Qué ver en la Costa Brava en un fin de semana
Cataluña España

Un fin de semana en la Costa Brava

Escrito por la
el
2 noviembre, 2020

Ya lo anuncié. En cuanto me vine a vivir a Barcelona me marqué el objetivo de conocer Cataluña, ¡con tantos lugares bonitos y pendientes! Uno de los primeros sitios en la lista: descubrir qué ver en la Costa Brava, una de las zonas más famosas -cierto- pero una apuesta segura y más con los calores de pleno verano. Aunque sólo ha sido una escapada de fin de semana que me ha dejado con ganas de más. Empuriabrava, Cadaqués, Pals y la Calella de Palafrugell han sido los pueblos elegidos en esta pequeña ruta por la Costa Brava en coche. ¡Repetiré seguro!

Empuriabrava, pueblos de la Costa Brava

Empuriabrava, pueblos de la Costa Brava

Ya me había sorprendido gratamente Girona y su bien conservado casco histórico en otro fin de semana épico, tras los pasos de Ayra en “Braavos” y otras localizaciones de míticas escenas que ya forman parte del universo friki de Juego de Tronos. Me da que esta es una provincia que guarda muchos rincones en los que perderse… Pero vayamos por partes.

Ruta por la Costa Brava en 3 días.

  1. Castelló d´Empúries.
  2. Empuriabrava.
  3. Cadaqués, el pueblo de Dalí.
  4. Calas del Cap de Creus.
  5. Pals.
  6. La playa de Pals.
  7. Calella de Palafrugell.

Mapa de lugares que ver en la Costa Brava en un fin de semana. Fuente: Google maps.

Cómo llegar a la Costa Brava.

La manera más rápida de llegar y moverse por la Costa Brava es en coche: se puede alquilar en Barcelona o Girona. Hay tren hasta Blanes y Figueres, pero una vez allí hay que tomar autobuses de línea hasta los municipios más pequeños como Pals o Cadaqués.

Pals, uno de los pueblos más bonitos de la Costa Brava

Pals, uno de los pueblos más bonitos de la Costa Brava

Recomendaciones para viajar a la Costa Brava.

Cuando comencé a planificar esta escapada, busqué recomendaciones Costa Brava. Encontré dos consejos valiosos: el primero, buscar alojamiento en un pueblo un poco alejado de la costa. Cierto: al comprobar precios -estamos hablando de pleno verano- los alojamientos en Roses o Cadaqués estaban imposibles, por 300€ la noche. Solución: reservé una habitación en Castelló d´Empúries, a tan sólo 10 minutos de la playa en coche, pero lo suficientemente alejado para resultar un precio asequible. ¡Y fue un acierto! El pueblo nos gustó mucho. El alojamiento, ubicado en una mansión histórica: la Casona Calma Chicha, resultó encantador tanto por la casa en sí como por los anfitriones y el delicioso desayuno.

Alojamiento en la Costa Brava, casona histórica

Alojamiento en la Costa Brava, casona histórica

La segunda recomendación que necesitaba, anotar cuáles son las mejores calas de la Costa Brava: las del Cabo de Creus al norte de Cadaqués, L´Estartit o las playas cercanas a Pals como Illa Roja o Sa Riera. Y es que es un lujo darse un chapuzón en esas aguas transparentes rodeadas de verdes pinares tras patear un pueblo de cuento como son Pals o Cadaqués. ¡Ya he dicho al principio que repetiré pronto!

Castelló d´Empuries: la catedral del Empordà.

Seguramente si no hubiéramos reservado la habitación en Castelló d´Empúries nos hubiéramos quedado sin conocerlo, ya que al pensar en la Costa Brava y sus pueblos famosos este no figura en el top. ¿Qué nos encontramos? Una villa condal capital del Empordà durante el medievo, tal y como se advierte en su patrimonio. Lo más destacado sin duda los restos de la muralla y la Basílica de Santa María, un magnífico templo con tesoros tan antiguos como ella misma.

Basílica de Santa María, Castelló d´Empuries

Basílica de Santa María, Castelló d´Empuries

Castelló además conserva el trazado de las callejuelas de su judería -una odisea para meterse con el coche sin conocer- y varios museos que relatan la historia de la comarca:  la Curia-Prisión del Siglo XIV, hoy museo de historia y un eco-museo en una antigua harinera. Las noches de verano en Castello son una gozada por el buen ambiente en sus bares y terrazas, rematado con un concierto en un jardín tras la basílica: el Palau Maccelli.

Un jardín en Castelló d´Empuries, costa Brava

Un jardín en Castelló d´Empuries, costa Brava

Empuriabrava y sus canales.

Instaladas en nuestra “casa” de Castelló, a unos pocos minutos en coche se ubica la Marina de Empuriabrava. En pleno golfo de Roses y junto a los humedales de las marismas del Ampurdán, parque natural, con 24 kilómetros de canales navegables constituye la marina residencial más relevante de Europa. Tengo que decir que pese a los canales y algunas casas pintorescas, blancas y con buganvillas decorando las fachadas, tampoco me pareció que tuviera excesivo encanto. Supongo que la gran cantidad de bares y restaurantes de “guiris” tipo cadena no ayuda… Pero no me pareció un sitio auténtico. O al menos no a la altura de Castelló, Pals y Cadaqués, nuestras siguientes visitas en esta pequeña ruta por la Costa Brava de un fin de semana.

Marina de Empuriabrava

Marina de Empuriabrava

Una pequeña escapada a Collioure.

Sábado por la mañana y estando tan cerca del sur de Francia, no podemos resistirnos a madrugar y seguir la carretera panorámica que bordea la costa hasta la ciudad Collioure. Una encantadora villa marinera donde se encuentra la tumba de Antonio Machado. Una delicia de lugar, aunque ya no se encuentre en la Costa Brava.

Un paseo por Collioure, Francia

Un paseo por Collioure, Francia

Cadaqués, el pueblo de Dalí.

Si había algo que tenía claro a la hora de planear qué ver en la Costa Brava en un fin de semana era Cadaqués. El pueblo más oriental de la península ibérica se ubica en pleno cabo de Creus, tras una carretera sinuosa a través de la montaña, lo que hizo que se mantuviera aislado por tierra hasta hace un siglo. De casitas encaladas, cuestas y macetas, es una postal idílica en blanco y azul a la que acompañan las barcas de la bahía. No es de extrañar que atrajera a artistas varios hasta su costa: Marcel Duchamp, Dalí, Picasso o Miró fueron algunos de los que cayeron rendidos a su embrujo, dándole la fama de la que hoy Cadaqués disfruta.

Cadaqués, el pueblo de Dalí

Cadaqués, el pueblo de Dalí

En la bahía de Portlligat se conserva la Casa-Museo donde vivieron Salvador Dalí y Gala. Uno de los lugares más visitados de Cadaqués y un imprescindible que ver en la Costa Brava, aunque se trate de una escapada exprés como la mía.

Calles de Cadaqués, Costa Brava

Calles de Cadaqués, Costa Brava

Las calas del Cap de Creus.

El paraje que abraza Cadaqués no es otro que el Cabo de Creus, una atalaya rocosa a casi 700 metros de altitud sobre el mar, que se adentra al Mediterráneo: se trata del punto más oriental de la península. Por lo abruptas y escarpadas, además de encontrarse en un paraje natural, las calitas del Cap de Creus figuran entre las más impresionantes que ver en la Costa Brava, aunque muchas de ellas son sólo accesibles caminando o desde el mar. Algunas de ellas: la playa de S´Alqueria, Cala Bona, Cala Jugadora o Cala Fredosa. ¿Otra recomendación? Dicen que es mágico el atardecer desde el faro del Cabo de Creus. No pude constatarlo ya que el final de la tarde en Cadaqués se empañó con una tormenta veraniega, frecuentes en estas costas los días de mucho calor.

Calas de Cadaqués, Costa Brava

Calas de Cadaqués, Costa Brava

El encanto de Pals, villa medieval del Bajo Ampurán.

El tercer (y último día) de esta ruta de fin de semana por la Costa Brava (también) combina un poco de pueblo y playa. Tenía muchas ganas de patear las calles de piedra de Pals -ya en el Bajo Ampurdán- refrescarme en sus playas y terminar el día paseando por la Calella de Palafrugell, antes de regresar a Barcelona el domingo por la noche. Plan redondo.

Vistas de Pals, costa Brava

Vistas de Pals, costa Brava

Pals es una villa medieval de cuento. Bajo la Torre románica de las Horas, del siglo XII, su casco histórico medieval se conserva casi como antaño: pasadizos, arcos, conducen por un pequeño laberinto de calles empedradas desde la plaza mayor hasta la iglesia de San Pere. Las mejores vistas se obtienen en el mirador de Josep Pla, con panorámicas sobre el paisaje rural del Ampordá y, al fondo, la línea azul del mar con las islas Medas.

Iglesia de Pals, qué ver en la Costa Brava

Iglesia de Pals, qué ver en la Costa Brava

Desde allí nos dirigimos a continuación para disfrutar de la playa de Pals y un picnic en la Torre Mora, agradable área recreativa entre los pinos por donde sopla la brisa marina aún un día caluroso.

Área recreativa torre de la Mora

Área recreativa torre de la Mora

Nota: próximo a Pal se ubica Begur, con su castillo y la cala de Sa Tuna, una de esas señaladas como más bonitas playas que ver en la Costa Brava.

Calella de Palafrugell.

Última parada en dirección sur en esta breve escapada a la Costa Brava en la Calella de Palafrugell. Concurrida y animada, este antiguo pueblo de pescadores conserva las típicas casitas con barcas y portones de colores, dándole un aire vintage de aquellos veranos de hace décadas. Estas orillas inspiraron “Mediterráneo” el cantante Joan Manuel Serrat, en el antiguo hotel Batlle. Popular tema ya siempre ligado como banda sonora a este paisaje tan peculiar que aúna montaña y bosque con mar y pueblos blancos. La combinación resulta inmejorable.

La Calella de Palafrugell en verano, qué ver en la Costa Brava en un fin de semana

La Calella de Palafrugell en verano, qué ver en la Costa Brava en un fin de semana

Sigue viajando por Cataluña en el blog:

Código ético: este artículo contiene enlaces de afiliados. Esto significa que si reservas a través de mi web obtengo una pequeña comisión sin que por ello se incremente el precio final. Así me ayudas a seguir escribiendo. Todo lo que he relatado sobre qué ver en la Costa Brava en una escapada de fin de semana está basado en mi propia experiencia.

ETIQUETAS
3 Comentarios
  1. Responder

    SantiMB

    3 noviembre, 2020

    Buen reportaje de tu primer contacto con la Costa Brava. Has elegido unos buenos sitios para empezar, y ya te habrás dado cuenta de que para conocer este rincón de la costa no basta con 3 días, y puede que tampoco con 1 mes. Cadaqués y el Cap de Creus son algunos de mis lugares favoritos de la Costa Brava. En el mismo Cap de Creus te recomiendo visitar Sant Pere de Rodes y luego Port de la Selva y La Selva de Mar. Si te gustó Pals tienes que visitar Peratallada, muy cerca de allí, y ya me dirás. En la playa de Pals están las Basses d’en Coll, donde se cultiva el famoso «arròs de Pals», un arroz ecológico muy apreciado.

    Un saludo.

    • Responder

      cosmopolilla

      3 noviembre, 2020

      Muchas gracias por las recomendaciones, desde luego que un fin de semana se me hizo muy corto y en cuanto mejoren las cosas planeo volver con más tranquilidad, como primer contacto estuvo genial 🙂 Peratallada la tengo en el punto de mira y todas las fotos que he visto parece un pueblo de cuento ¡ojalá pronto podamos volver a viajar con normalidad! Un saludo

  2. Responder

    SantiMB

    3 noviembre, 2020

    Sí, se acumulan las ganas de poder salir a conocer mundo.

DEJA UN COMENTARIO

Patricia Rojas
Barcelona

¡Hola! Soy Patri, periodista y apasionada de los viajes. Andaluza de Motril (Granada) desde 2013 escribo en lacosmopolilla.com relatos de lugares y gentes del mundo. En mi web encontrarás completas guías de países y ciudades, consejos para ahorrar viajando, rutas en coche o artículos sobre gastronomía local. ¿Viajamos juntas?

Miembro de
HTB logo   ANDTB logo   Manifiesto logo