paseo-luanco
AsturiasEspaña

Canción de mar en Luanco

- 12 diciembre (2014)

Atardece en el puerto de Luanco. Llueve y hace frío, pero no importa. Asturias me gusta así. Creo que es más auténtica en invierno, gris y verde; solitaria y tranquila; con olor a salitre y hierba húmeda.

Luanco

Luanco

Camino por el Muelle entre sus casas multicolores, de ventanales de cristal y madera nueva, hasta un bar cercano. Antes de empezar a beber sidra aquí el ritual es tomar un caldo. Elijo uno delicioso de marisco, de esos que devuelven el calor a la sangre y al ánimo. Frente a mí la bahía se torna borrosa entre la bruma; apenas se distingue la isla del Carmen, en la que tantas buenas paellas y risas se comparten en los días largos de verano.

Un caldo de marisco

Un caldo de marisco

Callejeo y me detengo en otro bar de mis predilectos: el Aldeano. Ahora sí se puede beber un culín. Poco a poco se va llenando de lugareños y personajes entrañables, como Patico, quien no escatima en bromas y batallitas de cuando estaba cuidando seis patos y una oca en la base militar de Rota. Historias de la puta mili. Detrás, señores jugando a las cartas entonan canciones marineras, una que habla de una lancha que se hizo al mar. Pero el son se detiene cuando el camarero sintoniza el televisor: hoy juega el Sporting. Fuera sigue chispeando. Pero mejor cerremos la ventana y pidamos otro culín.

Mar Cantábrico

Mar Cantábrico

Me quedo con las ganas de saber qué le paso a esa barquita de la canción… Seguro que nunca volvió de la mar, de ese mar que ahora está gris y oscuro; es imposible adivinar su fondo. Los días que llevo aquí sólo he visto un Cantábrico revuelto y enfadado, que agita con sus olas de espuma a las pequeñas barquillas que se balancean inquietas. Hoy me cuesta imaginar aquellos tiempos en los que Luanco era un puerto ballenero, donde arribaran esos enormes cetáceos del Atlántico Norte. Entonces, me cuentan, una centena de barcos pesqueros atracaban en su muelle.

Muelle de Luanco

Muelle de Luanco

Sosteniendo el paraguas y ya con algo más de temperatura sigo el paseo, que desemboca en la iglesia de piedra. Hermosa catedral del mar, tan gris como el entorno que la rodea. Rígidos árboles desnudos, extienden sus brazos al cielo como implorando un rayo de sol que les acaricie, antes de que el musgo se adueñe sin piedad de todo su esqueleto. Dentro de la iglesia de Santa María reina la oscuridad, pero de fondo suenan las notas solemnes y profundas del órgano. Alguien echa una moneda y de repente se iluminan las tallas antiguas, incrustadas en dorada opulencia.

Luanco

Luanco

Es tarde ya. Las sombras van devorado el pueblo y el mar sólo es una mancha oscura allí abajo. Las luces de las sidrerías claman su atención. Hora de cenar delicias asturianas; aquí confieso mi plato preferido: las almejas a la marinera. Nunca las comí tan ricas…

Almejas a la marinera

Almejas a la marinera

Pero tranquila, tranquila, no gastes todo el pan mojando en la salsa; esto sólo es el entrate… ¿Seguimos? De segundo, una parrillada de pescado y marisco: cigalas, bogavante, mero y otros bichos de las profundidades, amontonados de forma que parece que no se van a acabar. Y, sin embargo, se acaban.

Parrillada de marisco

Parrillada de marisco

De postre, un trocito de tarta casera de castañas con chocolate, además de pastel de queso afuega´l pitu. ¡Pero qué bien se come en este pueblo!

Postres asturianos

Postres asturianos

Puede que esta velada fría de invierno no acabe nunca, porque alegres son las noches del pueblo asturiano. Puede que mañana la resaca de la sidra se cobre su precio. O quizá me levante fresca como la lluvia que no cesa, y me acerque al vecino Cabo de Peñas a contemplar el espectáculo salvaje y fascinante: cómo las olas se estrellan contra su peñasco, allí donde no hay nada más que mar, mar infinito y gris hasta el horizonte.

Cabo de Peñas

Cabo de Peñas

Ruta completa por Asturias, con recomendaciones sobre sitios para ver, comer y alojarse en: “Asturias, las Highlands españolas“.

ETIQUETAS
POST RELACIONADOS
18 COMENTARIOS
  1. Responder

    xevimayo

    12 diciembre, 2014

    ¡Excelente relato!

    A medida que iba avanzando en la lectura he oído las olas romper en las rocas, he visto la niebla como me iba envolviendo y el frio ha calado en mis huesos: mi alma ya ha estado en Luanco.

    Sinceramente me has dejado con el deseo de viajar por Asturias y especialmente recorrer las calles y tabernas de este pequeño pueblo costero.

    Acerca del texto: (Si quieres borra luego este párrafo)
    Para mí, el texto discurre muy ágil, con una belleza descriptiva rica en metáforas, muy acertadas. Quizás, el trocito de descripción de la cena, corta un poco el ritmo de la narración, creo que le falta un poquito más de “alma”, pero esta es solamente mi humilde opinión. ¡Eh! Y no lo digo porque yo sea vegetariano :-) ya que no hace mucho tiempo que también disfrutaba de estos esquicitos mangares y la verdad es que se ven muy apetitosos 😉

    ¡Felicidades!

    • Responder

      @lacosmopolilla

      12 diciembre, 2014

      Muchas gracias por tu comentario. Además te has mojado y me has dicho lo que te gustaba más y menos (claro que no lo voy a borrar) y eso se agradece para mejorar. Un abrazo y anímate a ir a Asturias, a mí es una tierra que me enamora.

  2. Responder

    Víctor Sánchez (DinkyViajeros)

    27 diciembre, 2014

    En Asturias se come de maravilla. Me ha entrado un hambre terrible viendo esas almejas a la marinera y la parrillada de pescado y marisco. ¡Qué pinta! 😀

    Un relato precioso. :)

    • Responder

      @lacosmopolilla

      27 diciembre, 2014

      ¡Gracias! La verdad es que sí, soy una auténtica fan de la comida asturiana: el pastel de cabracho, los fritos de pichín, mejillones, almejas, fabes con orizios, el cachopo… Hmmm un abrazo

      • Responder

        Angel

        10 junio, 2015

        ¿En q bar o restaurante ponen esas almejas y parrillada en Luanco, como se llama?
        Gracias

        • Responder

          @lacosmopolilla

          10 junio, 2015

          Hola Ángel, esas ricas almejas y parrilladas (y el postre) son de la sidrería Las Delicias, una de mis favoritas en Luanco.
          ¡Gracias a ti por leer mi post! Un saludo

  3. Responder

    CompassTrip

    29 diciembre, 2014

    Has conseguido que siendo las fechas que son y después de las comidas navideñas aun tenga hueco para saborear aun más esa comida! Qué bien se come en el norte :)
    Saludos viajera!

    • Responder

      @lacosmopolilla

      29 diciembre, 2014

      Je je je ¡gracias! Un saludo

  4. Responder

    Jordi (milviatges)

    29 diciembre, 2014

    Pues un lugar que no tengo el placer de conocer. Ya veo que se come de fábula, rediós!

    • Responder

      @lacosmopolilla

      30 diciembre, 2014

      Je je gracias Jordi, creo que en toda Asturias se come divinamente. Apunta Luanco, bien merece la visita. Yo siempre que puedo me escapo. Un abrazo

  5. Responder

    Esparcer

    12 febrero, 2015

    Que chulo, un trocito de mi tierra estupendamente retratado, me ha gustado mucho, hace muy poco que estuvimos por allí, tomando algo en el Aldeano…

    • Responder

      @lacosmopolilla

      12 febrero, 2015

      Qué suerte ser asturiana. Una tierra que me tiene enamorada. Seguiremos yendo y disfrutando de sus paisajes y pueblos, sidras y otros manjares 😉 saludos

  6. Responder

    Martha Acurio Peñaherrera

    16 febrero, 2015

    Soy Ecuatoriana y la verdad me encanta las imágenes de los paisajes, la brisa, las delicias del mar y todo ese panorama marivilloso… espero visitar algún día.

    • Responder

      @lacosmopolilla

      16 febrero, 2015

      Muchas gracias, Martha. Espero que puedas conocer Asturias pronto, para mí uno de los paraísos en la Tierra. Un saludo.

  7. Responder

    Onix

    26 febrero, 2015

    Me has dejado con la boca ensalivada y los ojos bien abiertos, excelente descripcion, nunca he ido a Asturias, pero en Mayo voy a estar por allá, y a Luanco voy de seguro, pues mi Abuelo nació en ese maravilloso lugar, saludos

    • Responder

      @lacosmopolilla

      26 febrero, 2015

      Me alegro de que te haya gustado. Espero que disfrutes mucho de Asturias y Luanco. Un abrazo.

      • Responder

        Onix

        26 febrero, 2015

        Hola, veo que contestas rapido , estuve en el 2013 por tu tierra, que tambien es maravillosa, Malaga, Cordoba, Sierra Nevada, Granada, y para rematar, uno de los pueblos mas bonitos y pintorescos que he conocido en mi vida : Torremolinos, madre mia ! que belleza !, esa union del mar con la montaña, y la gente, que gente, como caminan tomados de la mano los ancianos por las callecitas de Torremolinos, en fin, de pelicula, yo vivo con mi familia, esposa y mis dos hijos en EUA, y te cuento: España es España, no tiene comparacion, felicidades ! y en Mayo: pdosara Asturias, salu

        • Responder

          @lacosmopolilla

          27 febrero, 2015

          Je je je es lo que tienen las nuevas tecnologías, el móvil te avisa 😉 me alegro de que te gustara Andalucía. Si bien te digo que de pueblos de Málaga precisamente Torremolinos no es de mis favoritos, para la próxima vez te recomiendo de costa Nerja y de interior Frigiliana, Mijas o Ronda, para mí de los más bonitos, también la Sierra de las Nieves. Asturias me tiene enamorada y todos los años voy, así que espero que la disfrutes mucho. Un abrazo y mil gracias por leerme y por tu comentario :)

DEJA UN COMENTARIO

Suscríbete a lacosmopolilla

Cada semana recibirás un eMail con mis últimas entradas

Promociones
Seguros Iati Cosmopolilla
La cosmopolilla en Twitter
La cosmopolilla en YouTube
Colaboraciones
logo-miembro-tublogdeviajes
logo-miembro-tublogdeviajes
logo-miembro-tublogdeviajes