Abu Simbel, qué ver en Egipto en una semana
África Egipto

Qué ver en Egipto en una semana, el reino de los faraones y las pirámides

Escrito por la
el
21 abril, 2021

Isis, madre amorosa de todos los dioses, acoge bajo sus alas los deseos del gran faraón: la inmortalidad. A ella rinden pleitesía los creyentes que se acercan en barca hasta su templo, en una isla sagrada del Nilo. El sarcófago de Tutankamón, el rey niño, deslumbra en oro en la sala del tesoro, más de 3.300 años después de su muerte. Qué gran sueño viajero. El traspasar los libros de historia, hacer realidad esos relatos de aventuras descubriendo tumbas, descifrando jeroglíficos del Antiguo Egipto entre momias y papiros. Esta es la descripción de una ruta fascinante para conocer lo imprescindible que ver en Egipto en una semana. Aviso: se hace corta y deja con muchas, muchas ganas de más.

Templo de Edfú

Templo de Edfú

Consejos para visitar Egipto en 7 días.

El país de los faraones es guardián de un legado apabullante. Hay más de cien pirámides -aunque las famosas son las de Guiza, también está Saqqara, la pirámide Roja etc.- cientos de templos con miles de años entre sus muros, tumbas de reyes y reinas que excavaron en la montaña para alcanzar la eternidad… Primer consejo: elige y planifica muy bien la ruta. Una semana es poco tiempo para visitar un gran país entre dos mares -el Mediterráneo y el mar Rojo- y un extenso desierto partido por la brecha azul y fértil que dibuja el río Nilo desde el lago de Nasser en la frontera con Sudán a su desembocadura en Alejandría.

La pirámide escalonada de Zoser, Saqqara

La pirámide escalonada de Zoser, Saqqara

Los requisitos para viajar a Egipto cambian según las circunstancias y el momento. Hay que consultarlos atentamente: en estos tiempos de pandemia se exige un PCR negativo realizado con 72 horas de antelación; otro para la vuelta a España. Hay que sacar visado (se puede hacer a la llegada al aeropuerto) y es obligatorio el seguro de viaje. Yo recomiendo InterMundial: su seguro Totaltravel Passport ya incluye la PCR para ingresar en el país. Con mi código LACOSMOPOLILLA10 tienes un 20% de descuento. Lo puedes conseguir pinchando aquí:

¿Viaje por libre a Egipto u organizado?

Depende del tiempo que tengas disponible para recorrer Egipto. Si es tan sólo de una semana, te recomiendo reservar con una agencia para no perder tiempo negociando excursiones, guías y demás en destino. El crucero por el Nilo es una gran experiencia, más que recomendable, ¡una goza disfrutar de las vistas en la terraza, en plena navegación! Se puede hacer de Asuán a Luxor o viceversa, estando ambas ciudades conectadas con El Cairo vía tren y avión. Yo contraté el viaje a Egipto con la agencia Pangea, un paquete con todo incluido: vuelos Barcelona – El Cairo, vuelos internos a Luxor y de Asuán a El Cairo; crucero, excursiones, comidas y guía en español. Un viaje completo en el que aprovechamos el tiempo de la mejor manera posible ¡y quedamos muy contentas!

Colosos de Memnón

Colosos de Memnón

Qué hacer en Egipto en 7 días: visitas imprescindibles:

  1. El Gran Cairo.
    1. Museo egipcio.
    2. Mezquita de Alabastro.
    3. Pirámides de Guiza.
    4. Necrópolis de Saqqara.
    1. Templo de Luxor.
    2. Karnak.
    3. Templo funerario de Ramses III.
    4. Colosos de Memnón.
    5. Valle de los Reyes.
    6. El valle de las reinas.
    7. Templo funerario de Hatshepsut.
  2. Templo de Edfu.
  3. Kom Ombo.
  4. Asuán.
    1. Isla Elefantina.
    2. Zoco de Asuán.
    3. Poblado nubio.
    4. La presa de Asuán.
    5. Templo de Isis.
    6. Abu Simbel.

Mapa de lugares que ver en Egipto. Fuente: Google maps.

Descripción del itinerario de una semana en Egipto:

  • Día 1: llegada a El Cairo.
  • 2: visita a las pirámides y por la tarde vuelo a Luxor.
  • Día 3: Valle de los Reyes, Templo de Ramsés III, Lúxor y Karnak.
  • 4: Crucero por el Nilo. Templo de Edfú y Komo Ombo.
  • Día 5: Asuán. Abu Simbel. Paseo en faluca por el Nilo y poblado nubio.
  • 6: Asuán. Templo de Isis y la gran presa. Vuelo por la tarde a El Cairo.
  • Día 7: El Cairo.

Consejo antes de viajar: Internet en Egipto.

Para tener conexión al desembarcar del avión y poder usar datos, en mi caso decidí adquirir con antelación una tarjeta SIM de Holafly, con datos ilimitados por 15 días. Otra de las ventajas, que la envían en menos de 48 horas a casa.

Ruta de una semana por Egipto.

Un día es suficiente para explorar El Cairo. Punto de comienzo y finalización del viaje a Egipto. Los turistas pasan normalmente dos -uno para la excursión a las pirámides de Guiza y Saqqara y otro para el centro de la ciudad- pero si la opción es hacer Egipto en una semana, lo mejor es acortar a día o día y medio la estancia en la capital.

El Gran Cairo, pirámides y momias en la caótica capital egipcia.

Frenética y atascada, la mayor ciudad de África -con unos 20 millones de habitantes- resulta aturdidora. La verdad que yo imaginaba El Cairo como una especie de Ammán, la capital jordana, a lo inmenso. Pero me pareció mucho más rota y sucia. Destartalada y con un tráfico infernal, se está construyendo un nuevo Cairo ultramoderno a las afueras -a 50 kilómetros, en el desierto- con grandes rascacielos de cristal al estilo de los países del Golfo Pérsico. Conectada con tren de alta velocidad, se están trasladando todas las instituciones oficiales para desatascar El Cairo.

Vistas de El Cairo desde la Ciudadela

Vistas de El Cairo desde la Ciudadela

La mezquita de Muhammad Alí.

No hay que perderse lo que llaman El Cairo islámico, con sus monumentales mezquitas, comenzando por la histórica Ciudadela de Saladino -fortaleza erigida en la Edad Media- y el lugar donde descansan los restos de Muhammad Alí: la mezquita de Alabastro, dominando el corazón de la ciudad.

La mezquita de Alabastro, El Cairo

La mezquita de Alabastro, El Cairo

Alojamiento en El Cairo.

Nos alojamos en el hotel Ramsés Hilton, un lujoso complejo junto al Nilo en pleno centro de la ciudad, a cinco minutos del museo. Las instalaciones del hotel son geniales, con restaurantes, cajero automático etc… Sin embargo, la zona es un poco desangelada, junto a la autopista y la estación de autobuses. Me parecieron más simpáticos -a simple vista- los pequeños hoteles locales que había en la zona de Guiza, con vistas a las pirámides.

Visita al museo Egipcio.

Diseñado en estilo francés, el museo Egipcio de El Cairo es un edificio histórico con 120 años,  una visita imprescindible que hacer en la capital, fundamental para entender la historia y la cultura del Antiguo Egipto. El preludio perfecto al viaje hacia el sur por el Nilo, gracias a su colección de arte, estatuas, objetos hallados en excavaciones arqueológicas y las tumbas de reinas y reyes. Sin embargo, este museo va a quedar en un segundo plano muy pronto: cerca de las pirámides se está construyendo un nuevo museo donde ya trasladan tesoros tan famosos como el de Tutankamón, principal atracción para los turistas. La fecha prevista de su inauguración: octubre de 2021. Aún así, este museo del centro seguirá exponiendo la extensa colección de objetos antiguos que guardan en sótanos y salas cerradas.

Museo Egipcio, El Cairo

Museo Egipcio, El Cairo

Las momias de los faraones, han sido recientemente trasladadas -me pilló todo el show en El Cairo- al nuevo Museo Nacional de la Civilización Egipcia: el NMEC.

Necrópolis de Saqqara: la pirámide escalonada de Zoser.

Dinastía I, Menfis. Comenzar por el principio, por las primeras tumbas que se conservan del Antiguo Egipto. Este es el sentido de la excursión a Saqqara, en la provincia del Gran Cairo. Desde la pirámide escalonada se contempla una extensión infinita y amarilla, el desierto, con la silueta de la pirámide Roja de Dahshur. Al otro lado, los palmerales verdes con dátiles y las chozas de los agricultores. Así es el contraste del paisaje egipcio: lenguas de oasis en la aridez.

Necrópolis de Saqqara

Necrópolis de Saqqara

La importancia de la pirámide escalonada, tumba del faraón Zoser, radica en que se trata de la primera gran pirámide construida en Egipto, levantada nada menos que en el 3.050 a.C. Diseñada por Inmhoted, hombre erudito y primer arquitecto reconocido del mundo, a quien los egipcios venerarían más tarde como un semi dios. A su alrededor, hay tumbas de nobles y otras pirámides menores también de monarcas, pudiendo visitarse el interior de la del faraón Tetis. Para los historiadores del Antiguo Egipto, es especialmente relevante el sepulcro del visir de dicho faraón, cuyos grabados son un libro esculpido en piedra sobre usos y costumbres de la vida cotidiana en esta parte de la Tierra hace 5.000 años. Imperdible.

Las pirámides de Guiza.

Viajamos ahora a los tiempos de la Cuarta Dinastía. La necrópolis de Saqqara ya ha sido abandonada, saqueada y olvidada. Sin duda el monumento funerario más famoso que ver en Egipto se alza en la meseta de Guiza, sobreviviendo a la polución de la ciudad. Las pirámides de Keops, Kefrén y Micerino son Patrimonio de la Humanidad, esa postal que toda viajera busca capturar en su corazón, penetrando al interior de los misterios de estas tres moles de caliza o granito, cuya construcción supera el entendimiento aún del común de los mortales. Es justo señalar que, por muchas veces que las hayas visto en fotografías o películas, la realidad supera a la ficción con creces.

La Gran Esfinge, Meseta de Guiza, qué ver en Egipto en 7 días

La Gran Esfinge, Meseta de Guiza, qué ver en Egipto en 7 días

Bajo la pirámide de Kefrén se asienta la Gran Esfinge de Guiza, fiera con cuerpo de león y la cabeza del faraón, tallada en caliza. Maltratada por los años y las generaciones venideras, enterrada en la arena del desierto, Tutmosis IV soñó que le hablaba y le prometía que, si la restauraba, sería faraón de Egipto. Así lo hizo y dicha hazaña quedó grabada en las patas del león. Sublime, la esfinge sigue mirando al horizonte miles de años después.

Noche en las pirámides de Guiza, qué ver en Egipto

Noche en las pirámides de Guiza, qué ver en Egipto

Toma nota: puedes reservar una excursión a las pirámides de Guiza y Saqqara de un día completo desde El Cairo en este enlace.

El crucero por el Nilo.

Una de las experiencias inolvidables que hacer en Egipto es navegar el Nilo a bordo de un crucero, con parada en los lugares arqueológicos más importantes entre Luxor y Asuán. Desde El Cairo volamos a Luxor y en esta ciudad zarpamos, tras visitar los templos y el valle de los Reyes. Cinco días y cuatro noches de Luxor a Asuán maravillosos, que también se puede realizar a la inversa. Comenzamos por los lugares más importantes que ver en Luxor, la antigua capital imperial llamada Tebas.

El impresionante valle de los Reyes. 

Los Colosos de Memnon dan la bienvenida a las montañas rocosas que se alzan tras los fértiles campos del Nilo. Las grandes pirámides habían sido saqueadas, puesto que semejantes monumentos no pasaban desapercibidos a los cazadores de tesoros y ladrones. Es por ello que las dinastías de los faraones del Imperio Nuevo eligen para su descanso un lugar más discreto: un valle coronado por una montaña con forma piramidal, apuntando al cielo. Bajo su protección excavarán profundas tumbas decoradas con dedicación y mimo, donde depositar el sarcófago con el cuerpo momificado, para resucitar en la otra vida más allá de las estrellas.

Tumbas del valle de los Reyes, qué ver en Egipto en una semana

Tumbas del valle de los Reyes, qué ver en Egipto en una semana

Más de 60 tumbas alberga el valle de los Reyes -todas ellas saqueadas excepto la de Tutankamón-. En los últimos años se han hecho nuevos descubrimientos, como la tumba 65, aún en proceso de excavación. El Antiguo Egipto a buen seguro seguirá aportando maravillas a la humanidad 3.000 años después.

tumbas del valle de los Reyes

tumbas del valle de los Reyes

¿Qué tumbas del valle de los Reyes visitar? El tique normal vale para tres, aunque se pueden ir añadiendo más en taquilla. La de Tutankamón, ya que conserva la tumba, es la más cara y hay que pagar aparte (unos 15$). Adentrarse por sus pasillos es sobrecogedor. Recomiendo no perderse la de Ramsés III y la de Tausert y Seth, una de las más profundas. A la vuelta de esta ruta, cuando me preguntan lo más increíble que ver en Egipto siempre digo el valle de los Reyes. Me impactó muchísimo y, de haber podido, hubiera pasado todo el día explorando todas y cada una de las tumbas abiertas. Pura fascinación.

El mausoleo funerario de Hatshepsut.

Una panorámica sobre Djeser-Djeseru, el templo fúnebre de mi personaje favorito del antiguo Egipto. Hatshepsut, la reina que quiso llamarse “rey” y gobernó durante 20 años disfrazada de hombre dando a Egipto prosperidad y gloria construyó para la posteridad un santuario al pie de la montaña cuyas paredes hablan de sus viajes. La primera faraona de Egipto fue una gran embajadora y se desplazó a Namibia para abrir el comercio de ébano y hasta Fenicia. Su sobrino y heredero se empeñó en borrar su memoria -prestad atención al obelisco derribado en Karnak- sin conseguirlo. En el valle de las Reinas también hay galerías funerarias bellamente decoradas, especialmente la tumba de la reina Nefertari.

Templo funerario de Hatshepsut

Templo funerario de Hatshepsut

Templo funerario de Ramses III.

Medinet Habu, oeste de Luxor. Este templo del llamado “Rey Gafe” -no tuvo mucha suerte en vida ya que fue el último gran faraón de Egipto- es una pura maravilla. Pasando desapercibido para la mayor parte de turistas que circulan del valle de los Reyes a los templos de Karnak y Lúxor sin detenerse, merece mucho la pena parar. Sus paredes y columnas relatan la caída de los Pueblos del Mar en torno al gran patio con las estatuas de Ramsés III y Osiris, dios de la agricultura y la religión.

Templo de Ramsés III

Templo de Ramsés III

Templo de Lúxor.

Localizado en el corazón de Tebas, junto con Karnak, el de Lúxor es el templo más famoso que ver en Egipto. Consagrado al dios Ra, fue mandado a construir por Amenofis III, faraón de la dinastía XVIII, allá por el 1390 a.C. Su espléndida entrada resulta apabullante, si bien queda huérfana con el obelisco que falta: hoy se exhibe en la plaza de la Concordia de París.

Templo de Luxor, Egipto

Templo de Luxor, Egipto

El templo de Karnak.

Frente a Luxor, la avenida de esfinges con cabeza de carneros da la bienvenida a “la ciudad fortificada”: Karnak. El que fue el conjunto religioso más importante de todo el Antiguo Egipto consta de una serie de templos destacando el dedicado a Amón-Ra, dios celeste de la creación. Un lago sagrado, recintos con obeliscos, columnas y colosos hipnotiza con el recuerdo a los ritos y oraciones dirigidas por los sacerdotes de estas viejas divinidades, veneradas y temidas.

Templo de Karnak, lugares imprescindibles que ver en Egipto

Templo de Karnak, lugares imprescindibles que ver en Egipto

Nota: puedes reservar el tour que más te interese hacer en Luxor aquí:

Navegando el Nilo…

El crucero zarpa de Luxor y se dirige río arriba hacia Asuán. Navegar por el Nilo es un placer, suave travesía dulce y pausada, admirando con calma cómo se deslizan las verdes orillas, las dunas de arena del fondo, los pueblos con casas de ladrillo inacabadas, los minaretes de las mezquitas recitando el Corán, los campesinos, los rebaños de vacas y búfalos…

Crucero por el Nilo

Crucero por el Nilo

Edfú, templo de Horus.

Siguiendo esta ruta por los lugares emblemáticos que ver en Egipto en una semana, el segundo día del crucero el barco atraca en la ciudad de Edfu. Su principal atractivo: el templo de Horus, segundo templo mayor de Egipto (tras Karnak) y uno de los mejores conservados. Perteneciente al periodo helenístico, el dios halcón vigila la entrada al recinto sagrado. Sus salas y columnas pasaron siglos bajo el lodo del Nilo y la arena del desierto, tras la caída del Imperio. Rescatado a finales del siglo XIX, los egiptólogos hallaron con asombro un templo casi intacto, soberbio, a excepción de la negrura de los techos provocados por hogueras de los primitivos cristianos, quienes intentaron destruir a los dioses paganos.

Dios Horus

Dios Horus

Kom Ombo, templo del dios Sobek.

En el margen oriental del Nilo, poco antes de llegar a Asúan, nos encontramos con el templo del dios cocodrilo. Su cabeza de terrible reptil está impresa en numerosas paredes. Y es que este animal que vivía en el río era considerado sagrado, por ello le practicaron la momificación, como se puede comprobar en el curioso museo de cocodrilos momificados ubicado bajo el templo.

Templo de Kom Ombo

Templo de Kom Ombo

La ciudad de Asuán.

Última (o primera) parada del crucero es esta urbe sureña y mediana, donde destaca la isla Elefantina con una gran duna dorada al fondo. Las falucas -barcas tradicionales- pasean a los turistas por sus márgenes bailando con el viento. En el zoco de Asuán se venden especias, alfombras, frutas y toda clase de cachivaches. La catedral copta ortodoxa, con sus dos torres blancas, toca campanas el domingo, mezclando los sonidos con la llamada a la oración del muecín. Sin duda, Asuán es una de las ciudades más interesantes que visitar en Egipto: a mí me gustó mucho.

Navegando en faluca por el Nilo, Asuán

Navegando en faluca por el Nilo, Asuán

¿Excursiones típicas que hacer en Asuán? El poblado nubio, al otro lado del Nilo, con calles de arena y cientos de puestos de souvenirs esperando ansiosos a los turistas. La grandiosa presa de Asuán -la nueva- responsable de crear el gigantesco lago artificial de Nasser, cuyos 500 kilómetros de longitud se extienden hasta Sudán. Mi lugar favorito: la isla de Philae, donde se ubica el templo de Isis, madre de todos los dioses con sus alas divinas.

El pueblo nubio, Asuán

El pueblo nubio, Asuán

Templos de Abu Simbel.

En los confines de su reino, tierra nuba, Ramsés II mandó excavar un templo en la montaña donde el sol iluminara su rostro dos veces al año: el 21 de octubre y 21 de febrero, días de su nacimiento y coronación. Monumental y magnífico, fue trasladado piedra a piedra de su ubicación original tras la construcción de la presa, para salvarlo de la inundación. A pesar del madrugón (salimos a las 3.00) visitar los templos de Abu Simbel es una excursión imperdible; merece mucho la pena. Normalmente se va desde Asuán (a 3 horas de camino), aunque también es posible acceder en vuelo doméstico.

Los templos de Abu Simbel, qué ver en Egipto

Los templos de Abu Simbel, qué ver en Egipto

Con el vuelo de vuelta Asuán – El Cairo damos por finalizada esta semana de ruta por Egipto. El país de los faraones da para mucho, mucho más. Alejandría, el mar Rojo, el desierto blanco y por supuesto explorar más a fondo el valle de los Reyes y las Reinas son la siguiente página en blanco que pienso completar más pronto que tarde. Así te atrapa este país, así te desvela sus misterios. El ojo de Horus y las alas de Isis hacen volar la imaginación lejos, atrás en el espacio, al tiempo de la magia y la ensoñación.

Templo de Isis

Templo de Isis

Código ético: este artículo contiene enlaces de afiliados. Esto significa que si compras o reservas a través de mi web obtengo una comisión sin que por ello se incremente el precio final. Así me ayudas a seguir con el blog. Todo lo que he escrito sobre qué ver en Egipto en una semana está basado en mi propia experiencia.

TAGS

DEJA UN COMENTARIO