Qué ver en Girona ciudad
Cataluña España

Visita a Braavos: qué ver en Girona en dos días

Escrito por la
el
10 septiembre, 2020

Repican las campanas de la basílica de San Félix. Su sonido se fusiona con otro más grave: el de la catedral de Santa María, llamando a los fieles. Es un domingo de verano cualquiera en Girona, soleado pero no muy caluroso. Desde la muralla se despliega la ciudad a mis pies: una armoniosa urbe abrazada por el verde. A golpe de vista es fácil comprender por qué Girona fue elegida como set de rodaje para algunas localizaciones de Juego de Tronos: todo su casco antiguo es de cuento, maravillosamente conservado con pasadizos, escalinatas y templos. Fachadas ya inmortalizadas como el Gran Septo o las callejuelas por las que Ayra se escabulle en Braavos. Una atmósfera de pasado medieval con tintes épicos por la que merece la pena adentrarse, aunque no se sea fan de la aclamada saga. En mi caso, la excusa de seguir los pasos de la pequeña Stark por un día fue la excusa perfecta para descubrir qué ver en Girona en un fin de semana. ¡Irrepetible!

Girona, ciudad verde

Girona, ciudad verde

Resulta irresistible fotografiar los reflejos acuosos de las casas de colores sobre el río Onyar al atardecer. Pasear junto a la fresca frondosidad del Galligants bajo el puente de piedra, donde en la ficción Ayra es acuchillada por la “Niña Abandonada”. Girona posee un patrimonio histórico rico y ecléctico: unos espléndidos baños árabes, una de las juderías medievales mejor conservadas de la península o una catedral que presume de tener la segunda nave de estilo gótico más ancha del mundo. Pero lo mejor es que al visitar Girona se goza de una tranquilidad inusitada; la mayoría de turistas de la provincia optan por disfrutar de la cercana Costa Brava, con sus pueblos pintorescos y calas de ensueño.

Girona, qué ver en dos días

Girona, qué ver en dos días

Mapa de lugares de interés que visitar en Girona:

  1. Estación de trenes de Girona.
  2. El puente de Piedra sobre el Onyar.
  3. Rambla de Girona.
  4. Puente de Hierro.
  5. Escaleras de Sant Martí.
  6. Museo de Historia de los Judíos.
  7. Catedral de Girona.
  8. Jardines de la Francesa.
  9. Basílica de Sant Feliu.
  10. Baños Árabes.
  11. Monasterio de Sant Pere de Galligants.
  12. Jardines de Jonh Lennon.
  13. Murallas de Girona.
  14. Puente de Sant Feliu.
  15. Escultura de la Leona.
  16. Comer en Girona:
    1. Vadevins.
    2. Plaza de la Independencia.
    3. Rocambolesc.
    4. El Café Federal.
    5. Café Bistró.

Qué ver en Girona en un fin de semana. Fuente: Google maps.

Alojamiento en Girona y cómo llegar a esta bonita capital.

Girona se ubica tan sólo a 40 minutos en tren de alta velocidad de Barcelona. Esto hace posible visitarla en una escapada de un día desde la gran ciudad condal. Sin embargo, para verla con tranquilidad y disfrutarla, si es posible recomiendo reservar al menos una noche en el casco antiguo. Yo reservé un hotel histórico con mucho encanto a dos pasos de la basílica de Sant Feliu: el Hotel-Museu Llegendes de Girona. Todo un acierto.

Hotel en Girona

Hotel en Girona

Girona en un fin de semana (con ruta de Juego de Tronos). 

«No soy una dama. Nunca lo he sido. Esa no soy yo». Ayra Stark. 

Localizaciones de Juego de Tronos en Girona, escaleras de Sant Martí

Localizaciones de Juego de Tronos en Girona, escaleras de Sant Martí

Los puentes sobre el Onyar.

Cruzar el puente de Piedra -de la época de Isabel II- es acceder al casco antiguo de Girona. La Rambla de la Llibertat con sus puestos de flores, bares y comercios -el espacio más animado de Barcelona- realiza un trazado casi recto paralelo al río alrededor del que se articula la ciudad vieja. Río que, aunque muchas veces quede oculto a la vista por la disposición de las casas, basta sólo con buscar esos pasadizos que dan paso a los cinco puentes que lo salvan. Las flores que se exhiben en las Ramblas un fin de semana cualquiera son sólo un pequeño recordatorio a la gran feria de la primavera que se celebra a finales de mayo, cuando toda la ciudad se viste de color: Temps de Flors.  

El Puente de Hierro.

¿El más fotogénico? Sin duda el peatonal Puente de Hierro conocido también como el Pont de les Pescateries Velles, o puente de Eiffel, ya que fue la empresa parisina del arquitecto la encargada de ejecutar la obra en 1877.

El puente de Hierro, qué ver en Girona ciudad

El puente de Hierro, qué ver en Girona ciudad

Apunte: más moderno, el puente de Sant Feliu es uno de los lugares ideales para ver el atardecer en Girona. Cómo va cambiando la luz y sus reflejos sobre el río al caer el sol. Pero antes, la tradición manda besar el trasero de la Leona de Girona para, según se cuenta, regresar a la ciudad.

El Call: la judería de Girona.

Volviendo al otro lado del Onyar, a la derecha de la Rambla se ubica el Call, la pequeña judería de Girona que se conserva tal y como en el siglo XV. Sobre la que fuera antigua sinagoga se ubica hoy el museo de Historia de los judíos.

Calles del Barri Vell, qué ver en Girona

Calles del Barri Vell, qué ver en Girona

Las escaleras de Sant Martí.

Y es en esta amalgama de callejuelas donde encontramos una de las localizaciones de Juego de Tronos en Girona: la escalinata que conduce a la iglesia de Sant Martí Sacosta fue transformada en un mercado de Braavos por donde Ayra huye de la Niña Abandonada.

Escalera de Sant Martí, localizaciones de Juego de Tronos en Girona

Escalera de Sant Martí, localizaciones de Juego de Tronos en Girona

La Catedral de Girona.

Situada donde antaño existió un templo romano -Girona fue fundada como Gerunda durante el Imperio- la catedral de Santa María se alza imponente con su fachada barroca tras salvar 90 escalones de piedra. Su emplazamiento no es casual: es el punto más alto de toda la ciudad y ello hace que su torre domine toda la urbe. El claustro románico es lo único que se conserva de la catedral primigenia, cuya construcción se remonta al siglo XI. Aunque lo que más impresiona es penetrar al interior de su grandiosa nave gótica: un espacio diáfano con bóvedas de arcos diagonales y hermosas vidrieras. Si hay misa dominical con concierto, la acústica resulta un regalo celestial para los oídos.

Catedral de Girona, escenarios de Juego de Tronos en Girona

Catedral de Girona, escenarios de Juego de Tronos en Girona

La catedral protagoniza una de las principales localizaciones de los escenarios de Juego de Tronos en Girona: es la fachada del Septo en Desembarco del Rey. Tras sus muros, se ubica un pequeño jardín histórico -el de la Francesa– donde descansar los pies y hacer una agradable parada entre el verde y la piedra. Uno de esos “lugares secretos” y que se descubren por sorpresa de los que ver en Girona.

Jardín de la Francesa, Girona

Jardín de la Francesa, Girona

Baños Árabes de Girona.

Seguimos explorando el casco viejo de Girona y una de sus grandes sorpresas son los llamados Baños Árabes. De construcción cristiana alrededor del siglo XII -pero inspirados en la tradición árabe-, fueron usados como baños por judíos (quienes disponían de su propia sala) y cristianos de la ciudad hasta que los adquirieron las monjas capuchinas para su monasterio en el siglo XVII. Al estilo de un hammam, los usuarios hacían un recorrido por las salas frías, tibia, caliente y la de vapor.

Bañor árabes de Girona

Bañor árabes de Girona

Por cierto, los baños árabes de Girona aparecen en Juego de Tronos como el lugar donde Ayra “aprende” a momificar cadáveres en su macabra instrucción como sierva del dios de los Muchos Rostros. La entrada cuesta 3€ y para mí resulto de los sitios más bonitos que ver en Girona. ¡Sorprenden!

Basílica de Sant Feliu.

La segunda torre que compite en los reflejos del Onyar con la de la catedral es la de una magnífica basílica con otra larga escalinata -esta vez sin haber sido escenario de serie- cuyo origen se remonta a los primeros orígenes del cristianismo en la ciudad. Más antigua que la catedral, fue templo principal desde que se alzara para proteger y venerar los restos de San Félix, mártir cristiano que asesinaron los soldados por orden del emperador Diocleciano. Aunque su apariencia sea gótica, su interior custodia sarcófagos romanos y paleocristianos del siglo III al VI de nuestra era. Sin duda, una joya para los amantes del arte y la historia antigua.

Basílica de Sant Feliu, qué ver en Girona

Basílica de Sant Feliu, qué ver en Girona

El Monasterio de Sant Pere de Galligants.

Seguir tras las huellas de Ayra en Braavos lleva hasta el puente sobre el Galligants, desde donde se arroja la protagonista tras su desencuentro con la Niña Abandonada. Justo al lado se localizan dos escenarios más: la plaza dels Jurats, “el teatro de Braavos” y el monasterio de Sant Pere. La actual sede del Museo de Arqueología de Cataluña se transformó para la serie en la Biblioteca de Antigua donde Sam se prepara para ser maese y servir a la Guardia de la Noche.

Monasterio de Sant Pere de Galligants

Monasterio de Sant Pere de Galligants, qué ver en Girona

Museo Arqueológico de Cataluña

Museo Arqueológico de Cataluña

Estas son las ya afueras de Girona y aquí se aprecia cómo la abundancia de las zonas verdes en esta cuidada urbe: a un paso los agradables jardines de Jonh Lennon y el Paseo Font del Bisba. Es increíble sentirse dentro de un paraje de naturaleza sin salir de la ciudad.

Las Murallas de Girona.

Caminando de vuelta al Barri Vell, las encantadoras calles salpicadas de casas con enredaderas conducen a otra visita imprescindible que hacer en Girona: las Murallas. Una verja da acceso a las ruinas de la antigua Caserna dels Alemanys. En el que fue cuartel de soldados alemanes destinados a Girona en el siglo XVII -destruido durante el asedio de las tropas de Napoleón- se ubica el acceso a la Muralla por la Torre del Llamp.

Casa de los Alemanes, qué ver en Girona en 2 días

Casa de los Alemanes, qué ver en Girona en 2 días

Las mejores panorámicas de la ciudad se disfrutan desde esta antigua fortificación medieval que protege a Girona desde hace siglos otorgándole esa apariencia de villa antigua, como de otro tiempo.

Las murallas de Girona, qué ver en Girona en un fin de semana

Las murallas de Girona, qué ver en Girona en un fin de semana

Dónde comer en Girona: mis recomendaciones. 

En el mismo centro histórico: apunta este lugar ideal para un brunch El Café Federal (Carrer de la Força, 9), próximo las escaleras de Sant Martí. En la misma escalinata el Café Bistró también es una buena opción, aunque sea para una caña en uno de los lugares más encantadores que ver en Girona ciudad. Un clásico: unas tapas en el Vadevins – el Cau del Llop, muy cerca del Monasterio de Sant Pere con terraza en la misma plaza y precios muy competitivos.

Tapas en Girona

Tapas en el Vadevins, dónde comer en Girona

Al otro lado del Oñar: la Girona más moderna -donde los locales van de tapas- se localiza en torno a la plaza de la Independencia con bastantes opciones, desde una taberna vasca con pintxos a bares de toda la vida. ¿Y el postre? A tan sólo unos pasos. En la heladería más famosa de Girona: Rocambolesc, de los hermanos Roca, quiénes incluso han diseñado un polo inspirado en Juego de Tronos: la mano de Jaime Lannister. Irresistible, a pesar del precio.

La heladería Rocambolesc de Girona

La heladería Rocambolesc de Girona

Sigue viajando por Cataluña en el blog:

Casco histórico de Girona

Casco histórico de Girona

Nota: este artículo contiene enlaces de afiliados. Esto significa que si reservas a través de estos enlaces obtengo una pequeña comisión sin que por ello se incremente el precio final. Así me ayudas a seguir con este blog. Todo lo que he escrito sobre qué ver en Girona en un fin de semana está basado en mi propia experiencia como viajera. Nunca recomiendo algo que no haya probado previamente.

5 2 votes
Article Rating
TAGS
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments