La Torre de las Horas, qué ver en Pals Girona
Cataluña España

Pals, una villa medieval en el Bajo Ampurdán

Escrito por la
el
9 noviembre, 2020

El verde claro de los campos de arroz se entremezcla con el oscuro de los pinares y la alegría del amarillo de los girasoles en un paisaje rural y serrano. Al fondo, destellos de azul de un Mediterráneo que siglos atrás estaba más cerca, lamiendo las orillas de Pals. Al planificar mi ruta de un fin de semana en la Costa Brava tenía claro que no podía faltar esta villa histórica del Bajo Ampurdán, señorío medieval de los condes de Barcelona hasta que Fernando el Católico la nombró villa con poderes para imponer tributos. Este aire antiguo y nobiliario continúa impregnado cada recoveco de las calles empedradas y pasadizos que trasladan a esas épocas vetustas. Desde luego, merece la pena despegarse un rato de la playa para irse a descubrir qué ver en Pals. ¡Uno de los pueblos más bonitos de Cataluña!

Calles de Pals, Costa Brava

Calles de Pals, Costa Brava

Mapa turístico de Pals.

  1. Aparcamiento en Pals.
  2. Plaza Mayor de Pals.
  3. Portal de la Vila.
  4. Calle Mayor.
  5. Torre de las Horas.
  6. Mirador d´en Jose Pla.
  7. Murallas de Pals (Paseo Arqueológico).
  8. Sepulturas medievales.
  9. Iglesia de Sant Pere.
  10. Ca la Pruna (la casa de la cultura).
  11. La playa de Pals.

Mapa de lugares que ver en Pals. Fuente: Google maps.

Cómo llegar a Pals, Girona.

El municipio de Pals se localiza en la comarca del Bajo Ampurdán, a 44 kilómetros en coche de Girona (unos 50 minutos por la C-66). En transporte público, hay que tomar un autobús hasta Palafrugell y cambiar, lo que puede demorar dos o tres horas el trayecto. De Barcelona, Pals queda a 134 kilómetros -algo más de hora y media en coche. El tren llega hasta Caldes de Malavella o Girona. Lo más rápido, pues, es con vehículo particular. Una vez en Pals hay que tener en cuenta que su centro histórico es todo peatonal, lo mejor es estacionar el vehículo en el parking que hay en la entrada; sólo hay que caminar entre 5 y 10 minutos a la plaza Mayor. También en la parte trasera del pueblo, junto al cementerio, hay otro aparcamiento.

Pals, Girona

Pals, Girona

Alojamiento en Pals.

Precioso y familiar, en pleno centro de Pals no te pierdas el Arkhé Hotel Boutique. Un alojamiento con precio muy asequible y también buena ubicación: el Hostal Barris.

Arquitectura típica del Ampurá, Pals

Arquitectura típica del Ampurá, Pals

Lugares que ver en Pals: un paseo por el medievo.

Callejear por Pals es una delicia. Recuerda, por el empedrado y las estrechas travesías desembocando en plazas con cipreses, al casco viejo de la bonita ciudad de Girona, en versión más pequeña. La plaza Mayor de Pals es el corazón de la villa, antigua plaza del mercado donde se ubica el Ayuntamiento -la Casa de la Vila- edificio gótico del siglo XIII. Tiendas de cerámica donde se exhibe la artesanía típica de la zona y animadas terrazas para degustar una cerveza o cava, según la tradición local.

De paseo por Pals, Girona

De paseo por Pals, Girona

Desde ella podemos iniciar nuestro paseo hacia la parte alta de Pals, pasando bajo el gótico portal de la Vila y recorriendo la calle Mayor. Paso a paso, es perceptible ese “viaje en el tiempo” que sólo es posible en estos pueblos amurallados que se conservan como antaño, con sus casas de piedra, ventanales, arcos y oquedades. Decoradas con enredaderas y otras plantas trepadoras, forman un cuadro armonioso y perfecto. Sin duda “perderse” por este entramado de callecitas sin rumbo, dejándose sorprender por esos pequeños detalles es lo mejor que ver en Pals.

Plaza Mayor, qué ver en Pals, Girona

Plaza Mayor, qué ver en Pals, Girona

Comercios tradicionales, galerías de arte y muestras de artesanía local, monumentos históricos y restaurantes donde se sirve el arroz cosechado en la comarca… ¡La visita a Pals resulta, en todos los sentidos, deliciosa!

Tienda de artesanía en Pals Girona

Tienda de artesanía en Pals Girona

La torre de las Horas.

Llamada también “Torre del Homenaje”, la silueta más característica de Pals sobresale del conjunto de casas y tejados color tierra en la lejanía, inconfundible. Las piedras que conforman su cilindro de unos 15 metros de altura fueron ancladas en la misma roca allá por los siglos XII y XIII, en plena Edad Media, cuando el señorío de Pals era una importante villa comercial del Bajo Ampurdá. En aquella época la torre formaba parte del castillo, dañado durante la Guerra Civil Catalana en el siglo XV, por lo que acabó siendo demolido y sus restos, reutilizados en la reconstrucción de la iglesia de Sant Pere -también afectada por la contienda- y las murallas de Pals.

Torre de las Horas en Pals

Torre de las Horas en Pals

Junto a la torre, entre olivos se localiza el Mirador d´en Jose Pla. Este escritor ampurdanés sentía especial predilección por este mirador y las inspiradoras vistas a los campos del Bajo Ampurdá, con el mar y las islas Medes dibujadas en el horizonte, tal y como reflejó en su obra literaria. Hoy, una placa lo recuerda. En el mirador se inicia el Paseo Arqueológico, un recorrido alrededor de la muralla rodeado de verdor y la tranquilidad.

Rincones encantadores que ver en Pals, Costa Brava

Rincones encantadores que ver en Pals, Costa Brava

La iglesia de Sant Pere.

Del mismo tono de piedra color crema que impera en toda la villa, es fácil distinguir la fachada de la pequeña iglesia gótica, templo principal de la villa y la iglesia más relevante que ver en Pals. Las primeras noticias que se tienen de la existencia de esta iglesia se remontan al siglo XI, al ser devuelta por la condesa Ermessenda al obispado de Girona. Su sobrio interior consta de una sola nave, cubierta con bóvedas de crucería. El campanario se añadió posteriormente, en el siglo XVIII.

Iglesia de Sant Pere en Pals, Girona

Iglesia de Sant Pere, qué ver en Pals, Girona

De vuelta a la calle Mayor, tras asomarnos a galerías de arte y otras tiendas de souvenirs, para completar el recorrido por esta villa detenida en el tiempo, sólo nos queda ver a las sepulturas medievales excavadas en la roca durante la Alta Edad Media. Testigos de otra época que confirman lo que ya sabíamos: que estamos en uno de los pueblos más antiguos de la comarca, posiblemente fundado por los romanos en honor a Atenea (Palas Atenea, de ahí el nombre de Pals).

Casas en Pals, Girona

Casas en Pals, Girona

En la Casa de la Cultura, actualmente ubicada en una casona renacentista llamada Ca la Pruna, hay una exposición de vinos y cavas de Catalunya para aprender más sobre este apasionante mundo y hasta un Museo de Arqueología Submarina. ¡Una vista a Pals de lo más completa!

Casas típicas en Pals Girona

Casas típicas en Pals Girona

La playa de Pals.

¿Vas a Pals en verano o primavera? Una vez pasada la zona urbanizada, la de Pals es una playa virgen y salvaje. Un parque natural con dunas de arenas, abrazada por un bosque donde la banda sonora en agosto es el canto de las chicharras. Ideal para pasar un estupendo día de playa que se puede completar con un picnic al frescor de los pinos en el área recreativa de la torre de la Mora.

Playa de Pals, Girona

Playa de Pals, Girona

Otras playas próximas a Pals son: Ilha Roja o la Cala ses Vaques, ¡algunas de las mejores de la Costa Brava!

Sigue viajando por Cataluña en el blog:

Código ético: este artículo contiene enlaces de afiliados. Esto significa que si reservas a través de estos enlaces recibo una pequeña comisión sin que por ello se incremente el precio final. Así me ayudas a seguir con el blog. Todo lo que he escrito sobre qué ver en Pals, uno de los pueblos más bonitos de la Costa Brava, está basado en mi experiencia.

ETIQUETAS

DEJA UN COMENTARIO

Patricia Rojas
Barcelona

¡Hola! Soy Patri, periodista y apasionada de los viajes. Andaluza de Motril (Granada) desde 2013 escribo en lacosmopolilla.com relatos de lugares y gentes del mundo. En mi web encontrarás completas guías de países y ciudades, consejos para ahorrar viajando, rutas en coche o artículos sobre gastronomía local. ¿Viajamos juntas?

Miembro de
HTB logo   ANDTB logo   Manifiesto logo