El castillo de Praga desde el puente de Carlos, ruta por 3 ciudades checas
Europa Republica Checa

Praga, Olomouc y Brno: ruta por tres ciudades checas

Escrito por la
el
24 noviembre, 2021

Por fin, después de tantos años, he vuelto a Praga. La bellísima capital checa ubicada en el corazón de Europa permanecía intacta, igual de elegante, bonita, arrebatadora que en mis recuerdos. Cuando viajé por primera vez fuera de la península ibérica, tomé un avión y me sellaron el pasaporte. Pero esta vez no me conformé con pasear por la urbe de las Cien Torres, sucumbir al encanto de un atardecer en el puente de Carlos sobre el Moldava o asistir al hipnótico espectáculo del Reloj Astronómico dando las horas en el Ayuntamiento Viejo. En esta ocasión he podido tomar un tren rumbo a Moravia y hacer así una ruta por tres ciudades checas, viajando a Olomouc y Brno. ¡Y menuda sorpresa!

Reloj astronómico y Plaza Vieja de Praga

Reloj astronómico y Plaza Vieja de Praga

He descubierto que en Olomouc también presumen de Reloj Astronómico – en lugar de dar la hora los santos lo hacen los obreros-. En Brno, la segunda de las ciudades checas en tamaño, existe en versión ultramoderna, albergando una máquina del tiempo. Y es que, como dijo en su día el escritor checo Karel Capek este es “Un concepto muy relativo”. Trataremos de dilatarlo lo máximo posible en este itinerario ideal para recorrer la República Checa en una semana por algunos de sus lugares más fascinantes.

¡No viajes a Chequia sin seguro de viajes!

Por lo que pueda pasar, yo recomiendo MONDO Seguros de viaje, con coberturas COVID-19. Si lo compras a través de mi web tienes un 5% de descuento. Lo puedes conseguir pinchando aquí:

De Praga a Olomouc y Brno: qué ver en República Checa en 7 días.

Si pensamos en principales ciudades checas Praga acapara todas las atenciones. La capital del país enamora con un casco histórico de cuento de hadas, detenido en el medievo. Sin embargo, más allá de Praga hay una Chequia que permanece en un segundo plano, eclipsada por el encanto de esta gran urbe del Antiguo Reino de Bohemia. Los turistas que suelen viajar a Praga normalmente reservan uno o dos días para escaparse a Karlovy Vary, la ciudad-balneario; la cercana Kutná Hora o Cesky Krumlov, sin salir de Bohemia. Mi propuesta para esta ruta de una semana por República Checa es poner rumbo a Moravia, donde aguardan dos joyas por descubrir.

Vistas de Olomouc, ciudades checas

Vistas de Olomouc, ciudades checas

Ruta por las ciudades checas: primera parada, Olomouc.

Al este del país y a dos horas en tren de Praga se ubica la antigua capital de Moravia. Olomouc es linda sin pretensiones, una coqueta urbe cuyo centro mantiene la gloria de épocas pasadas, sede arzobispal desde los tiempos del primitivo imperio, en la alta Edad Media.

Olomouc, la joya barroca de Moravia.

Las calles empedradas por donde transita el viejo tranvía indica el camino desde la magnífica catedral -con la torre más alta de Moravia y la segunda de Chequia- y el Palacio Arzobispal hasta la plaza del Ayuntamiento. En ella se eleva un monumento barroco que es Patrimonio de la Humanidad: la columna de la Santísima Trinidad, construida en 1754.

Columna de la Santísima Trinidad, Olomouc

Columna de la Santísima Trinidad, Olomouc

En esta misma plaza no hay que perder detalle del Reloj Astronómico en la fachada del Ayuntamiento: es el único reloj “comunista” del mundo. Datado en 1422 es el segundo más antiguo de Chequia por detrás del de Praga. Sin embargo, los nazis lo destruyeron durante la ocupación del país en la Segunda Guerra Mundial. El reloj fue reconstruido con un pequeño cambio: los santos fueron sustituidos por figuras de trabajadores y personajes del pueblo. Toda una curiosidad cuya mecánica se pone en marcha para deleite de locales y visitantes cada día a las 12 en punto.

Ayuntamiento y reloj Astronómico de Olomouc

Ayuntamiento y reloj Astronómico de Olomouc, ruta por 3 ciudades checas

Ciudad repleta de fuentes con simbología clásica, puede que un día baste para recorrer lo más importante que ver en Olomouc. Sin embargo, la viajera sin prisas querrá disfrutar más tiempo de esta ciudad, con sus pintorescas cafeterías, plazas con encanto y zonas verdes para pasear.

Catedral de Olomouc

Catedral de Olomouc

Nota: mi alojamiento en Olomuc fue el Miss Sophie Boutique hotel, una maravilla en pleno centro histórico.

Itinerario por 3 ciudades checas: Brno.

Brno es una ciudad checa de 4 letras que solo tiene una vocal. ¿Cómo se pronuncia su nombre? Fue lo primero que me pregunté. La respuesta: “Berno”, con una “e” ligera o muy cortita entre la “b” y la “r”. Seguimos en Moravia, en la segunda de las ciudades checas en tamaño. Vibrante, universitaria, con ambiente erasmus y una historia apasionante, Brno guarda tesoros bajo tierra mas allá de lo aparente. Por ejemplo: el osario de la iglesia de San Jacobo, sobrecogedora capilla de los huesos con los restos de más de 50.000 personas. Se estima que es el osario más grande de Europa tras las catacumbas de París.

Osario de la iglesia de Santiago, Brno

Osario de la iglesia de Santiago o San Jacobo, Brno

El centro histórico de Brno.

Coronada por el castillo Spilberk, gigantesco baluarte con sus pasadizos y casamatas, la historia de Brno se rememora cada día a las 11.00 de la mañana con las campanas de la catedral. Y es que en la Guerra de los Treinta Años los generales checos consiguieron que los suecos desistieran del asedio adelantando el toque una hora, ya que el ejército había prometido abandonar si no había conquistado la ciudad al medio día.

Castillo Spilberk, Brno

Castillo Spilberk, Brno

En las laderas de estas dos colinas -la de la catedral y el castillo- se extiende el conjunto de casas nobles y palacios cuya sensación es el Ayuntamiento. Su alta torre de 70 metros de altura, a la que se puede subir para disfrutar de las visitas de la ciudad, tiene en su fachada esculpidas cinco columnas -una de ellas torcida- y dentro se conserva “el Dragón de Brno”. Un monstruoso animal que apareció hace siglos en el río. Según la leyenda un carnicero lo cazó y llevó hasta el consistorio para demostrar que los habitantes de Brno no temen a nada ni a nadie.

Fachada Ayuntamiento de Brno

Fachada Ayuntamiento de Brno

Entre los planes ineludibles que hacer en Brno está el probar suerte y ganar la bola de cristal que cada día sale a las 11 en punto por una de las cuatro ranuras del Reloj Astronómico en la plaza de la Libertad. Eso sí: aviso que hay competencia. Descender a las profundidades en un búnker de la Segunda Guerra Mundial: el 10-Z, en la colina del castillo. Construido por los nazis para protegerse de los bombardeos de las tropas aliadas, fue ampliado como búnker nuclear y usado durante la época comunista por los servicios secretos de inteligencia. También hay unos pasadizos subterráneos donde se recrea la vida medieval bajo la plaza del Repollo, sin olvidar la inquietante Cripta de los capuchinos.

Reloj astronómico de Brno

Reloj astronómico de Brno llamado la máquina del Tiempo

Las villas modernistas.

Pero si hay algo que distingue a Brno entre otras ciudades checas es la posibilidad de admirar sus casas modernistas construidas en el periodo de entreguerras. La estrella de la corona es la Villa Tugendhat, construida en 1929 por el arquitecto Mies van der Rohe. Considerada el culmen de la arquitectura funcionalista, hoy está declarada Patrimonio de la Humanidad y se pueden realizar visitas guiadas por el interior de la vivienda.

Villa Tugendhat, Brno

Villa Tugendhat, Brno

Alojamiento en Brno.

Mi hotel en Brno, a 10 minutos caminando del centro histórico: El hotel Passage. Un moderno alojamiento recién inaugurado con cómodas habitaciones y buen desayuno buffet. Solo para valientes (abstenerse personas claustrofóbicas), por un módico precio existe la posibilidad de alojarse en las habitaciones del búnker nuclear 10-Z, sin duda una experiencia única.

Búnker 10-Z, Brno

Búnker 10-Z, Brno: ¿te alojarías aquí?

Praga, la maravillosa capital de Chequia.

Durante años el recuerdo de Praga entre la niebla, vista desde el castillo, me ha perseguido entre sueños. Esta ciudad me conquistó hace años y supuso un impulso a mi alma viajera. Siempre he querido volver y espero hacerlo más veces -para eso hay que tocar la estrella de la estatua de San Juan de Nepomuceno en el puente de Carlos, según la leyenda-.

San Juan de Nepomuceno, patrón de Bohemia

San Juan de Nepomuceno, patrón de Bohemia

Y es que, a pesar de que dicen que el exceso de turismo en época alta estropea la experiencia, yo he tenido la suerte de conocerla entre semana, en otoño o primavera, fuera de la locura estival. Pasear a primera hora por la plaza de la Ciudad Vieja o el puente de Carlos solitario resulta indescriptible.

Puente de Carlos, Praga

Puente de Carlos, Praga

Imprescindibles de Praga.

Así, el comienzo y el final de esta ruta por tres ciudades checas es en su capital. La urbe bohemia que rezuma arte y literatura por los cuatro costados, inspirando a Kafka, Dvorak o Mozart. Dos días en Praga se hacen definitivamente cortos para disfrutar de sus muchos encantos, por lo que me temo que hay que seleccionar:

La Ciudad Vieja, el corazón de la urbe medieval con la iglesia de Nuestra Señora de Tyn, la iglesia de San Nicolás y el Reloj Astronómico en la torre del Ayuntamiento. Un soberbio artilugio con esferas que representan las órbitas del sol y la luna, los meses del año o los signos del zodiaco. Cada hora se repite el espectáculo en el que danzan sus figuras: los doce apóstoles, la Muerte, la Avaricia, la Vanidad y un turco.

Plaza de la Ciudad Vieja, Praga

Plaza de la Ciudad Vieja, Praga

Alojamiento recomendado en Praga: Hotel Garden Court, en Nove Mesto, a unos minutos caminando de la Casa Danzante y la Ciudad Vieja. Genial ubicación para una casa antigua restaurada, con patio y espacio exterior.

Josefov, el barrio judío.

Ubicado a solo unos pasos de la plaza de la Ciudad Vieja, alberga un gran número de sinagogas muy bien conservadas, entre ellas una de las más antiguas de Europa: la Vieja – Nueva, del siglo XII. Con exquisita decoración de inspiración mudéjar no hay que perderse la sinagoga Española.

Sinagoga Española, Josefov, Praga

Sinagoga Española, Josefov, Praga

Aunque el rincón más impresionante es el Viejo Cementerio Judío, inaugurado en 1439. Las lápidas se amontonan sin orden ni concierto cubiertas de musgo, en un laberinto de estelas cuya estrella es la del mítico rabino Loew, famoso personaje quien según la leyenda creó el Golem de Praga. En la anexa sinagoga Pinkas se rinde homenaje a las víctimas del Holocausto: más de 80.000 judíos fueron asesinados de manos de los nazis.

Viejo Cementerio Judío de Praga

Viejo Cementerio Judío de Praga

Puente de Carlos y barrio del Castillo. 

El puente de Carlos es otro punto esencial de la capital checa, salvando las aguas del río Moldava. Une la Ciudad Vieja (Stare Mesto) con Mala Strana, la ciudad pequeña. Un pintoresco barrio con iglesias, torres, villas palaciegas y hasta un viejo molino bajo la silueta del castillo de Praga. Un complejo fortificado que guarda entre sus recios muros la catedral de San Vito, la Torre Dalibor, el antiguo palacio Real o el Callejón Dorado, donde vivió el literato praguense más universal: Franz Kafka en el número 22.

El Callejón Dorado, Praga

El Callejón Dorado, Praga

El barrio Nuevo o Nove Mesto merece mención aparte como un capítulo en la más reciente historia de Chequia: en la plaza de San Wenceslao se inició la manifestación de la “Revolución del Terciopelo”, propiciando la caída del comunismo en 1989. La singular Casa Danzante, icono de la arquitectura contemporánea en una ciudad que vive de su esplendor medieval, se ubica también en este distrito. Un contraste que, por lo original, deslumbra.

Casa Danzante de Praga

Casa Danzante de Praga, ruta por 3 ciudades checas

Más información en la web oficial de Visit Czech Republic.

Sigue viajando por el blog. Te puede interesar:

Qué ver en Grecia en 10 días: 3 propuestas de rutas

Código ético: este artículo contiene enlaces de afiliados. Esto significa que si reservas a través de estos enlaces recibo una pequeña comisión sin que por ello se incremente el precio final. Así me ayudas a seguir con el blog. Todo lo que he escrito sobre esta ruta por 3 ciudades checas, Praga, Olomouc y Brno está basada en mi experiencia.

TAGS

DEJA UN COMENTARIO