Las pirámides de Guiza, Egipto
África Egipto

Las pirámides de Guiza: el sueño eterno de Keops, Kefrén y Micerino

Escrito por la
el
3 mayo, 2021

“Oh Itemu, extiende tus brazos alrededor de este gran rey, abraza esta construcción y esta pirámide para que la esencia del rey pueda quedar en ella, perdurando para siempre”. Plegarias inscritas en las pirámides de Guiza.

Pirámides de Kefrén y Keops, Guiza

Pirámides de Kefrén y Keops, Guiza

Año 2.600 a.C. La árida meseta de Guiza se convierte en el lugar elegido para albergar la última morada de los más grandes faraones que ha visto el Imperio. Tres gigantescas pirámides son construidas sucesivamente por el rey Keops, su hijo Kefrén y su nieto Micerino apuntando a las estrellas, donde permanecerán el resto de la eternidad. Alzadas con grandes bloques de caliza durante milenios relucieron blancas bajo el sol cegador del desierto. Pequeñas mastabas destinadas a los familiares y la enigmática esfinge de Kefrén completan una inmensa necrópolis que desafía a los siglos desde la Cuarta Dinastía, cautivando a las nuevas civilizaciones. Visitar las pirámides de Guiza es, posiblemente, el sueño de toda viajera que pisa por vez primera El Cairo, uno de los lugares imprescindibles que ver en Egipto, experiencia inolvidable y conmovedora.

Pirámide de Kefrén, visita a las pirámides de Guiza en Egipto

Pirámide de Kefrén, visita a las pirámides de Guiza en Egipto

La gran pirámide de Guiza, Maravilla del Mundo Antiguo.

Un efecto óptico puede llevar a confusión, ya que la de Kefrén se alza sobre el punto más alto de la colina. Pero es la pirámide del faraón Keops la de mayores dimensiones, la única maravilla del Mundo Antiguo que ha perdurado hasta la actualidad. Erigida por este rey de Dinastía IV del reino de Egipto, se calcula que se finalizó allá por el año 2750 a.C., cuatro años antes de su muerte. ¿Una curiosidad? Con 146,50 metros, durante 3800 años fue el edificio más alto del planeta; en el siglo XIV la superó la catedral de Lincoln en Inglaterra.

La Gran Pirámide de Keops

La Gran Pirámide de Keops, visitar las pirámides de Egipto

¿Más datos? Se utilizaron unos 2,3 millones de bloques de piedra caliza de varias toneladas de peso, procedentes de las canteras de Tura, extraídos y trasladados por el Nilo. ¿Cómo pudieron hacer una obra de tal magnitud y perfección en aquellos tiempos? Existen varias teorías como las del uso de rampas; ninguna certeza: continúa siendo un misterio. Lo que sí se sabe es que la gran pirámide de Guiza estuvo revestida de bloques de piedra caliza pulida, dándole una apariencia nívea y reluciente. Hasta que se desprendieron varios bloques en el siglo XIV a causa de un terremoto. Los otomanos hicieron el resto, usando las piedras para nuevos edificios en El Cairo. En cuanto al interior de la gran pirámide, posee tres cámaras: la del rey, la de la reina y una subterránea, a las que se accede por un pasaje descendente.

La pirámide de Keops

La pirámide de Keops

El faraón Keops murió en el 2566 a.C. tras gobernar Egipto durante 30 años en un reinado próspero y pacífico. 20 años tardó en construir su morada a la eternidad empleando a los trabajadores más cualificados -y no esclavos como se pensaba antiguamente-. La barca solar funeraria, encargada de trasladar su cuerpo momificado al interior de la gran pirámide, fue hallada hace apenas unas décadas. Sin embargo, el sarcófago de la cámara funeraria está vacío. Quién sabe si fruto del expolio durante siglos o si el rey ordenó ser ocultado en alguna de las cámaras secretas bajo la meseta de Guiza, tal y como recogió Heródoto en sus crónicas.

La pirámide y esfinge de Kefrén.

El rey Jefrén -más conocido como Kefrén- hijo de Keops y cuarto faraón de la IV dinastía mandó erigir la segunda de las pirámides de Guiza. Con 143,5 metros de altura, los bloques de caliza encajan a la perfección albergando la cámara funeraria con un sarcófago de granito en el que tampoco se encontró la momia.

Sarcófago de la pirámide de Kefrén

Sarcófago de la pirámide de Kefrén

En la parte baja del valle mandó tallar una soberbia escultura: la gran Esfinge de Guiza, con cuerpo de león y cabeza del rey. Enterrada durante siglos por las arenas del desierto, según cuenta la Estela del Sueño tallada en las patas de la Esfinge, a sus pies durmió Tutmosis IV, soñando que esta le pedía ser desenterrada y restaurar su esplendor. A cambio, lo convertiría en el más poderoso rey de Egipto. Así lo hizo: la Esfinge volvió a ser adorada; durante el reinado de Tutmosis el Imperio alcanzó su máxima expansión de los 3.000 años de civilización faraónica.

La Esfinge de Kefrén, Egipto

La Esfinge de Kefrén, Egipto

Existe una leyenda sobre la Esfinge que afirma que su nariz fue destruida por Napoleón, pero no es cierta; estaba rota mucho antes de nacer el general. La barba de Kefrén se puede contemplar hoy en el Museo Británico. Junto a la Esfinge se localiza el Templo del Valle o templo funerario del faraón, donde según los historiadores egiptólogos se llevaron a cabo los rituales de momificación del cuerpo antes de ser trasladado al corazón de la pirámide.

La Esfinge y la Pirámide de Kefrén

La Esfinge y la Pirámide de Kefrén

La “pequeña” pirámide de Micerino.

La menor de las tres pirámides de Guiza, con 65,5 metros de altura, junto con las tres mastabas de las reinas fueron obra de Micerino, nieto del gran Keops. Aunque más pequeña en altura su construcción probablemente fue la más costosa, ya que en lugar de caliza pulida el revestimiento se realizó con granito rosa procedente de las canteras de Asuán, al sur de Egipto. El sarcófago de basalto en el que debió reposar la momia de Micerino fue hallado -pero con los restos de una mujer- y hundido en el mar a finales del XIX, mientras se trasladaba a Inglaterra en un barco que naufragó frente a las costas de Cartagena.

Pirámide de Micerino

Pirámide de Micerino

Consejos para visitar las pirámides de Guiza.

Las más famosas pirámides de Egipto, situadas en la meseta de Guiza -aunque no son las únicas, hay más de cien- se ubican a 20 kilómetros de El Cairo, la capital egipcia. El consejo principal es ¡madruga! La mejor hora para visitarlas es a primera, para evitar aglomeración de turistas y el calor (en verano puede ser asfixiante). El horario para visitar las pirámides de Guiza es de 8 a 17 horas. (En Ramadán cierran a las 15h).

Cómo llegar a las pirámides de Guiza desde El Cairo.

Llegar a las pirámides de Guiza es fácil: en transporte público el autobús M11 conecta el centro de la ciudad con el acceso a la necrópolis, con una frecuencia de cada 30 minutos. Sale desde la estación de El Malek El Saleh. Otra opción es tomar un taxi (siempre negociar el precio antes); son unos 20-30 minutos dependiendo del tráfico -en El Cairo en las horas puntas puede ser infernal-. También puedes reservar una excursión para visitar las pirámides, con un guía acreditado para comprender estas maravillas de la Antigüedad.

Alojamiento cerca de las pirámides de Guiza.

Una buena idea es alojarse en la misma ciudad de Guiza -en lugar de El Cairo- además de un barrio animado con lugares locales para comer, bazares etc. hay casas de huéspedes y hoteles por precios asequibles con terraza y vista a las pirámides, como el Pyramids Guest House.

¿Cuánto cuesta la entrada a las pirámides de Egipto?

La entrada general a las pirámides de Egipto cuesta 200 EGP (10,63€). (Precios abril 2021). Incluye el exterior de las tres pirámides -Keops, Kefrén y Micerinos, el Templo del Valle y la Esfinge de Kefrén.

Entrada a las pirámides de Guiza

Entrada a las pirámides de Guiza

¿Qué pirámide se puede visitar por dentro?

Visitar el interior de las pirámides de Giza es posible. Acceder a la Gran Pirámide es lo más demandado y, por tanto, lo más caro: hay que abonar 400 EGP extra (22€). Yo visité el interior de la pirámide de Kefrén, muy similar -un largo pasillo descendente hasta acceder a la cámara funeraria con el sarcófago- a precio mucho más asequible (100 EGP). Aviso: se trata de una visita no apta para personas que padezcan claustrofobia. La pirámide de Micerino estaba cerrada.

Pasillo en el interior de la pirámide de Kefrén

Pasillo en el interior de la pirámide de Kefrén

El espectáculo nocturno de las pirámides de Guiza.

Como colofón, finalicé mi viaje a Egipto escuchando la voz de la Esfinge relatar el auge y caída del Imperio. Un espectáculo de luz, sonidos y color que traslada a aquellas lejanas y misteriosas centurias en las que reyes y reinas quisieron ser inmortales igualándose a los dioses que moran en las estrellas. Mágico. De un tiempo legendario que, gracias a la arqueología, está más presente que nunca.

Espectáculo nocturno en las pirámides de Egipto

Espectáculo nocturno en las pirámides de Egipto

¡No viajes a Egipto sin seguro de viaje!

Yo recomiendo InterMundial: su seguro Totaltravel Passport ya incluye la PCR para ingresar en el país. Con mi código LACOSMOPOLILLA10 tienes un 20% de descuento. Lo puedes conseguir pinchando aquí:

Sigue viajando en el blog. Te puede interesar:

Viajar a Egipto en tiempos de Pandemia

Código ético: este artículo contiene enlaces de afiliados. Esto significa que si compras o reservas a través de mi web obtengo una comisión sin que por ello se incremente el precio final. Así me ayudas a seguir con el blog. Todo lo que he escrito sobre visitar las pirámides de Guiza está basado en mi propia experiencia.

TAGS

DEJA UN COMENTARIO