Visita a Montserrat
Cataluña España

Visita a Montserrat, la montaña sagrada de Cataluña

Escrito por la
el
21 noviembre, 2022

Hoy me he despertado al alba con un cielo de nubes rosas, y púrpuras sobre los picos mellados, cortados como por una sierra gigante. La campana del monasterio tocaba ocho campanadas con un timbre agudo. El día anterior asistí a las vísperas, para escuchar las voces de monjes y niños cantores que, como los ángeles, se elevaba hasta la cúpula. Así es la visita a Montserrat, la montaña mágica de Cataluña. Una experiencia donde misticismo, arte y naturaleza combinan a la perfección.

Visitar Montserrat desde Barcelona.

Aunque por cercanía se puede visitar Montserrat en una escapada en tren desde Barcelona de ida y vuelta en el día, recomiendo, y mucho, pasar la noche en la montaña. O incluso el fin de semana. Hay mucho que hacer en Montserrat además de visitar la basílica de la Moreneta: subir en el funicular de Sant Joan, ir hasta la Santa Cova, rutas de senderismo o conocer la impresionante colección del arte del museo de Montserrat. Cuadros de Monet, Degas, Picasso, Caravaggio o Sorolla sorprenden procedentes de donaciones particulares. Te cuento todos esos planes para disfrutar de este importante centro de peregrinación mariana desde hace siglos. Casa de la patrona de Cataluña, la virgen de Montserrat.

Alojamiento en Montserrat.

Una gran experiencia es alojarse junto a la abadía de Montserrat: yo pasé la noche en el hotel Abat Cisneros, hospedería 3 estrellas con un delicioso menú tradicional disponible (no solo para huéspedes) para almorzar y cenar. Lo mejor es hacer una reserva previa, especialmente durante festivos o fin de semana.

Hotel Abat Cisneros en Montserrat

Hotel Abat Cisneros en Montserrat

Guía para la visita a Montserrat. 

El macizo de Montserrat se eleva a 1.236 metros de altura. Sin embargo, engaña a la vista y la primera impresión es que es más alta. ¿El motivo? Se trata de una montaña solitaria, visible en la lejanía y punto de referencia para la gente de esta provincia. Ubicada a solo 30 kilómetros del centro de Barcelona, entre las comarcas de Anoia, el Baix Llobregat y el Bages, su silueta es inconfundible. De Mont-Serrat (en catalán, monte serrado) su escarpada figura está compuesta de rocas afiladas como cuchillos, con forma de agujas, torres además de oquedades que despiertan a la imaginación. Un singular paisaje de bizarra belleza, donde el bosque mediterráneo tapiza de verde los senderos que conducen del monasterio a las ermitas, habitadas antaño por monjes eremitas dedicados al rezo y la contemplación.

Montaña de Montserrat

Montaña de Montserrat

Leyenda de la virgen de Montserrat.

Cuenta la tradición mariana que en el año 880 unos pastorcillos presenciaron visiones en esta montaña durante varios sábados consecutivos. Oían una música que descendía del cielo acompañada de unas luces brillantes. Preocupados, se lo contaron al  rector de Olesa. El sábado siguiente, él también presenció esta extraña manifestación, por lo que siguió las luces junto con los pastorcillos hasta una cueva oculta entre la espesura. Dentro, hallaron una talla de una virgen. Cuando se enteró el obispo de Manresa, quiso trasladar la imagen hasta la ciudad, pero fue imposible. En el momento en que intentaron sacarla de la montaña, la virgen se hizo muy pesada. Esto fue interpretado como un deseo de permanecer allí, por lo que el obispo ordenó construir una pequeña ermita, la de Santa María, origen de la actual abadía de Montserrat.

Virgen de Montserrat

Virgen de Montserrat La Moreneta, visita a Montserrat

Historia del monasterio de Montserrat.

Durante la Edad Media, la montaña de Montserrat fue atrayendo a diferentes eremitas que se instalaban en los alrededores de la ermita para rezar. También acudían fieles a pedir favores a la virgen, favores que según dicen eran recompensados. Pronto la talla adquirió fama de milagrosa, atrayendo cada vez a más peregrinos. Montserrat se convirtió en un importante centro teológico y se fundó una comunidad religiosa formada por monjes benedictinos. Colectividad que sigue hasta la actualidad: hoy unos 80 monjes habitan el monasterio.

El monasterio de Montserrat ha sufrido muchos cambios a lo largo de los siglos. Ataques, contiendas e invasiones como la de las tropas francesas durante la Guerra de la Independencia en 1808. La imagen fue trasladada entonces a la catedral de Santa Eulalia, en el barrio Gótico de Barcelona, para protegerla. También durante la Guerra Civil… Aunque el edificio original es gótico, el monasterio actual está reconstruido  finales del XIX. Aunque no por ello menos monumental e interesante.

Cómo llegar a Montserrat desde Barcelona.

Hay varias formas de llegar a la montaña de Montserrat desde la ciudad de Barcelona:

  • En coche: la más rápida. Poco menos de una hora -si el tráfico es fluido- por la A-2, la carretera que va de Barcelona a Zaragoza. ¿Dónde aparcar en Montserrat? En la parte trasera del monasterio de Montserrat hay un parking donde se puede estacionar el vehículo (el parking es de pago. 6,5€ todo el día). En fin de semana y festivos se llena muy pronto, por lo que la recomendación es madrugar.
  • Tren: la línea R5 de los FGC (Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya) sale de plaza Espanya y tarda poco más de una hora en completar el trayecto hasta Monistrol de Montserrat. Una vez allí, hay que tomar el tren cremallera hasta el monasterio. También hay un teleférico: el aéreo de Montserrat. Hay que bajarse en la parada de antes de Monistrol. Sin duda el tren es la forma más económica (y ecológica) de ir a Montserrat.
Cómo llegar a Montserrat

Cómo llegar a Montserrat desde Barcelona en tren

  • Autobús: desde la estación de Sants los Autocars Julia realizan dos trayectos diarios a Montserrat, saliendo a las 09.15 y a las 17 horas. Tarda una hora y quince minutos.
  • Tour privado: también puedes reservar una excursión a Montserrat desde Barcelona con la plataforma de Get Your Guide. La forma más cómoda y según el tour que escojas, puedes incluir visita guiada al interior de la basílica, almuerzo, etc.

Visita a la basílica de Montserrat.

Sin  duda la basílica es el plato fuerte de la visita a Montserrat. La escalinata de piedra conduce a la parte frontal del templo: del mismo color que la roca, parece mimetizarse con la montaña. A la izquierda queda un pequeño claustro con estancias privadas de los monjes, con la estatua de San Benito -se trata de una comunidad benedictina-. Tras pasar bajo los arcos, un gran patio recibe al visitante: el Atrio del abad Argerich, en cuyas paredes está inscrita la historia de Montserrat. Se dice que el suelo de mármol blanco y negro está inspirado en el Capitolio de Roma, obra del maestro Miguel Ángel.

Atrio de la abadía de Montserrat

Atrio de la abadía de Montserrat

Luces tenues alumbran el interior de la basílica, inspirando a la paz y el recogimiento, a recorrerla despacio admirando los detalles. La nave del templo mide 58 metros de largo. Sus pilares centrales están ocupados por los profetas de la Biblia: Ezequiel, Jeremías, Isaías y Daniel. Esculturas en madera talladas a finales del XIX por uno de los mayores artistas del modernismo catalán, Josep Llimona. Autor también del Cristo en la Cruz de una de las capillas laterales de Montserrat, del friso del arco de Triunfo de Barcelona o la escultura El forjador, de la plaza Cataluña, entre otras muchas.

Nota: visitar la basílica de Montserrat es gratis. Además, como iglesia permanece abierta en horario ininterrumpido.

Velas, abadía de Montserrat

Velas, abadía de Montserrat

El camarín de la Virgen: la Moreneta.

Al fondo del templo se encuentra la virgen de Montserrat, elevada tras el cristal desde el que contempla toda la iglesia. Los peregrinos o turistas hacen cola para acceder al camarín de la virgen, inclinarse ante ella o pedirle por la salud de un familia frontando «la naranja» (es una esfera que simboliza el universo). Aunque la tradición habla del descubrimiento en el S.IX, la talla de la virgen de Montserrat es una imagen románica, esculpida en madera de álamo y datada en el siglo XII. El niño Jesús que sostiene en su regazo fue un añadido posterior. La escultura original de la virgen es de color dorado y el tono de su piel, negro. De ahí el sobrenombre de «La Moreneta». Sin embargo, los estudios han demostrado que en su creación no era así, si no que el barniz se fue oscureciendo con el paso de los siglos.

Subida al camarín de la virgen de Montserrat

Subida al camarín de la virgen de Montserrat

¿Otra curiosidad? La virgen de Montserrat fue declarada patrona de Cataluña en el año 1881 por el papa León XIII. Su festividad se celebra cada 27 de abril.

Las vísperas de los monjes.

Una de las mejores experiencias que vivir en Montserrat es escuchar a los monjes y niños de la escolanía de Montserrat cantar. ¿Cuándo es posible? A las 13.00 horas de lunes a viernes (canto de la Salve y el Virolai). En la misa de los domingos, a las 11.00 horas y por las tardes en las vísperas de las 18.45 horas.

El museo de Montserrat.

A los amantes del arte la colección del museo de Montserrat les va a emocionar. Confieso que yo no tenía ni idea de que este espacio se encontraba a unos pasos de la basílica con obras excepcionales. No se trata de arte sacro: son obras de arte procedentes de colecciones privadas que han ido donando al monasterio durante las últimas décadas. ¿Qué vamos a encontrar en el museo de Montserrat?

Sección de arqueología del mundo antiguo.

Momias, ajuar funerario del antiguo Egipto, ánforas griegas, pergaminos… Valiosísimos objetos cuya recopilación no habría sido posible sin la figura del Padre Bonaventura Ubach. Un monje de la comunidad de Montserrat que a principios del S.XX emprendió un largo viaje por Tierra Santa y el Oriente en busca de obras de arte antiguo para el museo, haciendo honor a su apellido.

Colección de arte antiguo, museo de Montserrat

Colección de arte antiguo, museo de Montserrat

Pintura antigua.

Abre bien los ojos: esto es un Greco. Y ahí, un cuadro de Caravaggio… En esta sección hay que hacer referencia al Abad Antoni M. Marcet, quien adquirió la mayoría en Roma y Nápoles entre 1913 y 1920. Posteriormente, el Abad Aureli M. Escarré amplió la colección, que no para de crecer con nuevas donaciones de coleccionistas que fallecen sin herederos y donan al monasterio de Montserrat por motivos religiosos o las propias familias que heredan, sin medios para conservar las pinturas en el estado de conservación que requieren. Ya avisé que de la visita a Montserrat, es el museo lo que más impresiona.

Cuadros de pintura moderna.

Sin embargo, la sección más destacada y abundante son obras de artistas como Ramón Casas, padre del modernismo, Picasso (dos pinturas), Sorolla, y pintores del impresionismo francés como Monet, Degas, Renoir o Sisley. La mayoría de ellos proceden de la colección privada de Josep Sala Ardiz, a principios de los años 80.

Cuadro de Monet, museo de Montserrat

Cuadro de Monet, museo de Montserrat

El arte de vanguardia, con un cuadro de Dalí, dibujos e ilustraciones, esculturas y algunas sorpresas más… Aguardan entre bambalinas. El museo de Montserrat es una caja de sorpresas y además su colección no para de aumentar, teniendo en la reserva obras que aún no han podido ser expuestas por falta de espacio. De verdad que merece la pena la visita.

Espacio audiovisual de Montserrat.

Situado frente a la estación del tren cremallera y de reciente creación, visitar el espacio audiovisual puede ser una gran idea si llueve o hace mal tiempo al visitar Montserrat. Con modernas pantallas se trata de un espacio interactivo donde hacer una primera inmersión en el entorno y comprender cuál es la historia y cronología de este epicentro de la religiosidad catalana. También está genial si es la primera vez que vas a Montserrat, ya que ofrece una visión 360: la montaña, el misticismo, la religión, la geografía y geología de un espacio único y especial en el mundo entero. Didáctico y entretenido.

Espacio audiovisual, visita a Montserrat

Espacio audiovisual, visita a Montserrat

Rutas de senderismo en Montserrat.

Más allá de lo religioso o lo cultural, el valor natural de la montaña de Montserrat es magnífico. Se trata de un entorno ideal para practicar senderismo, respirar aire puro y disfrutar de unas vistas espléndidas en un paisaje bello e insólito. La mejor época para hacer senderismo en Montserrat es la primavera y el otoño. En invierno puede hacer bastante frío, viento intenso o que nos sorprenda una tormenta repetina. Y en verano podemos sufrir un golpe de calor, ya que muchas partes de los senderos son sin sombra, a pleno sol. ¿Cuáles son las principales rutas de senderismo que hacer en Montserrat?

Rutas de senderismo en Montserrat

Rutas de senderismo en Montserrat

Subida a pie al monasterio.

Desde el pueblo de Monistrol de Montserrat, al que se puede llegar en tren desde Barcelona, en lugar de tomar el cremallera se puede hacer la ruta a pie hasta el monasterio. El itinerario más popular es el Camino de las Canales y del Agua (GR96) . Conocido también como el camino Romeo a Montserrat. Un sendero con gran tradición histórica ya que era la antigua ruta la seguían los peregrinos del camino de Sant Jaume, con parada en Montserrat. Son 750 metros de desnivel y el tiempo aproximado, hora y media.

Otra bonita ruta para subir a pie al monasterio de Montserrat es desde el pueblo de Collbató. La ruta comienza en el aparcamiento de la cueva del Salnitre -la más extensa de las cavidades de la montaña de Montserrat- y tomando el camino del Rosario también pasa por la Santa Cova, donde se encontró la talla de la virgen. Unos 90 minutos y 250 metros de desnivel.

Una vez en el monasterio de Montserrat, uno de los senderos más cortos y fáciles es subir caminando a la Creu de Sant Miquel. Orientada al este -ideal para ver el amanecer- las vistas sobre la abadía y el valle son espléndidas. Apenas son 3 kilómetros (una hora) ida y vuelta y el camino es muy sencillo.

Ermitas de Montserrat

Ermitas de Montserrat

El Camí de los Degollats. 

Otra de las rutas más llanas que hacer en Montserrat, por la parte trasera del monasterio. Comienza junto al parking y es ideal para disfrutar de la tranquilidad o huir de las masas si la visita a Montserrat es el típico día festivo con mucha gente. Poco más de una hora de ida y vuelta con vistas a las fascinantes rocas de la cara norte de la montaña y la Pla de Bages. Ese interior rural y desconocido de la provincia de Barcelona. En este camino también encontraremos pequeños homenajes a la virgen junto a los dedicados a importantes personajes de Cataluña como Joan Maragall o Jacint Verdaguer. Una ruta cultural y natural que no te puedes perder.

Funicular a Sant Joan y a la Santa Cova.

Desde Montserrat es posible tomar dos funiculares: uno que nos acerca a la Santa Cueva, por debajo del monasterio. Y otro que nos sube a la parte alta de la montaña, con vertiginosas vistas. Hogar de la cabra montés, el águila perdicera y otras especies animales autóctonas. Desde la base del funicular -la plaza de las Tarántulas-, parten varias rutas senderistas: la que asciende hasta la cima de Montserrat, el pico de Sant Jeroni (1.236 metros de altura). La ruta completa pasa por varias ermitas repartidas por toda la montaña como la de Sant Joan, Sant Onofre o Santa Magdalena. 15 kilómetros en total y unas 4 horas por una pista de tierra bastante cómoda: al fin y al cabo son trekkings de media montaña, no estamos en la Val d´Aran en Pirineos.

Monasterio de Montserrat desde el funicular de Sant Joan

Monasterio de Montserrat desde el funicular de Sant Joan

En cualquier caso, ya sea para hacer senderismo e impregnarse de naturaleza, por amor al arte o por religiosidad, la visita a Montserrat no deja indiferente. Su entorno y paisaje es de los que dejan huella. Como uno de los lugares más simbólicos de Cataluña, y dada su cercanía con Barcelona, da para repetir y repetir.

Sigue viajando por el blog. Te puede interesar:

Código ético: este artículo contiene enlaces de afiliados. Esto significa que si compras o reservas a través de estos enlaces recibo una comisión, sin que por ello se incremente el precio final. Así me ayudas a seguir con el blog. Todo lo que he escrito sobre mi visita a Montserrat, la montaña mágica de Cataluña está basado en mi experiencia. 

TAGS

DEJA UN COMENTARIO