

Plaka, la pintoresca capital de Milos.

Casitas blancas con buganvillas, gatos atigrados, simpáticas plazas con parras donde cantan músicos locales al caer la noche, calles en cuesta que conducen hasta el castillo veneciano que vigila la villa… A Plaka es justo dedicarle un par de horas por la mañana o por la tarde. Al atardecer la gente se congrega en los miradores hacia el lado oeste de la isla para despedir al sol: Panagia Korphiatissa o el propio castillo de Plaka son de los mejores lugares para ver el atardecer en Milos.

Calles de Plaka, qué ver en Milos Grecia

Calles de Plaka, qué ver en Milos Grecia

El teatro griego.

“Me recuerda a Taormina, fue lo primero que pensé al tener ante mí el Anfiteatro griego de Milos. Y es que la disposición de sus gradas ocupando la ladera con vistas al mar, rodeado de un paisaje agreste en una isla volcánica remite a la también mediterránea de Sicilia.

Teatro griego, qué ver en Milos Grecia

Teatro griego, qué ver en Milos Grecia

A la entrada del camino se puede ver el cartel: indica el emplazamiento donde fue desenterrada la Venus de Milo, por un campesino a principios del siglo XIX. Una de las esculturas de la antigua Grecia más reconocidas y que actualmente se localiza en el museo del Louvre. Lo que se desconoce a ciencia cierta es si la diosa de mármol blanco perdió sus brazos antes o en su traslado a París. Una réplica se conserva en el Museo Arqueológico de Milos, en Plaka.

La Venus de Milo se encontró aquí

La Venus de Milo se encontró aquí

Las catacumbas de Milos.

Próximas al teatro, en Tripiti, las Catacumbas posiblemente sean la visita cultural más importante que ver en Milos. El cementerio subterráneo de los primeros cristianos en la isla se remonta al siglo I, cuando eran perseguidos por el Imperio. En 200 metros de galerías excavadas en la piedra volcánica, varias salas conectadas entre sí muestran dos tipos de enterramientos: horizontales y arqueadas; también en el suelo cubiertas por losas de diferentes tamaños. Aún son visibles las huellas de los adornos con que las decoraban y fragmentos de las ofrendas que se depositaban para honrar a los difuntos en el más allá.

Las catacumbas de Milos, qué ver en Milos Grecia

Las catacumbas de Milos, qué ver en Milos Grecia

Puerto de Klima.

Si se continúa la carretera en dirección al mar, se llega a uno de mis lugares preferidos de Milos: el puerto de Klima. Fácil adivinar por qué: su estampa es idílica. Casitas de colores bajo el acantilado. Barcas que se mecen con la brisa. Niños jugando en la arena. Pescadores al atardecer mientras el sol es tragado por el mar. En resumen: una pequeña villa marinera de las que tienes en tu cabeza cuando piensas en «Grecia». 

Gato en Klima, qué ver en Milos Grecia

Gato en Klima, qué ver en Milos Grecia

Puerto de Klima, qué ver en Milos, islas griegas

Puerto de Klima, qué ver en Milos, islas griegas

Las coladas de lava de Sarakiniko.

De todos los lugares de la isla seguro que es el que no necesita presentación. Y es que los acantilados galopando en coladas de lava, como lenguas blancas entrando al mar, es el lugar más popular que ver en Milos. De habitual suele estar concurrido: lo mejor es acudir a primera hora para sacar fotografías entre sus onduladas rocas de formas caprichosas, lamidas por las olas.

Sarakiniko, qué ver en Milos Grecia

Sarakiniko, qué ver en Milos Grecia

Mandrakia y playa de Tourkothalassa.

Si Klima se convirtió en el rincón marinero de mi corazón cuando estuve en Milos, tampoco hay que pasar por alto este pequeño puerto de pescadores con barcas y pulpos secándose al sol. Antes podemos darnos un refrescante baño en la playa de Tourkothalassa.

Mandrakia, qué ver en Milos Grecia

Mandrakia, qué ver en Milos Grecia

El pequeño Firopotamos.

Bajo Agios Nikolaos, con una playa pequeña y un tanto pedregosa que desaparece a capricho de las mareas, encontramos un pequeño lugar “secreto” que ver en Milos, de esos que te “chivan” los locales. ¿No resulta una postal encantadora?

Firopotamos, Milos Grecia

Firopotamos, Milos Grecia

Las mejores playas de Milos.

Por toda la isla de Milos hay muchísimas playas para elegir, todas con aguas transparentes. Algunas de ellas:

  • Plathiena: una de las playas más bonitas y concurridas de Milos, gracias a su extenso arenal y sus aguas cristalinas.
  • Paralia Alogomandra: playa virgen con cuevas y recovecos.
  • Papafragas con sus grutas submarinas y formas de fantasía en sus rocas. Imprescindible.
  • Paliochori: pintada en amarillo azufre y rojo, una playa volcánica con aguas deliciosas.
  • Playa de Tsigrado: aunque es muy conocida, el acceso un poco complicado (hay que bajar por una escalera de madera).
Playa de Tsigrado, Milos Grecia

Playa de Tsigrado, Milos Grecia

  • La playa de Fyriplaka: otro arenal virgen que lleva impreso los orígenes volcánicos de la isla de Milos.
  • Achibadólimnē: de arena blanca con pequeñas dunas, esta zona es reserva natural, junto a un lago salado rodeado de arbustos.
  • Provatas: playa muy familiar y concurrida, de arena amarilla con sombrillas de paja.
  • Gerontas: una tranquila cala a la que acceder caminando con premio: los acantilados son bellísimos. Ideal para hacer snorkel.
Playa de Fyriplaka, playas de Milos, Grecia

Playa de Fyriplaka, playas de Milos, Grecia

Un crucero por la costa sur de Milos con parada en la isla de Polyagios.

La mejor excursión que hacer en Milos es un crucero en velero bordeando la costa. Si se va con tiempo suficiente recomiendo dedicar un día para experimentar el placer de navegar sintiendo el viento en el viento y contemplando desde el agua el perfil sinuoso y volcánico, además de las cuevas usadas antiguamente por piratas para esconderse.

Grutas del sur de la isla de Milos Grecia, excursión en velero

Grutas del sur de la isla de Milos Grecia, excursión en velero

Con un par de paradas para disfrutar de un baño, tras el almuerzo el velero surca las aguas del Egeo hasta la rocosa isla de Políegos o Polyagios. Parque natural y habitada sólo por cabras -de hecho, su nombre significa “muchas cabras”- el color del agua es azul eléctrico debido a los fondos marinos y el color de la piedra. Os prometo que la foto es al natural, ¡sin edición ni filtro!

Isla de Polyagios, islas griegas

Isla de Polyagios, islas griegas

Información práctica: el precio de la excursión es de 80€, crucero todo el día en velero con desayuno, almuerzo y las bebidas incluidas. Nosotras lo reservamos en el hotel, aunque en el puerto de Adamás también es posible.

Escapada a Kímolos.

Descansar en la playa, explorar o tomar uno de los cuatro barcos diarios que zarpan desde el muelle de Pollonia a Kímolos. Mi curiosidad por conocer una isla rural y auténtica, fuera del circuito turístico -yo no había oído hablar de Kímolos hasta pisar Milos- me inclinó por lo segundo. ¡Y menudo acierto! El coche se puede embarcar y, tras media hora de trayecto, conocer esta pequeña isla de sólo 700 habitantes y playas vírgenes de aguas turquesas.

Kímolos, islas Cícladas, Grecia

Kímolos, islas Cícladas, Grecia

Resulta encantador perderse por las callecitas de Chora, la capital de Kímolos ubicada sobre una colina con las consiguientes cuestas y estrecheces. Detenerse en una panadería con horno de leña y comprar cualquiera de sus especialidades, ¡y los quesos! Pero no sólo Chora merece la pena: hay que seguir la carretera hasta el final: la espectacular playa de Agios Georgios espera al norte y los acantilados de Paralia al sur. Pura calma.

Chora, Kímolos, islas griegas

Chora, Kímolos, islas griegas

Playas de Kímolos, islas griegas

Playas de Kímolos, islas griegas

Dónde comer en la isla de Milos: mis recomendaciones.

No pueden faltar mis apuntes gastronómicos en esta guía para ayudarte a descubrir lo que ver en Milos. Mucho pescado fresco, pulpo, verduras y ensaladas y fava -un puré a base de una lenteja amarilla original de las Cícladas- son algunas de las delicias típicas que degustar en estas islas griegas. Algunos de mis sitios preferidos durante mi estancia:

En el puerto de Adamás:

  • O Petrinos, un restaurante de comida típica pero con toques innovadores. El pescado y los postres de lo mejor que he probado en las islas.
  • Alevromilos, un poco alejado del centro de Adamás pero muy frecuentado por los locales ¡por algo será! Propuestas deliciosas para saborear Grecia.
  • Marianna Restaurant: un clásico en el puerto, con todo lo que hay que probar y precios muy asequibles: fava, musaka, empanadas, dolmades…
Pulpo y fava, gastronomía de las islas griegas

Pulpo y fava, gastronomía de las islas griegas

En Plaka: Utopía Café para ver el atardecer. Inolvidable. Como todas las experiencias vividas en Milos, la isla de Venus, la diosa del Amor que la eligió como su casa.

Atardecer en las islas griegas, Milos

Atardecer en las islas griegas, Milos

Código ético: este artículo sobre qué ver en Milos, Grecia, ha sido posible gracias a la invitación de la Municipalidad de la isla para conocerla. Todas las opiniones aquí expresadas están basadas en mi experiencia y las fotografías son originales, de mi propiedad. 

ETIQUETAS

DEJA UN COMENTARIO

Patricia Rojas
Barcelona

¡Hola! Soy Patri, periodista y apasionada de los viajes. Andaluza de Motril (Granada) desde 2013 escribo en lacosmopolilla.com relatos de lugares y gentes del mundo. En mi web encontrarás completas guías de países y ciudades, consejos para ahorrar viajando, rutas en coche o artículos sobre gastronomía local. ¿Viajamos juntas?

Miembro de
HTB logo   ANDTB logo   Manifiesto logo