Esenciales que visitar en Chiang Rai

Templo Blanco, qué visitar en Chiang Rai

Norte de Tailandia. Frontera con Laos y Myanmar. El autobús desde la cosmopolita Chiang Mai se ha demorado casi 4 horas en cruzar bosques y montañas, campos de arroz y aldeas remotas… Un paisaje verde y embarrado a través de de un cristal salpicado de gotas de lluvia. La verdad, no tengo mucho tiempo para ver esta ciudad, ya que es zona de paso a un nuevo país, al día siguiente. Y, sin embargo, al final lo lamento porque me gusta más de lo que pensaba. Aparte del famoso Templo Blanco y el Azul, el ambiente de esta tranquila urbe hace que resulte agradable y acogedora. Con tan sólo 24 horas para disfrutarla, estos son los esenciales que visitar en Chiang Rai. Creo que en mi próximo viaje a Tailandia ¡le dedicaré al menos un par de jornadas!

Templo Azul, lugares que visitar en Chiang Rai

Templo Azul, lugares que visitar en Chiang Rai

Lugares imprescindibles que visitar en Chiang Rai.

Una vez apeados en la estación de autobuses de Chiang Rai y averiguado el horario de autobuses para viajar al día siguiente a Luang Prabang, nos instalamos en el modesto hotel (Yaksa Bar & Hostel) ubicado justo en la calle detrás. No puede tener mejor emplazamiento: en las travesías adyacentes se monta cada atardecer el magnífico mercado nocturno, una de las cosas que más me gustaron de Chiang Rai. Ahora sí, vamos a explorar la ciudad, empezando por el centro y de ahí a su icono emblemático: el Templo Blanco.

El Templo Blanco, qué visitar en Chiang Rai

El Templo Blanco, qué visitar en Chiang Rai

Qué ver en Chiang Rai mapa.

Fuente: Google.com/maps

  1. Estación de autobuses de Chiang Rai.
  2. La Torre del Reloj.
  3. Templo Blanco de Chiang Rai.
  4. El Templo Azul.
  5. La casa Negra (Baandam museo).
  6. Mercado Nocturno de Chiang Rai.
  7. El Triángulo de Oro.
  8. Wat Huay Pla Kung.

Toma nota: ten en cuenta que los principales monumentos (como el Templo Blanco y el Azul) están alejados entre sí, por lo que hay que desplazarse en buses colectivos, tomar un taxi o tuk tuk o alquilar una motocicleta. 

¡No viajes a Tailandia sin seguro de viaje!

Por lo que pueda pasar, yo recomiendo InterMundial. Si lo compras a través de mi web tienes un 20% de descuento usando el código LACOSMOPOLILLA10. Lo puedes conseguir pinchando aquí:

El centro de la ciudad: la Torre del Reloj.

Muy cerca de la estación de buses se ubica la glorieta con la «Clock Tower«, todo un símbolo de la ciudad. Relativamente nueva -como casi todo lo importante que visitar en Chiang Rai – su peculiar arquitectura viene de la misma mano que el arquitecto responsable del Templo Blanco. Para curiosas: ofrece un show de luz y sonido poco después del ocaso (19.00 horas), y después a las 20 y las 21.

Hablando de puestas de sol memorables… A mí me encantó el atardecer dorado que presencié desde el puente sobre el río Kok, tras visitar el Templo Azul. 

Atardecer en Chiang Rai

Atardecer en Chiang Rai

El Templo Blanco de Chiang Rai.

Un bus colectivo me lleva hasta Wat Rong Khun, el famoso Templo Blanco y principal atracción turística de Chiang Rai: hay gente que se desplaza hasta esta ciudad sólo por conocerlo. Esta fantasía color nieve y cristal de Don Chalermchai Kositpipat se comenzó a construir en 1997 como alegoría de la pureza de la religión budista y la sabiduría de Buda. Aunque aún no está finalizado (tendrá 9 edificios) desde el puente que cruza el canal hasta la Sala de Reuniones, donde las manos se alzan desde los infiernos, están plagados de simbología a través de animales sagrados y los elementos de la naturaleza. Pero no sólo el Budismo está presente: en su interior sorprende con imágenes tan de actualidad como Harry Potter, Matrix o Superman.

Estatuas del Templo Blanco de Chiang Rai

Estatuas del Templo Blanco de Chiang Rai

Información práctica: la entrada al Templo Blanco cuesta 50 baht y su horario es de 06.30 a 17.00. Consejo: para evitar el exceso de turistas que lo visitan (un millón al año aproximadamente), una buena idea es ir a primera hora de la mañana o bien poco antes del cierre.

Templo Blanco de Chiang Rai

Templo Blanco de Chiang Rai

Templo Azul.

Aunque todas las atenciones se las lleva el Templo Blanco, Wat Rong Suea Ten o el Templo Azul de Chiang Rai no se queda atrás en belleza y originalidad. Al norte del río Kok, y mucho más céntrico que el anterior, los habitantes de la ciudad decidieron transformar un antiguo templo en el año 2005. Para ello contaron con el arquitecto local Phutha Kabkaew, quien había formado parte de la construcción del Templo Blanco. Diez años se demoró una obra que dio como fruto un espléndido edificio en azul cobalto y oro, custodiado por dragones y presidido por un Buda de 6,5 metros de alto.

Templo Azul de Chiang Rai

Templo Azul de Chiang Rai

Por qué no fui a la Casa Negra.

Blanco, azul y negro. El triángulo de colores perfecto en Chiang Rai se completa con la visita al museo Baan Dam, una moderna estructura a 12 kilómetros de la ciudad, obra del tailandés Thawan Duchanee… O eso dicen en las guías. Tras informarme y pedir opinión a un par de personas de confianza que habían estado recientemente, me constataron que las cabañas de madera están totalmente decoradas con huesos, pieles y animales disecados. No me apetecía contemplar tan macabro espectáculo…

El mercado nocturno, el mejor sitio para cenar de Chiang Rai.

Lo que sí me encantó fue el Chiang Rai Night Bazaar. Situado junto a la estación de autobuses, en el centro de la ciudad, se puede definir como buena comida y buen ambiente. Con una moderna música en directo de fondo, me paré en cada puesto hasta elegir varios platos apetecibles. De postre, aunque probé muchas veces durante mi viaje por Tailandia y Laos el mango sticky rice, nunca me supo tan delicioso como el que comí en Chiang Rai. Después, un paseo por los puestos de ropa y artesanías para bajar la comida… Y a descansar. Al siguiente día nos esperaba un largo trayecto hasta Luang Prabang (Laos).

Mercado nocturno de Chiang Rai

Mercado nocturno de Chiang Rai

Alrededores de Chiang Rai: el Triángulo de Oro y Wat Huay Pla Kung.

Si se para un día más en Chiang Rai, merece la pena explorar sus alrededores. Las dos atracciones principales son el Triángulo de Oro, donde el río Mekong y el Kok se unen entre Tailandia, Laos y Myanmar. Otra opción, más cercana, visitar el Templo Wat Huay Pla Kung, a las afueras de la ciudad.

Triángulo de Oro, Tailandia

Triángulo de Oro, frontera entre Tailandia, Laos y Myanmar. Fuente: shutterstock

Toma nota: puedes reservar un tour para visitar en un día el Templo Blanco, el Triángulo Dorado y Wat Para That Chedi Luang en este enlace.

Sigue viajando por Tailandia en el blog:

Código ético: este artículo contiene enlaces de afiliados. Esto significa que si compras o reservas a través de mi web obtengo una comisión sin que por ello se incremente el precio final. Así me ayudas a seguir con el blog. Todo lo que he escrito sobre lugares imprescindibles que visitar en Chiang Mai está basado en mi propia experiencia.

Deja un comentario

avatar

¡No olvides contratar tu seguro de viaje!