De Chiang Rai a Luang Prabang: Cruzar la frontera de Tailandia a Laos

Chiang Rai, cruzar la frontera de Tailandia a Laos

Me despierto en mi hostal de Chiang Rai al amanecer. Por la ventana se cuela el sonido de una campanilla y una oración. Me asomo: varios monjes enfundados en sus túnicas naranjas se pasean por la calle pidiendo ofrendas. Pequeño preludio de la multitudinaria Ceremonia de las Almas que me espera en Luang Prabang al día siguiente, pienso mientras me visto. Pero antes tengo que cruzar la frontera de Tailandia a Laos, al otro lado del río Mekong a casi 100 kilómetros de distancia. Me espera una larga jornada de autobús, colas y trámites burocráticos para cambiar de moneda, de un reino a un país comunista y hasta de sentido de la circulación. ¿No suena a aventura?

Visado a la entrada a Laos

Visado a la entrada a Laos

¿Cómo ir de Chiang Rai a Luang Prabang? 

La calle está mojada, el cielo amenaza con lluvia y del animado mercadillo nocturno de Chiang Rai donde paseábamos horas antes no queda ni rastro. Tan sólo unos puestos vacíos. Sólo hemos tenido 24 horas para explorar esta tranquila ciudad ubicada al norte de Tailandia, con su magnífico Templo Blanco rivalizando con el gran Buda que alberga el Templo Azul. El día anterior estuvimos indagando cómo cruzar la frontera de Tailandia a Laos en la propia estación de autobuses donde nos había dejado el de Chiang Mai. No es complicado pero no pudimos reservar el trayecto: hay que comprarlo en el día.

Templo Blanco, Chiang Rai

Templo Blanco, Chiang Rai

Por ello, nos presentamos temprano en la estación: a las 10.00 de la mañana parte un autobús desde Chiang Rai a Bokeo, el primer pueblo de Laos tras cruzar el Mekong y desde donde salen los autobuses a Luang Prabang. La frontera se sitúa en Chiang Khong, donde nos deja el autobús para sellar la salida de Tailandia. El trámite es rápido, el mismo autobús pasa sobre el puente de la Amistad hasta la frontera con Laos.

Cruzar la frontera de Tailandia a Laos

Cruzar la frontera de Tailandia a Laos

Toma nota: hay dos autobuses diarios a Bokeo desde Chiang Rai; uno por la mañana (10.00 horas) y otro por la tarde (16.00 horas). El precio son 220 THB; el trayecto dura unas 3 horas.

El visado a Laos.

El gran Mekong fluye hacia el sur con tono chocolate, debido a las fuertes lluvias del Monzón. Laos, enfrente, me parece más verde y montañoso. El visado se obtiene on arrival, es decir pagando 35$ en el momento, rellenando el formulario al que hay que adjuntar 2 fotografías. Como no las tenemos con nosotros (ay, despistes), nos toca pagar un poco más (y nos las hacen allí): 40 THB.  Una hora de cola, papeleo… Y ya tengo mi nuevo sello en el pasaporte. Bienvenida a Laos. Antes de subir al autobús que nos lleva hasta la estación de Bokeo sacamos kips laosianos en un cajero, para tener efectivo.

Cola para el visado a Laos

Cola para el visado a Laos

Es mediodía y toca esperar en la estación: a las 6 de la tarde sale el autobús nocturno a Luang Prabang. El billete cuesta 145.000 kips (14€). Compramos comida en el gran mercado que hay anexo a la estación, donde ya sí que me parece estar en Asia profunda -al contrario que en Tailandia- ya que nadie chapurrea ni media palabra en inglés… Nos espera una noche muy «divertida» en el sleepy bus -un autocar con literas-. Al día siguiente, al amanecer, llegaremos a la que fuera la antigua capital del reino de un millón de elefantes: la maravillosa Luang Prabang.

Mercado de Bokeo, Laos

Mercado de Bokeo, Laos

El Slow Boat a Luang Prabang.

Otra popular forma de cruzar la frontera de Tailandia a Laos y llegar a Luang Prabang es con el llamado slow boat: un barco que baja por el Mekong hasta la capital cultural y espiritual laosiana. Los botes parten del puerto de Huay Xai, a 15 kilómetros del puesto fronterizo tras entrar a Laos, donde hay que tomar un taxi o tuk tuk. El trayecto en barco es como un crucero turístico -aunque con muchas menos comodidades- con vistas a las aldeas, montañas bordeando las orillas del grandioso Mekong. Se demora dos días y hubiera sido una opción a contemplar, ya que dicen que merece la pena por la experiencia y el paisaje, si hubiéramos viajado holgados de tiempo. No era nuestro caso, por lo que optamos las 12 horas en autobús nocturno hasta Luang Prabang. Tal vez, a la próxima… Navegar sin prisa, disfrutando del trayecto como en esos relatos épicos, siempre es un placer.

Slow Boat a Luang Prabang

Slow Boat a Luang Prabang

¡No viajes a Laos sin seguro de viaje!

Por lo que pueda pasar, yo recomiendo InterMundial. Si lo compras a través de mi web tienes un 20% de descuento usando el código LACOSMOPOLILLA10. Lo puedes conseguir pinchando aquí:

Te puede interesar…

Código ético: este artículo contiene enlaces de afiliados. Esto significa que si compras a través de mi web obtengo una comisión sin que por ello se incremente el precio final. Así me ayudas a seguir con el blog. Todo lo que he escrito sobre cómo cruzar la frontera de Tailandia a Laos está basado en mi propia experiencia.

Deja un comentario

avatar

¡No olvides contratar tu seguro de viaje!