Qué ver en Sedella, Málaga
Andalucía España

Sedella, la Villa-Castillo de la Axarquía

Escrito por la
el
14 octubre, 2021

Oriente de la provincia de Málaga. En la raya con Granada, en un paraje rural y agreste bajo cumbres pintadas de blanco en invierno, se ubica uno de esos pueblos encalados, encantadores, detenidos en el tiempo. Sedella se localiza mirando al mar desde las alturas, dentro del mismo parque natural de las sierras de Tejeda, Almijara y Alhama. Apartado de los turísticos Frigiliana o Nerja, al pie del Mediterráneo, por su historia y belleza merece una parada en una ruta por la Axarquía en coche. Reserva una bonita casa rural y pon en la mochila las botas de montaña: vamos a pasar un fin de semana en el campo, descubriendo qué ver en Sedella y sus alrededores.

Sedella y la sierra de Tejeda

Sedella y la sierra de Tejeda

A 60 kilómetros de la capital malagueña, enmarcado en un paisaje de olivos, roquedales, huertas de frutales y cítricos que en primavera desprenden aroma a azahar, el entorno de Sedella es eminentemente agrícola. Con poco más de 600 habitantes, sobre el enjambre de casitas blancas agolpadas en la colina se eleva el pico del Salto del Caballo, a casi 2.000 metros de altura. Son muchas las rutas de senderismo que pueden hacerse partiendo de este pueblo, hacia la montaña entre bosques de pinos al acecho de cabras montesas y aves rapaces. O bien por caminos pecuarios, que conducen a los pueblos vecinos como Salares o Canillas de Aceituno. La llamada Ruta Mudéjar recorre toda la comarca de la Axarquía malagueña.

Caminos de Sedella

Caminos de Sedella

Alojamiento en Sedella.

En Sedella, uno de los pueblos más bonitos de la Axarquía, hay alojamientos rurales con mucho encanto, como la Finca Mariposa. Lo mejor es buscar una casa que se adapte en necesidades al número de personas y a la estación del año -piscina y terraza en verano; chimenea en invierno, aunque por el día suele hacer unos agradables 18 ó 20 grados-.

Casa rural en Sedella

Casa rural en Sedella

Una breve historia de Sedella, la Villa-Castillo.

Fundada por los romanos, se cree que su nombre proviene del latín Sedilia. En tiempos de al-Andalus fue conocida como la fortaleza de Xedalia, uno de los últimos bastiones del reino nazarí de Granada: caería bajo las tropas de los Reyes Católicos en 1487, cuando fue tomada Vélez-Málaga, capital de la Axarquía. Por entonces también se usaba el sobrenombre de “Villa Castillo”, en referencia a la fortaleza que protegía la localidad.

Casas de Sedella

Casas de Sedella

Señorío de Diego Fernández de Córdoba, Sedella vivió un papel protagonista durante la rebelión de los moriscos en 1569. En el barranco del arroyo Matanzas se libró una cruenta batalla; de ahí su tétrico nombre. Los moriscos de la Axarquía fueron derrotados por los cristianos en el Peñón de Frigiliana. Poco después, expulsados de la península a tierras berberiscas por orden de Felipe II. El éxodo morisco dejó Sedella vacía; se repobló con familias castellanas, concretamente de La Mancha y Carmona.

Azulejos con la historia de Sedella

Azulejos con la historia de Sedella

Lugares que ver en Sedella.

A pesar de que los moriscos marcharon para siempre, Sedella conserva la esencia de pueblo andalusí, con un trazado de callejuelas, pasadizos y plazuelas por las que perderse. Lo mejor que hacer en Sedella es relajarse, disfrutar del sol y ese buen clima casi perenne. Pasear sin prisas, charlar con los lugareños… La mayoría de turistas se quedan “abajo”, saboreando las mieles de Frigiliana, perla de la Axarquía. En Sedella, en cambio, la vida transcurre mucho más tranquila.

Calles de Sedella, la Axarquía

Calles de Sedella, la Axarquía

El Centro de Recepción de Visitantes es un buen lugar de partida para coger información y hacerse una idea de lo que ver en Sedella y el parque natural de Tejeda, la Almijara y Alhama: patrimonio y rutas de senderismo.

Ayuntamiento de Sedella

Ayuntamiento de Sedella

De la época del señorío del Gran Capitán conserva la Casa Torreón, vivienda nobiliaria con un torreón cuadrado de estilo mudéjar y decoración morisca. También de tiempos pretéritos se mantiene el lavadero público, donde las mujeres habían la colada con las aguas heladas provenientes de la sierra, cuando no existía el agua corriente ni las lavadoras.

Lavaderos, qué ver en Sedella

Lavaderos, qué ver en Sedella

Merece la pena ascender hasta la parte alta del pueblo, donde se ubica la pequeña iglesia de San Andrés, mandada a construir por los Reyes Católicos.

Iglesia de Sedella, la Axarquía

Iglesia de Sedella, la Axarquía

También son visibles, en un extremo de Sedella, los restos del castillo árabe. Solar ocupado en la actualidad por la era del pueblo y la ermita de la Virgen de la Esperanza.

Ermita y era en Sedella, la Axarquía

Ermita y era en Sedella, la Axarquía

Nota: te puede interesar este artículo sobre 13 pueblos mágicos de Andalucía.

Rutas de senderismo desde Sedella.

Por su ubicación, en plena naturaleza, son muchos los paseos que se pueden hacer partiendo del centro histórico del pueblo. Una de las rutas más sencillas es un corto paseo por un sendero de tierra hasta el pueblo vecino, Salares, entre campos de cultivo, almendros y olivares. En esta pequeña aldea, que no llega a los 200 habitantes, hay un puente andalusí y una antigua mezquita del siglo XIII convertida en iglesia, manteniendo su alminar. En realidad, todos estos pueblos de la Axarquía están unidos por una red de senderos que baja hasta el nivel del mar, pasando por Cómpeta y terminando en Nerja, la urbe de “Verano Azul”.

Salares, la Axarquía

Salares, la Axarquía

La Ruta del Fuerte es otra ruta de senderismo sencilla que hacer en Sedella: un sendero de 9,5 kilómetros partiendo desde el Área Recreativa al cerro del Fuerte por una pista forestal. La subida es pendiente hasta la cima, a 1503 metros de altura. El premio: unas vistas maravillosas a los pueblos blancos de la comarca de la Axarquía y el Mediterráneo, al fondo. Para senderistas más expertos pueden atreverse a coronar la cumbre de la provincia de Málaga: la Maroma, a 2069 metros de altitud. La ruta parte desde las Llanadas de Sedella y son en total 11,5 kilómetros de ida y vuelta. Desde esta montaña, la reina de las malagueñas, se divisa la majestuosa Sierra Nevada, al norte. Si está despejado, la silueta del Rif marroquí, al otro lado del mar.

Sigue viajando por Andalucía en el blog. Te puede interesar:

Al sur de Granada: ruta en coche por la Alpujarra

Código ético: este post contiene enlaces de afiliados. Esto significa que si reservas a través de estos enlaces obtengo una comisión sin que por ello se incremente el precio final. Así me ayudas a continuar con mi web de viajes. Todo lo que he escrito sobre los lugares que ver en Sedella está basado en mi propia experiencia.

TAGS

DEJA UN COMENTARIO