Plaza del Mercado, qué ver en Cracovia en 2 días
Europa Polonia

Qué ver en Cracovia en 2 días: 10 lugares que no te puedes perder

Escrito por la
el
29 agosto, 2022

¿Sabías que «La dama del armiño» de Leonardo da Vinci se encuentra en el Museo Czartoryski? Este maravilloso retrato de Cecilia Gallerani es una de las principales atracciones que ver en Cracovia, la capital histórica de Polonia durante siglos. Pero no la única: esta urbe polaca, cuya ciudad vieja es Patrimonio de la Humanidad, presume de palacios góticos, renacentistas y barrocos. Coronada por la catedral y el castillo Real en la colina de Wawel, Cracovia se salvó milagrosamente de la destrucción durante la Segunda Guerra Mundial. Dicen que el mismo Hitler se encaprichó de su belleza. Si tienes un par de días para conocerla, te cuento esos sitios que no te puedes perder, con recomendaciones foodies al final del artículo.

La Dama del Armiño de Da Vinci

La Dama del Armiño de Da Vinci

Afirmaba el escritor Wilhelm Feldman que en Cracovia se encuentra «El alma de Polonia». ¿Me acompañas a descubrirla?

Qué visitar en Cracovia en 48 horas:

Romántica, monumental, carismática… Cracovia es una parada imprescindible en esa lista de lugares que ver en Polonia. En una ruta a pie por el centro histórico de Cracovia es imprescindible hacer parada en la colina de Wawel -con el castillo y catedral de Cracovia- la plaza del mercado o el barrio judío. Al otro lado del río, la visita más impactante: el antiguo gueto judío o la auténtica fábrica de Oskar Schindler. ¡Sígueme en este inolvidable recorrido!

¡No viajes a Polonia sin seguro de viaje!

Aunque viajar por Polonia resulta seguro en general, por lo que pueda pasar, incluyendo imprevistos por la COVID-19 (cancelaciones, hospitalización, gastos médicos, cuarentena en hotel…) yo recomiendo MONDO Seguros de Viaje. Ofrece todas las coberturas y un chat médico con atención 24 h para dudas y consultas. Tampoco hay que adelantar dinero en caso de necesitar atención sanitaria o incluso hospitalización. Si lo compras a través de mi web tienes un 5% de descuento. Lo puedes conseguir pinchando aquí:

¿Cómo llegar del aeropuerto de Cracovia al centro de la ciudad? 

Cracovia, como una de las ciudades más importantes y habitadas de Polonia, tiene un aeropuerto internacional donde aterrizan aviones en vuelos directos desde ciudades como Madrid y Barcelona. También está bien comunicada con Varsovia, la capital polaca, por medio de trenes de alta velocidad que hacen el trayecto en menos de 3 horas. Una vez en el aeropuerto, hay servicio de tren y autobuses al centro de Cracovia desde las 5 de la mañana a las 12 de la noche, por unos 2€ al cambio (en Polonia no hay euros, la moneda es el esloti). Si, como yo, llegas a las 2 de la madrugada por retraso del vuelo (gracias, Ryanair) no te quedará otro remedio que tomar un taxi, por unos 15€.

Alojamiento en Cracovia.

Me alojé en el hotel Golden Tulip Krakow Kazimierz, en el barrio judío. Un hotel de 4 estrellas a buen precio, con un extenso desayuno buffet y buena ubicación: se puede ir tanto al centro histórico caminando como al gueto.

La colina de Wawel.

Comenzamos este paseo por los lugares que ver en Cracovia en una escapada de 48 horas. Nuestra primera parada: la colina de Wawel, donde se ubica el Palacio Real, antigua residencia de los reyes de Polonia. Ya dije que durante siglos, esta urbe medieval fue la capital del país. Cuesta arriba nuestros pies alcanzan un enorme recinto amurallado donde también se ubica la catedral de Cracovia, con vistas panorámicas a los tejados de la ciudad. A los pies de este pequeño cerro hay una cueva donde cuenta la leyenda que habitaba un monstruo temible: el dragón de Wawel.

Vistas de Cracovia desde la catedral

Vistas de Cracovia desde la catedral

Similar a la leyenda del dragón de Brno, en la vecina Chequia, según la tradición el dragón que habitaba en las profundidades de la tierra tenía atemorizados a los campesinos y habitantes de las aldeas durante la Edad Media. El príncipe Krakus, mítico fundador de Cracovia, prometió riquezas y la mano de la princesa Wanda al valiente que acabara con el dragón. Ningún caballero del reino logró tal hazaña; fue un humilde zapatero, quien con astucia rellenó una oveja de azufre y alquitrán, dejándola en la entrada de la cueva. El dragón cayó en la trampa, ingiriendo el animal y, preso de una sed terrible, fue a beber al río. La mezcla provocó una reacción química, haciendo explotar al monstruo. 

La catedral de San Estanislao.

El principal templo de culto que ver en Cracovia es la catedral del siglo XIV, donde eran coronados los reyes de Polonia y también donde están enterrados muchos de ellos, en la cripta bajo el suelo. Ecléctica y reformada durante los siglos venideros, la catedral posee hermosas capillas renacentistas y barrocas. El mausoleo de San Estanislao  -imponente tumba de plata- ocupa el centro, siendo el lugar más sagrado del templo con los restos del santo, obispo de Cracovia asesinado por el malvado rey Boleslao. En la catedral también se puede subir a la Torre de Segismundo, con una famosa campana del siglo XVI. Las vistas a la ciudad de Cracovia merecen la pena.

mausoleo de San Estanislao

mausoleo de San Estanislao

El castillo de Wawel.

Una gran ciudad palaciega más que un castillo. Dividido en varios museos y exhibiciones históricas, el antiguo palacio real es inmenso. Murallas, torres defensivas incluyendo la famosa Torre Danesa o «Pata de Gallina» son algunos de los atractivos del palacio, donde además de los monarcas y el personal de la corte vivieron clérigos, la guardia y artesanos. De forma gratuita se puede visitar el exterior, los jardines y el patio central. Para conocer el interior, se puede adquirir una visita individual para alguna de las salas o pagar una combinada que incluya: el Tesoro de la Corona -con piezas tan valiosas comola legendaria espada Szczerbiec usada en las coronaciones-. La Armería, los Apartamentos Reales, el Museo de la Historia del castillo de Wawel y el museo de Arte Oriental, con una importante colección de obras.

Castillo de Wawel, qué ver en Cracovia

Castillo de Wawel, qué ver en Cracovia

La ciudad vieja: el centro histórico de Cracovia.

¡Un museo al aire libre! El corazón de Cracovia es la plaza del mercado. Quizá a simple vista no lo parezca, ya que en medio se ubica la Lonja de Paños, pero con 40 mil metros cuadrados es en extensión la plaza medieval más grande de Europa. Concurrida y animada, la Rynek Główny en polaco es el núcleo de la vida en Cracovia desde el siglo XIII, cuando en ella se instalaba el mercado de la ciudad -de ahí su nombre-. Testigo de numerosos sucesos históricos durante los siglos venideros, atención a cada hora en punto: un trompetista toca el hejnal -melodía tradicional polaca- desde la torre más alta de la Basílica de Santa María, apuntando a los cuatro puntos cardinales.

Plaza del Mercado en Cracovia

Plaza del Mercado en Cracovia

La Basílica gótica de Santa María preside la plaza del Mercado, rivalizando en belleza con sus dos torres cuadradas con la misma catedral de Cracovia. Destruida durante la invasión mongola y restaurada durante la época del rey Casimiro III el Grande, su interior se modificó siglos después en estilo tardío barroco. Una joya arquitectónica.

Un dulce placer en E. Wedel. 

En uno de los laterales de la plaza, repleta de antiguas casas palaciegas, se ubica la tradicional Chocolateria E.Wedel. Una factoría cuya sede está en Varsovia dedicada a este manjar desde 1851. El sitio es precioso y la cata de tres chocolates -blanco, con leche y negro- exquisita. También es posible comprar dulces típicos polacos en la tienda, sin tener que consumir en la cafetería. Un placer al que hay que sucumbir.

Chocolatería E. Wedel

Chocolatería E. Wedel

Pero sigamos en la plaza del Mercado: nos queda recorrer la Lonja de Paños, edificio alargado renacentista, con galerías comerciales y tiendas de artesanías en su interior. Al otro lado se encuentra la pequeña capilla medieval de San Adalberto, del siglo X, y la torre del Ayuntamiento de Cracovia. Los puestos de flores, las palomas volando, los músicos ambulantes y, si es Navidad, el ambiente de los mercadillos navideños, hacen de esta plaza el mejor sitio que visitar en Cracovia.

Museo Czartoryski, «el pasado para el futuro». 

Fundado por la princesa Izabela Czartoryska, escritora y coleccionista de arte, el Czartoryski de Cracovia fue el primer museo de Polonia, inaugurado en 1796. Edificio concebido como «Templo de la Memoria», su colección es espectacular: desde piezas históricas recuperadas de las batallas entre turcos y polacos durante el siglo XVII; tesoros de la catedral de Wawel y el castillo Real… A cuadros tan relevantes en la Historia del Arte como «La dama del armiño» de Leonardo da Vinci. Este retrato fue adquirido por el hijo de la princesa Izabela, junto con el autorretrato de un joven Rafael, en un viaje a Venecia.

Princesa Izabela Czartoryska, fundadora del primer museo de Polonia

Princesa Izabela Czartoryska, fundadora del primer museo de Polonia

Familia amante de la Historia, se hicieron también con valiosas piezas de arte etrusco, egipcio, una silla de la casa de Shakespeare. Hasta hay una urna con las supuestas cenizas de doña Jimena y el Cid Campeador procedentes la catedral de Burgos. Y es que dicen que soldados polacos participaron en la toma de Burgos durante la Guerra de la Independencia, apropiándose de parte de los restos del héroe castellano, o tal vez solo de un poco de polvo de la tumba, ya que este nunca fue incinerado. Sea como sea, acabó en el Museo Czartoryski de Cracovia.

Armaduras de batalla, Museo Czartoryska

Armaduras de batalla, Museo Czartoryska, qué ver en Cracovia en 2 días

Murallas de Cracovia.

A unos pasos del museo, se ubican las viejas murallas de la ciudad. La barbacana de Cracovia era una antigua puerta de acceso y a la par una de las estructuras defensivas más espectaculares, formando parte del complejo sistema que protegía a Cracovia de los ataques enemigos. Construida en estilo gótico, con apariencia de un pequeño castillo, tiene siete torres, un foso y un patio central. Se puede visitar el interior, donde hay exposiciones itinerantes.

Murallas de Cracovia

Murallas de Cracovia

Otro monumental templo que ver en Cracovia centro es la iglesia de San Pedro y Pablo, de estilo barroco ubicado en la calle Grodzka. Las estatuas de los doce apóstoles están esculpidas en la fachada principal de esta iglesia que en principio formaba parte de un monasterio jesuita. Imperdible.

Iglesia de San Pedro y San Pablo

Iglesia de San Pedro y San Pablo

Kazimierz, el antiguo barrio judío de Cracovia.

Fuera del casco histórico de Cracovia, es obligado hacer un recorrido a pie por Kazimierz. Barrio que en un principio fue fundado en 1335 como ciudad independiente por el rey Casimiro III en una isla del río Vístula, al sur de Cracovia. Por entonces, esta urbe medieval era la capital del reino de Polonia, rica y floreciente. La pequeña Kazimierz fue creciendo dedicándose principalmente al comercio. En 1495, a consecuencia de unos desalojos por la ampliación de la universidad de Cracovia, recibió a gran parte de la comunidad hebrea, quienes se instalaron allí. Bajo el dominio austriaco se integró en Cracovia como un distrito más. Pero llegaron los años oscuros, la Segunda Guerra Mundial. Con la ocupación nazi, los judíos de Kazimierz fueron trasladados al gueto, al otro lado del río, donde la mayoría murió de hambre o epidemias, o fueron deportados a los campos de exterminio. Casi ningún judío volvió a Kazimierz.

Antiguo barrio judío de Cracovia

Antiguo barrio judío de Cracovia

Abandonado, tras la guerra y durante la era comunista Kazimierz se convirtió en un lugar de mala reputación, frecuentado por vagabundos y delincuentes. Sin embargo, a partir de los años 90 comenzó a ponerse de moda entre universitarios y artistas, dando un giro radical: hoy el viejo barrio judío es una mezcla de sinagogas con locales vintage, galerías de arte y comercios tradicionales. Yo le dediqué toda una mañana -incluyendo un brunch de comida judía en el Bazaar bistro- y Kazimierz se convirtió en mi sitio favorito que ver en Cracovia.

Locales del antiguo barrio judío de Cracovia

Locales del antiguo barrio judío de Cracovia

El patio de «La lista de Schindler».

Un itinerario por Kazimierz puede empezar en la basílica del Corpus Christi, aunque se trate de un templo de culto católico. Frente a ella, en la calle Józefa, se encuentra el Pasaje de «La lista de Schindler», usado para el rodaje de la oscarizada película. Por su estructura de casas humildes, resultó ideal para la recreación del gueto. La Jewish Square es la plaza central de Kazimierz, alrededor de la que se localizan varias sinagogas y un memorial. La vieja Sinagoga alberga un museo sobre la cultura judía y la Sinagoga Poppe, es una pintoresca librería en la actualidad. En la plaza Okraglak cada sabat se organiza un mercadillo de comida callejera y hay numerosos restaurantes para degustar comida tradicional hebrea.

Pasaje de La lista de Schindler

Pasaje de La lista de Schindler

El gueto judío, al otro lado del Vístula.

Desde Kazimierz se puede ir caminando al antiguo gueto judío cruzando el puente del Padre Bernatek con esculturas colgantes sobre el Vístula. La plaza central es la Plac Bohaterów Getta o plaza de los Héroes del Gueto, con esculturas de sillas vacías en recuerdo de los que fueron deportados dejando vacío su lugar. En una de las esquinas está la farmacia que fue muy popular en los duros tiempos de la ocupación y la guerra, proporcionando medicinas y vacunas de contrabando o ayudando a los judíos a escapar de Cracovia. Callejeando por el gueto encontraremos un trozo del antiguo muro, conservado en recuerdo de las víctimas del Holocausto.

Plaza de los Héroes del Gueto

Plaza de los Héroes del Gueto

La fábrica de Schindler.

Calle ul. Lipowa 4. A unos 5 minutos caminando del gueto se localiza la fábrica que el empresario alemán Oskar Schindler compró con la intención de fabricar esmaltados y munición para la guerra. Gracias a su famosa «lista», donde inscribió los nombres de sus 1100 judíos empleados, consiguió salvarlos de la deportación a los campos de concentración. Una historia contada magistralmente en la película de Steven Spielberg «La lista de Schindler». Desde 2010 las instalaciones de la fábrica acogen un museo y memorial del Holocausto, con documentos históricos y fotografías de la guerra. Desde la pared sonríen los personajes reales, protagonistas de una historia con final feliz, tan raro en aquella época oscura y terrible.

Fábrica de Schindler en Cracovia

Fábrica de Schindler en Cracovia

Dónde comer en Cracovia. Recomendaciones.

¡La gastronomía polaca es exquisita! Personalmente me declaro fan de la sopa de remolacha -típica de la Navidad- el queso ahumado de la montaña y los pierogui, una masa rellena con tantas cosas como se os pueda ocurrir (patatas, requesón, setas, espinacas…) El plato tradicional es el Bigos, el estofado polaco, sabroso y contundente. La carne de aves como la oca o el pato también resultan muy populares.

Comida típica polaca

Comida típica polaca

En cuanto a restaurantes donde comer rico en Cracovia, aquí van unas recomendaciones:

  • Un clásico: Szara Gęś w Kuchni Restaurant, en una ubicación inmejorable: en un extremo de la plaza del Mercado. Elegante y de comida tradicional, mejor reservar previamente. Los postres son de una creatividad sorprendente.
  • Cerca de la colina de Wawel: el Klimaty Południa Restaurant & Wine bar. Cocina polaca con un toque de innovación; un lugar muy agradable con terraza y carta de vinos locales.
  • Kazimierz: tomar una cerveza (o café, si no son horas) en el Singer Club. Local vintage con una cuidada decoración. En la plaza central se ubica el restaurante judío Klezmer-Hois, con platos hebreros, así como en la  Okrąglak: el Bazaar Bistro, ambiente informal y carta juvenil.
Singer Club en Kazimierz

Singer Club en Kazimierz

Excursiones a las afueras de Cracovia: el campo de concentración de Auschwitz.

Si tenemos más días para explorar Cracovia y alrededores, la excursión estrella es la visita al campo de exterminio de Auschwitz. Dura pero tal vez necesaria para no olvidar la historia. Otro tour recurrente: las impresionantes minas de sal de Wiecklikza. ¡Ya ves que conocer Cracovia es un viaje inolvidable!

Mapa de sitios que ver en Cracovia:

  1. La colina de Wawel: catedral de Cracovia y Palacio Real.
  2. Plaza del Mercado.
  3. Iglesia de Pedro y Pablo.
  4. Museo Czartoryski.
  5. Murallas y barbacana de Cracovia.
  6. Kazimierz: el barrio judío.
  7. Puente del Padre Bernatek.
  8. Antiguo gueto judío: plaza Bohaterów.
  9. Trozo de muro del gueto judío.
  10. La fábrica de Oscar Schindler.

Puedes ampliarlo en Google maps.

Más información en la web oficial de Turismo de Polonia.

Sigue viajando por Polonia en el blog. Te puede interesar: 

Una blanca Navidad en Polonia

 

TAGS

DEJA UN COMENTARIO