dormir en jaima en el desierto de Marruecos, campamento
África Alojamientos Marruecos

El hotel de mil estrellas: dormir en jaima en el desierto de Marruecos

Escrito por la
el
4 junio, 2020

Amanece en el desierto de Merzouga. Los rayos de sol se abren paso tras un horizonte que va intensificando su color naranja según siente la caricia de esta luz recién nacida. Las dunas dibujan un mar con olas de arena que parece no acabarse nunca. Y, sin embargo, sé que termina. El de Erg Chebbi sólo es un preludio del gran Sáhara, que se hace fuerte y reclama para sí el vasto territorio de la soledad kilómetros adentro, expandiendo su aliento abrasador durante el día, frío en la noche. Esas horas mágicas en que las estrellas y el fuego alumbran los campamentos bereberes, pueblo nómada que habita el norte de África. Pasar una noche al calor de su hoguera, escuchando cantos y tambores… Dormir en jaima en el desierto de Marruecos es una de esas experiencias mágicas, inolvidables. Una gran vivencia que disfrutar en el país vecino, que tantos momentos felices me ha regalado.

Amanecer en Erg Chebbi, dormir en jaima en el desierto de Marruecos

Amanecer en Erg Chebbi, dormir en jaima en el desierto de Marruecos

¿Dónde se localiza el desierto de Merzouga?

Al sureste de Marruecos, a 560 kilómetros de Marrakech -hay que atravesar la cadena montañosa del Alto Atlas- y a tan sólo 50 kilómetros de la raya imaginaria que traza el límite con Argelia. Al borde mismo del océano de dunas de arena se ubica el pueblo de Merzouga, considerado como la entrada a este paisaje místico y desolado. El destino de todas las viajeras que buscan vivir esta experiencia de dormir en jaima en el desierto de Marruecos.

Dónde está Merzouga

Dónde está Merzouga

Fuente: Google maps.

Merzouga es el más grande -pero no el único- de los pueblos ubicados en torno a Erg Chebbi. “Erg” proviene de la palabra árabe `arq, definiendo la parte de arena del desierto del Sáhara; al pedregoso se le denomina hammada, caracterizado por mesetas duras y rocosas, profundamente áridas. En esta parte del Magreb es posible contemplar ambas, entre un paisaje de grandes contrastes con valles de palmerales como el del Draa o ciudades fortificadas como el Ksar de Ait Ben Hadu. Para ello, sólo hay que proponerse una nueva aventura. En mi caso, fue un viaje de ida y vuelta de tres días y cuatro noches desde la ciudad imperial de Marrakech.

Merzouga, la puerta al desierto de Marruecos

Merzouga, la puerta al desierto de Marruecos

La leyenda de la maldición de Merzouga.

La tradición del pueblo bereber recoge que las dunas de Merzouga fueron un castigo de Dios a este pueblo, por rehusar ayudar a una mujer y sus hijos que se presentaron extenuados tras cruzar el desierto. Sus habitantes se encontraban celebrando una fiesta y, ante la falta de auxilio, la mujer y sus hijos murieron provocando la cólera divina. Se desató una gran tormenta de arena que cubrió por completo las casas y se tragó a sus habitantes. Se dice que en la quietud del mediodía es posible escuchar el eco de gritos de los antiguos pobladores de Merzouga, desde la profundidad de las dunas.

Merzouga desde Erg Chebbi

Merzouga desde Erg Chebbi

¿Cuándo viajar a Erg Chebbi?

Ya se sabe que los climas desérticos están marcados por las escasas lluvias y el contraste de temperatura. La mejor época para viajar al desierto de Merzouga es durante la primavera -de marzo a mayo, cuando las máximas pueden llegar a 35 grados y las mínimas no bajan de 7. En verano el calor puede resultar asfixiante, así como en invierno durante el día hace bueno pero las noches suelen ser frías en extremo. Otoño también es buena época en cuanto a tiempo templado. Sin embargo, las horas de luz van menguando conforme se acerca diciembre.

Dunas de Merzouga

Dunas de Merzouga

¿Cómo llegar al desierto de Merzouga?

Hay varias formas:

  • En avión: el aeropuerto más cercano es el de Errachidia, ubicado a 135 kilómetros de Merzouga. Hasta él llegan vuelos regionales desde las principales ciudades de Marruecos como Rabat, Fez o Marrakech. La opción más rápida y también la más cara. No la recomiendo, puesto que nos perderíamos todo ese paisaje maravilloso que se atraviesa por el sureste del país desplazándonos desde Fez o Marrakech. Este viaje es para saborearlo despacio, hacerlo en varios días, pernoctando en el Atlas, Ouarzazate –la meca del cine marroquí– o la Garganta del Dades.
Ouarzazate, entre Marrakech y Merzouga

Ouarzazate, entre Marrakech y Merzouga

  • En vehículo propio: una de las opciones más habituales es volar a las ciudades de Fez o Marrakech y coger un coche de alquiler reservado previamente para ir al desierto de Merzouga. Son muchos kilómetros y las carreteras, sinuosas. Hay que tener precaución e ir muy pendiente de las indicaciones.
Paisajes del sur de Marruecos

Paisajes del sur de Marruecos

  • Autobús turístico: hay autobuses nocturnos de la compañía Supratours desde Fez a Merzouga, que parten cada día a las 20:30, con varias paradas, llegando al desierto a la mañana siguiente tras unas 10 horas de trayecto. En cambio, para ir a Merzouga desde Marrakech la misma compañía realiza el trayecto en horario diurno, tardando 11 horas: sale a las 8 de la mañana y llega tras la puesta de sol. Al hacer parada en lugares como Ouarzazate y Boumalne-Dadès, es un viaje que se puede realizar también a trocitos.
Merzouga, dormir en jaima en el desierto de Marruecos

Merzouga, dormir en jaima en el desierto de Marruecos

  • Una excursión al desierto de Marruecos: la manera más cómoda de llegar a Merzouga desde Fez o Marrakech es reservar un tour de tres días disfrutando con un guía de la ruta, visitando la mítica Ait Ben Hadu o la impresionante Garganta del Todra. Y es que el mejor de los viajes al desierto de Marruecos pasa por contemplar cómo se va transformando el paisaje, cada vez más árido, más inhóspito.

La increíble experiencia de dormir en una jaima en el desierto.

Momento culmen del viaje, llegar a media tarde ante tal inmensidad sobrecoge. En la arena pacen los dromedarios y parten los caminos no señalados que cambian a merced del viento, al campamento bereber. Al borde mismo de las dunas hay hoteles con todas las comodidades: piscina donde refrescarse, terrazas para tomar un té mientras el sol se pone… Si en lugar de una excursión se llega por libre -en bus o coche propio- hay que reservar alojamiento: los hay desde un campamento básico para pasar una noche al estilo bereber hasta jaimas de lujo en el desierto de Marruecos. Por ejemplo, darse un capricho en el Luxury Traditional Camp.

Los campamentos constan de varias jaimas, con espacio para 2 o más personas, un aseo bastante básico y una gran sala común donde cenar la comida típica bereber -arroz, pollo, verduras-. ¿Y qué es una jaima? Tradicionalmente, una jaima es una tienda de campaña hecha de cuero, usada por los nómadas bereberes para acampar en el desierto. Los asentamientos turísticos donde se alojan los viajeros al abrigo de las dunas suelen ser más del estilo glamping, es decir tienen cama para proveer un sueño reparador tras una jornada de emociones. Y es que no sólo hay que llegar hasta allí: después de la cena hay baile y cantos alrededor de la hoguera, bajo un cielo con millones de estrellas.

Tiendas, dormir en jaima en el desierto de Marruecos

Tiendas, dormir en jaima en el desierto de Marruecos

Pasar una noche en jaima en el desierto de Marruecos, campamento bereber

Pasar una noche en jaima en el desierto de Marruecos, campamento bereber

Zagora, la puerta al desierto de Erg Chigaga.

Aunque suele ser la ruta más habitual, Merzouga no es la única opción para disfrutar del desierto de Marruecos. A 353 km al sureste de Marrakech, unas 6 horas en coche, se localiza Zagora. Antesala a otro mar de dunas amarillas más solitario por ser menos frecuentado y conocido: Erg Chigaga. Una experiencia exclusiva es pasar una noche en el Luxury Traditional Camp, en El Gouera. Sitio ideal para olvidarse del mundo y perderse en la vasta belleza del infinito allí donde se acaban los caminos y el Sáhara comienza.

Nubia Camp en Erg Chigaga

Nubia Camp en Erg Chigaga

Echa un vistazo a esta Guía de viaje a Marruecos, exotismo a tiro de piedra.

Sigue viajando por Marruecos en el blog:

Código ético: este artículo contiene enlaces de afiliados. Esto significa que si reservas o compras a través de estos enlaces obtengo una comisión sin que por ello se incremente el precio final. Así me ayudas con el blog. Todo lo que he escrito en este artículo sobre dormir en jaima en el desierto de Marruecos está basado en mi propia experiencia.

ETIQUETAS

DEJA UN COMENTARIO

Patricia Rojas
Barcelona

¡Hola! Soy Patri, periodista y apasionada de los viajes. Andaluza de Motril (Granada) desde 2013 escribo en lacosmopolilla.com relatos de lugares y gentes del mundo. En mi web encontrarás completas guías de países y ciudades, consejos para ahorrar viajando, rutas en coche o artículos sobre gastronomía local. ¿Viajamos juntas?

Miembro de
HTB logo   ANDTB logo   Manifiesto logo