Sedella, ruta por la Axarquía en coche
Andalucía España

Entre el cielo y el mar: ruta por la Axarquía malagueña

Escrito por la
el
15 marzo, 2021

Costa del Sol Oriental. Entre el azul Mediterráneo, los montes de Málaga y la raya con Granada se extiende la Axarquía. Comarca de mar y montaña, muestra su cara más agreste y rural en el interior, cosmopolita y animada a pie de playa. Los 31 municipios de la Axarquía están pintados en blanco y cuelgan de los barrancos en calles empinadas y estrechas, reminiscencia de su pasado árabe. Esencia pura andalusí, desde la preciosa Frigiliana a Sedella en las alturas, pasando por la Nerja del eterno verano azul o el sosiego de Salares, alejado de turistas. Hacer una ruta por la Axarquía sorprende y emociona con su variedad de paisajes, de la nieve al barco de Chanquete donde cantaban aquello de “No lo moverán”.

Los paisajes de la Axarquía

Los paisajes de la Axarquía

De Nerja a Alcaucín: una ruta en coche por la Axarquía.

Mi propuesta es una ruta de 3 ó 4 días visitando algunos de los pueblos más bonitos de la Axarquía. Comenzar en Nerja, municipio más oriental de Málaga ubicado a orillas del Mediterráneo. Subir hacia el interior parando en Frigiliana, Cómpeta, Sedella y Alcaucín, al pie de la Maroma -el pico más alto de la sierra de Tejeda con 2069 metros de altitud-. Seguir por Periana para bajar de nuevo de vuelta al mar, hacia Vélez-Málaga, capital de la Axarquía, Algarrobo y Torrox. Un triángulo pintado de verde y blanco en primavera, donde el sol brilla casi constante. Por algo en estas tierras andaluzas presumen de tener el mejor clima de Europa. No faltarán rutas de senderismo por la Axarquía. Después explico cuáles.

Calles de Frigiliana, la perla de la Axarquía

Calles de Frigiliana, la perla de la Axarquía

Mapa de la Axarquía:

  1. Nerja.
  2. Frigiliana.
  3. Cómpeta.
  4. Salares.
  5. Sedella.
  6. Alcaucín.
  7. Periana.
  8. Vélez-Málaga.
  9. Algarrobo.
  10. Torrox.

Fuente: Google maps.

10 pueblos que ver en la Axarquía.

Nerja, el pueblo de “Verano Azul”.

Hay lugares que no necesitan presentación y sin duda Nerja es uno de ellos. Primero fue la cueva de Nerja, maravilla mundial que se descubrió en 1959 y cambió el municipio para siempre: de humilde villa de pescadores a enclave turístico de referencia. En los 80, el boom de “Verano Azul”, mítica serie de televisión. La Nerja del siglo XXI mira al mar y a los picos de la sierra de la Almijara, frontera con la provincia de Granada, desde el imponente mirador del balcón de Europa. Su casco antiguo de casitas blancas vive tranquilo en invierno, entre bares de tapas y comercios locales. En época estival se desata “la locura”, con numerosos visitantes que quieren gozar de sus encantos: cristalinas playas, chiringuitos con paella y noches templadas de música y fiesta. Si te gusta el “jaleo”, en el buen sentido de la palabra, te recomiendo que establezcas base en Nerja. Si quieres tranquilidad, mejor busca alojamiento en un municipio del interior, donde se ubican casas rurales rodeadas de naturaleza y paz.

Playas de Nerja, ruta por la Axarquía

Playas de Nerja, ruta por la Axarquía

Es obligatorio, además de disfrutar de sus playas -sin duda mi favorita es el rincón de Calahonda-, visitar la cueva de Nerja. Un auténtico palacio subterráneo tallado por la madre naturaleza hace millones de años donde se han hallado importantísimos restos humanos prehistóricos además de pinturas rupestres. La sala del Cataclismo resulta especialmente imponente: su columna central es, en dimensiones, la mayor del mundo. Otras maravillas de la naturaleza en el término municipal de Nerja es el río Chíllar. Una de las rutas de senderismo de la Axarquía más populares transcurre por su barranco, entre pozas de agua y cascadas. Lo mejor es hacerla en verano ¡hay que mojarse por algunos tramos y el agua, que baja de la montaña, está muy fría!

La cueva de Nerja

La cueva de Nerja

Alojamiento recomendado en Nerja: el Apartahotel Toboso, en pleno balcón de Europa. ¡Más céntrico imposible!

Frigiliana, la perla de la Axarquía.

Tan sólo a 7 kilómetros de Nerja -se puede llegar por una ruta a pie, caminando- se ubica Frigiliana, uno de los pueblos más bonitos de Málaga ¡y de España! Con su ingenio de la miel, el barrio morisco de callejuelas, pasadizos y placetas, Frigiliana, balcón al Mediterráneo, enamora. Su laberinto de travesías encantadas, con casas blancas y puertas pintadas de azul, se enredan entre un millón de flores y macetas que los vecinos miman: les encanta tener su pueblo así de precioso. Puro sabor andaluz, eso se siente al recorrer Frigiliana de punta a punta, recreándose en cada uno de sus rincones. Reserva al menos una mañana o un día entero. ¡Lo merece!

Amor en Frigiliana

Amor en Frigiliana, ruta por la Axarquía en coche

Toma nota de mi alojamiento recomendado en Frigiliana: coqueto, con espléndidas vistas desde su piscina y ubicado a un kilómetro del centro: la Posada Morisca.

Cómpeta, el pueblo del vino.

Continuamos nuestra ruta por la Axarquía en coche alejánonos de la costa, hacia el interior de la comarca, en busca de parajes más rurales y solitarios. En la ladera sur de la sierra de la Almijara se eleva Cómpeta, municipio encalado a 638 metros sobre el nivel del mar con “casas colgantes” sobre el río. De origen romano, en tiempos de los árabes fue popular por sus uvas, el aceite de oliva y también el cultivo de las moreras, para fabricar sedas que se importaban a Oriente. Su trazado de calles sinuosas está dominado por el campanario mudéjar de la iglesia de la Asunción, mandada a construir en 1505 por la reina Isabel y conocida como “la catedral de la Axarquía”. En el lateral del templo se ubica en azulejos blancos y terracota el llamado paseo de las Tradiciones. Y en la misma plaza de la Almijara se puede contemplar la escultura al “Vendimiador”, obra del artista local José Antonio Rivas Fernández. Y es que no te puedes marchar de Cómpeta sin probar sus vinos, ¡dicen que son los mejores de la Axarquía!

Vistas de Cómpeta

Vistas de Cómpeta

Salares, entre frutales y viñedos.

Uno de los pueblos más pequeños que ver en la Axarquía es el apartado Salares, también de origen romano -Salaria- más tarde asentamiento visigodo y árabe. Ubicado en la pendiente de un barranco franqueado por cerros, entre el río de Salares y el arroyo Tazones, las casitas blancas parecen hacer equilibrios jugando con el desnivel. Además del accidentado paisaje, salpicado de viñedos y cítricos, si merece la pena hacer parada en Salares es por el puente andalusí y su particular iglesia de Santa Ana. Antigua mezquita, conserva el alminar del siglo XIII reconvertido en campanario agregando un cuerpo de campanas.

Salares, pueblos de la Axarquía

Salares, pueblos de la Axarquía

Sedella, la Villa-Castillo.

Entramos a uno de los pueblos más bonitos de la Axarquía. Antiguo señorío de don Diego Fernández de Córdoba, en Sedella se conserva la que fue su mansión: la Casa Torreón, con una torre de estilo mudéjar y decoración morisca. El pueblo posee restos romanos -el viejo puente- vestigios árabes -el castillo, donde hoy se ubica la ermita de la virgen de la Esperanza, fortaleza por la que Sedella era conocida como la Villa – Castillo. Y un cuidado casco histórico por el que es una delicia pasear. La mejor panorámica de Sedella se obtiene desde la parte alta del pueblo, quedando el mar al fondo; a las espaldas las montañas cuyas cumbres se tiñen de blanco en invierno. El más alto, llamado el Salto del Caballo, se eleva hasta los 1890 metros de altura.

Sedella, la Axarquía

Sedella, la Axarquía

Toma nota: en Sedella hay alojamientos rurales con mucho encanto, como la Finca Mariposa.

Rutas senderismo por la Axarquía.

Enclavada en plena montaña, Sedella es el pueblo ideal para hacer rutas de senderismo por la Axarquía. Por ella pasa la llamada ruta Mudéjar que une a los pueblos de esta comarca. Existen varias vías senderistas que se internan por la sierra de Tejeda y la Almijara, penetrando ya en territorio granadino. También se pueden seguir los viejos caminos usados por los lugareños, que conectan los pueblos cercanos como Salares, llegando incluso a Frigiliana o a pie de mar en Nerja, entre huertas, barrancos, arroyos, campos de cultivo, almendros y olivares. Cálzate las botas y ¡recorre la Axarquía a pie!

Rutas de senderismo por la Axarquía

Rutas de senderismo por la Axarquía

Alcaucín, a los pies de la Maroma.

En el norte de la Axarquía el viento es más fresco y el mar ya se ha desdibujado. Enclavado en pleno parque natural de las Sierras de Tejera, Almijara y Alhama, Alcaucín también forma parte de la llamada ruta del Aceite y los Montes. Bajo la cumbre de la Maroma, el pico más alto de la provincia de Málaga superando los 2.000, Alcaucín es un paraíso para el turismo rural, invitando a la desconexión y los paseos por la naturaleza, a pie o en bicicleta. Desde el Alcázar, zona de acampada a 4,5 kilómetros del casco urbano, se pueden realizar pequeñas rutas senderistas por un paraje de media montaña, avistando aves rapaces y cabras montesas. Los amantes de la espeleología encontrarán un diamante en bruto en los alrededores de Alcaucín: la cueva del boquete de Zafarraya, donde se encontraron restos de neandertales, la cueva del Moro, la de Guaicos o la del Carrión ofrecen diferentes itinerarios según el nivel de experiencia.

Periana, el pueblo del melocotón.

Al norte del pantano de la Viñuela -el mar interior de la Axarquía- localizamos Periana. Abrazada por la sierra de Alhama, con abundantes cerros y ríos, este pueblo es famoso por sus melocotoneros, tiñendo de rosa el campo durante la floración. Rural y tranquilo, lo mejor que hacer en Periana es disfrutar de su entorno a la par que se explora su patrimonio: los baños de Vilo, balneario de aguas con propiedades curativas ya explotadas en tiempos de los árabes; la fuente de San Isidro o el Lavadero de la Cruz.

Melocotonero en flor

Melocotonero en flor

Vélez-Málaga, capital de la Axarquía.

En esta ruta por la Axarquía toca volver a la costa, dejar atrás los pueblitos agrícolas en busca de nuevo de “la civilización”. Coronada por una fortaleza califal, la ciudad que vio nacer a la filósofa María Zambrano es una urbe extensa, con más de 80 mil habitantes. Vélez ya existía en tiempos de los fenicios según corrobora el museo de Vélez-Málaga, ubicado en el antiguo hospital Real de San Marcos fundado por los Reyes Católicos en el siglo XIV. Vélez tiene playas concurridas como las de la Caleta o Torre del Mar; animados centros comerciales y mucha vida. Por tener tiene hasta una estupa budista que mira al Mediterráneo y a las sierras desde su privilegiado rincón.

Sunset in Vélez Málaga 🌇

Fuente: Flickr

Algorrobo, monte y mar.

Siguiendo la línea de la costa, en dirección de nuevo Nerja, nuestra siguiente parada es el desvío a Algarrobo. Un pueblo a caballo entre lo tradicional y rural que prevalece en el norte de la Axarquía y a la vez, a tiro de piedra de la costa. Algarrobo tiene playa y monte, una bonita iglesia -la de Santa Ana- y varias ermitas. Con una necrópolis fenicia y torreones moriscos vigilando sus playas, resultan un punto de tranquilidad con respecto a la saturada costa del Sol Malagueña que trascurre de la capital a Marbella.

Paisaje rural en la Axarquía

Paisaje rural en la Axarquía

Torrox para disfrutar el doble.

Siete playas con bandera azul, huertas de subtropicales -mangos, aguacates, papayas- y dos ambientes para elegir: el Torrox viejo, arriba, y Torrox Costa, a pie de mar. El primero presume de yacimientos romanos, una bella iglesia mudéjar y restos de la fortaleza árabe y la muralla medieval. Villa de realengo, se pueden contemplar palacios decimonónicos como la Casa de la Moneda, la casa de la Hoya o el palacio de la Joya, además de un antiguo ingenio de azúcar. En la parte baja se encuentra el ambiente playero de chiringuitos y bares donde el verano sabe a vacaciones.

Otros pueblos que ver en la Axarquía: a esta propuesta de ruta por la Axarquía siempre se pueden añadir más pueblos y lugares, dependiendo del tiempo disponible. Me he dejado en el tintero pintorescos enclaves como Cútar, Comares, el Rincón de la Victoria -ya casi llegando a la ciudad de Málaga- con la maravillosa cueva del Tesoro o Árchez, donde se alza un primoroso alminar mudéjar. Como ya apunté al principio, la Axarquía está compuesta de 31 municipios ¡lo que da para volver y volver!

Más información en la web de Turismo de Costa del Sol.

Sigue viajando por Andalucía en el blog:

Que ver en Andalucía de Este a Oeste: lugares imprescindibles [por una andaluza] 

Código ético: este artículo contiene enlaces de afiliados. Esto significa que si reservas o compras a través de estos enlaces obtengo una comisión sin que por ello se incremente el precio final. Así me ayudas con el blog. Todo lo que he escrito en este artículo sobre esta ruta por la Axarquía está basado en mi propia experiencia.

TAGS

DEJA UN COMENTARIO