Andalucía España

¡Siente el sur! 25 lugares que ver en Cabo de Gata: pueblos, tapeo y calas secretas

Escrito por la
el
16 junio, 2021

No hay verano que no me pregunten sobre qué hacer y qué ver en Cabo de Gata, el Parque Natural del este andaluz. Y es que, con familia afincada en Almería, desde hace años no fallo a mi cita estival con las que son mis playas preferidas del sur por su claridad, temperatura y arena dorada en las que el sol y las olas juegan con una luz blanca y deslumbrante. Paisaje desértico como en una película del Lejano Oeste, el buen rollo y las cervezas se hacen eternas en tardes inolvidables que saben a vacaciones y a gloria. ¿Te vienes a vivirlo?

Molino, Cabo de Gata

Molino, Cabo de Gata

Con sus pueblos blancos y pesqueros, barecillos de tapas y ambiente hippie, Cabo de Gata sin duda es mi lugar favorito en la provincia de Almería. Entre sus montañas de pitas y chumberas, los acantilados caen al mar escondiendo tal cantidad de playas y calas que necesitaríamos meses para conocerlas todas. He recopilado algunas de las más conocidas -esas que no te deberías perder- en esta lista de 25 lugares imprescindibles en Cabo de Gata. Pero, también, otras más “secretas”, a las que sólo se puede llegar caminando o en barquito. La popular Cala de San Pedro o la inaccesible playa del Lance son algunas de las mejores playas de Cabo de Gata. ¡Y qué decir de la cinematográfica Mónsul! Repetirás seguro…

La cala de Enmedio, Cabo de Gata

La cala de Enmedio, Cabo de Gata

Consejo: el mejor mes para visitar Cabo de Gata es septiembre, incluso octubre. El verano se alarga en este rincón sureño con mucha menos gente que en pleno verano. El agua aún está calentita, deliciosa.

Dónde alojarse en Cabo de Gata:

Mis alojamientos recomendados en Cabo de Gata:

Para quien le guste el ambiente nocturno, lo mejor es buscar un apartamento en San José. Al contrario, si lo que buscas es relax para huir del bullicio nada como la tranquilidad rural de La Finca Maltés en el Pozo de los Frailes, con una espectacular piscina. Otra opción: el ambiente hippie de las Negras desde la terraza del Hotel Bitácora.

Mapa Cabo de Gata:

  1. Cabo de Gata pueblo.
  2. Las Salinas de Cabo de Gata.
  3. La Almadraba.
  4. Esclusas de las Salinas.
  5. Cala del Corralete.
  6. Faro de Cabo de Gata.
  7. El Arrecife de las Sirenas.
  8. Cala Rajá.
  9. La playa de Mónsul.
  10. Playa del Barronal.
  11. Cala del Lance.
  12. Los Genoveses.
  13. San José.
  14. La duna fósil de los Escullos.
  15. La isleta del Moro.
  16. Mirador de la Amatista.
  17. Rodalquilar, pueblo minero.
  18. El Playazo.
  19. Las Negras.
  20. Cala de San Pedro.
  21. La cala del Plomo.
  22. Cala de En medio.
  23. Agua Amarga.
  24. Cala de la Media Naranja.
  25. La playa de los Muertos.

Lugares que ver en Cabo de Gata. Fuente: Google maps.

Lo mejor de Cabo de Gata: 25 imperdibles para un verano de ensueño en el sur.

Comenzamos por el punto más cercano a la ciudad de Almería, puerta de entrada al Parque Natural si se viene desde esta capital andaluza: Cabo de Gata pueblo. Villa pesquera, tranquila y sin mucho turismo, es un pequeño barrio de casitas bajas que mira al Mediterráneo a la sombra del torreón de San Miguel, fortaleza histórica de la costa. A Cabo de Gata pueblo merece la pena venir a tomar unas tapas a los chiringuitos del paseo -gratis con la bebida-. Más tarde haré mi lista de recomendaciones gastronómicas, para disfrutar del Cabo de Gata como un local.

Las Salinas de Cabo de Gata.

Una de las estampas más reconocibles del Cabo de Gata son las Salinas, lagunas de color azul o rosa -según la estación- donde se refrescan bandadas de garzas, flamencos y otras aves acuáticas. Paraje natural y protegido, se pueden observar a las aves sin molestarlas desde un mirador junto a la carretera. Vía que conduce a la fotogénica iglesia pintada en blanco, protagonista de spots publicitarios, videoclips y películas. La playa de las Salinas me encanta: no suele estar muy concurrida.

Las Salinas, ruta por Cabo de Gata

Las Salinas, ruta por Cabo de Gata

Andalucía es inmensa e intensa. Repleta de lugares mágicos e inolvidables donde brilla el duende del sur. Descubre en esta extensa guía todo lo que ver en Andalucía de este a oeste.

La Almadraba.

En sus inmediaciones se localiza la Almadraba, pintoresca barriada de pescadores con casitas blancas de puertas azules y barcas.

 

Ver esta publicación en Instagram

Esclusas de las Salinas.

¿Un sitio secreto que ver en Cabo de Gata? Asómate a las esclusas de las Salinas, pequeñas charcas artificiales pegadas al acantilado, son de propiedad privada.

Las esclusas de las Salinas de Cabo de Gata

Las esclusas de las Salinas de Cabo de Gata

Nota: es en esta zona de las Salinas, la Almadraba, las esclusas y el faro donde se disfrutan los mejores atardeceres de Cabo de Gata, ya que mira al oeste, justo donde se pone el sol. La parte más levantina del Cabo se orienta al este, con amaneceres épicos para los que me temo, en verano, hay que madrugar.

Playa del Corralete.

Antes de seguir la carretera hasta el mítico faro, en el Cabo de Gata las playas idóneas para hacer snorkel se localizan en las paredes vertiginosas de estos acantilados: la del Corralete o la escondida cala de las Sirenas, junto al Arrecife.

Playa del Corralete, Cabo de Gata

Playa del Corralete, Cabo de Gata

Faro de Cabo de Gata.

En la punta donde finaliza el sur oriental de la península, punto geográfico del cabo, se alza el faro de Cabo de Gata, blanco y esbelto en un paraje de tierra oscura y mar azul. Referencia de navegantes por el Mediterráneo, su luz guía a los barcos alejándolos del peligroso Arrecife de las Sirenas, que con dientes afilados rajan como cuchillos, siendo responsable durante siglos de numerosos naufragios. El faro de Cabo de Gata se construyó en 1863 sobre las ruinas de una antigua batería de defensa costera -el castillo de San Francisco de Paula-.

Carretera al faro de Cabo de Gata

Carretera al faro de Cabo de Gata

Cala Rajá.

En la parte sur del Cabo existen varias rutas de senderos como la de la Torre de la Vela Blanca hasta la cala de la Media Luna o Mónsul -mejor evitar en verano, por el calor-. Se puede estacionar el coche en el parking de la Cala Rajá y explorar toda esta zona del parque natural, con calitas a las que sólo se puede acceder caminando (cala de Abril, cala de don Manuel o la Punta Negra), de aguas mansas y cristalinas.

La cinematográfica playa de Mónsul.

Para acceder hasta la playa más famosa del Cabo de Gata me temo que hay que dar la vuelta: se llega por San José, tomando la carretera que conduce a Mónsul y Genoveses. En verano hay aforo limitado y control de vehículos; más vale madrugar y llegar temprano. La de Mónsul es una playa de película -escenario de Indiana Jones y la última cruzada, entre otras- con su arena finísima, la gran duna dorada y la Peineta: un acantilado lunar, de origen volcánico, con forma de ola rocosa. Inmersa en el parque natural, hay que llevar agua y comida ya que el lugar habitado más cercano es el pueblo de San José.

Playa de Mónsul, lugares que ver en Cabo de Gata

Playa de Mónsul, lugares que ver en Cabo de Gata

Cala del Barronal, el Lance y los Genoveses, más playas de Cabo de Gata.

Lo malo de Mónsul es lo concurrida que suele estar. Prefiero seguir el camino entre las pitas hasta el Barronal, cala naturista y virgen en Cabo de Gata, auténtica maravilla. Para intrépidas: subir el acantilado en dirección norte y bajarlo, hasta la llamada playa del Lance (no sale en los mapas). De arena oscura, fina y con formas volcánicas que desafían a la imaginación. Para quien desista de caminar siempre queda Los Genoveses y su bosque de eucaliptos en el que buscar la sombra. Con una duna fósil y una bahía en la que es un placer darse un baño, es otra de esas playas imperdibles en una ruta por el Cabo de Gata.

El Lance, playas de Cabo de Gata

El Lance, playas de Cabo de Gata

San José.

El pueblo más popular en Cabo de Gata, abarrotado de turistas en verano. No faltan los locales donde tapear y tomar cervezas, restaurantes de arroces y pescados así como pizzerías o comida rápida. Con playa para todos los públicos, mi parte preferida es el final, donde se encuentra el mirador de la Calilla y la playa del mismo nombre.

San José, qué ver en Cabo de Gata, lugares imprescindibles

San José, qué ver en Cabo de Gata, lugares imprescindibles

La duna fósil de los Escullos.

Siguiente parada en esta ruta por los imprescindibles que ver en Cabo de Gata. Los Escullos duerme a la sombra de una fortaleza de la época de Carlos III: el castillo de San Felipe, construida sobre la duna fósil. Espectacular formación geológica esculpida durante siglos por la erosión, el viento y el mar. Bajo ella, pequeñas calas aparecen y desaparecen en función de las mareas.

 

Ver esta publicación en Instagram

La isleta del Moro.

Villa pesquera y blanca, genuina, al borde del mar y rodeada de un oasis de palmeras. Así es la Isleta del Moro, uno de los pueblos más tranquilos y bonitos del Cabo de Gata donde merece la pena echar el día, en la playa, además de comerse una deliciosa paella.

La Isleta del Moro, qué ver en Cabo de Gata, Almería

La Isleta del Moro, qué ver en Cabo de Gata, Almería

Mirador de la Amatista.

Seguimos la carretera en dirección a las Negras, sin pararnos en la pedregosa cala del Toro. En el mirador de la Amatista sí: hay un pequeño punto de información del parque. El paisaje es una postal del litoral volcánico almeriense, con las dos montañas gemelas enfrente y abajo, el mar. El sendero Requena parte en las proximidades entre cactus, palmitos y pitas hasta el cortijo del mismo nombre, por una antigua senda que comunicaba el interior con la costa.

Mirador de la Amatista, ruta por Cabo de Gata

Mirador de la Amatista, ruta por Cabo de Gata

Rodalquilar, pueblo minero.

Y es que el interior del Cabo de Gata también merece una parada: Rodalquilar es un antiguo pueblo minero, donde se pueden observar las explotaciones abandonadas y las casas en ruinas de los mineros, cuyas paredes son hoy una intervención de Arte Urbano conocida como “Rodalquilarte”.

Rodalquilar, pueblos del Cabo de Gata

Rodalquilar, pueblos del Cabo de Gata

El Playazo.

Bajo la batería de San Ramón -aún en uso- otra de las playas emblemáticas del Cabo, con acantilados de roca blanca y aguas turquesas, es el Playazo. Su nombre lo dice todo.

Las Negras.

De ambiente hippie, blanco y con playa de piedra, Las Negras es otro de esos pueblos marineros que en verano se prende la vida intensa con terrazas y mercadillos de artesanía. Tomarse unas cervezas a media tarde en la Bodeguiya o tomar un barco hasta la cala de San Pedro es uno de los mejores planes qué hacer en las Negras.

Cala de San Pedro.

Sólo accesible en barco o a pie -por un sendero de 4 kilómetros desde Las Negras- en el barranco de la cala de San Pedro se instaló una comuna hippie gracias a la fuente de agua potable que mana de la roca. Un bosquecillo natural de arbustos y palmitos crece al abrigo de las ruinas del castillo de San Pedro, fortaleza para evitar ataques piratas construida en el siglo XV. Saturada de visitantes en temporada alta, durante el resto del año es una playa tranquila de aguas turquesas, gracias a la cantidad de posidonia marina que hay en sus fondos.

Cala de San Pedro, qué ver en Cabo de Gata, Alméria

Cala de San Pedro, qué ver en Cabo de Gata, Almería

La cala del Plomo.

Y hablando de calas paradisiacas, la del Plomo es otra de esas playas vírgenes de Cabo de Gata aunque su acceso se realiza a través de un camino tortuoso. De arena dorada y brillante, un acantilado de duna fosilizada se alza entre la Cala de En medio y ella. A esta última hay que ir caminando desde Agua Amarga; una media hora que merece la pena por lo bonita. Eso sí, con calzado cerrado -nada de chanclas- puesto que el suelo está en pendiente y es resbaladizo.

 

Ver esta publicación en Instagram

Agua Amarga.

El último pueblo antes de llegar a Carboneras -que ya no pertenece al parque natural- es Agua Amarga, frecuentado por familias de veraneantes por su extensa y cómoda playa. Muy tranquilo.

Cala de la Media Naranja.

También conocida como cala Arena, a esta pequeña playita en la que desemboca un riachuelo hay que bajar caminando desde el Parking Cala Sandra. En el lateral de la punta de la Media Naranja se esconde, pequeña y muy bonita.

La playa de los Muertos.

Tétrico nombre para un gran arenal donde antaño aparecían los cadáveres de los naufragios arrastrados por la corriente. Sin embargo, su apariencia es de una belleza lunar, con sus rocas volcánicas con formas de fantasía. Hay que estacionar el vehículo en el parking -de pago- y acceder caminando. Lo malo de esta playa es su fama: se satura en verano. “Truco”: virar a la izquierda del camino y bajar hasta la playa de las Salinicas, mucho más solitaria.

 

Ver esta publicación en Instagram

Carboneras.

Pegado al parque natural se encuentra este pueblo pesquero e industrial, en una ensenada presidida por la isla de San Andrés. Carboneras es ideal para ir de tapas, por sus precios asequibles, andar por el paseo marítimo -en verano hay mercadillo- y disfrutar de unas vacaciones como las de antes.

El Algarrobico.

Playa virgen, solitaria, de arena oscura, que saltó a todos los medios hace unos años porque la especulación urbanística la quiso destrozar con el hotel que llegó a ninguna parte. El Algarrobico es una playa para huir de las multitudes cuando llega agosto, espaciosa y tranquila.

Dónde comer en Cabo de Gata. Anota mis recomendaciones:

  • El Chiringuito el Charco, al final del paseo marítimo del pueblo de Cabo de Gata, con generosas tapas de delicias locales -migas, jibia, pescadito frito…- acompañando la bebida. De “postre”, un cóctel en la terraza del agradable Flamingo, en el mismo paseo, donde se disfruta de un inspirador atardecer.
  • En San José, para arroz y pescado el restaurante Casa Pepe, con su terraza mirando al mar, es un clásico en el que siempre se acierta.
  • Los Escullos: el Chamán, con espectáculos musicales o de humor durante las noches veraniegas.
  • De las mejores paellas en el Cabo de Gata: La Ola, en la Isleta. Hay que reservar. También tienen tapas de pescado fresco con especialidades locales como la jibia o el Gallo Pedro. Muy genuino.
  • En Carboneras es mítico El Mariano, en el paseo marítimo, con sus tapas de gamba roja, delicia local.

 

Ver esta publicación en Instagram

Más información en la web de Turismo Andaluz sobre el Geoparque Cabo de Gata.

Sigue viajando por Andalucía en el blog:

Guía para descubrir Granada provincia (por una granaína)

Código ético: este artículo contiene enlaces de afiliados. Esto significa que si reservas o compras a través de estos enlaces obtengo una comisión sin que por ello se incremente el precio final. Así me ayudas con el blog. Todo lo que he escrito en este artículo sobre qué ver en Cabo de Gata está basado en mi propia experiencia.

TAGS

DEJA UN COMENTARIO