Qué ver en Dinan, vistas desde la Muralla
Europa Francia

La antigua ciudad de los Duques de Bretaña: qué ver en Dinan

Escrito por la
el
4 octubre, 2021

Vallée de la Rance. A 75 metros de altura sobre un río que serpea hacia el Atlántico se eleva la colina de Ahná, llamada así en honor al dios celta de los vivos y muertos. Este promontorio con vistas privilegiadas fue el elegido por una comunidad de monjes protegidos por el primer rey Bretón para instalarse, allá por el siglo IX. Nacía así Dinan, destinada a convertirse en un centro artesano y comercial del reino gracias a su puerto seguro y una muralla inconquistable. Su trazado de pequeña ciudad medieval con espléndidas casas de entramado de madera ha sabido soportar el embiste de las guerras y el tiempo durante siglos. Hoy es una urbe de cuento, sin duda una de las ciudades más bonitas de la Bretaña francesa. ¿Quieres descubrirla? Demos un paseo por los lugares más bonitos que ver en Dinan, la antigua capital ducal.

Dinan, ciudad medieval

Dinan, ciudad medieval

Sitios como… Una basílica románica con el corazón de un caballero templario. Un castillo medieval por fuera fortaleza, por dentro residencia palaciega de los duques de Bretaña. La Torre del Reloj del siglo XV, icono de Dinan… Y sobre todo callejuelas encantadoras para perderse, en cuesta, desde el casco histórico abrazado por la muralla hasta el puerto en el río Rancé, de donde partían los barcos rumbo a la ciudad corsaria de Saint-Malo y el Atlántico norte.

Vistas de Dinan desde la Muralla

Vistas de Dinan desde la Muralla

Qué ver en Dinan, encanto medieval en la Bretaña.

  1. La plaza del mercado.
  2. Castillo de Dinan.
  3. Torre del Reloj.
  4. La basílica de Saint-Saveur.
  5. El Jardín Inglés.
  6. Murallas de Dinan.
  7. Calle Jerzual.
  8. El Puerto de Dinan.
  9. Rue de la Cordonnerie.

Mapa turístico de Dinan. Fuente: Google maps.

Cómo llegar a Dinan desde Rennes.

La encantadora ciudad de Dinan se ubica entre Rennes, la capital de la Bretaña y Saint-Malo, ya en la costa. Yo me desplacé en coche de alquiler reservado con antelación desde el aeropuerto de Nantes, previa parada de un día en Rennes: tan sólo cincuenta minutos por la D137 a través de un idílico paisaje rural y tranquilo especialmente al salir de la autopista. El casco antiguo de Dinan es casi todo peatonal, de callejuelas empedradas: lo mejor es estacionar el vehículo en alguno de los parkings que hay a la entrada de Dinan (por ejemplo, junto al Castillo y la plaza del Mercado) para explorar a pie la ciudad.

Calles del centro de Dinan

Calles del centro de Dinan

Hoteles en Dinan.

¿Dónde hospedarse en Dinan? Mi recomendación: reserva un alojamiento histórico y con encanto como La Maison Pavie, en una auténtica casa de entramado de madera del siglo X, situada en el corazón de Dinan, en la misma plaza de la basílica de Saint Saveur, ¡más céntrico imposible!

Hotel en el centro histórico de Dinan, la Bretaña francesa

Hotel en el centro histórico de Dinan, la Bretaña francesa

La plaza del Mercado.

Comenzamos el recorrido a pie por el casco histórico de la ciudad en la Place Duguesclin de Dinan, bajo los pies bravos del caballo galopante de la estatua ecuestre de Bertrand du Guesclin. Un caballero del que hablaremos un poco más adelante…  ¿La razón? Aquí se ubica el Mercado Central de Dinan, hay sitio para aparcar en caso de desplazarte en vehículo particular y, además, se encuentra la oficina de Turismo de la ciudad. Siempre viene bien para adquirir o mapa, informarse sobre los lugares de interés que ver en Dinan. Además, está a dos pasos del Castillo, primera visita imprescindible en esta villa histórica y medieval.

Bertrand du Guesclin, estatua ecuestre, qué ver en Dinan

Bertrand du Guesclin, estatua ecuestre, qué ver en Dinan

El Castillo de Dinan.

Penetramos al Château de Dinan, antaño residencia de los duques de Bretaña. Una fortaleza medieval cuyo sobrio exterior engaña: sus recios muros albergan las lujosas estancias donde habitaron los duques de Bretaña durante los siglos de esplendor de la ciudad. En su regia silueta destaca la torre de Coëtquen, del siglo XV; la mazmorra ducal es aún más antigua: fue construida en el año 1380. La visita completa permite colarse -literalmente- hasta la cocina del palacio, pasando por la sala de banquetes o las terrazas del castillo, con impresionantes vistas. Un imprescindible que ver en Dinan para iniciarse y comprender la importancia de esta villa en el Medievo y en la historia de Bretaña.

El castillo de Dinan

El castillo de los duques de la Bretaña: qué ver en Dinan

La Torre del Reloj: de paseo por el casco histórico de Dinan. 

Caminamos por los adoquines de la ciudad antigua, guiando nuestros pasos hacia el emblema de Dinan. No vayas con prisa: comenzarás a admirar las fachadas de entramado de madera, típica arquitectura de la Bretaña. ¿No recuerdan a un cuento de los hermanos Grimm? Las horas de los habitantes de la ciudad medieval son marcadas desde el siglo XVI por la campana que regaló Ana de Bretaña -reina consorte de Francia y Nápoles además de duquesa de Bretaña y Milán-. Fue instalada en la segunda torre más alta de Dinan: nada menos que 45 metros de altura a donde se puede subir para admirar las vistas sobre los tejados de los edificios que se conservan casi como entonces, a excepción tal vez del cambio de caballos de verdad por los de motor.

Casas de entramado de madera del centro de Dinan

Casas de entramado de madera del centro de Dinan

Basílica de Saint-Saveur.

Tiempo ahora para descubrir el corazón de Dinan: la plaza donde se ubica el templo católico de Saint-Saveur. La basílica se comenzó a construir en un primitivo siglo XII; adivinándose el estilo románico con reminiscencias bizantinas. Estilo que se integra con las reformas y ampliaciones posteriores durante el Renacimiento y el Barroco. Saint-Saveur es de esas iglesias francesas tan bonitas como intimas, que requiere una visita a primera o última hora para disfrutar de la soledad de sus recovecos. Y tan antigua que conserva vidrieras con más de 500 años y un sepulcro con el corazón del caballero Du Glesclin. Un legendario guerrero igual de famoso por su fealdad como por su destreza en combate, alcanzando la fama por su relevante papel en la Guerra de los Cien Años.

Basílica de Saint-Saveur, qué ver en Dinan, La Bretaña

Basílica de Saint-Saveur, qué ver en Dinan, La Bretaña

A espaldas de la basílica de Saint-Saveur se localiza un idílico entorno para pasear o descansar los pies: el Jardín Inglés. Antiguo cementerio que perteneció a la iglesia, hoy ofrece unas de las mejores vistas al río Rancé y su frondoso valle desde la muralla que lo bordea.

El Jardín Inglés, qué ver en Dinan, la Bretaña

El Jardín Inglés, qué ver en Dinan, la Bretaña

Casco histórico de Dinan: calles Merciers y Cordeliers

Retrocedamos ahora al casco viejo para seguir callejeando por el centro de Dinan. Pequeñas capillas, comercios tradicionales, creperías insertadas en casas con soportales de madera integran a la perfección la vida moderna sin perder ni un ápice del encanto medieval de la villa. Algo que no en muchas ciudades sucede; en Dinan raya la perfección.

El encanto de Dinan, ciudad medieval de la Bretaña

El encanto de Dinan, ciudad medieval de la Bretaña

Un paseo por las Murallas de Dinan.

Desde el suelo y desde las alturas. Una de las visitas más importantes que hacer en Dinan es recorrer el tramo abierto de sus murallas accediendo desde la escalinata de piedra y pasando sobre el arco de la calle Jerzual.

Dinan desde la Muralla, qué ver en Dinan, La Bretaña

La ciudad desde la Muralla, qué ver en Dinan, La Bretaña

Y es que, antes o después -a gusto de la viajera- se impone patear la calle Jerzual -extramuros Petit Fort- de arriba abajo hasta el Puerto, a pesar de lo pronunciado de la cuesta. ¿El riesgo? Tardar horas por querer tomar cientos de fotografías: de todas sus casas con talleres artesanos y comercios locales cuesta decidir cuál es la más linda. La sucesión de pequeñas viviendas de piedra, flores y vigas de madera pintada en colores con grandes ventanales cuadrados forma un conjunto pintoresco y armonioso.

Calle Petit Fort, Dinan

Calle Petit Fort, Dinan

El Puerto de Dinan.

La zona más antigua que ver en Dinan -donde se instalaron aquellos monjes primitivos en la Alta Edad Media- se ubica a orillas del Rance. Desde un pequeño puerto en aguas tranquilas se fue expandiendo la ciudad con los locales de pequeños comerciantes: tejedores, curtidores, artesanos… Hasta coronar la colina con la basílica y el castillo de Dinan, dentro ya de la muralla.

El Puente Viejo, puerto de Dinan

El Puente Viejo, puerto de Dinan

¡Un paseo de cuento por una villa medieval de las mejores conservadas en la Bretaña!

Puerto de Dinan desde la Muralla

Puerto de Dinan desde la Muralla

Para terminar un día perfecto, si de tanto caminar se abrió el apetito, apunta estos sitios para comer en Dinan: si hace buen tiempo, nada como una galette tradicional y un vaso de sidra bretona en una crepería tradicional: La Bigoudène. La mayor concentración de bares la encontrarás en la llamada “calle de la Sed” (la rue de la Cordonnerie) animada y concurrida. Alegre parada antes de continuar la ruta por la Bretaña en busca del bosque del mago Merlín o el maravilloso pueblo de Rochefort-en-Terre.

Creperias de Dinan

Creperias de Dinan

Sigue viajando por Francia en la web:

Broceliande, el bosque del mago Merlín en Bretaña

Rochefort-en-Terre: el pueblo más bonito de Francia está en la Bretaña

Un paseo por la «Roma» francesa: qué ver en Narbona

Collioure, el último viaje de Antonio Machado

Código ético: este viaje lo realicé invitada por Turismo de Bretaña. Todas las opiniones expresadas aquí sobre los mejores lugares que ver en Dinan están basadas en mi propia experiencia, así como la autoría del texto y fotografías tomadas durante mi estancia.

ETIQUETAS

DEJA UN COMENTARIO

Patricia Rojas
Barcelona

¡Hola! Soy Patri, periodista y apasionada de los viajes. Andaluza de Motril (Granada) desde 2013 escribo en lacosmopolilla.com relatos de lugares y gentes del mundo. En mi web encontrarás completas guías de países y ciudades, consejos para ahorrar viajando, rutas en coche o artículos sobre gastronomía local. ¿Viajamos juntas?