Región de los lagos, qué ver en Austria en 10 días
Austria Europa

Del Tirol a Viena: qué ver en Austria en un viaje de 10 días

Escrito por la
el
17 agosto, 2020

Un verano en el corazón de Europa. Entre montañas de cumbres blancas, ríos, lagos espejos del cielo y pueblos que parecen sacados de los dibujos de “Heidi”.  Ciudades imperiales, elegantes, impregnadas en arte y música. Así es Austria, el reino de Los Alpes. Un boscoso país atravesado por segundo río más largo del continente: el Danubio. A su vera crecen los viñedos y una senda ciclista para viajeros sin prisas desde Passau (en Alemania) a Viena. Esta es la ruta de 10 días que os propongo con algunos de los lugares más bonitos que ver en Austria: Innsbrück, los pueblecitos del Tirol, la impresionante cascada de Krimml, las profundidades de una cueva de hielo, visitar Hallstatt “el pueblo más bonito a orillas de un lago” y recorrer el valle del Danubio hasta la monumental Viena.

Montañas del Tirol

Montañas del Tirol

Una ruta circular e inolvidable donde el mayor peligro es el de enamorarse perdidamente y querer quedarse a vivir en la región de los lagos. Confieso que lo que más me atraía de esta ruta en coche por Austria era conocer el Tirol. Pero al descubrir Santk Gilgen, Santk Wolfgang y Hallstatt quedé totalmente prendada. Tanto de los pueblos como de sus lagos de diferentes tonalidades azules y verdosas según el momento del día y la luz del sol. No exagero cuando digo al afirmar que es uno de los lugares más lindos que he visto en el mundo.

Punto de partida: Munich. 

Aunque el viaje transcurre por Austria, compré un vuelo de ida y vuelta Madrid – Munich. ¿El motivo? Resultaba mucho más económico. Al menos en las fechas que consulté, volar a Salzburgo o Viena costaba el triple que a la capital de Baviera. También el coche de alquiler reservado previamente en el aeropuerto. Así que tracé esta ruta partiendo desde el sur de Alemania para desplazarme al Tirol: Innsbrück se ubica 150 kilómetros al sur de Munich (2 horas en coche). Sólo por atravesar la frontera por los Alpes y el parque natural de Garmisch-Partenkirchen ya merece la pena el trayecto. De todas formas, yo siempre comparo precios y horarios de diferentes compañías en el buscador de Skyscanner.

Paisajes del Tirol

Paisajes del Tirol, qué ver en Austria en 10 días

Te puede interesar: entre Munich e Innsbrück antes de cruzar la frontera entre Alemania y Austria, se ubica el palacio de Neuschwanstein, un castillo de cuento de hadas y visita muy recomendable. En esta ocasión no me detuve y fui directamente a la capital del Tirol porque ya había tenido ocasión de conocer “los castillos del Rey Loco” en un anterior viaje por Baviera y la Selva Negra alemana.

Ruta de 10 días por Austria. Mapa:

  1. Innsbrück.
  2. Cascada de Krimml.
  3. Sankt Johann in Tirol.
  4. Fortaleza de Hohenwerfen.
  5. Eisinrewelt, la cueva de hielo.
  6. Salzburgo.
  7. Mondsee.
  8. Santk Gilgen.
  9. Santk Wolfgang.
  10. Hallstatt.
  11. Memorial de Mauthausen.
  12. Abadía de Melk.
  13. Dürnstein.
  14. Krems an der Donau.
  15. Viena.
    1. Palacio de Belvedere.
    2. Palacio de Hofburg.
    3. Catedral de Viena.
    4. Parlamento.
    5. Palacio de la Ópera.
    6. Karlsplatz.
    7. Mercado de Naschmark.
    8. Tabernas de Grinzing.

Fuente: Google maps.

Consejos para viajar a Austria.

¿Qué se come en Austria?

La comida típica de Austria es muy similar a la alemana, con gran influencia de Italia debido a la cercanía. En las tabernas encontré platos que ya me eran muy familiares como el gulash con carne, todo tipo de salchichas, codillo con chukrut, y, de postre, apple strudel, el delicioso pastel de manzana. El plato estrella es el “wiener schnitzer”, un filete de carne empanado de generosas dimensiones. Además de la cerveza destacan los vinos del valle del Danubio: los blancos son suaves y afrutados. No hay que perderse las catas locales que organizan los propios vecinos abriendo sus terrazas o garajes. Aunque si hay un barrio típico donde ir a las heuriger (tabernas) es el de Grizing en Viena. En lo que son muy estrictos los austríacos es en los horarios: almuerzos a las 12 y cenar a las 19 horas. Más tarde de las 8 es muy complicado, especialmente en los pueblos pequeños, encontrar un sitio donde sirvan la cena.

¿Cuál es la mejor fecha para viajar a Austria?

De clima continental, los veranos suelen ser cortos pero calurosos. En Viena se superan con facilidad los 30 grados en julio y agosto; sin embargo, en Los Alpes hace bastante más fresco. Aún así, con suficientes días de sol para bañarse en los lagos -aunque el agua esté a sólo 8 ó 10 grados-. Aunque se viaje en plena época estival hay que echar forro polar y chaqueta para las zonas de montaña; ropa ligera para la ciudad. Si se viaja en invierno a Austria es necesaria la ropa de abrigo e ir preparados para la nieve. En concreto por su situación de alta montaña, la ciudad de Innsbrück tiene un clima hemiboreal, con temperaturas similares a Moscú o Estocolmo, desplomándose el termómetro muy por debajo de los cero grados.

El Tejadillo de Oro

El Tejadillo de Oro en Innsbrück

¡No viajes a Austria sin seguro de viaje! Seguro con coberturas COVID-19. 

Por lo que pueda pasar, incluyendo imprevistos por la COVID-19 (cancelaciones, hospitalización, gastos médicos cuarentena en hotel…) yo recomiendo InterMundial, ya que ofrece todas las coberturas. Si lo compras a través de mi web tienes un 20% de descuento usando el código LACOSMOPOLILLA10. Lo puedes conseguir pinchando aquí:

Qué ver en Austria: ruta de 10 días.

Innsbrück, la capital del Tirol (día 1).

Bienvenida al Tirol. Las dos horas en coche desde las suaves praderas de Baviera hasta los picos de Los Alpes son el preludio perfecto para hacerme una idea de lo abrupto del paisaje. La nieve perpetua brilla blanca -aún en agosto – en cumbres que superan los 3.000 metros de altura. La pequeña ciudad de Innsbrück aparece encajonada en un escarpado valle, a orillas de un río que brama furioso si es época de deshielo: el Eno.

Innsbruck, capital de El Tirol en Austria

Innsbruck, capital de El Tirol en Austria

Un día basta para conocer lo más importante de Innsbrück, ciudad preciosa y tan bien cuidada que su casco histórico medieval parece de cartón-piedra. Y, sin embargo, es real: iglesias de torres puntiagudas pintadas en verde, palacios de fachadas góticas, pasadizos, estrechas travesías por las que circula tintineando un pequeño tranvía. Las principales atracciones turísticas son: el Tejadillo de Oro, del siglo XIV, una reliquia de la época del emperador Maximiliano. La Hofkirche, iglesia imperial; la Torre de la Ciudad, el mejor mirador tras salvar los 133 escalones o el castillo de Ambras, donde residió el archiduque Fernando II, mecenas del arte.

Alojamiento en Innsbrück.

Al llegar en sábado y temporada alta (verano) reservé el alojamiento con varias semanas de antelación; ya estaba todo con alta ocupación y precios caros. En el centro de la ciudad, más de 100€ por habitación. Mi elección, más asequible fue un hotel a las afueras, en Igls, a 6 kilómetros de la ciudad: hotel Gruberhof.

Cataratas de Krimml (día 2).

Recorrer el Tirol es un sueño y da para muchas opciones de ruta, entre pueblos, granjas, senderos… Se encuentra el Glaciar Pasterze, el más largo de Austria a casi 4.000 metros de altitud, bajo el pico Grossglockner. A él se accede por una carretera panorámica con vistas de infarto y un funicular, teniendo la particularidad de que se puede esquiar todo el año. Para amantes del senderismo, el paraíso lo encontrarán en el Parque Natural de Hohe Tauern. En mi caso nos encaminamos hacia este último, en busca de las maravillosas Cataratas de Krimml. Un salto de agua de 380 metros de altura en varias caídas; las más altas de Austria, enmarcadas en un tupido bosque habitado por escurridizas ardillas.

Cascada de Krimml

Cascada de Krimml, qué ver en Austria

Sankt Johann in Tirol.

Casas de colores con flores, granjas de madera, prados de vacas… Sankt Johann in Tirol es uno de esos pueblos típicos, de cuento, de los que abundan en esta región de locos por la naturaleza en verano; el esquí en invierno. Aunque lo cierto es que con su pintoresca plaza y una iglesia coloreada en tono amarillo pastel, los turistas abundan en cualquier época del año.

Nota: nuestro segundo día en Austria nos alojamos en Kirchdof in Tirol.

Nuestra ruta de los lugares más bonitos que ver en Austria sigue por el Tirol en dirección a Salzburgo, la ciudad de la música, aunque no será hasta el atardecer que la pisemos, justo para cenar y dormir. Antes toca visitar dos sitios impresionantes: la fortaleza de Hohenwerfen y Eisinrewelt, la cueva de hielo.

La fortaleza medieval de Hohenwerfen (día 3).

En la ribera del río Salzach se alza un castillo de piedra inexpugnable sobre una montaña rocosa. Escenario de película es esta fortaleza medieval del S. XI, apareciendo entre ellas: “El décimo reino”, la serie “La tía de Frankenstein” o el popular videojuego de zombies “Call of Duty”.

Eisriesenwelt, una impresionante cueva de hielo.

Sólo en verano, cuando el hielo se retira, es posible visitar esta enorme cueva ubicada en una pared vertical de los Alpes: Eisriesenwelt, la cueva de hielo más grande del mundo. Se trata de un viaje fascinante a las profundidades subterráneas donde la naturaleza nos regala caprichosas figuras. La entrada de la cueva, a más de 1.000 metros de altitud, es accesible a través de un funicular. Sólo se puede entrar con visita guiada y es necesario llevar ropa de abrigo -bufanda, guantes y forro polar- ya que en el interior de la cueva la temperatura es de 0 grados. Nada menos que 700 escalones caminando por un palacio de hielo que parece el mundo de la reina de las Nieves. Maravilloso.

Cueva de hielo. Fuente: Salzburg.info.

Cueva de hielo. Fuente: Salzburg.info.

Salzburgo, la ciudad de la música. (día 4)

Estamos en Salzburgo, la noble villa que prosperó gracias al comercio de la sal en la Edad Media. También la misma que vio nacer al genio de Mozart. La mítica ciudad de “The Sound of Music” hoy Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, se dibuja majestuosa junto al río Salzach, afluente del Danubio. Pronto seguiremos su curso rumbo a Viena. Pero antes, un día para conocer esta preciosa urbe: la Casa-Museo natal de Mozart, la fortaleza Hohensalzburg dominando la ciudad sobre una colina, la catedral de Salzburgo, o el Palacio de Mirabell con un deslumbrante jardín. Salzburgo sin duda es una de las ciudades imprescindibles que ver en Austria.

Salzburgo, la ciudad de la música

Salzburgo, la ciudad de la música es uno de los lugares imprescindibles que ver en Austria

Alojamiento en Salzburgo: lo malo de viajar en verano es que es muy difícil encontrar habitaciones disponibles en el centro de la ciudad, debido al festival Internacional. Gracias a desplazarme con vehículo propio, encontramos una gastehaus familiar disponible en Elsbethen, municipio al sur de la ciudad.

Salzkammergut, la región de los lagos de Austria. (día 5)

Si me preguntas por el lugar que más me gustó en mi ruta de 10 días por Austria señalaría la región de los lagos, ubicada al sur de Salzburgo. Encajonados en los Alpes se encuentran siete preciosos lagos, cada uno de una tonalidad: verde esmeralda el Wolfgangsee; el Attersee brilla en verde claro; sólo comparable en belleza al azul turquesa del Mondsee, pequeña ciudad aristocrática donde veraneaba Sissi emperatriz; el más famoso: Hallstätter See, lago donde se asienta el pueblo de Hallstatt. Lo cierto es que un día no basta para conocer los siete lagos ni todos sus municipios. Más si se quiere disfrutar de una tarde de baño y picnic junto a uno de los lagos. Algunos de los más conocidos: Mondsee, Santk Gilgen, Santk Wolfgang y Hallstatt.

Hallstatt, qué ver en Austria en 10 días

Hallstatt, qué ver en Austria en 10 días

Se dice que Hallstatt es “el pueblo más bonito a orillas de un lago. Bajo montañas que superan los 3.000 metros de altura, una cascada que se precipita vertical, la plaza del Mercado con su iglesia de piedra luce sus fachadas de casas de cuento con flores frescas. De cine.

Toma nota: un alojamiento familiar y asequible en Hallstatt es la Gasthof Grüner Anger, cómoda y tranquila.

El Valle del Danubio (día 6).

Visita al Memorial de Mauthausen.

Seguimos esta ruta de 10 días por Austria dejando atrás ese paisaje de montañas y lagos tan idílico. La visita menos agradable del viaje, triste pero tal vez necesaria para no olvidar lo que es capaz el ser humano en su cara más terrible, es la del Memorial de Mauthausen, a las afueras de Linz.

El gran Danubio se deja ver por fin en su esplendor, entre bosques y viñedos. Junto a sus orillas discurre una vereda ciclista en un precioso recorrido de Passau a Viena en 8 días.

La Abadía de Melk.

A orillas del Danubio se asienta Melk, tranquila urbe bajo una colina. El edificio que la corona es su famosa abadía, que inspiró a Umberto Eco para su magistral El nombre de la Rosa.

Abadía de Melk, qué ver en Austria en 10 días

Abadía de Melk, qué ver en Austria en 10 días

Apunta: alojamiento en Melk: Pension Babenberger.

Dürnstein, la Baja Austria (día 7).

Viajamos ahora despacio, siguiendo el curso del Danubio (por autopista serían sólo 30 minutos directos a Viena). En este bello recorrido por carreteras secundarias, entre viñedos, al menos hay dos paradas obligadas antes de llegar a la capital de Austria, donde ya haremos noche: Dürnstein, con su fotografiada abadía de torre blanca y azul y el pintoresco Krems an der Donau.

El valle del Danubio, qué ver en Austria en 10 días

El valle del Danubio, qué ver en Austria en 10 días

Viena, la ciudad imperial (días 8-10).

¡Por fin en Viena! El colofón perfecto para esta ruta con lo mejor que ver en Austria en 10 días. La encantadora ciudad imperial es brillante, elegante, un reflejo de su esplendor intacto como corazón cultural y musical de Europa durante siglos. Realmente dos días resultan escasos para empaparse de ella, conocer sus rincones… Aunque al menos sí lo imprescindible: museos como el Palacio del Belvedere, hoy museo que alberga las pinturas de Gustav Klimt y los famosos amantes de “El Beso”. El eco de Sissi emperatriz resuena en los salones de baile del Palacio de invierno.

El Beso de Klimt

El Beso de Klimt, qué ver en Austria en 10 días

El centro de Viena es un museo al aire libre, que patear para ver la Catedral, el Parlamento, el Ayuntamiento, el Palacio de la Ópera… Buscando adquirir entradas para un auténtico ballet vienés o concierto de música de Mozart. Para comer, el cosmopolita y céntrico Mercado de Naschmarkt, con puestos de comidas del mundo, turístico y concurrido pero asequible. Sin dejar de probar la típica y deliciosa tarta Sacher en la cafetería de mismo nombre, junto a la ópera: chocolate con dulce de frambuesa. Gran sabor para recordar Viena, tan sólo igualado con una noche de vinos en las tabernas de Grinzing al noroeste de la ciudad.

Catedral de Viena

Catedral de Viena, lugares que ver en Austria

Toma nota: en Viena puedes hacer múltiples actividades como un tour a pie por la ciudad, visitar los jardines de Schönbrunner o una ruta por el barrio judío.

Alojamiento en Viena: reservé con antelación el Hotel Ibis Mariahilf, básico, bien situado, económico y con parking.

Fin de la ruta de 10 días por Austria…

Como advertí al comienzo, dos días se quedan muy cortos para explorar Viena. Queda regresar al aeropuerto de Munich en una última jornada, ahora sí por la autopista en un viaje de vuelta de 475 kilómetros (4 horas y media), parado en Passau a almorzar, ya en tierras germanas

Código ético: este artículo contiene enlaces de afiliados. Esto significa que si reservas o compras a través de estos enlaces obtengo una comisión sin que por ello se incremente el precio final. Así me ayudas con el blog. Todo lo que he escrito en este artículo sobre qué ver en Austria en 10 días está basado en mi propia experiencia.

ETIQUETAS
2 Comentarios
  1. Responder

    Arcadio

    15 septiembre, 2020

    Un pequeño apunte,los interiores de el nombre de la rosa se rodaron en Kloster Eberbach en Alemania.
    Umberto Eco,eso si se inspiro en la abadia de Melk para su novela.
    Por lo demás buen relato y bonito viaje.

    • Responder

      cosmopolilla

      16 septiembre, 2020

      Gracias, un saludo

DEJA UN COMENTARIO

Patricia Rojas
Barcelona

¡Hola! Soy Patri, periodista y apasionada de los viajes. Andaluza de Motril (Granada) desde 2013 escribo en lacosmopolilla.com relatos de lugares y gentes del mundo. En mi web encontrarás completas guías de países y ciudades, consejos para ahorrar viajando, rutas en coche o artículos sobre gastronomía local. ¿Viajamos juntas?

Miembro de
HTB logo   ANDTB logo   Manifiesto logo