Muelle del río Motlawa, qué ver en Gdansk, Polonia
Europa Polonia

Qué ver en Gdansk, la ciudad del ámbar

Escrito por la
el
7 julio, 2022

Sigamos el curso del Vístula, el mayor río de Polonia. Ese que remontó la Sirenita hasta quedarse varada en Varsovia, su eterno hogar. La corriente nos llevará hasta su desembocadura en el mar Báltico. Una costa de arena fina y dorada donde hace un milenio surgió una ciudad – antaño existía un humilde poblado de pescadores-. La urbe medieval floreció gracias al comercio de un precioso material llamado ámbar. Los barcos zarpaban cargados de esta materia y el puerto, el principal de Polonia, fue codiciado durante siglos: aquí dio comienzo la Segunda Guerra Mundial, cuando Alemania invadió el país con la intención de anexionar Danzing -así es su nombre en germano- al Tercer Reich. Hoy, esta ciudad histórica vibrante y cosmopolita brilla con luz propia. Acompáñame: te muestro los lugares que ver en Gdansk en un día o dos para dejarse conquistar por la que dicen es la ciudad más bonita de Polonia. Motivos le sobran.

La Gran Armería, Gdansk

La Gran Armería, Gdansk

La Ruta Real, principal arteria del casco histórico ceñida de casitas de cuento. Las antiguas puertas medievales y el viejo muelle a orillas del río Motlawa. Mariacka, la calle del ámbar o la basílica de Santa María son algunos de los atractivos que seducen a sus visitantes. Pero hay mucho que visitar en Gdansk: museos, mercados y hasta soleadas playas donde darse un chapuzón en época estival.

Cómo llegar a Gdansk.

Ubicada al norte de Polonia, Gdansk es la sexta ciudad en población del país y pertenece a la región de Pomerania. Junto con las vecinas Gdynia y Sopot, la urbe balneario, conforman un área llamada la «Triciudad», por lo que si se tienen varios días se puede explorar toda esta zona, tomando como campamento base Gdansk. Desde España se puede ir en vuelo directo (Barcelona) o con escala en Varsovia volando de otras ciudades. La conexión en tren de alta velocidad con la capital polaca es muy buena y frecuente: hay trenes cada hora, costando el billete unos 30€. El trayecto tarda unas 3 horas aproximadamente.

Viejo Ayuntamiento de Gdansk

Viejo Ayuntamiento de Gdansk

Alojamiento en Gdansk: mi recomendación. 

Con muy buena ubicación -junto a la estación de tren-, decoración clásica y un excelente desayuno, yo me alojé en el Hotel Craft Beer Central Gdansk. Todo un acierto.

Central Hotel en Gdansk

Central Hotel en Gdansk

¡No viajes a Polonia sin seguro de viaje!

Aunque viajar por Polonia resulta seguro en general, por lo que pueda pasar, incluyendo imprevistos por la COVID-19 (cancelaciones, hospitalización, gastos médicos cuarentena en hotel…) yo recomiendo MONDO Seguros de Viaje. Ofrece todas las coberturas y un chat médico con atención 24 h para dudas y consultas. Tampoco hay que adelantar dinero en caso de necesitar atención sanitaria o incluso hospitalización. Si lo compras a través de mi web tienes un 5% de descuento. Lo puedes conseguir pinchando aquí:

Un paseo por la ciudad del ámbar: 20 sitios que ver en Gdansk.

Desde la estación de tren solo hay un pequeño paseo hasta la Puerta Dorada. Los edificios de ladrillo y las casas alargadas pintadas en colores pastel -arquitectura que recuerda a Países Bajos y Alemania – marcan la fisonomía de esta ciudad báltica. ¿La más bonita de Polonia? Gdansk lo tiene difícil al competir con otras maravillas como Cracovia. Pero sin duda nada más poner un pie en ella enamora. La Barbacana, antigua cárcel, y la puerta tallada en piedra blanca con estatuas que representan la Libertad, la Concordia o la Justicia, dan la bienvenida su hermosísimo centro histórico. Crucemos.

a Puerta Dorada, qué ver en Gdansk, Polonia

Puerta Dorada, qué ver en Gdansk, Polonia

La Ruta Real.

Traspasar el arco de la Puerta Dorada -construida en 1612- es penetrar en el corazón de Gdansk. Aquí se inicia la calle Dluga (Larga), travesía peatonal que atraviesa el casco histórico hasta la Puerta Verde, al otro extremo, al borde del río Motlawa. Conocida también como la Ruta Real, cada fachada, cada casa burguesa es una obra de arte. Hoy es la calle más transitada de Gdansk con tiendas, cafeterías y mucha vida.  Una rue que recorrer de punta a punta bajo la puntiaguda torre del reloj del viejo Ayuntamiento. Pero merece la pena desviarse levemente de esta vía principal… Para luego volver.

Casas burguesas en Gdansk

Casas burguesas en Gdansk

Toma nota: en el número 12 de la calle Dluga se encuentra la casa de Uphagen. Propiedad de un rico burgués que prohibió a sus herederos realizar cambios en el interior de la vivienda. Milagrosamente, también se salvó de la destrucción de la Guerra, y hoy está abierta al público como uno de los pocos Museos de Interiores Burgueses del siglo XVIII, donde es posible asomarse a la vida de una familia acomodada de la época, con un bello estilo clasicista – rococó.

La Gran Armería de Gdansk.

Solo hay que girar brevemente a la izquierda desde la calle Larga para toparse con uno de los edificios históricos más bonitos que ver en Gdansk: una construcción en estilo manierista de principios del S.XVII. La Gran Armería servía de almacén dearmamento por miedo a una posible guerra con Suecia, al otro lado del mar Báltico. En la actualidad, han cambiado cañones por cuadros y esculturas. La planta baja alberga la Armería del Arte con exposiciones itinerantes de las jóvenes promesas que estudian en la Escuela Superior de Bellas Artes de Gdansk.

Gran Armería, qué ver en Gdanks

Gran Armería, qué ver en Gdanks

Basílica de Santa María.

Su esbelta torre de 82 metros de altura domina el skyline de la ciudad de Gdansk. Este imponente templo gótico es una de las iglesias más grandes del mundo construida en ladrillo. Sorprende el austero interior, totalmente blanco inmaculado. La historia de la basílica es un reflejo de la de la ciudad: fue templo católico, protestante y sufrió la destrucción de la guerra. Hoy, reconstruida, conserva varias obras de arte como el reloj astronómico del siglo XV del maestro Hans Düringer de Torun. También, una réplica de la pintura flamenca «El Juicio Final» de Hans Memling, pintado en 1473. El original está en el Museo de Gdansk.

Reloj astronómico de la basílica de Santa María, Gdansk

Reloj astronómico de la basílica de Santa María, Gdansk

Antiguo Ayuntamiento de Gdansk. 

Volvemos a la calle Larga siguiendo la música del carrillón. Nada menos que 37 campanas para marcar las horas, esas que fueron arrebatadas por los soldados del Ejército Rojo al atacar la ciudad. El viejo carrillón de 450 años no soportó la contienda y el que resuena hoy en el centro de Gdansk es una réplica perfecta, instalado en la torre visible desde gran parte de la ciudad. Las salas que antaño eran usadas por el gobierno de la ciudad hoy están ocupadas por el Museo de Gdansk. También es posible subir a la torre para contemplar la ciudad a vista de pájaro, con la calle Dluga a los pies y la majestuosa basílica de Santa María al costado.

Fuente de Neptuno, Gdansk

Fuente de Neptuno y antiguo Ayuntamiento, sitios que ver en Gdansk, Polonia

Cortes de Artus.

Brota agua de la estatua en bronce del dios de los Mares, Neptuno. Icónica fuente en el Mercado Largo -nombre que se le da a la calle Dugla en esta parte donde se ensancha- frente a la señorial Casa de Artus, construida en el siglo XVI. Este es el histórico lugar de encuentro de la élite de la ciudad, donde hacían reuniones los burgueses y jefes de los mercaderes, a veces presididas por los mismos reyes de Polonia. Su nombre está inspirado en la legendaria Tabla del Rey Arturo y Camelot.

Cortes de Artus, sitios que ver en Gdansk

Cortes de Artus, sitios que ver en Gdansk

Ojo a un detalle en el Mercado Largo: protegido por un cristal hay un térmometro de los ideados por el físico e ingeniero Daniel Gabriel Fahrenheit – nacido en Gdańsk- . Inventor del termómetro de mercurio y la escala Fahrenheit de temperatura, en su honor, el cráter lunar Fahrenheit lleva su nombre.

La puerta Verde.

Marcando el límite de la ciudad vieja, aquí comienza el malecón del Motlawa. Bullicioso, surcado por barcazas y hasta una réplica de la Perla Negra -a lo Piratas del Caribe- la mejor postal de Gdansk se obtiene desde el Puente Verde, admirando las orillas del río donde se reflejan las casas señoriales. Al fondo destaca la llamada Brama Zuraw, antigua grúa cuya silueta recuerda a un molino sin aspas. Aún conserva el vetusto mecanismo de dos pares de ruedas con el que se izaba las mercacías de los barcos procedentes del Báltico, colocaban los barriles de vino o cerveza o incluso servía para reparar los mástiles de los barcos. Una reliquia de otros tiempos que arroja una idea de la importancia de Gdansk como eminente ciudad portuaria del norte de Europa.

Muelle del Motlawa y grúa medieval, Gdansk

Muelle del Motlawa y grúa medieval, Gdansk

Mariacka, la calle del ámbar.

Si caminamos de nuevo hacia el casco antiguo, dirección la basílica de Santa María, encontraremos la que señalan como la calle más pintoresca que ver en Gdansk: Mariacka. En sus bajos y laterales se ubican los tradicionales comercios de ámbar, principal souvenir de la ciudad, antaño materia rica y preciada; hoy es el regalo preferido de visitantes y turistas.

Iglesia de San Nicolás.

Aunque la basílica de Santa María es el principal templo de la ciudad, repartidas por el centro de Gdansk hay un puñado de iglesias también construidas en ladrillo. La basílica de San Nicolás fue la única iglesia gótica que no destruyó el Ejército Rojo cuando tomó la ciudad en 1945, al final de la Segunda Guerra Mundial. Otras dos iglesias que se pueden visitar son la de Santa Caterina y la iglesia de San Juan. En la de Santa Caterina se localiza la tumba del famoso astrónomo Johannes Hevelius.

Museo del ámbar.

¿Qué es el ámbar? ¿Cómo se consigue? ¿Qué se hace con él? La valiosa resina fósil ha sido trabajada y engastada en plata y oro creando auténticas alhajas desde hace un milenio en la ciudad de Gdansk. Imprescindible la visita al Museo del ámbar para conocer su importancia histórica y la vinculación con esta ciudad. Antiguamente situado en la Barbacana, hoy está ubicado en un antiguo molino y almacén de grano junto a un canal de agua.

Museo del Ámbar, lugares que ver en Gdansk

Museo del Ámbar, lugares que ver en Gdansk

Puente del Pan.

A unos pasos del museo encontramos el rincón más romántico de Gdansk, donde los enamorados sellan su promesa de amor tirando la llave al canal.

Candados de amor en Gdansk

Candados de amor en Gdansk

Ayuntamiento de la Ciudad Vieja.

Al otro lado de la calle un sobrio edificio de ladrillo, de época renacentista, fue sede del Consejo de la ciudad. El astrónomo Johannes Hevelius -cuya estatua ocupa el centro del parque- fue nombrado concejal en el siglo XVII. Hoy acoge el Centro Báltico de la Cultura y se puede visitar el interior, donde se ha reconstruido el despacho del Alcalde, la Gran Sala Señorial. La primera planta está ocupada por una librería y en el sótano hay un restaurante y un pub.

Centro Europeo de la Solidaridad.

En Gdansk, ciudad portuaria y cosmopolita, con gentes de todas partes del mundo, siempre ha convivido la multiculturalidad. Por ello aquí se fraguó la «Solidaridad», movimiento obrero y social que transformó el país a principios de los 80 como primer paso para la caída del régimen comunista en Polonia y Europa del Este. Imprescindible conocer esta historia visitando el Centro Europeo de la Solidaridad, ubicado en una gigantesca nave junto al antiguo astillero de la ciudad.

Centro Europeo de la Solidaridad, Gdansk

Centro Europeo de la Solidaridad, Gdansk

Tres cruzes de 42 metros de altura se alzan en la plaza de la Solidaridad en recuerdo y homenaje a los trabajadores del astillero asesinados durante las revueltas de los 70 a manos del Ejército Popular Polaco. Este es uno de los lugares más simbólicos de los habitantes de la ciudad, donde comenzó todo. Un efecto dominó que culminaría en el año 89 con la caída del Muro de Berlín y la creación de la nueva Polonia.

Otro museo esencial que ver en Gdansk es el dedicado a la Segunda Guerra Mundial. Y es que, como indiqué al comienzo del artículo, fue aquí, con la toma de Danzing, donde se inició la contienda más terrible de la humanidad, que cambiaría el mundo para siempre.

El distrito de Oliwa. 

Nos trasladamos ahora a 7 kilómetros del casco histórico de Gdansk. Oliwa con sus torres de cristal y rascacielos entre un mar verde de árboles es el distrito más moderno y también de moda de la ciudad. Para comprobarlo, tan solo hay que subir a la terraza panorámica de la planta 32 del Olivia Star, un restaurante ubicado en lo más alto de la Torre Oliwa. Vistas 360 al golfo de Gdańsk, los acantilados de Gdynia, el puerto de Sopot y la península de Hel.

Terraza Olivia Star

Terraza Olivia Star

Catedral de Oliwa.

Pero en este barrio de las afueras también encontramos algunas reliquias históricas. Este es el caso de la catedral de Oliwa, antigua abadía cisterciense durante el medievo. Un templo barroco con órganos de más de 7800 tubos. Hay varios conciertos al día y cada verano celebra el Festival Internacional de la música de órgano.

Catedral de Oliwa, Gdansk

Catedral de Oliwa, Gdansk

Jardín botánico de Oliwa.

A los pies de la catedral se extiende un frondoso jardín barroco de estilo francés. Estanques con patos, parterres, rosales, avenidas arboladas y cenadores son el refugio de los habitantes de Oliwa los días de calor. El edificio rococó fue palacio, convento y hoy sus salas albergan un museo etnográfico además de una colección de arte contemporáneo.

Dónde comer en Gdansk: recomendaciones. 

En el centro de la ciudad: el Restaurante Canis, con música en directo, buen ambiente, y una variada carta con selección de platos locales e internacionales. Tienen vinos y cavas polacos, ¡muy ricos!

Mención aparte merece la Terraza panorámica Sassy, en el mismo muelle del río Motlawa. Una terraza mirador para disfrutar de las mejores vistas de Gdansk con una copa o refresco en mano, especialmente al atardecer o la hora azul. La decoración es divina, incluso en el baño. Si te gusta probar las comidas del mundo, en la planta baja del mismo edificio hay un Street Food Market con propuestas muy apetecibles.

Vistas desde la terraza Sassy, qué ver en Gdansk, Polonia

Vistas desde la terraza Sassy, qué ver en Gdansk, Polonia

La Triciudad: qué ver en los alrededores de Gdansk.

Sopot, la Riviera polaca.

¿Más días para visitar Gdansk y alrededores? Propuesta: explorar Sopot y Gdynia, especialmente si viajamos a Polonia en verano. Allí encontraremos casi 5 km de playas de arena blanca para darnos un chapuzón en el mar Báltico. Sopot, cuya fama de ciudad – balneario comenzó a atraer famosos en el siglo XIX, presume de tener el muelle de madera (Molo) más largo de Europa: un paseo marítimo que se adentra 500 metros en las aguas del Báltico. En Sopot podemos encontrar tiendas, una casa torcida, coquetas cafeterías o el clásico Hotel Grand, donde se han alojado personajes como Charles de Gaulle, Marlene Dietrich o Fidel Castro.

Sopot, la ciudad - balneario de Polonia

Sopot, la ciudad – balneario de Polonia

Gdynia, la urbe más moderna de la Triciudad. 

Siguiendo la línea de la costa báltica, desde Sopot a Gdynia, encontramos postales tan idílicas como los acantilados de Orlowo. Aún quedan algunas de las antiguas casas de pescadores, barquitas y tiendas donde venden el pescado ahumado de manera artesanal

Orlowo

Orlowo

En cambio Gdynia es una urbe moderna y joven, con puerto deportivo, elegantes yates y embarcaciones de recreo, rodeados por lujosos apartamentos con enormes cristaleras. En su puerto se puede visitar «El Rayo», buque – museo de la Segunda Guerra Mundial.

Castillo de Malbork. 

Una de las mejores excursiones que hacer en Gdansk es al castillo de Malbork, situado a una hora de la ciudad. El castillo más grande del mundo construido en ladrillo se ubica en el margen derecho del río Nogat, muy próximo al mar Báltico. Fosos, puentes levadizos, patios y torreones separan el castillo en tres niveles: bajo, medio y alto. Durante la época prusiana fue usado como cuartel militar ¡llegó a alojar a más de 3000 soldados! También fue cuartel del ejército nazi durante la ocupación alemana en la Segunda Guerra Mundial. Hoy, esta impresionante fortaleza medieval forma parte de la lista Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. Puedes reservar una excursión de un día al castillo de Malbork desde Gdansk en este enlace.

Castillo de Malbork, Polonia

Castillo de Malbork, Polonia

Mapa de lugares que ver en Gdansk:

  1. Puerta Dorada.
  2. Ruta Real.
  3. La Gran Armería de Gdansk.
  4. Basílica de Santa María.
  5. Cortes de Artus.
  6. Fuente de Neptuno.
  7. La puerta Verde.
  8. El malecón del Motlawa.
  9. Brama Zuraw (antigua grúa).
  10. Mariacka, la calle del ámbar.
  11. Iglesia de San Nicolás.
  12. Santa Caterina.
  13. Iglesia de San Juan.
  14. Museo del ámbar.
  15. Ayuntamiento de la Ciudad Vieja.
  16. Centro Europeo de la Solidaridad.
  17. Museo de la Segunda Guerra Mundial.
  18. Torre Oliwa.
  19. Catedral de Oliwa.
  20. Jardín botánico de Oliwa.

Puedes ampliar este mapa de Gdansk en Google maps.

Más información sobre la ciudad de Gdanks y otros destinos del país en la web oficial de Turismo de Polonia.

Sigue viajando por el blog. Te puede interesar:

Una blanca Navidad en Polonia

Código ético: este artículo ha sido posible gracias a la invitación de Turismo de Polonia para conocer esta zona del Báltico. Todo lo que he escrito sobre lugares que ver en Gdansk, la ciudad del ámbar, está basado en mi propia experiencia y mi percepción real del viaje. 

TAGS
2 Comentarios
  1. Responder

    Leonor Rodríguez

    8 julio, 2022

    Un muy buen blog . Felicitaciones

    • Responder

      cosmopolilla

      8 julio, 2022

      Gracias 🙂

DEJA UN COMENTARIO