Barcas de pescadores en Kímolos, Grecia
Europa Grecia

Kímolos, la isla secreta de las Cícladas

Escrito por la
el
25 octubre, 2021

Mikonos, Santorini, Paros, Naxos, Milos… Al trazar un cuaderno de viaje por las islas griegas -en concreto las Cícladas- todo el mundo quiere visitar las más famosas. Accesibles en ferry y avión, turísticas, concurridas y con diversos hoteles y restaurantes donde probar las delicias griegas el itinerario clásico desde el puerto del Pireo en Atenas suele seguir el patrón del éxito seguro. Sin embargo, hay muchas más islas que pasan desapercibidas, por tamaño y población. Este es el caso de Kímolos, a escasos 16 kilómetros de las costas nororientales de Milos, la isla de la diosa Venus.

Isla de Kímolos, Grecia

Isla de Kímolos, Grecia

Rural y auténtica. Con forma de pentágono y playas de aguas turquesas y cristalinas, el Egeo en Kímolos presume de los mil tonos de azul imposible. La tierra aquí es blanca, rocosa, volcánica y reluciente, deslumbrante. Y es que en esta isla abunda el yeso, estando aún activas las minas desde donde se extrae. También es popular por la betonita, la caolinita (porcelana) y la abundancia de piedras semipreciosas como el cuarzo o el ópalo. Antiguo refugio de piratas, su interior es árido e irregular, con colinas y montañas habitadas por cabras que mordisquean los arbustos bajo el sol de justicia en la época veraniega.

Chora, islas Cícladas

Chora, islas Cícladas

Kímolos, yerno de Tauro. 

Según la mitología griega, su fundador fue Kímolos esposo de Sidis, una de las hijas de Tauro. Una constelación que brilla en primavera, en las noches limpias sin contaminación lumínica de esta pequeña isla. Aunque la diosa protectora de la isla fue Atenea, a quien se le profesaba culto desde los antiguos templos, además de a Poseidón, el dios marino. En disputa con sus vecinos de Milos por los islotes rocosos que se interponen entre ambas, especialmente el de Políegos, los habitantes de Kímolos vencieron las reyertas, conservando este pedazo de isla inhabitada -hoy es parque natural- como parte de su pequeño archipiélago lunar. Un original enclave que sin duda no sale en las Guías con lo más típico que ver en Grecia.

Acantilados de la costa sur de Kímolos

Acantilados de la costa sur de Kímolos

Hoy los casi 700 habitantes de la isla de Kímolos viven en Chora, la capital, una villa rural que creció en el medievo entorno al castillo veneciano. Hoy solo se conservan sus murallas, estando en ruinas por los ataques de bereberes y el azote del tiempo. Chora en sí es un encanto, un ejemplo auténtico de arquitectura cicládica y pueblo tradicional donde parece que el tiempo se ha detenido: gatos, calles estrechas, callejones y pasajes con vigas de madera. Tabernas genuinas. Una antiquísima iglesia de piedra de origen bizantino y casas encaladas. El blanco es el color absoluto de Chora y Kímolos. Sus habitantes son la mayoría jubilados, o se dedican a la pesca, la agricultura y la minería; aún esta isla no ha sido invadida por el turismo masivo ¡y que siga así!

Ruinas del castillo veneciano en Chora

Ruinas del castillo veneciano en Chora

Biblioteca en Chora, Kímolos

Biblioteca en Chora, Kímolos

¿Cómo llegar a Kímolos?

Desde Milos -el puerto de Apollonia- parten a diario varios ferris diarios -excepto si hay temporal-. En verano también suele haber un ferry un par de veces en semana al Pireo, el puerto ateniense y también con las islas vecinas como Sifnos y la pequeña Folegandros, aún más “perdida” si cabe que Kímolos. Merece la pena alquilar un coche o una motocicleta para recorrer los caminos de tierra que bordean la isla. Las playas de Agios Georgios al norte y de Aliki al sur son de las mejores playas de las Cícladas en cuanto a calidad de sus aguas. ¡Una auténtica piscina marina! Ideal para unas vacaciones relajadas y tranquilas, lejos del meollo de otras islas ruidosas plagadas de guiris.

Playas de Kímolos

Playas de Kímolos

Alojamiento en Kímolos.

Hay muy poquito alojamiento en Kímolos, ¡nada de grandes hoteles! Solo alguna casa de huéspedes y pequeñas villas regentadas por gente local. Una opción: se puede ir en excursión en un día desde la vecina Milos, pasando toda la jornada explorando la villa de Chora y alguna de sus paradisiacas playas. Pero, sin duda, la experiencia de alojarse en la apartada Kímolos es inolvidable.

Iglesia más antigua de Kímolos, Grecia

Iglesia más antigua de Kímolos, Grecia

¡No viajes a Grecia sin seguro de viaje!

Por lo que pueda pasar -retrasos, cancelaciones, positivo por COVID, necesidad de atención médica…- Yo recomiendo contratar un seguro con la compañía MONDO. Tienen coberturas por COVID y además en su app disponen de un chat de atención médica en español las 24 horas; las llamadas también son gratuitas en caso de incidencia. Si lo contratas a través de mi web ¡tendrás un 5% de descuento! 

Sigue viajando por Grecia en la web:

Amorgos, la isla de “El Gran Azul” en Grecia

TAGS

DEJA UN COMENTARIO