Un día en las Islas de Venecia: Burano, Murano y Torcello

· Recorremos en vaporetto tres de las islas más bonitas de la laguna veneciana ·

Burano, islas de Venecia

Sobre el arcoíris de las casitas de colores de Burano se eleva el torcido Campanile de San Martín. Una torre de 53 metros de altura inclinada casi dos metros sobre su eje, desafiando la gravedad. Los palafitos que la sostienen se hunden bajo el lecho marino sin remedio, creando una curiosa estampa en esta pintoresca villa. Una de las más bonitas de las Islas de Venecia a la que es posible desplazarse en vaporetto en un viaje de ida y vuelta durante el día, haciendo también parada en la popular Murano -la isla del cristal- y Torcello, mucho más modesta pero con un valioso patrimonio. Sin duda esta es una de las visitas cerca de Venecia que merece la pena hacer, de manera organizada o por libre, saliendo un poco del bullicio de San Marcos para perdernos entre genuinas callejuelas de diminutos canales y ropa tendida. ¡Sencillamente maravillosas!

Canales de Burano, la isla de colores

Canales de Burano, la isla de colores

Cómo llegar a las islas desde Venecia: el billete de 24 horas.

Ese domingo de otoño la Laguna Veneta amaneció envuelta en la niebla. El frío húmedo calaba los huesos y dudé si cancelar nuestro plan de una excursión a las islas de Venecia, temiendo una escasa visibilidad. Pero esta bruma matutina era pasajera y, apenas calentó el sol se disipó, dando paso a un nítido cielo azul. Suerte que ya habíamos encaminado nuestros pasos desde el B&B donde nos alojábamos hasta la parada más cercana del vaporetto, para comprar un billete de 24 horas para movernos en transporte público por toda la laguna veneciana. Por un precio de 20€, permite subir y bajar todas las veces que se quiera en los barcos que regularmente hacen las rutas de isla en isla, como si de un autobús acuático se tratara.

¿Dónde coger el vaporetto para ir a las islas de Venecia?

Los barcos parten, cada 30 minutos, desde la terminal de F.te Nove «A», ubicada en la parte norte de la ciudad. Se puede adquirir el billete en la caseta que hay en el mismo muelle. Cuando se llena, parte directo hacia la isla de Murano -la primera parada- dejando a la derecha el cementerio de San Michele, donde se hallan las tumbas de personajes célebres que eligieron Venecia como último descanso, entre ellos Igor Stravinsky, compositor de «El pájaro de fuego». El vaporetto continúa surcando las aguas de la Laguna hasta Burano, tras casi una hora de trayecto.

Muelle de F. Nova, cómo ir a las islas de Venecia

Muelle de F. Nova, cómo ir a las islas de Venecia

Explorando las islas de Venecia: mapa.

Islas de Venecia, qué ver en cada una de ellas. Fuente: Google maps.

  1. Terminal F.te Nove «A».
  2. Muelle de Burano.
  3. Las casas de colores de Burano.
  4. Ponti Pontinello.
  5. Museo del Encaje.
  6. San Martino.
  7. Ponte della Vigna.
  8. Iglesia de Santa Catarina (Mazzorbo).
  9. Muelle de Torcello.
  10. Basílica de Santa María de Assunta.
  11. Faro de Murano.
  12. Murano Glass.
  13. Campo Santo Stefano.
  14. Museo del Vidrio de Murano.
  15. Basílica de Santa María e Donato.

Toma nota: el alojamiento en Venecia.

Reservé un bed and breakfast a precio asequible en el casco histórico: el B&B La Terrazza Dei Miracoli en Cannaregio, a 10 minutos caminando de donde se toma el vaporetto para ir a las islas de Venecia, y a 5 minutos del Puente Rialto.

Terraza del hotel en Venecia

Terraza del hotel en Venecia

Ruta por las islas de Venecia más bonitas: Murano, Burano y Torcello. 

Burano, la isla arcoiris. 

Comenzamos por la más alejada. Con unos 3000 habitantes en sus pintorescas casas de tonos pasteles, Burano es la isla más bonita que ver cerca de Venecia. ¡O al menos la que más me gustó a mí! Se dice que los marineros las pintaban de color -fucsia, amarillo, turquesas…- para reconocer la suya los días de espesa niebla. También se cuenta, ya que esta localidad es propensa a las leyendas, que fueron las mismas sirenas de la laguna quienes tejieron un velo de novia con espuma del mar como regalo para la prometida de un pescador. Ahí nació un arte convertido en tradición por lo que fue famosa Burano durante el siglo XVI en toda Europa. En el museo del Merletto, en pleno centro de la colorida villa, se pueden contemplar algunas de estas delicadas y exquisitas piezas así como saber más de su Historia.

Casas de colores de Burano, islas de Venecia

Casas de colores de Burano, islas de Venecia

Sin duda lo mejor que hacer en Burano es «perderse» por las travesías laterales, menos concurridas, de canal en canal; de puente en puente. Disfrutar de sus plazas, de las fachadas de flores y ropa tendida de las ventanas; tomar un spritz en una terraza al sol… Hasta encontrar la iglesia del Campanario que compite con la Torre Inclinada de Pisa. Así, desearemos que la mañana no termine nunca. Aunque, al final, acaba, y hay que tomar uno de esos vaporettos de regreso al Gran Canal, para aprovechar el billete de 24 horas y visitar otras islas de Venecia.

La desconocida Mazzorbo. 

Mucho más tranquila -aquí no se bajan los turistas – y unida a Burano por el puente de la Vía San Mauro está la pequeña isla de Mazzorbo, donde se ubica el cementerio de Burano. Un agradable paseo al sol entre casas coloridas -aunque no tan pintorescas- con jardines y gatos ociosos alrededor de un pequeño canal hasta la iglesia de Santa Catarina. En esta orilla se puede tomar el barco a Torcello o Murano, según el rumbo elegido.

Iglesia de Mazzorbo, islas de Venecia

Iglesia de Mazzorbo, islas de Venecia

El patrimonio antiguo de Torcello.

Frente a las costas de Burano, Torcello parece una isla desierta, deshabitada, con una torre fantasma en medio de la maleza… Sin embargo hay que andar un pequeño tramo, desde el muelle por el canal, hasta el Puente del Diablo donde aparecen los vestigios que delatan la importancia de Torcello en épocas antiguas: el Trono de Atila, la Basílica de Santa María Assunta fundada en el año 639, con mosaicos venecianos‑bizantinos, o la Iglesia de Santa Fosca son de los lugares históricos más relevantes de la Laguna Veneciana.

Patrimonio antiguo de Torcello

Patrimonio antiguo de Torcello

Torcello es otra de las islas de Venecia plagada de historias y leyendas. Una de ellas cuenta que sobre el Puente del Diablo cada Nochebuena se pasea un gato negro -encarnación del Maligno- esperando a una vieja bruja que le prometió siete almas inocentes a cambio de un favor (el reencuentro de una joven veneciana con un militar austriaco, los «Romeo y Julieta» de Torcello).

Palacio de Torcello, Venecia

Palacio de Torcello, Venecia

Murano, la isla de cristal.

Última parada de la jornada: Murano, la más famosa de las islas que ver cerca de Venecia gracias a sus factorías de cristal ¡y está realmente a tiro de piedra!

Canales de Murano

Canales de Murano

Murano es en sí misma una «pequeña Venecia», su hermana pequeña construida a imagen y semejanza puesto que se compone de 9 islotes separados por canales, unidos por puentes alrededor de un Gran Canal. La fama de esta versión en miniatura de Venecia se debe al arte del vidrio soplado, uno de los más preciosos y delicados, fabricado de forma artesanal desde hace casi 800 años. Y es que todo en esta urbe gira en torno al cristal: factorías, comercios, talleres… Donde es posible contemplar este hipnótico proceso en un saber ancestral heredado de generación en generación. En el Gran Canal de Murano se ubica su Museo del Vidrio: la Historia de un oficio que ha forjado toda una isla, además de piezas históricas con tanta belleza como valor.

Murano, islas de Venecia

Murano, islas de Venecia

El faro de Murano.

La isla de Murano también posee tres iglesias, como la Basílica de los Santos María y Donato o la de Santa María de los Ángeles en el Gran Canal y un faro que guía a los barcos de la Laguna desde la Edad Media, construido en mármol de Istria. Una de las «farolas» más admiradas de Venecia, ya que gracias a su juego de espejos ilumina el punto central de la “Bocca di Porto del Lido”. Muy cerquita del faro para el vaporetto, de vuelta a la terminal donde comenzó este viaje por las principales islas de Venecia.

Regreso a Venecia…

Final del día: ¿un último consejo? Aprovecha el billete de 24 horas para seguir recorriendo Venecia en vaporetto; remonta las aguas del Gran Canal desde San Marcos hasta la estación de Santa Lucía, pasando bajo el Puente de la Academia y Rialto. Contemplando cómo se prenden las luces de mansiones y palacios. Así, ¡es tan sencillo caer bajo el hechizo de Venecia!

Gran Canal de Venecia desde el vaporetto

Gran Canal de Venecia desde el vaporetto

Sigue viajando por Italia en el blog: 

Código ético: este artículo contiene enlaces de afiliados. Esto significa que si compras o reservas a través de mi web obtengo una comisión sin que por ello se incremente el precio final. Así me ayudas a seguir con el blog. Todo lo que he escrito sobre las islas de Venecia: Burano, Murano y Torcello está basado en mi propia experiencia.

Deja un comentario

avatar

¡No olvides contratar tu seguro de viaje!