Narvik, batallas de la Segunda Guerra Mundial en el Ártico

Museo de la Guerra de Narvik

La sombra de la esvástica es alargada. Aún hace estremecer a los ancianos habitantes de Narvik, recordando el episodio más terrible de la historia de esta apacible localidad al norte de Noruega. Aquí se libraron tres batallas cruciales durante la Segunda Guerra Mundial entre Alemania e Inglaterra. Dos en la bahía, una terrestre. ¿Por qué aquí, al norte del mundo, por encima del Círculo Polar Ártico? Por su situación de puerto sin hielo, su cercanía a Suecia y las minas de hierro, Narvik se convirtió en un punto estratégico por el que luchar y morir. Bien lo saben los soldados de ambos frentes que sucumbieron en el conflicto. Hoy reposan en el cementerio de nieve, juntos pero no revueltos. El hielo cruje bajo mis pies al caminar entre sus tumbas, en silencio.

Cementerio de Narvik

Cementerio de Narvik

Narvik, un fiordo sin hielo en el norte de Noruega. 

Un barco cruza el fiordo de Ofotfjord, en dirección al puerto. Las luces de Narvik parpadean a mis pies, desde la cristalera del bar donde tomo un té con vistas a esta ciudad industrial de Laponia Noruega. Es mi primer día en Nordland, tras volar desde Madrid con escala en Oslo. Nieve azulada, laderas de montañas con abetos, casas de tejados verticales y un mar tranquilo, cuyas aguas son más cálidas de lo que cabría esperar en estas latitudes debido a las corrientes del Golfo de México.

Puerto de Narvik

Puerto de Narvik

Estoy alucinada con este paisaje blanco. Atardece pero no importa: tengo todo el día siguiente para explorar Narvik, antes de poner rumbo al paisaje polar prodigioso que envuelve a las islas Lofoten y Vesteralen.

Casas y paisajes de las islas Lofoten

Casas y paisajes de las islas Lofoten

Museo de la Guerra. 

Amanece un día luminoso tras una primera noche en Narvik teñida de emoción: la “dama de verde”, más conocida como Aurora Boreal, salió a darnos la bienvenida a Noruega Ártica trazando dibujos de fuego en el cielo. Caminamos hasta el Narvik Krigsmuseum, el museo de la Guerra, para empaparnos de historia bélica en este capítulo, hasta ahora para mí desconocido, de la Segunda Guerra Mundial. Una exhibición de tanques, armas, uniformes y municiones de ambos bandos relatan una de las batallas más importantes libradas en el Ártico. En la sala de proyecciones, la imagen y voz de los veteranos cobran vida en un emocionante testimonio que dejaron sobre la más cruenta de las contiendas a las generaciones venideras.

Objetos de la Segunda Guerra Mundial

Objetos de la Segunda Guerra Mundial

Impactada, incluyo en mi itinerario la visita al cementerio local, junto a las vías del tren, donde se erige un mausoleo a los combatientes que perecieron en esta lucha contra el fascismo en pro de la libertad. Alemania invadió Noruega en abril de 1940, país que se había declarado neutral en el conflicto. Pero debido a su extensa costa, necesaria para controlar el territorio del Atlántico Norte, acabó convirtiéndose en escenario de choque entre tropas nazis y aliadas, siendo Narvik ese codiciado puerto de la disputa.

Cruz, cementerio de Narvik

Cruz, cementerio de Narvik

Un paseo por el centro histórico.

Casas de colores, de ventanas cuadradas y sin cortinas, forman un cuadrilátero alrededor de la iglesia parroquial, una sencilla construcción con un puntiagudo campanario, ubicada en mitad del Kirkeparken. Caminar sobre la nieve abre el apetito y nos conduce hasta la acristalada terraza del hotel Scandic, que alberga el Totta Bar, uno de los mejores miradores a la ciudad y su fiordo, donde es posible calentarse con un té y una tarta de chocolate por sólo 4 euros (económico tratándose de Noruega). Una cena donde degustar el delicioso pescado del Ártico sale por bastante más.

Iglesia de Narvik, Noruega

Iglesia de Narvik, Noruega

Casas de Narvik

Casas de Narvik

Deportes invernales: la estación de esquí.

Los habitantes de esta ciudad, cuando salen del trabajo, antes del descanso suben un rato a esquiar a la estación de esquí. Una de las ventajas y peculiaridades de vivir por encima del Círculo Polar Ártico supongo que es esta, ¿quién necesita gimnasio pudiendo subir a la montaña y deslizarse por la nieve con vistas al océano?

Pista de esquí de Narvik

Pista de esquí de Narvik

Otras actividades para realizar en Narvik.

Además de lo mencionado, en esta pequeña región del norte de Noruega se pueden realizar actividades tan estimulantes como un paseo en barco por el fiordo, adentrarnos a las profundidades de la cueva de Sagelven, hacer rutas de senderismo por los bosques en verano o de raquetas de nieve en invierno. Con un poco de suerte, veremos a la dama de verde brillar…

Aurora Boreal en Noruega Ártica, Narvik

Aurora Boreal en Noruega Ártica

Datos prácticos: cómo llegar a Narvik.

Desde Oslo, la capital de Noruega, varias compañías como SAS y Norwegian realizan vuelos al aeropuerto de Evenes, al que los turistas se desplazan como punto de partida para explorar las islas Lofoten y el archipiélago de Vesteralen. En el aeropuerto se puede alquilar un vehículo que nos permita movernos a nuestro antojo o bien tomar un taxi a la ciudad de Narvik.

Alojamiento en Narvik.

Yo me alojé en el Quality Hotel, en el centro de la ciudad. Otra opción, a las afueras, son las cabañas del Narvik Mountain Logde, lugar privilegiado para buscar las luces del norte debido a su situación.

La Aurora Boreal en Noruega Ártica, Narvik Mountain Logde

Narvik Mountain Logde

Lee sobre qué preparativos son necesarios para viajar en invierno al norte de Noruega y otras experiencias que hacer en Noruega Ártica.

Agradecimientos: gracias a Visit Norway por invitarme a conocer Noruega Ártica.

Código ético: este post contiene enlaces de afiliados. Eso quiere decir que si reservas a través de ellos recibo una pequeña comisión, sin que por ello se incremente el precio final. Gracias a este sistema me ayudas a continuar con el blog. Mis opiniones son siempre independientes y están basadas en mi propia experiencia. 

9 Comentarios

  1. Responder

    unmundopara3

    30 noviembre, 2017

    Yo también visite ese museo cuando estuve en Narvik y a decir verdad es una forma más de conocer la historia del mundo. Nos guste o no hay acontecimientos que por sus circunstancias no son agradables pero no se puede olvidar lo que sucedió.
    Buen post, Narvik es un lugar maravilloso.

    • Responder

      cosmopolilla

      12 diciembre, 2017

      Gracias 🙂 ¡a mí me pareció una visita muy interesante! Me sorprendió mucho Narvik, una ciudad muy completa tan al norte del mundo. Un abrazo

  2. Responder

    Maruxaina Bóveda

    2 diciembre, 2017

    Pues reconozco que no había oído hablar de Narvik hasta ahora. Muy interesante la visita para aprender sobre el pasado del país. Gracias por descubrirme tantas cosas en Noruega!

    • Responder

      cosmopolilla

      12 diciembre, 2017

      Noruega es un destinazo 🙂

  3. Responder

    Andrea Enrri

    14 diciembre, 2017

    Tampoco habia escuchado hablar de Narvik hasta el momento, y me impresionaron las fotos, transmiten un clima denso y helado. Gracias por compartir este destino!

    • Responder

      cosmopolilla

      14 diciembre, 2017

      De nada, Noruega Ártica es muuuy sorprendente 🙂

  4. Responder

    jordi (milviatges)

    14 diciembre, 2017

    La verdad es que el déficil que tenemos en historia es palmario. Al menos el mío; y eso que me interesa bastante. Jamás había oído hablar de este lugar ni de estas batallas. Muy interesante, tanto la historia como los paisajes de infarto.

    • Responder

      cosmopolilla

      14 diciembre, 2017

      Yo tampoco sabía nada de la importancia de este lugar en la Segunda Guerra Mundial y eso que me la estudié en el instituto y en la carrera. Así que, como siempre, viajar es un aprendizaje continuo. Un saludo

  5. Responder

    Carmen Viajes y rutas

    15 diciembre, 2017

    Caramba, pues no tenía ni idea de esta ciudad ni de su importancia en la segunda guerra mundial, probablemente ya no se me va a olvidar. Perfecto recorrido a la ciudad, con aurora boreal incluida, una maravilla todo lo que nos has mostrado. Las fotos con nieve son de lo más bucólico pero a veces es complicado que se aprecie su belleza tal y como he visto en las tuyas, por ello te felicito.
    Un abrazo
    Carmen

DEJA UN COMENTARIO

POST RELACIONADOS