Qué ver en Bagà, el Berguedà
Cataluña España

Qué ver en Bagà, un bonito pueblo medieval en el Alt Berguedà

Escrito por la
el
9 febrero, 2024

La carretera C-16 conduce a la montaña en dirección opuesta al mar. Hemos dejado atrás la cosmopolita ciudad de Barcelona para adentrarnos por el interior de su provincia. Una zona a menudo desconocida para el turista común que se queda a orillas del Mediterráneo ignorando los encantos de los municipios medievales al pie del Pirineo. Así, tras recorrer 120 kilómetros llegamos al valle del río Bastareny: vamos a descubrir qué ver en Bagá, un pueblo detenido en el tiempo en las proximidades del parque natural de Cadí-Moixeró. ¡Escapada perfecta de paz y naturaleza!

Vistas de Bagà en el Berguedà

Vistas de Bagà en el Berguedà

Descubrí Bagà tras pasar unos días en Ruta por la Cerdanya, comarca catalana ubicada en el Pirineo Oriental. El pequeño pueblo de Bagà me pareció el lugar perfecto para hacer una larga parada de camino o de vuelta a Andorra -es la misma carretera- o a Puigcerdà. Ya que se localiza justo al sur del túnel del Cadí. Aún mejor si es para pasar un puente o fin de semana ¡hay un montón de itinerarios de senderismo para disfrutar de la montaña!

Alojamiento recomendado en Bagà. 

En un entorno increíble, con vistas al Pedraforca -mítica montaña en Cataluña- piscina exterior e interior, te recomiendo reservar un bungalow en el Camping Pedraforca, en el cercano pueblo de Saldes. En el mismo Bagá hay varias casas y hoteles rurales:

Lugares que ver y cosas que hacer en Bagà.

Con poco más de 2000 habitantes censados y a casi 800 metros de altura, aires frescos del Pirineo corren por Bagà. No es inusual que caiga alguna nevada durante el invierno. Bagà, capital histórica de la comarca del Alt Berguedá, en él se refugiaron los cátaros, huyendo de las crueles persecuciones en Occitania. Para empezar la visita a Bagà te recomiendo que estaciones el vehículo en este parking público que hay justo en la entrada. ¡Espero que lleves calzado cómodo!

Restos medievales de Bagà, Barcelona

Restos medievales de Bagà, Barcelona

Casco medieval de Bagà. 

Empezamos el recorrido a pie por Bagà, descubriendo encantadoras callejuelas empedradas, con pasadizos y escaleras. Los restos de las Murallas de Bagá y la Torre Subirana, de época medieval, aún son visibles en algunos rincones de la villa, bordeando el trazado de su perímetro.

Calles medievales de Bagà

Calles medievales de Bagà

El castillo de Bagà y la leyenda del caballero Galcerán. 

Uno de los monumentos históricos más relevantes que ver en Bagá es el Palau de los Barones de Pinós, también conocido como el Castillo de Bagà. Construido en el siglo XIII, fue la residencia de esta familia noble, linaje que participó junto al rey Jaume IV en la guerra de Cerdeña. Este fue el hogar de un caballero legendario: el héroe medieval Galcerán de Pinós.

Según la leyenda, Galcerán fue apresado en una guerra contra los musulmanes y el rey de Granada exigió un costoso rescate, que incluía cien jóvenes doncellas del Berguedà. El caballero se negó y cuentan que logró milagrosamente escapar de sus captores, con la milagrosa intervención de San Estevan. Una escultura dedicada a este personaje se alza en la misma plaza de Galcerán de Pinós, a unos pasos del castillo. Por cierto que en esta plaza hay varios bares en los soportales – con terraza- donde tomar una tapa y un vermut o cerveza. ¡Muy animados durante el fin de semana!

Estatua de Galcerán de Pinòs, Bagà

Estatua de Galcerán de Pinòs, Bagà

Cada año se celebra en Bagà las fiestas de la Baronía de Pinós, a mediados del mes de julio. Un mercado medieval se instala en el centro histórico de Bagà con actuaciones teatrales o conciertos, feria de demostración de oficios tradicionals y muestras gastronómicas de productos típicos de la comarca del Berguedà. Entre estas recreaciones, destaca «El rescate de las cien doncellas», relatando la leyenda de Garcerán.

Centro de Interpretación del Catarismo.

El interior del castillo de Bagà -actualmente en restauración- además de un amplio patio de armas o una capilla, la de Santa María de Palau, se puede visitar el Centro de Interpretación del Catarismo. El motivo es que esta villa del Pirineo fue un refugio para los cátaros o albigueses durante el medievo, cuando habían sido declarados herejes por Roma, condenados a la hoguera por sus ideas revolucionarias. Algunos de los que consiguieron escapar a las matanzas ocurridas en el sur de Francia, en la vetusta Carcasonne o la pequeña Beziers, encontraron hogar entre los pacíficos muros de Bagà.

Capilla del castillo de Bagà

Capilla del castillo de Bagà

Iglesia de Sant Esteve.

Si seguimos el Carrer Major llegaremos al corazón de la villa: la iglesia de Sant Esteve es el principal templo que ver en Bagà. Construida en los siglos XIV – XV, tiene una apariencia eminentemente románica, con detalles ya del gótico en ciernes. Dotada de tres naves y bóveda de cañón, los muros de la propia iglesia formaban parte de la muralla medieval que protegía al pueblo, integrada en ella. Su interior tuvo que ser restaurado tras sufrir un incendio en 1753, por lo que hoy preside un retablo de estilo barroco, obra de los hermanos Morató.

La iglesia de Sant Esteve, Bagà

La iglesia de Sant Esteve, qué ver en Bagà, Cataluña

Puente medieval sobre el Bastareny.

Una de las estampas más fotogénicas de Bagà es la que se obtiene tras cruzar el puente sobre el río. El Bastereny, que nace montaña arriba, pasa junto al pueblo regando las huertas y bosques, antes de fundirse con el río Llobregat. Allí mismo se encuentra el parque de la Villa, ideal para pasear y refrescarse, con los tejados de Bagà justo enfrente.

Puente medieval de Bagà

Rutas de senderismo que hacer en Bagà.

Como parte del Parque Natural del Cadí-Moixeró, hay muchas rutas de senderismo en los alrededores de Bagà. Quizá la más sencilla o recurrente es seguir, desde el parque de la Villa, la Vía del Nicolau, sendero llano y acondicionado que conduce hasta el Mirador de Bagà. Si continuamos, un poco más arriba encontraremos una ermita medieval: la de Sant Joan de l´Avellanet y la preciosa cascada de Sant Joan, donde darnos un chapuzón en pleno verano. Zona de montaña, hay numerosas fuentes o nacimientos de agua que alimentan estos manantiales y ríos del Prepirineo: las fuentes de Adou, la cascada de Els Empedrats o el pequeño salto de agua de Murcoroles, dependiendo de si ha llovido los días anteriores.

Cascada de Sant Joan, Bagà

Otra de las rutas de senderismo más populares que hacer en Bagà es el Camì dels Bons Homes: tras las las huellas de los cátaros que escaparon de la purga, exiliados del sur de Francia. La ruta total es de 200 kilómetros y parte del castillo de Montsegur, último bastión de los cátaros en el país vecino, hasta el Santuario de Queralt en Cataluña, pasando por Bagà.

Qué ver cerca de Bagà: recomendaciones.

Otros planes que hacer en Bagà o lugares que visitar cerca de Bagá: para amantes de los deportes invernales, a 19 kilómetros, montaña arriba, se encuentran las pistas de esquí alpino de Coll de Pal. Sin salir del Berguedà se ubican los maravillosos Jardines Artigas, diseñados por Gaudí (en la Pobla de Lillet) o el nacimiento del río Llobregat, en el municipio de Castellar de n´Hung.

Senderos de Bagà

Senderos de Bagà

Más información en la web oficial Turismo Bagà.

Sigue viajando por Cataluña en el blog. Te puede interesar:

Visita a Montserrat, la montaña sagrada de Cataluña

Código ético: este artículo contiene enlaces de afiliados. Esto significa que si compras o reservas a través de estos enlaces recibo una comisión, sin que por ello se incremente el precio final. Así me ayudas a seguir con el blog. Todo lo que he escrito sobre qué ver en Bagà está basado en mi experiencia.

TAGS

DEJA UN COMENTARIO