Qué ver en Josefov, el barrio judío de Praga
Europa Republica Checa

Sinagogas de Josefov, el barrio judío de Praga

Escrito por la
el
17 marzo, 2022

Deposité un papelito con mi deseo sobre la tumba de piedra del rabino Loew. Repetí así el mismo ritual de hace diecinueve años: si se cumplió entonces, ¿por qué no ahora? El viejo cementerio judío, en el barrio de Josefov, es mi sitio favorito de todos los que ver en Praga. Quizá por su quietud a primera hora de la mañana, recién abierta la verja y antes de que llegue el río de turistas. O tal vez por su bosquejo de lápidas desordenadas, distribuidas sin ton ni son entre árboles de hojas secas, cubiertas de humedad y musgo. Un frío paseo matutino entre el graznar de los cuervos que traslada a otra parte -parece mentira estar en el centro mismo de la capital de un país-. O varios cientos de años atrás en el tiempo. Cuando Josefov era uno de los centros hebreos más importantes de toda Europa.

Tumba del rabino Loew en el Cementerio Judío de Praga

Tumba del rabino Loew en el Cementerio Judío de Praga

Un paseo por Josefov, el barrio judío de Praga.

Llegar a este distrito es sencillo: se ubica a unos pasos de la plaza de la Ciudad Vieja, el corazón histórico de Praga. Los adoquines cuentan historias en un barrio plagado de leyendas y lugares curiosos: atentas a las placas doradas pegadas en el suelo. Son los nombres de los antiguos habitantes que fueron deportados al campo de concentración de Tezerín durante la Segunda Guerra Mundial. Tras la invasión alemana, se estima que 50.000 judíos checos fueron asesionados bajo el Tercer Reich. Otro escalofriante dato: los nazis decidieron conservar las Sinagogas de Josefov porque su proyecto era el de crear para el futuro un museo exótico de una raza extinta.

Placas en el suelo de Josefov

Placas en el suelo de Josefov

Breve historia de Josefov.

Pero comencemos por el principio. Se sabe que el pueblo judío se instaló en Praga a partir del siglo X. Hay noticia de problemas con altercados y ataques contra la comunidad hebrea en el siglo XI. Entonces fueron obligados a recluirse en un barrio amurallado en una parte de la ciudad. Pero el capítulo más sangriento durante el medievo sucedió en la Semana Santa de 1389: una masacre contra la comunidad acabó con la vida de más de 3.000 personas. En los siguientes siglos hubo paz relativa y Josefov vivió durante el siglo XVI su periodo de esplendor gracias a personajes como el alcalde Mordecai Maisel y el rabino Judah Loew, filósofo y místico a quien se le atribuían poderes mágicos y la creación del Golem de Praga.

Sala de Ceremonias, Josefov, barrio judío de Praga

Sala de Ceremonias, Josefov, barrio judío de Praga

El nombre del barrio, Josefstadt, proviene de 1850. Fue un reconocimiento por parte de la comunidad al emperador José II, monarca que había publicado un edicto de tolerancia en 1781, otorgando además libertad para vivir fuera del gueto. Muchos judíos se mudaron entonces a otras zonas más lujosas de Praga, quedando en Josefov los judíos ortodoxos o los de menor estatus económico. La consecuencia es que muchos edificios a finales del S.XIX estaban en ruinas, por lo que se demolió gran parte del barrio, quedando en pie el viejo cementerio y las sinagogas. Sin embargo, los nazis al invadir Chequia obligaron a los judíos a volver, convirtiendo Josefov en el gueto de Praga. Más tarde, los deportarían a los campos de concentración, tal y como planearon con la “Solución Final”. Hoy, quedan muy pocos judíos -apenas un par de miles- en Praga.

Sinagoga Vieja - Nueva

Sinagoga Vieja – Nueva

La leyenda del Golem de Praga.

Mítico ser que habitó el barrio de Josefov en Praga, se trataba de un gigante de arcilla que había creado el rabino Loew para proteger a los judíos de injusticias y persecuciones. Al ponerle su maestro un magico shem, el Golem cobraba vida llevando a cabo tareas asignadas por el rabino como cortar troncos o acarrear agua. Sin embargo, el golem un día perdió el control, desatando el caos y el pánico en Praga, caminando enfurecido derribando muros y casas a su paso. Judah Loew se vio obligado a reducirlo y convertirlo en un inofensivo muñeco de barro.

Escultura del rabino Loew en la sinagoga Maisel

Escultura del rabino Loew en la sinagoga Maisel

Sinagogas de Josefov.

Recomiendo dedicar al menos media mañana a recorrer tranquilamente este distrito. Cómo visitar las sinagogas de Josefov: el horario es de 9 a 16:30 en invierno; hasta las 18 horas en verano. La entrada de siete sinagogas se puede adquirir en la tienda de recuerdos que hay junto a la sinagoga Vieja – Nueva. Cuesta 330 coronas y está incluida en la Prague Card.

La Sinagoga Vieja - Nueva es una de las más antiguas de Europa

La Sinagoga Vieja – Nueva es una de las más antiguas de Europa

La sinagoga Nueva – Vieja.

Una de las más antiguas y mejores conservadas sinagogas de toda Europa es la llamada Nueva – Vieja de Praga. Fundada en 1270, su sobrio edificio de piedra ha sobrevivido durante los siglos a incendios, revueltas y persercuciones contra la comunidad. El interior mantiene una tradicional decoración con rejería y lámparas forjadas. En ella llevan celebrándose fiestas religiosas desde el medievo y es el principal lugar de encuentro de la comunidad judía en la ciudad de Praga. ¿Una curiosidad? Según cuenta la leyenda, en el altillo de esta sinagoga es donde el rabino Loew ocultó el golem de barro.

Interior de la Sinagoga Vieja - Nueva

Interior de la Sinagoga Vieja – Nueva

El Viejo Cementerio judío de Praga.

Estremecedor. Con un aura de misterio. Así es el viejo Cementerio judío de Josefov, en uso desde el siglo XV hasta 1787. Durante cuatro siglos fue el lugar de enterramiento de las generaciones de hebreos en Praga, existiendo varias capas de tumbas superpuestas, por lo que es difícil saber el número exacto de personas que descansan en él. Se piensa que más de 100.000, en unas 12.000 tumbas. La mayoría pertenecen a los artesanos y comerciantes del gueto; sin embargo hay varias figuras destacadas de la comunidad, distinguibles por un sepulcro señorial, de mayor tamaño: el rabino y poeta Avigdor Kara, al que pertenece la tumba más antigua del cementerio. El alcalde y líder de la comunidad judía en el siglo XVI Mordecai Maisel o la del rabino Low, en la que los visitantes dejan piedras en señal de respeto y piden deseos.

El Viejo Cementerio Judío en Josefov, barrio judío de Praga

El Viejo Cementerio Judío en Josefov, barrio judío de Praga

Al no existir físicamente más espacio disponible en el Viejo Cementerio, se consagró el Nuevo Cementerio Judío en 1890,  Con un área de más de 10 hectáreas, es el único lugar en toda Praga donde se celebran funerales en la fe hebrea. Se ubica en Izraelská 712, teniendo como “vecinos” ilustres la tumba de Franz Kafka.

Sinagoga Pinkas: un memorial del Holocausto. 

La Sinagoga Pinkas está situada en una esquina del viejo cementerio. Construida en el siglo XVI, tras la Segunda Guerra Mundial y la liberación de Chequia se convirtió en un espacio dedicado a la memoria del Holocausto. Los nombres de los judíos checos y moravos que fueron asesionados durante el nazismo -80.000- se escribieron a mano en las paredes de la sinagoga en los años 90. Un lugar para no olvidar las atrocidades del ser humano movidos por el odio y el racismo.

Sinagoga Pinkas, memorial del Holocausto

Sinagoga Pinkas, memorial del Holocausto

Sinagoga Klausen.

En la parte trasera del cementerio hay dos edificios muy relevantes en la historia del barrio judío de Josefov. De un lado, la sala ceremonial funeraria. Del otro, la mayor sinagoga en tamaño del gueto, mandada a construir en 1694 tras un incendio que asoló los tres peuqeños edificios o klaus que existían aquí para el estudio del Talmud. Hoy esta sinagoga barroca es la sede del Museo Judío de Praga. Una visita a su interior ofrece un didáctico acercamiento a los hitos de esta comunidad, su vida cotidiana y las celebraciones.

Sinagoga Klausen, Josefov

Sinagoga Klausen, Josefov

La sinagoga Española.

Dicen de ella que es la sinagoga más bonita de Josefov, por su arquitectura de arabescos que recuerda a la Alhambra. Construida a finales del siglo XIX sobre un antiguo templo judío (la Vieja Escuela) el arquitecto buscó inspiración en la Sinagoga Mayor de Viena, también en estilo neomorisco muy popular en la época. Durante la Segunda Guerra Mundial, este edificio fue usado por los nazis como almacén de objetos sustraídos de otras sinagogas del barrio judío. Hoy, restaurada, es un espacio abierto con un museo sobre la historia de los judíos en Bohemia y Moravia; también se organizan conciertos de música clásica debido a su magnífica acústica. En la parte trasera de la sinagoga Española encontramos un espacio de arte de temática judía:  la Galería Robert Guttmann. 

La sinagoga Española en Praga

La sinagoga Española en Praga

Sinagoga Maisel.

Siglo XVI. Época de esplendor de Josefov bajo la gobernanza del alcalde Mordecai Maisel, quien se había propuesto modernizar el gueto según los nuevos cánones renacentistas. Una gran sinagoga se construye en el mismo centro del gueto, a unos pasos de la Vieja – Nueva, con una sala central de tres naves destinadas a la oración y, la parte superior, para las mujeres judías. La sinagoga sin embargo sufrió un incendio: fue reconstruida en estilo barroco y, más tarde, en neogótico a principios del siglo XX.

Sinagoga Maisel

Sinagoga Maisel

La sinagoga de Jerusalén.

No pertenece a Josefov estrictamente pero merece la pena caminar 10 minutos en dirección a la Estación Central de trenes de Praga para admirar la magnífica fachada y espléndido interior de la sinagoga de Jerusalén. Es la más reciente y mayor sinagoga en tamaño de la comunidad judía de Praga en la actualidad. Su estilo ecléctico, con elementos del modernismo vienés, arte oriental y morisco con una bella decoración pictórica no deja indiferente.

Sinagoga de Jerusalén en Praga

Sinagoga de Jerusalén en Praga

Viajar a Praga. Datos prácticos:

Alojamiento recomendado en Praga: me hospedé en el Hotel Garden Court, en Nove Mesto, a unos minutos caminando de la Casa Danzante y la Ciudad Vieja.

Echa un vistazo a este artículo sobre Viajar por Praga, Viena y Budapest en tren.

¡No viajes a Chequia sin seguro de viaje!

Por lo que pueda pasar, yo recomiendo MONDO Seguros de viajecon coberturas COVID-19. También tienen un chat médico disponible las 24 horas en la app en caso de consulta; en caso de emergencia, atienden en español y las llamadas desde el extranjero son gratuitas. Si lo compras a través de mi web tienes un 5% de descuento. Lo puedes conseguir pinchando aquí:

Sigue viajando por Chequia en el blog. Te puede interesar:

15 lugares que ver en Olomouc, la joya barroca de Moravia

Código ético: este artículo contiene enlaces de afiliados. Esto significa que si reservas a través de estos enlaces recibo una pequeña comisión sin que por ello se incremente el precio final. Así me ayudas a seguir con el blog. Todo lo que he escrito sobre las sinagogas que visitar en Josefov, el barrio judío de Praga está basada en mi experiencia.

TAGS

DEJA UN COMENTARIO