Qué ver en Taormina, Sicilia

Taormina, el paraíso en la Tierra de Goethe

Bajo las rocas del monte Tauro, en el viejo Teatro de Taormina aún resuenan notas de música, dramas, comedias… Aquellas que cuentan la leyenda griega de los marinos que partieron sin realizar un sacrificio a Poseidón. El dios del Mar, enfurecido, les hizo naufragar. Sólo sobrevivió el joven Teocles, quien logró alcanzar las costas de Sicilia. Embelesado con la majestuosidad del volcán Etna y su paisaje, persuadió a sus compatriotas a instalarse en este mirador al Mediterráneo. Así fundaron una ciudad más tarde conquistada por romanos y árabes, capital bizantina. Un legado arqueológico y cultural que seduciría a románticos y poetas. “El paraíso en la Tierra”, la llamó Goethe. Veamos qué hay de cierto: si las bellezas que ver en Taormina justifican tal declaración.

Taormina, refugio de artistas

Taormina, refugio de artistas

Qué ver en Taormina, refugio de escritores y poetas en Sicilia. 

Ya llevo casi una semana en Sicilia. Me he perdido por los alegres mercados de Palermo y las callejuelas de lava de Catania, a la sombra del Etna. Hoy toca madrugar para coger un autobús y hacer una de las excursiones más deseadas. Entre la ciudad del volcán y el Estrecho de Mesina se ubica uno de los lugares emblemáticos de esta isla al sur de Italia: Taormina y su teatro greco romano mirando al mar. Esa es mi principal motivación, confieso. Pero luego descubriré que no es la única joya que ver en Taormina: hay mucho más. Y nos da para todo un día. Pero no adelantemos acontecimientos…

Anfiteatro grecorromano de Taormina

Anfiteatro grecorromano de Taormina

Una hora en autobús desde Catania, bordeando acantilados y playas azules, y ya estoy en Taormina. Una pequeña ciudad colgada en una montaña, en tres alturas: Isola Bella, un islote junto a la costa que perteneció a los Borbones y por donde solía pasear la desterrada Florence Trevelyan, amante del joven príncipe de Inglaterra, a la que ahora se accede en funicular. El nivel intermedio, donde me encuentro, donde se ubica la ciudad medieval y el castillo vigía de los Sarracenos, coronando el monte Taurus. Por la puerta de Mesina penetro al corazón de Taormina.

Puerta de Messina, qué ver en Taormina

Puerta de Mesina, qué ver en Taormina

Es invierno, por lo que en muchos de sus cafés y tiendas de recuerdos pende el cartel de “Cerrado”. No importa: menos turistas. Lo agradezco en el Teatro ya que lo tengo casi para mí. Seguro que en agosto ya es otro cantar… Las callejuelas de Taormina son estrechas y pintorescas, con fachadas de casas antiguas decoradas con curiosos objetos para atraer la buena suerte y macetas. Una placita. Una fuente. Un gato… A primera vista me resulta una villa encantadora.

Casas de Taormina

Casas de Taormina

Calles de Taormina

Calles de Taormina

Gato, Taormina

Gato, Taormina

El Teatro de Taormina.

A ratos chispea y brilla el sol cuando compro por 10 euros la entrada que da acceso al Anfiteatro grecorromano de Taormina. Construido por aquellos primeros griegos en el S.III a.C. todavía se usa para recitales y conciertos de música en las noches de verano. Su belleza no sólo radica en que es uno de los mejores conservados de Sicilia; es el paisaje que lo enmarca, suspendido sobre el mar Jónico, azul y brillante.

Teatro romano, qué ver en Taormina

Teatro romano, qué ver en Taormina

Museo del teatro de Taormina

Museo del teatro de Taormina

Tras el teatro se ubica un hotel emblemático: el Timeo, famoso por acoger a la nobleza europea durante la Belle Epoque y, más tarde, en los años 40 y 50 a artistas y divas como Greta Garbo, Tennessee Williams, Jacqueline Kennedy o Truman Capote. No eran los pioneros. Ya este paisaje entre el mar y la montaña, con el volcán nevado y los prados de flores, naranjos y limoneros habían inspirado a finales del S.XVIII a Goethe, quien sucumbió ante la belleza del teatro al atardecer.

La belleza de Taormina en Sicilia

La belleza de Taormina en Sicilia

El Palacio Corvaja. 

Retrocedo sobre mis pasos, con la intención de callejear en busca de esos restos romanos y medievales que esconde Taormina. Sólo hay que estar atenta y seguir las indicaciones. Aunque mucho mejor con un mapa de la Oficina de Turismo, para sacar provecho y no perdernos nada que ver en Taormina. En la plaza Vitorio Emanuele II, junto a la pequeña iglesia de Santa Caterina, se levanta el Palacio Corvaja. Similar a un fotograma de “Romeo y Julieta”, dentro del que fuera el primer Parlamento de Sicilia en el Medievo se ubica la oficina y el Museo Siciliano de Arte y Tradiciones Populares. Mucho antes, la plaza fue el foro romano. Tras la iglesia, asoman las gradas y mosaicos de un pequeño teatro romano, hoy atrapado entre las casas de vecinos.

Palacio Corvaja, Taormina

Palacio Corvaja, Taormina

Palacio Corvaja, qué ver en Taormina

Palacio Corvaja, qué ver en Taormina

Mosaicos romanos, teatro de Taormina

Mosaicos romanos, teatro de Taormina

Pequeño teatro romano de Taormina

Pequeño teatro romano de Taormina

Qué ver en Taormina: Naumachie. 

De la calle principal de tiendas y restaurantes se abre una callejuela a la izquierda: la Vía Naumachia. Lo que en el S.XXI es un cuidado jardín con arcos de ladrillo, en los tiempos romanos eran las cisternas destinadas a guardar el agua de lluvia y deshielo procedentes de la montaña, para abastecer a la ciudad y a las cosechas.

Cisternas romanas de Taormina

Cisternas romanas de Taormina

Continúo mi paseo hasta otra plaza emblemática y fantástico mirador al mar: la Piazza 9 de abril. Sobre la puerta del Mezzo el reloj de la Torre marca las horas. Atravesarla es adentrarse al barrio más vetusto de Taormina, en el que se descubren antiguas iglesias y palacios como el de Ciampoli.

Torre del Reloj, qué ver en Taormina

Torre del Reloj, qué ver en Taormina

Plaza del Duomo de Taormina.

Las palomas revolotean, tranquilas, y sacian su sed. La fuente del minotauro, símbolo de la ciudad, custodia la pequeña catedral de Taormina, dedicada a San Nicolás de Bari y construida en el 1400. Frente a ella destaca la fachada del Ayuntamiento de Taormina.

Duomo, qué ver en Taormina

Duomo, qué ver en Taormina

Jardines de Trevelyan. 

La aristócrata y botánica escocesa, amante del príncipe de Inglaterra, encontró en Taormina su tierra de adopción. Construyó estos jardines en el S.XIX, al estilo romántico inglés, hoy de uso público para el disfrute de sus habitantes y turistas. Un buen lugar para descansar del calor en verano.

Jardines de Taormina

Jardines de Taormina

Pero, como es diciembre, la lluvia me sorprende y busco refugio en un pequeño bar de comida rápida. Un rico arancini siciliano por euro y medio y un café. Cuando escampa vuelta a la estación de autobuses para tomar el de regreso a Catania. Pero antes, tras salir por la puerta de Mesina, echo un vistazo a la iglesia de San Pancrazio, el patrón de la ciudad, edificada sobre las ruinas del templo de Isis.

Iglesia de San Pancrazio, qué ver en Taormina

Iglesia de San Pancrazio, qué ver en Taormina

Sopla la brisa del Mediterráneo y vuelve a lucir el sol. Me despido de esta ciudad legendaria casa de griegos, romanos, árabes y normandos. Inspiración y refugio de poetas, bendecida por la luz, al norte del sur, en la gran Sicilia.

Qué ver en Taormina

Qué ver en Taormina

Datos prácticos. Cómo llegar a Taormina. 

Desde Palermo se puede llegar en tren haciendo trasbordo en Mesina, trayecto que tarda unas 4 horas, por lo que es más que aconsejable pernoctar en un hotel de la ciudad (hoteles en Taormina).

En mi caso llegué por libre desde Catania, a tan sólo una hora y media en autobús.

Echa un vistazo a mis otras entradas y viaja conmigo a Sicilia:

6
Deja un comentario

avatar
3 Comentarios
3 Respuestas
0 Seguidores
 
Comentario con más reacciones
Comentario más polémico
4 Autores
cosmopolillaAndrea Enrrijordi (milviatges)Maruxaina Bóveda Autores recientes
Maruxaina Bóveda
Invitado/a
Maruxaina Bóveda

Tengo muchísimas ganas de conocer Sicilia, estuvimos a punto el año pasado para ir a ver un concierto precisamente en Taormina. Me ha encantado el paseo, es un lugar precioso que espero visitar pronto.
Un abrazo guapa.

jordi (milviatges)
Invitado/a

Lo bueno que tiene visitar estos lugares en invierno es que te los encuentras mucho menos masificados. La verdad es que Taormina me encantó pero me pareció un auténtico enjambre de gente! Eso si, en cuanto a fama se la tiene merecida, con estas vistas estupendas con el Etna al… Leer más »

Andrea Enrri
Invitado/a

que ganas de visitar Sicilia! una vez mientra estaba de viaje por Amsterdam conoci a un viajero que tenia su casa en Taormina. Me invito a seguir mi viaje por ahi, no quise cambiar mis planes y ahora me arrepiento jajaja

¡No olvides contratar tu seguro de viaje!

Seguros Iati Cosmopolilla