Lugares que ver en Atenas en dos días o tres, Grecia
Europa Grecia

Atenas en dos días: tras las huellas de la Antigüedad clásica en la capital griega

Escrito por la
el
8 diciembre, 2021

Grecia es blanca y azul, como los colores de su bandera. Alegra el alma su potente luminosidad, el milagro de la inmensidad de su cielo” escribió Javier Reverte. Quien haya visitado el país heleno entiende perfectamente a qué se refiere: la luz de Grecia es especial. Encandila como hace siglos lo hacía el sol reflejado en el oro de la estatua de la Atenea Pártenos, la Crisoelefantina. Los vestigios de ese esplendor, de esa civilización cuna de la cultura occidental aún son visibles en una visita a Atenas en dos días o tres. Si bien la mayoría de turistas que viaja a Grecia pasa de largo o solo sube a la Acrópolis y embarca en el Pireo rumbo hacia las islas griegas, mi recomendación es dedicarle un par de jornadas a la caótica pero irresistible capital de Grecia.

Ágora romana y Acrópolis de Atenas

Ágora romana y Acrópolis de Atenas

La vibrante ciudad de Atenas suele ser la puerta de entrada o salida en una espectacular ruta por Grecia. Lo que más me gusta de ella es que con sus impresionantes restos arqueológicos, barrios pintorescos, tabernas de deliciosa gastronomía griega e incluso las playas al sur es un buen lugar donde cogerle el pulso al país. A diferencia de otras capitales europeas, tiene mucha personalidad. Atenas es una ciudad con alma. Tal vez un tanto vieja y desgastada… Pero de gran nobleza.

Consejos para visitar Atenas.

Atenas en un primer impacto puede resultar un tanto destartalada. Reconozco que a mí me costó pillarle el punto -más allá de la Acrópolis que siempre me ha fascinado-. Mucho tiene que ver con que ha sido el único sitio del mundo en el que me han robado. En concreto en la plaza Syntagma: me abrieron la mochila y se llevaron la cartera, sin percatarme. Un mal comienzo con la ciudad y aquí va mi primera recomendación: mucho ojo. Igual que sucede en los centros de Madrid o Barcelona, los carteristas andan en busca de turistas despistados a quien hacer su presa. Con esto no quiero decir que Atenas sea peligrosa; no lo es más que cualquier otra gran capital. Simplemente hacer caso del sentido común, tener cuidado con las pertenencias especialmente en los lugares de aglomeraciones como el metro o el mercadillo de los domingos. Te recomiendo que eches un ojo a este artículo sobre si es seguro viajar a Grecia, con consejos y recomendaciones.

Turistas en el Ágora griega de Atenas

Turistas en el Ágora griega de Atenas

Seguro de viaje para Grecia.

Como siempre que vamos de viaje fuera de España, lo mejor es contratar un seguro de viaje por todos esos inconvenientes que -ojalá que no- pero pueden suceder: robos, pérdidas, cancelaciones, necesidad de atención médica… Por lo que pueda pasar, yo confío en MONDO Seguros de viaje.  Si lo compras a través de mi web tienes un 5% de descuento pinchando aquí:

La mejor época para visitar Atenas.

¿Cuál es la mejor época para ir a Atenas? Con un clima mediterráneo, luce el sol prácticamente todo el año. En pleno verano (julio – agosto) puede hacer mucho calor, con picos de 38 ó 40 grados y no hay otra que guarecerse a medio día (en el hotel o el aire acondicionado de un museo). Siempre es mejor fecha viajar a Atenas a principios de otoño o primavera, también porque hay menos aglomeración de turistas que en temporada alta. Para combinar con los lugares arqueológicos que ver en el Peloponeso abril y mayo es lo ideal. Si en cambio estamos pensando en las mágicas islas griegas -hay casi 6000- septiembre es un mes estupendo: hace bueno, el agua del mar está caliente y ya no hay tantos turistas como en julio y agosto.

Alojamiento en Atenas.

Tras varios viajes y alojarme en diferentes zonas de Atenas, sin duda me quedo con el Hotel Phidias, en Theseio, a unos pasos de la Acrópolis y el Ágora. Descubrimiento de mi último viaje. Para presupuesto mochilero, en Monastiraki un hostel básico -pero su terraza con vistas panorámicas es increíble, especialmente por la noche- es el Pella Inn Hostel.

Cómo llegar al centro de Atenas desde el aeropuerto.

Una vez el avión aterriza en el aeropuerto de Atenas, hay varias formas de llegar al centro de la ciudad.

  • En transporte público: tren (línea directa con la plaza Sintagma y Monastiraki): también hay autobús a la plaza Sintagma. El precio ronda los 9€ y el trayecto dura una hora aproximadamente. Se hace un poco pesado porque son muchas paradas, pero es lo más económico.
  • Taxi: unos 50€ al centro de la ciudad.
  • Transfer o transporte privado. Hay que reservarlo previamente desde España.

¡A disfrutar de la capital de Grecia!

Mapa de Atenas en dos días:

  1. Plaza de Monastiraki.
  2. La Acrópolis de Atenas.
  3. Museo de la Acrópolis.
  4. Biblioteca de Adriano.
  5. Ágora romana.
  6. El Ágora griega.
  7. El Cerámico.
  8. Parlamento Griego.
  9. Arco de Adriano y Templo de Zeus Olímpico.
  10. Estadio Panathinaiko.
  11. Museo Arqueológico Nacional.
  12. Biblioteca Nacional de Grecia.
  13. Mercado Central de Atenas.
  14. Colina de Filopapo.
  15. La colina Aeropago.
  16. Monte Licabeto.

Qué ver en Atenas en dos días. Puedes ampliarlo pinchando aquí: Google maps.

Visitas imprescindibles en Atenas.

Deambular por las callejuelas de Plaka; subir al monte Licabeto al atardecer -caminando o en funicular-; visitar la Acrópolis, el Mercado Central o el imprescindible Museo Arqueológico Nacional. Atenas es un atracón de cultura clásica, de Historia… Pero también de rincones encantadores. ¡Vamos a descubrirlos!

Parte trasera de la Casa más antigua de Atenas

Parte trasera de la Casa más antigua de Atenas

Plaza Monastiraki.

La iglesia bizantina de Pantanassa se yergue en la animada plaza de día y de noche que es el corazón del centro de Atenas: Monastiraki es el lugar perfecto para comenzar a explorar todos esos lugares que ver en Atenas en dos días. Con vistas a la Acrópolis al fondo, callecitas repletas de tiendas de souvenirs, restaurantes y el Flea Market -mercado de antigüedades- cada domingo, a buen seguro que durante tu estancia en Atenas pasas varias veces por este punto neurálgico.

Plaza de Monastiraki, centro de Atenas

Plaza de Monastiraki, centro de Atenas

Plaka, el barrio más popular. 

A los pies de la Acrópolis, el barrio más turístico de Atenas es el de Plaka, invadido por restaurantes de cocina tradicional -también hay comida rápida- y tiendas de regalos. Merece la pena deambular, aunque esté atestado de turistas, ya que siempre se encuentran hallazgos interesantes como la casa más antigua de Atenas o el Brettos Bar, que presume de ser la destilería más vieja de la ciudad, elaborando sus propios licores como el Ouzo.

Brettos, bar típico en Plaka

Brettos, bar típico en Plaka, qué ver en Atenas en dos días

La Acrópolis de Atenas.

La Ciudad Alta es la joya de la capital griega: visitar la Acrópolis de Atenas debería ser obligatorio al menos una vez en la vida para todo aquel amante de la Historia y el Arte que se precie (yo ya llevo tres). A pesar de los bombardeos, saqueos, expolios… Pasar junto al teatro de Dionisio, cruzar los Propileos y llegar hasta las columnas del Partenón y la Tribuna de las Cariátides es mágico. Si tuviera una máquina del tiempo y pudiera elegir un solo momento para transpórtame atrás, mi sueño sería ver la Acrópolis en su esplendor, en la era del gran Pericles.

El Erecteion, Acrópolis de Atenas

El Erecteion, Acrópolis de Atenas

Consejo: aquí puedes reservar una visita guiada a la Acrópolis con entrada sin colas.

Museo de la Acrópolis.

Aunque parte de los frisos del Partenón, Cariátides y otros valiosos restos de los templos de la Acrópolis estén en el Museo Británico de Londres, el resto de hallazgos arqueológicos se exhiben en un moderno museo en la parte baja de la colina, junto a la parada de metro «Acropoli». El museo de la Acrópolis es fundamental para interpretar, entender y conocer los vestigios que se alzan sobre la Ciudad Alta de Atenas, testigos de una época y cultura gloriosa dos milenios y medio atrás en el tiempo-.

Museo de la Acrópolis, Atenas

Museo de la Acrópolis, Atenas en dos días

Biblioteca de Adriano.

De vuelta al bullicio del centro ateniense, las huellas de la Atenas griega con la romana -bajo la dominación del Imperio- confluyen. Así, encontramos los restos de la Biblioteca de Adriano también llamada de las Cien Columnas, construida en el año 130 por el emperador para su inmensa colección de libros.

Ágora romana de Atenas.

A tan solo unos pasos, la Puerta de Atenea da la bienvenida al que fue el Foro de la ciudad durante la dominación de los romanos. Mandada a construir por el emperador Augusto y ampliada por Adriano, aún son visibles restos de columnas, letrinas públicas y la Torre de los Vientos, un reloj del siglo II a.C.

Ágora romana de Atenas

Ágora romana de Atenas, qué ver en Atenas en dos días

El Ágora griega: la Academia de Platón.

Mucho más amplia en espacio es el Ágora griega, corazón de la polis antigua donde se impartía justicia, estaba el mercado y algunos de los edificios públicos y religiosos más importantes de la ciudad (exceptuando los templos de la Acrópolis). ¿Oyes los ecos de la filosofía de Sócrates y Platón? En este espacio se ubicó la Academia platónica, abierta durante varios siglos para el diálogo y la Sofía -sabiduría- donde se originó la semilla del pensamiento occidental. En este Ágora también fue condenado a muerte Sócrates, acusado de corromper a los jóvenes con el culto a nuevos dioses.

El ágora griega, Atenas

El ágora griega, Atenas

En el Ágora griega se conserva uno de los templos clásicos: el Hefestión o Teseio, edificio que sobrevivió a la caída del Imperio ya que hasta el siglo XIX fue usado como iglesia cristiana.

Templo Teseion, Agora griega de Atenas

Templo Teseion, Ágora griega de Atenas

Kerameikos: el Cerámico.

No son muchos los turistas que visitan Atenas y se acercan hasta el Cerámico -y eso que son solo 10 minutos andando desde el centro-. Lugar apacible, con tortugas de tierra campando a sus anchas, a mí me resulta fascinante. El antiguo barrio de alfareros de Atenas se localizaba junto al río; más tarde se instaló un cementerio del que se han rescatado estelas funerarias tan valiosas como la de las dos hermanas o el gran Toro, que se exhibe hoy en el museo anexo. Imprescindible.

Toro de piedra en el Cerámico, qué ver en Atenas en dos días

Toro de piedra en el Cerámico, qué ver en Atenas en dos días

Consejo: si visitas Atenas en dos días y quieres ver todos estos monumentos históricos, cómprate un ticket combinado, te saldrá más económico.

Parlamento Griego.

Nos trasladamos ahora al Parlamento Heleno, ubicado en el antiguo Palacio Real, plaza Sintagma. Aunque como edificio en sí puede resultar un tanto decepcionante, merece la pena acercarse para ver a los evzones, los miembros de la Guardia Presidencial Griega que custodian el parlamento y la tumba al soldado desconocido con sus pintorescos trajes. La falda tradicional consta de 400 pliegues -uno por cada año que los otomanos ocuparon Grecia- y a nadie deja indiferente los zapatones con pompones. Cada domingo a las 11 en punto desfila la guardia al completo ante el parlamento al paso de la banda de música en un cambio ceremonial que atrae a cientos de visitantes. Si quieres verlo y sacar buenas fotos y/o vídeos ¡te recomiendo que madrugues!

Cambio de guardia en Atenas

Cambio de guardia en Atenas

Puerta de Adriano y Templo de Zeus Olímpico.

Próximos al Parlamento griego se ubica el Olimpeio, Templo de Zeus Olímpico, el que fue el templo más grande de todo el Imperio en tiempos de Adriano. Construido en mármol procedente de las canteras del monte Pentélico, de sus 104 columnas corintias solo quedan 16. Aún así, junto a la Puerta de Adriano, hay que acercarse hasta otro de los iconos de lo que fue la Grecia Antigua.

Templo de Zeus Olímpico

Templo de Zeus Olímpico

Estadio Panathinaiko.

Otra visita imprescindible que hacer en Atenas en dos días es acercarse hasta este impresionante estadio, el que acogió los primeros Juegos Olímpicos Modernos, celebrados en Atenas en 1896. Como dato curioso: fue reconstruido sobre un antiguo estadio que existió en la era clásica, todo de mármol. Espectacular. Para frikis de las Olimpiadas, hay un museo pequeñito pero curioso. No es tan amplio ni posee tantos objetos como el que existe en la ciudad suiza de Lausanne, pero merece la pena echarle un vistazo.

Estadio Panathinaiko, qué ver en Atenas en dos días

Estadio Panathinaiko, qué ver en Atenas en dos días

Museo Arqueológico de Atenas.

Nos alejamos ligeramente del centro histórico en busca de la colección de esculturas y piezas más valiosas de Grecia. En metro o caminando (son unos 20 minutos) este gran edificio neoclásico alberga objetos de valor incalculable como la máscara funeraria de Agamenón, uno de los héroes de la Ilíada, encontrada en las excavaciones de Micenas. El busto del Minotauro o la estatua del Dios del cabo Artemisio -Zeus o Poseidón-. Además en las salas del museo se exponen objetos egipcios, de la edad de bronce o una importante colección de arte cicládico, entre otras.

Museo Arqueológico de Atenas

Museo Arqueológico de Atenas

Biblioteca Nacional de Atenas.

Con su apariencia de templo majestuoso -con columnas de estilo dórico como el Partenón- la Biblioteca Nacional fue fundada en 1832. Formaba parte de un gran complejo en el que se incluyó la Academia y Universidad de Atenas, siendo un conjunto imponente y maravilloso de la cultura que concentra esta vetusta ciudad. Dentro de la Biblioteca se hallan manuscritos, pergaminos de varios siglos, fragmentos del evangelio de San Mateo e incluso mapas de la Guerra de la Independencia Griega.

Biblioteca Nacional y antigua Universidad de Atenas

Academia de Atenas

El Mercado Central.

Alguien escribió una vez que para conocer una ciudad había que visitar su cementerio y su mercado. Ya hemos conocido Kerameikos -aunque más que un cementerio, hoy es un lugar arqueológico-, dar una vuelta por los puestos de frutas, verduras, flores… Del Mercado Central siempre es un cuadro pintoresco y colorido.

El Mercado Central de Atenas

El Mercado Central de Atenas

Miradores de Atenas:

El atardecer es uno de los mejores momentos para empaparse de la magia de Atenas. Los mejores lugares para contemplar cómo se va el sol y se van prendiendo poco a poco las luces de la ciudad son: la colina Aeropago, justo debajo de la Acrópolis. La Colina de Filopapos, sitio arqueológico de libre acceso donde se encuentra la cárcel de Sócrates. Y, algo más alejado de la Ciudad Alta, pero con vistas espectaculares: el Monte Licabeto, al que se puede subir en funicular.

La Acrópolis desde la colina Aeropago

La Acrópolis desde la colina Aeropago

Dónde comer en Atenas.

Una tradicional musaka, unos dolmades, un auténtico yogur griego con miel… La gastronomía griega es deliciosa. Hay muchísimos restaurantes en Atenas, los más habituales y frecuentados por turistas son los del barrio de Plaka. El problema es que suelen ser los más caros y la comida, más de serie. Por eso déjame recomendarte la zona de Petralona, al otro lado de la colina de Filopapos, con tabernas auténticas donde van a comer los atenienses. A mí me encantó el restaurante Anteti ¡No te arrepentirás!

Entrantes típicos de Grecia

Entrantes típicos de Grecia

Sigue viajando por Grecia en el blog:

Visita a Meteora, los “monasterios del cielo” en Grecia

Amorgos, la isla de «El Gran Azul» en Grecia

Código ético: este artículo contiene enlaces de afiliados. Esto significa que si reservas a través de estos enlaces recibo una pequeña comisión sin que por ello se incremente el precio final. Así me ayudas a seguir con el blog. Todo lo que he escrito sobre qué ver en Atenas en dos días está basada en mi propia experiencia.

TAGS

DEJA UN COMENTARIO