Viaje a los sueños polares

Laponia Noruega

"Cuando pese demasiado la rutina, el trabajo y la vida en la ciudad, nos iremos en un viaje infinito con esa tonta sensación de libertad.
Hacia el fondo de ese mundo del que me has hablado tanto, paraíso de glaciares y de bosques polares.
Donde miedos y temores se convierte en paisajes de infinitos abedules de hermosura incomparable..."
Viaje a los sueños polares (Family).

Laponia Noruega, viajes de invierno

Laponia Noruega, viajes de invierno

Odias el invierno. El frío te deja aterida, sin fuerzas. Llueve tras la ventana y sólo puedes acurrucarte bajo la manta y desear que pase rápido. Que llegue pronto el buen tiempo, con esas tardes de sol infinitas y un mar azul en el que perderse. Somos del sur, lo sé. Te entiendo porque a mí durante muchos años me sucedía lo mismo. Cuando soplaba el viento helado corría a hacer la maleta para volar a destinos meridionales huyendo de los días sin luz. Pero algo cambió en mí. Me enfundé en capas de abrigo y me lancé al blanco. Me sedujo su belleza inusitada, incomprendida. Comencé a atreverme a viajar en invierno, cada vez más al norte. ¿Y sabes qué? Me sentí más viva que nunca. Te reto a intentarlo…

Cascada de Gullfoss, Islandia en invierno

Cascada de Gullfoss, Islandia en invierno

5 viajes de invierno con los que amarás el frío polar.  

Ropa térmica, botas de nieve, baterías cargadas… ¡Volamos rumbo a los sueños polares!

Noruega Ártica, el reino de la Aurora Boreal. 

Mi primera vez en la península escandinava aterricé en Narvik, una ciudad industrial situada a 220 km al norte del Círculo Polar Ártico. Me recibió una pequeña nevada y los -2 grados apacibles del mes de marzo. El viaje continuó por las islas Lofoten, montañas de nieve incrustadas en los fiordos donde pescan las águilas marinas y se seca el bacalao en pirámides de madera. Historias de vikingos en su museo, lagos de hielo, dormir en una cabaña de madera, salir al océano en busca de ballenas o perseguir por la noche la escurridiza Aurora Boreal hacen de Laponia Noruega uno de esos viajes inolvidables. Sólo advierto: el que va repite.

Museo vikingo, qué hacer en Noruega Ártica

Museo vikingo, Islas Lofoten

Islandia, la tierra del Fuego y el Hielo. 

Un poco más al sur, justo debajo del Círculo Polar Ártico, se encuentra la gran isla prodigiosa donde el agua explota en un humeante géiser, quebrando los campos de hielo en mil pedazos. Viajar a Islandia en invierno es adentrarse en un destino de leyenda, “más allá del Muro”. Enamorarse de un desierto blanco de sol tímido, lagunas de agua caliente en las que sumergirse al aire libre, volcanes, playas de lava y cascadas cuya agua brilla como carámbanos de cristal.

Geysir

Geysir, Islandia, viajes de invierno

Andorra, el país de los Pirineos

Pero para disfrutar de paisajes blancos y nevados tampoco hace falta volar tan al norte. Durante los meses más fríos del año la cordillera que separa Francia de la península se cubre de blanco. Bosques de abetos, pueblecitos de piedra con iglesias románicas… Y kilómetros de nieve por los que deslizarse sintiendo la libertad. Andorra es el país de los Pirineos y un gran destino para los amantes del esquí. Un destino de invierno perfecto y más si encuentras ofertas para hacer esquí en Vallnord.

Esquí en Andorra, viajes de invierno

Esquí en Andorra, viajes de invierno

Brujas en Navidad

Los deportes en la naturaleza son un gran reclamo, y excusa, para vencer la pereza al frío. Sin embargo, las ciudades europeas, a pesar de la gelidez, el viajar en invierno les aporta un encanto especial: muchos menos turistas que en época estival y, en diciembre, se iluminan con la magia de los mercadillos navideños. De todas las que he visitado creo que me quedo con Brujas, en el corazón de Flandes. Si ya de por sí recorrer sus calles medievales es vivir en un cuento, bajo las luces navideñas embruja para siempre. Y, para combatir el frío: nada mejor que un vaso de vino caliente.

Brujas en Navidad, viajes de invierno

Brujas en Navidad, viajes de invierno

Festival vikingo en el norte de Escocia.

Navegar hasta las remotas islas Shetland, a 12 horas en barco desde Aberdeen, es quizá el más insólito de los viajes de invierno que he realizado. También porque lo hice sola, en busca de mi obsesión por la cultura y tradición de los pueblos vikingos. El Up Helly Aa es un festival del fuego que se celebra en Lerwick cada martes último de enero, con un desfile de mil guizards portando antorchas por todo el pueblo hasta la quema de un drakkar en la colina. Un espectáculo imborrable que, a pesar del frío, mereció la pena como culmen de un largo viaje por la Escocia más distante y desconocida.

2
Deja un comentario

avatar
1 Comentarios
1 Respuestas
0 Seguidores
 
Comentario con más reacciones
Comentario más polémico
2 Autores
cosmopolillafindeFOTO Autores recientes
findeFOTO
Invitado/a

Hola, precioso blog de viaje, me encanta. De donde es la primera foto, la del encabezado?
Es muy parecida con los paisajes nevados de Zao, en Japón

Saludos!